Facebook Twitter Google +1     Admin

Las paradas blocajes.

 

La PARADA es la acción en la cuál el portero agarra o atrapa el balón y se queda con éste entre las manos. También se puede llamar "blocaje" y el BLOCAJE es sujetar el balón con las manos.

Según la RAE blocar significa "sujetar el balón con ambas manos protegiéndolo con el cuerpo." Dando por válida esta definición podemos añadir dos funcionalidades: atrapar el balón o asegurar la aprensión del mismo.

Los blocajes se realizan cuando la potencia del tiro lo permite, en caso contrario es aconsejable un despeje.

El blocaje, por tanto, se puede dar directa e indirectamente:

- Directo: el balón se recibe directamente con un blocaje.
- Indirecto: el balón se bloca después de realizar un agarre con las manos. El motivo es asegurar la presión del mismo para que
no quepa posibilidad de rechace. Es muy útil en las recepciones aéreas y con caída.

La acción de parada es la más segura y la que el portero debe realizar siempre que sea posible, ya que al hacerse con la posesión del balón impedirá cualquier posibilidad de actuación de los jugadores adversarios ante una segunda jugada.

La principal ventaja de este tipo de acción es que desde el mismo momento en el que el portero se hace con el balón esta en una disposición optima para poder jugarlo inmediatamente.

 

El balón puede venir:

-          FRONTAL por el suelo (raso), a media altura o por encima de su cabeza y

-          LATERAL (a los lados del portero) por el suelo (raso), a media altura o por encima de su cabeza.

La posición del portero es distinta según como venga el balón.

 

Las paradas blocajes pueden hacerse:

-          estàtico, con los pies apoyados en el suelo, cuando viene el balón raso y a su cuerpo.  

-          en salto, cuando el balón viene a media altura o por encima de su cabeza.

-          en estirada, cuando el balón viene a ambos lados del portero.

Por todo ello se aconseja proteger siempre el balón con el cuerpo, en los balones por alto juntar los dedos pulgares por detrás del balón y que los antebrazos en la recogida esten paralelos.

 

Los mecanismos de ejecución son:

Desplazamiento lateral hacia la dirección del balón (sin cruzar las piernas en la carrera).

Visión fijada en el balón en todo momento.

Impulsión con una o ambas piernas, mediante una leve flexión de piernas.

Extensión de ambos brazos en dirección al balón.

Posición de las manos ofreciendo ambas palmas abiertas (sin excesiva separación para que el balón no se pueda colar entre éstas), para atrapar el balón.

Protección del balón, tras hacerse con él, atrayéndolo hacia el cuerpo.

 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris