Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Porqué salen las ampollas en los pies?

20080914195311-20070827230944-ampolla.jpg

QUÈ SON Y QUÈ LAS CAUSA?

Una ampolla es una burbuja de pared delgada y llena de líquido en la piel. La causa más frecuente de ampollas es la fricción o la presión. Usar calzado sin calcetines, o usar calzado demasiado apretado puede llevar a la formación de ampollas. Puedes presentar una ampolla en las plantas y en los dedos si estás haciendo trabajo que causa frotamiento.

SÍNTOMAS

Una ampolla empieza como una zona irritada, un área que genera molestias en la piel, y que se siente como si se hubiera frotado demasiado. Si se le hace caso omiso, la zona irritada evolucionará hacia una ampolla.

LA PREVENCIÓN: CÒMO EVITAR QUE NOS OCURRA

Utilizad botas y bambas adecuadas y de talla precisa, que no sean demasiado apretadas porque presionan los pies y producen roces  o demasiado flojas porque hacen que el pie se deslice dentro del calzado produciendo también roces . Si teneis frecuentemente ampollas en un dedo del pie, cubrid ese lugar con vaselina antes de las actividades físicas, para disminuir la fricción sobre ese punto.La fricción también puede ser reducida usando dos pares de calcetines. Utilizad un calcetín delgado o fino debajo del calcetín grueso  que absorba la humedad producida por la sudoración. Cambiad a calcetines limpios cada entrenamiento. Procurad no haced la pretemporada con botas nuevas y si lo haceis hacedlo progresivamente, llevad las viejas por si acaso y usad talco para los pies.

Es mejor dejar intactas las ampollas por fricción si puede evitarse irritación de la piel hasta que desaparezca el líquido pero si molesta o irrita tratadla adecuadamente siguiendo las siguientes instrucciones:

Esteriliza una aguja haciéndola pasar por una llama, y a continuación, límpiala con alcohol para reducir el riesgo de infección. Lava la zona afectada con jabón y agua tibia y pincha la ampolla, una vez que el líquido haya drenado, es decir, cuando la ampolla esté vacía, cubre la zona con un apósito impregnado en alguna sustancia cicatrizante y antiséptica (SPRAY ANTIAMPOLLAS DEL DR. SCHOLL ó APÓSITOS PARA AMPOLLAS COMPEED) o aplica un ungüento antibacteriano y cúbrela con una venda limpia. Cámbialo todos los días. Si la ampolla se rompe sola, trátala de la misma manera y debes estar atento ante la presencia de signos de infección, como enrojecimiento, estrias rojas, dolor o hinchazon.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris