Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Qué són las agujetas?

20080914194936-20070827231102-agujetas.jpg

QUÈ SON Y QUÈ LAS CAUSA?

Las agujetas son microroturas o microdesgarros de las células musculares que componen las fibras musculares lo cual da lugar a una reacción inflamatoria en el músculo afectado y el dolor caracteristico es producido por la rotura celular, de manera que los elementos citoplasmáticos del interior celular se vierten al exterior estos tienen una serie de iones de calcio y de potasio que son elementos irritantes y muy dolorosos, lo que pone en marcha un mecanismo de inflamación, que llega a su punto máximo entre las 12 y las 24 horas despues del entrenamiento.
Las células musculares se rompen porque la fibra muscular es débil y no es capaz de sostener el nivel de ejercicio, o bien porque se realiza un trabajo muscular cuando se está desentrenado (vuelta de vacaciones) y la fibra no es capaz de aguantarlo. Las agujetas son parte de un proceso de adaptación, lo único que se puede hacer para evitarlas es hacer ejercicio progresivo. Las zonas más afectadas por este dolor son las uniones musculares y los tendones cerca de las articulaciones, puesto que es la zona musculotendinosa donde existen más fibras musculares débiles y más tensión. Las agujetas acaban con las fibras débiles, y las que consiguen aguantar la presión se vuelven más fuertes.

SÍNTOMAS

Dolores musculares y dificultades para realizar recorridos completos del movimiento de alguna articulación (por ejemplo, si se producen en los biceps, a veces es imposible estirar el brazo completamente). Si se producen microdesgarros, el dolor puede ser intenso (tipo "pinchazo").

LA PREVENCIÓN: CÓMO EVITAR QUE NOS OCURRA

Al principio deberemos entrenar de manera progresiva  con entrenamientos suaves y de acondicionamiento general  y evitaremos esfuerzos violentos o cambios de ritmos fuertes.

Calentar antes del entrenamiento no evitará las agujetas, pero empezar a trabajar los músculos de forma suave haciendo un buen calentamiento previo al entrenamiento, oxigena los músculos favoreciendo las condiciones de trabajo óptimo.

Estirar después del entrenamiento propicia un estiramiento de las fibras musculares sometidas a la tensión física que activan la circulación sanguínea y ayuda a retirar con mayor rapidez las sustancias de desecho y otros residuos que el organismo genera con el ejercicio intenso.

Tomar agua con azucar, glucosa o bicarbonato antes del ejercicio NO SIRVE PARA NADA PUES NO PREVIENE SU APARICION NI SU DESAPARICIÓN (ya que se ha demostrado que no lo provoca la cristalización del ácido láctico), no sólo son absolutamente inútiles para terminar con el dolor muscular, sino que pueden provocar graves molestias gastrointestinales como náuseas, vómitos o incluso diarrea e incluso un aumento de azúcar en la sangre, con consecuencias nada deseables.

La aplicación de frío es un buen antídoto para bajar la inflamación, ya que actua como analgésico, relajante muscular y vasoconstrictor, evitando así el edema, a veces basta con echar agua fría, o bien sumergir la articulación o la zona debilitada en una palangana con agua y algo de hielo y lo mejor sería la aplicación de masaje con hielo (10 minutos máximo), aparte del masaje muscular dado por manos expertas que movilizan, alivian el dolor y liberan la tensión muscular.

Debeis manteneros hidratados ingeriendo líquidos (agua y bebidas isotónicas) antes, durante y después del entrenamiento para permitir que el organismo recupere los hidratos de carbono y las sales minerales.

Relajaros al final con una ducha frío/calor, alternando 3 ó 4 minutos de agua caliente con los mismos de agua fría y terminar la ducha con agua fría para que los vasos se dilaten y contraigann favoreciendo la eliminación de desechos. La Aspirina sirve para todo, ayuda a que las fibras musculares reduzcan la inflamación que les produce el ejercicio, ya que la aspirina funciona como antiinflamatorio, pero es preferible NO recurrir a fármacos para combatir las agujetas.

Continuar entrenando es lo más importante y lo único que se puede considerar realmente efectivo, el único modo de quitarlas es hacer los mismos ejercicios que las produjeron pero con una carga menor.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris