Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Cómo deberían actuar los padres de los jugadores de fútbol?

20091211222529-futbol-1-.jpg

Este es un artículo anónimo, alguien lo redactó algún día muy acertadamente y lo publicó. Es un artículo para reflexionar, sobretodo los que son padres de niños que empiezan a jugar al fútbol, aunque también metería en este paquete a todos los que algún día quizá lo seamos, e incluso, cómo no, a cualquiera que acuda a un campo a ver un partido de fútbol base. Se llama Papá, ¿qué estás haciendo?. 

 

No sé cómo decírtelo. Seguramente piensas que lo estás haciendo por mi bien, seguramente piensas incluso que lo haces para ayudarme, incluso puede ser que pienses que hasta me haga falta que lo hagas, pero de verdad, créeme, no puedo evitar sentirme raro, molesto, mal...

Me regalaste un balón cuando apenas empezaba a andar y aún no iba ni al colegio cuando ya me quisiste apuntar a fútbol...
Me gusta entrenar durante la semana, me gusta jugar al fútbol, me gusta bromear con mis compañeros y jugar el partido de los sábados cómo hacen los equipos de la tele. Pero cuando vas a los partidos...no sé, ultimamente ya no es como antes, ya no me das una palmadita en la espalda cuando termina el partido, ni me dices lo bien que lo he hecho y ni me invitas a una coca-cola...ya no...

Ahora, cuando empieza el partido, vas a la grada pensando que todos son enemigos; insultas a los árbitros, a los entrenadores, a los jugadores...incluso a otros padres!..... ¿Por qué has cambiado? Creo que sufres, y la verdad, no lo entiendo. Me repites que soy el mejor, que los demás no valen nada a mi lado, que los que digan lo contrario se equivocan, que el bueno ahí soy yo y que me faltan buenos compañeros alrededor...me dices, incluso, que ya solo vale ganar...hasta cuándo perdemos parece que te sientes dolido...

Ese entrenador del que dices que es un inepto y que no tiene ni idea es mi amigo, es el que me enseña en cada entrenamiento cosas nuevas, es el que hace que me divierta cada semana participando en juegos y ejercicios con mis amigos...

¿Te acuerdas del chaval que salió el otro día en mi puesto? Sí, aquel que estuviste toda la mañana criticando porque "no vale para nada, mejor que se dedique a otra cosa" cómo tú dices, ¿te acuerdas? Pues ese chico va a mi clase, cuando lo vi el lunes en el colegio no sabía como mirarle, me sentía mal papá, mal por tí, sentí vergüenza...

No quiero decepcionarte, me da miedo no ser el super jugador que tú esperas que sea. A veces pienso que no tengo la suficiente calidad, que no soy tanto como tú dices, y que no llegaré a ser profesional, ni siquiera al primer equipo de nuestro club, como tú quisieras....y esto me crea bastante presión, miedo...es que me agobias...hasta he pensado en dejarlo; pero me gusta tanto...me encanta jugar al fútbol, me encanta estar con mis amigos en el equipo...

Papá, por favor, no me obligues a decirte....que no quiero que vengas más a verme jugar.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris