Facebook Twitter Google +1     Admin

Técnica individual: El regate o dribling.

CONCEPTO:

Es la acción técnica que nos permite avanzar o progresar con el balón sobre el terreno de juego, conservando  y manteniendo su control o posesión y desbordando al adversario para que no intervenga en el juego.

El regate es una cualidad técnica de tipo personal llena de fantasía, imaginación, habilidad y personalidad del jugador que lo realiza. Su ejecución nace con el propio individuo.

En el fútbol moderno la capacidad de regatear es una característica que diferencia al jugador imaginativo y creativo del resto de los jugadores.

Sin embargo hay jugadores que sin la necesidad de ser excesivamente hábiles con el balón son capaces de desbordar a un contrario e incluso a toda una línea del equipo oponente aprovechándose de todas las ventajas posibles ante el adversario, tales como la velocidad, la destreza y el cambio de ritmo.

Son jugadores que dotan a todas sus acciones de una gran dosis de decisión y confianza en sus propias posibilidades.

CUALIDADES QUE DEBE TENER UN BUEN REGATEADOR:

a.- Tener un perfecto dominio de su cuerpo. Debe tener una buena coordinación.

b.- Tener un perfecto dominio de los apoyos en el suelo.

c.- Tener un perfecto dominio del balón (habilidad técnica) pese a la oposición.

d.- Tener buen equilibrio, manteniendo el centro de gravedad bajo.

e.- Tener perfecta visión de la situación de los demás (compañeros y adversarios) en el campo.

f.- Tener el balón muy cerca, a veces debajo, sin perder en ningún momento su control.

g.- Saber mantener la distancia con el oponente, no echarse encima, y mirar la colocación de los pies del adversario. El jugador atacante no depende sólo de sí mismo, sino también de las actitudes defensivas de su adversario.

h.- Saber y tener bien clara la acción posterior a realizar tras el regate.

i.- Tener buen cambio de ritmo en la progresión (salida explosiva en la progresión), para desplazar el balón fuera del alcance del adversario y engañarle..

j.- Tener buena velocidad de ejecución y de reacción.

k.- Tener una buena imaginación, habilidad, destreza y un variado repertorio de regates.

l.- El regate estará acompañado siempre de la sorpresa o el engaño y el regate debe realizarse con creatividad y confianza.

COMO REALIZAR UN BUEN REGATE:

1.- Encarar al jugador contrario, fijando su posición.

2.- Bajar el centro de gravedad (semiflexión de rodillas) con el objetivo de lograr un mayor dinamismo y una mayor posibilidad de impulsión para arrancar en velocidad.

3.- Equilibrio y coordinación de movimientos de nuestro cuerpo con el balón.

4.- Engaño con el cuerpo (finta) o en su defecto cambio de dirección del balón fuera del alcanza del contrario.

5.- Cambio de ritmo, que nos permita dejar atrás al jugador adversario.

TIPOS DE REGATE:

Los regates pueden ser realizados de frente o de espaldas y, en estos últimos, siempre hay una finta previa.

1.- Simple:

Es aquel tipo de regate en el cuál no se efectúa ninguna acción previa de engaño (finta).

Consiste en un simple cambio de ritmo o dirección sin necesidad de finta ninguna (es el típico regate del jugador que va en carrera y conducción). Es muy difícil su existencia en forma pura ya que es prácticamente inevitable realizar una mínima finta. Se podría decir que existen tres tipos:

- Jugador y balón cambian en la misma dirección.

- Jugador y balón cambian en diferente dirección.

- Jugador cambia de dirección y el balón sigue en la misma dirección.

El autopase, pese a su nombre, es un tipo de regate espectacular que consiste en lanzar el balón por un lado o por encima (sombrero) del adversario, para recogerlo por el otro lateral a su espalda.

2.- Compuesto:

Es aquel tipo de regate en el que se realiza una finta o engaño previos.

 VENTAJAS QUE SE PRETENDEN CON EL REGATE:

a.- Permitir el desmarque y la penetración de los compañeros.

b.- Desequilibrar al adversario y dejarlo fuera de la jugada.

c.- Colocarnos en situación de una segunda acción.

d.- Crear una situación negativa o una psicología negativa al contrario.

e.- Ganar tiempo.

f.- Improvisar acciones.

g.- Tener el balón, y por lo tanto ser dueño del juego, para darle seguridad, velocidad y enganyar constantemente.

h.- Desahogo para los compañeros en algún momento.

ERRORES MÁS FRECUENTES AL REALIZAR UN REGATE:

1.- No atreverse a realizar el regate, cuando el momento y lugar son adecuados, por miedo al robo de balón.

2.- Realizar regates en exceso para el lucimiento personal perjudicando la progresión del juego ofensivo del equipo, enervando a compañeros, provocando a los adversarios, arriesgándose a una posible lesión y a la pérdida del balón.

3.- Trompicarse y precipitarse en la realización del regate, por estar pensando en la jugada posterior antes de haber finalizado la acción de regate, la cual debe requerir mi atención máxima.

4.- No equilibrarse correctamente durante la realización del gesto lo que hace que el jugador salga trompicado del regate, perdiendo efectividad.

5.- No ejecutar el cambio de ritmo adecuado después de la finta, lo cual impide la superación del adversario.

JUSTIFICACIÓN DEL REGATE:

a.- En el área contraria, para conseguir ángulo de tiro. Hay situaciones en las que difícilmente se podría conseguir un gol si no fuera porque previamente gracias a un regate se ha conseguido un buen ángulo de tiro.

b.- Cuando el poseedor del balón se encuentra aislado o en zonas cercanas a la portería adversaria muchas veces es necesario el regate.

c.- Para clarificar una acción posterior. Hay ocasiones en las que gracias al regate se logra una ventaja sobre el contrario que será determinante para el desarrollo de la jugada.

LA NO JUSTIFICACIÓN DEL REGATE:

a.- Cuando el pase es posible. En muchas ocasiones, un pase o un tiro es mejor opción que realizar una acción de regate.

b.- En el área propia, rodeado de adversarios. En zonas cercanas a nuestra portería, regatear se puede convertir en una acción muy peligrosa para nuestro equipo.

c.- Cuando existe claro ángulo de tiro. Hay situaciones en las que por culpa de un regate innecesario puede perderse el ángulo de tiro y con ello perder una buena jugada de peligro. Existiendo ángulo de tiro para el poseedor del balón la acción de regate es innecesaria en la mayoría de los casos.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris