Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Cómo és la estrategia de un penalti?

ORIGEN

Milford es un pequeño pueblo del Condado de Armagh, en el Norte de Irlanda, que no alcanza los 400 habitantes. Pero un hecho singular le ha permitido entrar en la historia. En 1885 William McCrum inventó el penalti.

A William McCrum hijo de Robert Garmany McCrum, un adinerado empresario dedicado a la industria del lino, nunca le interesó demasiado el negocio familiar. Lo que de verdad le gustaba era el deporte, el cricket y el fútbol, en particular. Así que McCrum para disfrute de sus trabajadores, había fundado dos sociedades deportivas: el Milford Everton Cricket Club y el Milford Everton Football Club. Él mismo jugaba como portero en el equipo de fútbol y escandalizado por la excesiva violencia del juego desarrolló la idea del penalti, decidió introducir el tiro libre desde los 12 metros, sin barrera. Alrededor de 1880, la puso en práctica en los partidos que el Milford Everton disputaba contra otros equipos del condado. En 1889 convenció a la Asociación del Fútbol Irlandés de que elevara su propuesta a la International Football Board, el organismo encargado de decidir y modificar las reglas y en 1889 la medida fue adoptada por la Federación Irlandesa de Fútbol y, poco después, el 2 de junio de 1891 por la Federación de Gran Bretaña.

CONCEPTO

Se sanciona con penalti cualquier falta sancionable con tiro libre directo que se cometa dentro del área penalti. El lanzamiento debe realizarse colocándose el balón sobre el punto de  penalti, situado a 11 metros de la línea de gol.

El tiro desde el punto de penalti se ejecuta mediante un tiro seco y preciso. Se pueden utilizar algunas fintas e, incluso, las reglas del juego autorizan la ejecución en colaboración con un compañero el cual durante la ejecución del primer golpe, debe encontrarse fuera del área de penalti . Aunque este tipo de penalti no es aconsejable en este enlace podeis ver un claro ejemplo de él:  

http://www.youtube.com/watch?v=_Gi98iEziKQ

Los compañeros del jugador que dispara y los del arquero deben encontrarse en el exterior del área de penalti. Si el portero rechaza el tiro, el jugador que lo ha ejecutado podrá volver a tocar el balón y marcar. Por el contrario, si es el poste el que devuelve el balón, solamente uno de sus compañeros podrá volver a tocarlo.

ESTRATEGIA DEFENSIVA (sin posesión del balón):

Los defensores estarán atentos a fin de intervenir en caso de rechace del portero o de rebote en uno de los postes. Esta especial atención les permitirá reaccionar antes que los adversarios y despejar su área de todo peligro, para ello deben colocarse correctamente alrededor del área de penalti.

El guardameta, que estará ubicado en el centro del marco, puede inducir a error al adversario dejando ligeramente separado su mejor lado. Si bien no puede levantar los pies antes de la salida del balón, puede hacer una finta con el cuerpo.

ESTRATEGIA OFENSIVA (en posesión del balón):

El penalti lo tiene que lanzar el jugador que por su estabilidad psicológica, y capacidad, esté mejor predestinado.

Antes de iniciar el tiro, debe de colocar el balón el mismo en el punto correcto de lanzamiento.

Debe de tener previsto dónde va a tirar el penalti, las dudas o improvisación siempre traen fracaso.

No debe de cambiar de idea en el momento justo del golpeo pues la posición del cuerpo en el momento del golpeo no será la adecuada para golpear con precisión.

Lo debe de realizar con fuerza, precisión y exactitud hacia los postes.

Debe conocer bien el reglamento referente al tiro del penalti.

ESTUDIOS SOBRE EL PORTERO EN LOS PENALTIS

Un estudio publicado en el Journal of Economic Psychology describe como el portero debe decidir su actuación durante el penalti antes de saber hacia que dirección la pelota ha sido golpeada. El tiempo que tarda el balón en llegar a la portería es de 0.3 segundos, insuficientes para que el portero realice una decisión informada sobre sus acciones. Su decisión entonces, podrá estar influida por el comportamiento del jugador antes de lanzar el balón o por la historia del mismo en cuanto a su técnica en tiro de penaltis.

Basado en esto, el portero puede decidir lanzarse hacia uno de los lados- izquierda o derecha- o permanecer en el centro.

Estudios de cientos de tiros de penalti indican que únicamente en un 43 % la dirección del salto del portero coincide con la dirección en la que la pelota es lanzada por lo que la mayor probabilidad de detener el balón (60%) lo tiene si se queda en el centro. A pesar de ello los porteros estudiados solo permanecieron en el centro de la portería en un 6.3 % de las veces lo que contrasta enormemente con sus probabilidades de tener éxito en parar un tiro de penalti.

La razón de este comportamiento, concluyen los científicos, es porque los sentimientos negativos asociados con su incapacidad de detener un gol se ven acentuados si el portero siente que “no hizo nada” quedándose al centro mientras que si salta hacia alguno de los lados sus sentimientos de fracaso se ven atenuados con el argumento que “hizo lo que pudo”.

ESTUDIOS SOBRE EL LANZADOR EN LOS PENALTIS

Al estudiar la estrategia óptima para el jugador encargado de lanzar el penalti, un estudio publicado en la revista Progress in Brain Research encontró que al estudiar tiros de penaltis en finales de torneos importantes, como mundiales y la copa Champions, los jugadores colocaron el 13 % de los tiros en el tercio superior de la portería, 30 % en la parte central y la mayoría (57 %) fueron dirigidos a la parte inferior.

La tasa de éxito de cada uno también fue distinta. De aquellos colocados en la parte superior ninguno fue detenido por el portero, mientras que el 13% de los medios y el 20 % de los inferiores fueron interceptados.

Lo que llama la atención es que a pesar de que el sitio más efectivo para marcar un penalti es en la parte superior de la portería donde la eficacia es del 100% esta estrategia es utilizada muy pocas veces por los jugadores, la razón es que, hipotéticamente, es más fácil fallar el tiro y colocarlo fuera de la portería.

Para un jugador, explican los científicos, es mejor fallar un penalti por haber sido detenido por el portero que por haber fallado el marco de la portería. Este fenómeno, que se conoce como utilidad social de un comportamiento, subyace al comportamiento no óptimo de los jugadores mientras tiran penaltis.

A pesar de esto, recomiendan los autores, un jugador de futbol profesional es capaz de desarrollar las habilidades necesarias para tirar con efectividad penaltis colocados en la parte superior de la portería sin que los saquen del área.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris