Facebook Twitter Google +1     Admin

Técnica individual: El control (1).

CONCEPTO:

El control es la acción de dominar el balón y prepararlo para ser jugado. 

El control, como su propia palabra indica, es aquella acción técnica individual que permite al jugador hacerse con el balón, dominarlo y dejarlo en la debida posición y buenas condiciones para ser jugado inmediatamente con una acción posterior.

El control será prácticamente la primera acción del jugador a la hora de recibir el balón, por ello es una acción tan importante, y por ello debemos poner la máxima atención en mejorar todo tipo de controles (a balones rasos, aéreos, y a media altura) y con toda clase de superficies (interior, exterior, pecho, muslo...).

De la eficacia de esta 1ª acción dependerá en gran medida la buena ejecución de las acciones posteriores (conducciones, tiros, pases...), y sobre todo, la consecución de un tiempo y un espacio que permita al jugador maniobrar con garantías de éxito.

 CONSIDERACIONES GENERALES:

- Es imprescindible un perfecto y rápido control para beneficiar al equipo.

- Al poder realizarlo con todas las partes del cuerpo, presenta variadas e interminables formas y posiciones.

- El jugador que domina esta acción representa gran ventaja para el conjunto.

- La intensa presión, velocidad y reducción de espacios obliga a la necesidad de ofrecer gran seguridad en el control para poder conseguir mayor velocidad en el juego, lo que aporta confianza y eficacia al conjunto.

- Se debe conocer, previamente al control del balón, la situación en el terreno de juego para reducir su velocidad y rápidamente pasarlo o realizar la acción posterior más conveniente.

- El control se diferencia de la habilidad en que se realiza con uno o dos contactos y la habilidad con un mínimo de tres.

- El pase es más rápido que el control, pero el control permite mantener perfecta armonía de ritmo en el conjunto cuando no tenemos ningún compañero en condiciones de recibir al primer toque. Además la excesiva velocidad que proporciona el pase, en ocasiones puede disminuir la precisión y por tanto la posesión.

-  El equipo que tenga jugadores que dominen el control a la perfección, será más veloz, seguro y ofensivo. Controlar el balón es hacerse dueño de él y quien es dueño del balón es dueño del juego.  

PRINCIPIOS BÁSICOS PARA REALIZAR UN BUEN CONTROL:  

Existen una serie de principios que son comunes a  todo tipo de controles y que habrá que tener en cuenta a la hora de poder realizar la acción técnica de una manera efectiva:

a.- Atacar el balón en lugar de esperarlo (hay que anticiparse e ir a buscar el balón en lugar de esperar a que llegue donde estamos situados). Este aspecto de desplazarse hacia la trayectoria del balón, es fundamental para poder realizar un buen control en situación real de juego, ya que dificulta las posibles anticipaciones del contrario, y a la vez otorga un tiempo extra al jugador, para poder realizar así el control de manera más cómoda.

b.-  La superficie de contacto que recibe el balón, no se mueve ni demasiado pronto ni demasiado tarde para amortiguar el impacto del balón. Se debe apoyar suficientemente el peso del cuerpo sobre el pie de apoyo cuando se reciban balones altos para no golpear el balón con parte del peso del cuerpo y el balón no rebote lejos.

c.- Orientarse el jugador, antes de recibir el balón y realizar el control, con respecto a la dirección que posteriormente daremos al balón, y con respecto a su posición, a la posición del contrario (necesidad de protección) y a la posición de los compañeros. Este aspecto es también fundamental especialmente en situaciones reales de juego, ya que una adecuada orientación del balón facilitará al futbolista una acción posterior (pase, tiro, regate, conducción…).

d.- Decidir la acción a realizar posterior al control, lo más rápidamente posible para sorprender al contrario y dotar de efectividad a la acción. Es importante controlar y dejar el balón, con un solo toque, en condiciones favorables para una acción posterior propia o de compañeros.

e.- Elegir la superficie adecuada de contacto que nos dé mayor seguridad a la hora de realizar la acción (ofrecer seguridad en la superficie de contacto que intervenga). La elección de la superficie de contacto cobra más importancia a medida que aumenta la cualificación técnica del futbolista. En la etapa de iniciación la superficie utilizada habitualmente es el interior del pie, ya que es la que más seguridad ofrece al jugador.

f.- Relajar la superficie de contacto, totalmente, en el momento de recibir el balón (efecto muelle para evitar que el balón rebote). Los músculos deben estar relajados al máximo para que el balón no rebote.

CUALIDADES NECESARIAS PARA UN PERFECTO CONTROL:

a.- Excelente equilibrio.

b.- Perfecta coordinación de movimientos.

c.- Total atención y visión sobre el balón, los compañeros y los adversarios.

d.- Gran flexibilidad muscular y articular.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris