Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Cómo és la estrategia de un saque de banda?

 

CONCEPTO Y CONSIDERACIONES

El saque de banda es un elemento táctico importante, pero muy a menudo olvidado.

Muchísimos y variados pueden ser esta clase de lanzamientos, aprovechando la movilidad de los jugadores y en otros casos la potencia de brazos del lanzador.

Es una de las acciones a balón parado que ha ido adquiriendo mayor importancia en los últimos años. Ha pasado de ser "la jugada estúpida del fútbol" o un recurso para poner el balón en juego, a una posibilidad de gol real y habitual.

ESTRATEGIA DEFENSIVA (sin posesión del balón):

En el apartado defensivo, se debe establecer la presión en todo el campo, marcando al jugador que saca y evitando que le devuelvan el balón. El saque de banda permite defender con mucha más eficacia que otras acciones, debido a que la puesta en juego se realiza con las manos y éstas tienen menos potencia que los pies, por lo que la zona donde se puede desarrollar el fútbol es menor, lo que permite a su vez, controlar mejor los movimientos del rival sin perder de vista el balón.

Se establece el tipo de marcaje colectivo a realizar.

Evitar que devuelvan el balón al que efectuó el saque.

Presionar en todas las zonas del campo, tanto al que saca como a los receptores.

En los saques próximos a nuestra área, ha de quedar libre siempre uno de los defensas centrales. El resto del equipo marca.

Si el saque de banda se realiza largo al área, se ordenará al grupo las posiciones de marcaje, rechace y contraataque.

Máxima atención al balón y al adversario.

Evitar estar demasiado cerca de los rivales, empujándolos con el pecho o con los brazos. Es falta y se dejan muchos espacios detrás de los defensores.

ESTRATEGIA OFENSIVA (en posesión del balón):

En el juego ofensivo debemos sacar provecho del inicio con las manos, ya que se puede precisar mejor el pase, así como de la incorporación al ataque del jugador que realiza el saque, ya que en la mayoría de las ocasiones se queda estático después de sacar.

Igual de importancia tiene el hecho de que no exista fuera de juego en primera acción, por lo que el posicionamiento de los atacantes y sus movimientos pueden ser fundamentales para conseguir el gol.

Máxima atención. Sacar rápido es la mejor jugada, para evitar la marcación de los compañeros.

Tratar de recibir el balón en movimiento, nunca estáticos.

Colocar pocos jugadores cerca del que saca, como máximo dos, para tener más espacio donde moverse.

El que saca ha de pasar la pelota a uno de sus compañeros al pié, al pecho o a la zona del campo que se indique, siempre con ventaja para el receptor.

Evitar que el balón bote en el suelo antes de que lo reciba nuestro jugador.

Cerca de nuestra área servirá para iniciar el juego de ataque. En la zona central servirá para aproximar la pelota a la portería rival. Cerca del área contraria se busca finalizar la jugada con pocos toques.

Entrenar varias posibilidades, teniendo en cuenta la zona del campo donde se produzca la jugada (la distancia o aproximación respecto a la portería contraria). Lo importante es sacar provecho de esta acción, progresar hacia la portería contraria y continuar con la iniciativa del juego.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris