Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Cómo és la estrategia de un saque de esquina o córner?

20101001220709-ath-olim-yeste-se.jpg

Concepto:

El saque de esquina es una forma de reanudar el juego. Se concederá un saque de esquina cuando el balón haya traspasado en su totalidad la línea de meta, ya sea por tierra o por aire, después de haberlo tocado el último un jugador del equipo defensor, y no se haya marcado un gol conforme a la Regla 10.

Normas para ejecutar un saque de esquina:

El balón se debe colocar en el interior del cuadrante del banderín de esquina más cercano y no se debe quitar el poste del banderín.

Los adversarios deben permanecer a un mínimo de 9,15 m del balón hasta que esté en juego.

El balón será jugado con el pie por un jugador del equipo atacante y el balón estará en juego en el momento en que es jugado con el pie y se pone en movimiento.

El ejecutor del saque no deberá jugar el balón por segunda vez hasta que no haya sido tocado por otro jugador.

Basicamente existen cuatro formas generales de ejecutar los saques de esquina:

- Gol olímpico, es aquel saque de esquina mediante el cual se consigue meter el balón dentro de la portería del equipo contrario directamente desde el corner y sin que toque el balón ningún otro jugador.

- Saque en corto, es aquel saque de esquina mediante el cual pasamos el balón a un jugador de nuestro mismo equipo que estará situado a menos de 9´15 metros.

- Saque en largo sobre la portería adversaria, es aquel saque de esquina mediante el cual lanzamos el balón dentro del área, lo más cerca posible de la portería para que un jugador de nuestro mismo equipo remate de cabeza o con el pie e intente marcar gol.

- Saque en largo sobre un compañero que se incorpora a la jugada, es aquel saque de esquina mediante el cual lanzamos el balón a un espacio donde un jugador de nuestro mismo equipo tire a puerta o realice un centro sobre la portería adversaria.

Algunas consideraciones sobre los saques de esquina:

Son unas de las acciones a balón parado más importantes. Desde el apartado defensivo presenta grandes dificultades, ya que como en todas las acciones a balón parado la iniciativa la tiene el equipo que ataca, por lo que los defensores suelen estar un paso por detrás.

Además nos encontramos con la complejidad que supone un lanzamiento lateral, muy próximo a nuestra portería, que no nos permite tener controlado, como defensas, a los atacantes y al balón al mismo tiempo.

O le prestas atención al balón o se la prestas al rival, pero a ambos es muy difícil, y todavía más cuando los desmarques se realizan alejándose del balón.

Cobra una gran importancia el tener establecidas las funciones de cada uno, defensiva y ofensivamente. Defensivamente se exige una gran concentración, nadie se puede relajar, y todos deben estar preparados para contraatacar si se recupera el balón.


Aspectos a tener en cuenta defensivamente en el saque de esquina:

1.- Máxima atención al balón y al adversario.

2.- Se debe establecer el tipo de marcaje a realizar. Se aconseja el zonal, o en su defecto el combinado zona-hombre, ya que permiten un mayor control sobre el balón, el adversario y el espacio más peligroso para el remate de los contrarios.

3.- El marcaje al hombre presenta los inconvenientes de perder de vista el balón, correr y despejar hacia la portería propia e ir siempre dos pasos detrás del contrario.

4.- Definición de la zona de acción, entendiendo ésta como el espacio en el que ha de desarrollar su cometido todo defensor.

5.- Establecimiento de las posiciones de marcaje, despeje, rechace y contraataque con nombres y apellidos. Se deben ocupar las zonas de remate más peligrosas para nuestra portería, comprendidas generalmente entre el vértice del área pequeña más próxima al saque y el punto de penal.

6.- Se aconseja colocar a un solo defensor en los palos, para ganar a un jugador en el marcaje o en el rechace.

7.- Salida del área de todos los defensores, cuando se produzca un despeje largo, para provocar el fuera de juego del adversario. Salida a la altura del balón si el despeje es corto. En ningún caso deben permanecer estáticos.

8.- Actitud agresiva, expectante, de anticipación. Apoyo del cuerpo sobre la punta de los pies, para ser más explosivos.

9.- Dominio de la técnica de brazos y de juego de área.

Aspectos a tener en cuenta ofensivamente en el saque de esquina:

En el apartado ofensivo de los saques de esquina, debemos sacar provecho de las dificultades defensivas antes mencionadas.

1.- Los desmarques y movimientos de engaño se deben realizar alejándose del balón en primera instancia, para aproximarse seguidamente, complicando de esta manera la acción de los defensores a los que se les obliga a fijar la atención o en el balón o en el atacante.

2.- Se debe tener establecidos claramente los lugares de remate y los jugadores que los ocuparán, así como la línea de rechace, vigilancias y de corte del contraataque rival, en caso de producirse.

3.- También se aconseja evitar los saques altos, con poca potencia o muy abiertos, ya que facilitará la recuperación de la pelota por los defensas y el consiguiente contraataque.

4.- Se debe sacar rápido para sorprender al adversario. Es la mejor jugada.

5.- Elección de los jugadores con más calidad técnica para el golpeo del balón.

6.- Elección de los mejores jugadores técnica y tácticamente para desarrollar las acciones.

7.- Tener previstas acciones simples y variadas, fáciles de entrenar y ejecutar.

8.- Establecer claramente posiciones y movimientos de remate, con nombre y apellidos.

9.- Los remates han de producirse en movimiento, nunca estáticos, para sacar ventaja a la iniciativa que el ataque permite.

10.- Establecer claramente las posiciones de rechace, con nombre y apellidos y el establecimiento de las señales de jugada y ejecución.

11.- Adaptar las jugadas a las diferentes categorías y edades.

Otros aspectos a tener en cuenta:

1.- Colocación de algún/nos jugadores delante del portero adversario para dificultar su intervención o provocar el error.

2.- Colocar en posición de tiro (cabeza/pié) a jugadores altos y bien dotados técnicamente para el tiro a gol. De nada vale colocar a un jugador/es altos, si no tienen la técnica de cebeceo o de golpeo suficiente como para garantizar al menos que el balón vaya hacia la portería.

3.- Realizar fintas o movimientos de distracción previas al lanzamiento con el objetivo de crear descoordinación en los movimientos adversarios y sobre todo crear inseguridad en los jugadores que defienden.

4.- Crear espacios libres dentro del espacio previsto de intervención para que puedan ser aprovechados por compañeros llegados de una segunda línea sorprendiendo.

5.- Realizar entradas diagonales, son las que más sorpresa y desorientación causan.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris