Facebook Twitter Google +1     Admin

Técnica individual: El control (3).

 

CLASES DE CONTROLES:

A.- CONTROLES CLÁSICOS:

Los controles clásicos como la parada (inmovilización total del balón), la semiparada (inmovilización del balón con una ligerísima orientación del mismo) y el amortiguamiento, han perdido hoy día su validez en el juego, debido a las exigencias de velocidad y a la reducción de espacios que presiden el fútbol actual.

Únicamente puede hacerse uso de ellas en circunstancias especiales del juego, como pueden ser, la necesidad de protección del cuero, o la necesidad y posibilidad de ralentizar el ritmo de juego.

a.- Parada:

Es aquel control que consiste en inmovilizar completamente el balón sirviéndose generalmente de la planta del pie.

El jugador se encuentra normalmente parado o estático y se suele utilizar en balones rasos, aunque también en balones altos.

Dada la lentitud que imprime esta acción al juego, se encuentra prácticamente desterrada del mismo, salvo raras excepciones.

b.- Semiparada:

Es aquel control que consiste en hacerse con el balón sin inmovilizarlo completamente y dándole una pequeña orientación a la salida del balón.

El jugador se encuentra normalmente parado o estático y se suele realizar en balones rasos. Aunque se puede efectuar con cualquier superficie del pie, y con el pecho y la cabeza, es el control típico que se realiza con el interior del pie al controlar con un ligero toque el balón quedando éste, ligeramente en movimiento. 

c.- Amortiguamiento:

Es aquel control que consiste en reducir la velocidad que trae el balón, para ello se relaja la parte del cuerpo con la que vamos a realizar el control y se retrasa un poco dicha superficie en el momento de contacto con el balón.

Por lo tanto, se pueden emplear todas las superficies de contacto y podríamos decir que es la acción inversa al golpeo, ya que en el amortiguamiento se reduce la velocidad del balón mediante el retroceso de la parte del cuerpo a emplear.

B.- CONTROLES ORIENTADOS:

Mientras en los controles clásicos se carece del sentido de la orientación, en el control orientado la finalidad es controlar y orientar al mismo tiempo el balón mediante un solo contacto, utilizando naturalmente, la superficie de contacto idónea más apropiada, teniendo en cuenta la siguiente acción que se quiera realizar.

La realización de esta técnica supone una gran ventaja debido principalmente a su velocidad, siendo al mismo tiempo muy dificultosa por la precisión técnica que se debe adquirir para una correcta realización.

Basta para ello, tras el contacto del balón con la superficie de contacto empleada, dirigir ésta con el balón hacia la nueva dirección a dar. La pierna de apoyo pivota entonces en el sentido deseado y el jugador está preparado a jugar el balón en la nueva dirección.

 Son la base del ritmo de juego moderno, y la única posibilidad de maniobrar con cierta soltura y garantías sin perder el sentido del juego.

En ellos, es fundamental el movimiento pivotante de la pierna de apoyo, sin el cual es imposible dar la orientación deseada al control.

Además de los controles con una simple finalidad de orientación, podemos también hablar de:

Controles-Pase:

Son aquellos en los que al amortiguar el balón aprovechamos para orientarlo, realizando un pase a un compañero, es el ejemplo típico de la “dejada” con el pecho o la cabeza a un compañero en mejor posición para el remate.

Controles-Regate:

El ejemplo más claro son los controles picados, en los que el contacto se establece tangencialmente al balón, imprimiendo una muy ligera fuerza que hace girar al balón con un efecto de rotación prosiguiendo el movimiento en la dirección deseada reduciendo notablemente su velocidad; puede ejecutarse con la punta del pie para elevar el balón, con el interior del pie pasando el balón por delante del jugador y contorneándolo, con el exterior del pie alejándose el balón del jugador y regresando por el efecto a su espalda (siendo éste el más utilizado como control regate).

Es obvio pues que todo control orientado va unido a otra acción técnica posterior como un pase, dribling, tiro, conducción, finta, etc.

Comentarios » Ir a formulario



Autor: kevin j

muy bueno exelente

Fecha: 14/02/2013 16:00.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris