Facebook Twitter Google +1     Admin

Táctica Aspectos Generales: Los fundamentos del juego.

20141002202658-asp8.jpg

1.- Los primeros defensores son los delanteros.

Los atacantes, cuando realizan su tarea ofensiva, están consiguiendo que el equipo contrario no pueda atacar, facilitando enormemente la labor defensiva. Y los puntas con su presión tapando a los defensas son los primeros en defender del equipo. Todo el mundo ataca y todo el mundo defiende.

2.- La mejor defensa es un buen ataque.

Para evitar que el equipo contrario cree problemas, lo mejor es creárselos a él, organizando un buen sistema de ataque que obligue al equipo contrario a defender constantemente.

3.- El primer atacante es el portero.

Al iniciar una jugada ya se está realizando un ataque. El portero suele ser el que inicia una jugada de gol, de ahí la importancia de reactivar el juego con velocidad, sin precipitación y con mucha precisión. Esto permite sorprender al equipo contrario totalmente descolocado

4.- Para defender es necesario tener agresividad deportiva.

Es una gran virtud del defensa que no hay que confundir con la violencia. El buen defensa es aquel que no necesita recurrir a la violencia para cortar cualquier ataque con energía, sabe aguantar la marca y buscar el momento.

5.- Siempre hay que buscar superioridad numérica respecto a los atacantes.

Esto permite anular cualquier opción de ataque tras el desbordamiento de un defensa por parte del equipo atacante, realizando un correcto trabajo de coberturas. Para conseguir esa superioridad numérica es necesario un gran espíritu de sacrificio y una fuerte disciplina entre líneas.

6.- La rapidez, la sorpresa y el movimiento sin balón de los jugadores son la base del juego ofensivo. Si no estas en posesión, ponte en posición (hay que saber jugar sin balón).

El tiempo que pasa un jugador con el balón durante un partido es muy escaso. Por este motivo hay que saber qué hacer el resto del tiempo que se juega sin él. La calidad de un equipo se ve en los movimientos de los hombres sin balón. El jugador sin balón es casi más importante que el que lo tiene. 

7.- El regate es inútil cuando la mejor opción es el pase.

El regate sólo debe utilizarse cuando sea necesario. Abusar de él significa ralentizar el juego del equipo.Hay que evitar el regate, siempre que haya opción de pase. Regatear por sistema es negativo, hacerlo como recurso es práctico y necesario. “SI” se debe regatear en el área contraria para conseguir ángulo de tiro, cuando se encuentra aislado el poseedor del balón o para clarificar una acción posterior saliendo de una marca o de 1 contra 1. “NO” se debe regatear cuando el pase es posible, en el área propia rodeado de adversarios o cuando existe claro ángulo de tiro.

8.- La línea recta no siempre es el camino más favorable.

Cuando el balón llega a una zona congestionada, es imposible avanzar en línea recta. Es importante saber buscar otras posibilidades desplazando el balón a zonas más libres.

9.- Saber la importancia de los espacios libres es fundamental.

Donde no está el balón existen espacios libres y los espacios libres favorecen el ataque, la posición del balón entraña densidad y la densidad de jugadores favorece la defensa. Los espacios libres se deben crear para ocuparlos y aprovecharlos. Las carreras en diagonal facilitan y crean los espacios libres.

10.- En el juego ofensivo hay que saber combinar amplitud y profundidad.

Son dos conceptos que deben trabajarse constantemente en los entrenamientos para tener esa capacidad de elección. El juego colectivo exige un constante apoyo al jugador que lleva el balón. La ocupación del terreno debe ser total y constante tanto en ataque como en defensa, ocupando todas las zonas del campo.

11.- El cambio de orientación es uno de los movimientos tácticos que más desestabiliza al equipo contrario.

La ejecución de este desplazamiento de balón en el momento oportuno refleja una importante visión de juego por parte del que lo ejecuta, ya que consigue descargar  la fuerza del juego por el lado contrario al que se está defendiendo).

12.- Hay que saber proteger el balón si los compañeros no ofrecen líneas de pase.

Siempre hay jugadores con más o menos cualidades para proteger el balón. Es una técnica esencial para temporizar, por falta de apoyos o para ganar un tiempo necesario.

13.- Los desmarque de apoyo y de ruptura facilitan la elección de juego al poseedor del balón.

En décimas de segundo, el jugador que lleva el balón puede conseguir una situación favorable para desarrollar un ataque, gracias a los compañeros que le buscan ofreciéndole apoyos eficaces y rápidos.

14.- Quien es dueño del balón, es dueño del juego.

Las estadísticas no suelen fallar. Quien tiene el dominio del balón controla el partido. Para ello es necesario un alto nivel técnico en todos los jugadores y sobre todo no fallar los pases para no perder el balón.

15.- La concentración y la fuerza mental son factores psicológicos que aumentan el rendimiento individual y colectivo.

Hablar sólo para advertir, orientar, motivar o animar. El trabajo que realiza la psicología del deporte para mejorar el rendimiento es fundamental. No coartar la creatividad, genialidad y destreza del jugador. La improvisación como norma es negativa, como recurso es necesario.

16.- Cuando un compañero tiene el balón debe haber solicitantes para que escoja la mejor opción.

La visión de juego de un futbolista se basa en realizar esta elección lo más rápida y correctamente posible. Esto exige un entrenamiento que trabaje todas las variantes. Los desmarques de apoyo y de ruptura facilitan la elección de juego al poseedor del balón. Hay que apoyar al compañero en su acción tanto en defensa como en ataque.

17.- Son fundamentales los cambios de orientación en el juego.

La ejecución de cambios de orientación del balón en el momento oportuno refleja una importante visión de juego por parte del que lo ejecuta, ya que consigue descargar la fuerza del juego por el lado contrario al que se está defendiendo. Correr hacia la derecha para pasar a la izquierda y viceversa.

18.- Saber desenvolverse en el terreno de juego.

Hay que saber jugar desde el puesto y no sobre el puesto, hay que saber salir de el.

19.- La relación jugador – balón.

La atención de todos debe de estar siempre pendiente del balón. Hay que jugar al fútbol en contra de jugar al balón (jugar con balón no es igual a jugar al fútbol). El balón va mas rápido que el hombre mas veloz y no se cansa. Cubrir el balón si los compañeros no están desmarcados.

20.- Por último, un glosario de consejos tácticos.

Todo pase para ser positivo y efectivo debe ser enlazado, son ineficaces los pases repetidos entre los mismos compañeros.

El desmarque debe ser múltiple y variado (aun sin balón forma parte del juego).

El triangulo (juego a tres) y sus deformaciones son la base de las evoluciones ofensivas.

La anticipación, los desplazamientos y los cambios de ritmo, son la base de la eficacia.

La observación, en profundidad, del terreno de juego es la base de la eficacia.

Se debe sincronizar el control, el pase y el apoyo.

Propiciar los cambios de ritmo en la acción individual y colectiva.

En ataque pasar el balón al compañero desmarcado lo mas rápido posible.

Practicar la eficacia del tiro con apoyo y paredes.

Las acciones rápidas e inesperadas desconciertan al adversario y son mas eficaces, pero no confundir rapidez con precipitación.

El control orientado en velocidad es importantísimo en el fútbol actual.

La calidad de un equipo se ve en los movimientos de los hombres sin balón.

Buscar siempre la profundidad, la amplitud, la movilidad atacante y el juego por bandas.

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris