Facebook Twitter Google +1     Admin

Técnica individual defensiva: La entrada.

20110405224849-3555517w-640x640x80.jpg

CONCEPTO:

Es la acción físico técnica defensiva de ir o salir al encuentro del jugador oponente, que está en posesión del balón, con el fin de interceptar o tratar de arrebatarle el balón e impedir de este modo que progrese sobre el terreno de juego.

Esta acción junto con el corte y el despeje, son  las acciones técnicas que realiza el jugador, que partiendo de una situación defensiva, (es decir, su equipo no tiene la posesión del balón), intenta apoderarse del mismo, o bien neutralizar las evoluciones ofensivas del adversario.

La entrada es la principal acción defensiva técnica en el fútbol y la superficie de contacto a utilizar es el pie.

CONSIDERACIONES GENERALES:

Tres son las situaciones en las que el jugador puede realizar una entrada:

- en el momento de recibir el contrario el balón y antes de que éste lo controle.

- después de haberlo controlado.

- cuando el contrario avanza con el balón controlado.

Es aconsejable realizar la entrada cuando el poseedor del balón no tiene del todo controlado el mismo (en el momento de recibir), o cuando está de espaldas, siendo desaconsejable la entrada a un adversario que viene en velocidad con el balón perfectamente controlado.

La entrada debe realizarse, fundamentalmente, cuando el poseedor del balón pierde por un momento su control.

 El jugador que realiza la entrada debe tener en cuenta la velocidad, trayectoria e intenciones del poseedor.

Nunca debemos precipitarnos al realizar una entrada pues es mejor aguantar al adversario sin entrarle que ser superado por él como consecuencia de una entrada precipitada.

ASPECTOS IMPORTANTES PARA LA BUENA EJECUCIÓN DE UNA ENTRADA:

a.- Orientación de cara respecto al balón.

b.- Anticipación, decisión y contundencia.

c.- Tener una visión doble sobre el jugador contrario y el balón.

d.- Buscar el momento más oportuno: cuando el balón está más alejado del adversario, descuido de este y menos protegido.

e.- Aguantar sin desequilibrarse las fintas y amagos del rival.

f.- Distancia adecuada dependiendo de características del contrario;

g.- Se debe ser rápido a mayor distancia y habilidoso cuando se esté encima, para no dejar recibir.

h.- Se debe aguantar al adversario (temporizar) si no existe cobertura o apoyo de compañeros.

TIPOS DE ENTRADA:

Existen tres tipos de entrada, la entrada frontal, la entrada lateral y la entrada por detrás.

En las entradas laterales y por detrás, el jugador utiliza el tirarse al suelo, deslizándose como último extremo pero si no intercepta el balón se queda fácilmente desbordado.

En la entrada frontal se tiene que tener conocimiento del adversario y no responder a sus amagos. Se debe tener la vista sobre el balón y aprovechar su momento de indecisión.

En la entrada lateral, la pierna de apoyo debe situarse lo más lejos posible del contrario y la pierna contraria es la que desliza sobre el balón.

En la entrada por detrás se aprovecha el error del adversario, cuando se separa ligeramente el balón y no realiza bien la cobertura del mismo, para llevarnos el balón con la pierna más próxima al adversario.

En carrera se utiliza la puntera o planta del pie para prolongar o alejar la trayectoria del balón y el interior para quedarnos con él.  

a.- Entrada frontal

- El jugador defensor se sitúa enfrente del adversario con balón y baja el centro de gravedad con una semiflexión de las rodillas.

- El jugador defensor fija la visión en el balón (aspecto técnico) concentrándose (aspecto psicológico) en los movimientos del balón y no en los engaños que con el cuerpo pueda realizar el adversario.

- El jugador defensor orienta su cuerpo situándose lateralmente tapando el camino hacia la portería al jugador con balón (aspecto técnico- táctico).

- Por último, el defensor realiza la entrada en el momento justo en el que el atacante pierde el contacto con el balón, cuando el balón está más alejado del pie del jugador con balón, (aspecto táctico), con fuerza y velocidad (aspecto físico) y con concentración y decisión (aspecto psicológico).

 b.- Entrada lateral

- El jugador defensor se aproxima y acosa al contrario con velocidad y espíritu de sacrificio (aspectos físico y psicológico).

- El jugador sin balón se sitúa en paralelo al adversario. Orientación lateral con respecto al jugador con balón y fija su atención en el balón y en la posible dirección que seguirá con el próximo toque del contrario.

- El defensor espera el momento justo para realizar la entrada (después de que el atacante haya tocado el balón y este se haya alejado de su pie). Esta acción requiere mucha fuerza y decisión.

c.- Entrada por detrás

Antes de entrar a analizar las diferentes fases que se dan a la hora de realizar este tipo de entrada, es importante tener en cuenta que este tipo de entrada implica mucho peligro y que puede tener graves consecuencias si no se realiza correctamente.

Toda entrada por detrás en la que no se toque el balón puede ser castigada por el árbitro con la expulsión del jugador que realizó la entrada (consecuencias disciplinarias) y suelen ser entradas que entrañan grave riesgo de lesión del atacante si se realizan de mala manera y a destiempo (consecuencias  físicas).

- El jugador defensor trata de alcanzar al adversario con balón que logro ventaja en el inicio de la acción. Se aproxima a este con decisión y velocidad.

- El jugador sin balón fija la visión en este y prepara su siguiente acción imaginando la dirección que tomará el balón tras el próximo toque del atacante.

- El defensor decide el momento justo para realizar la entrada. La decisión y está tomada y dependerá de su habilidad, fuerza y  decisión para lograr hacer efectiva la acción.

ERRORES MÁS FRECUENTES AL REALIZAR UNA ENTRADA:  

- No tener puesta la visión en el balón.

- Precipitarse en la ejecución de la entrada, no buscar el momento oportuno.

- No utilizar la pierna adecuada al lado de realización de la entrada con la pérdida de fuerza y de alcance que ello conlleva.

- Falta de contundencia en la acción.

RIESGOS DE LA ENTRADA:  

La entrada es una acción defensiva que entraña varios riesgos marcados por el contacto físico que pudiera existir con el oponente, por los deslizamientos realizados para interceptar y por quedar fácilmente desbordado al no interceptar el balón.

 a.- Riesgos tácticos:

El realizar una entrada a destiempo, en un lugar del campo poco apropiado o incluso mal ejecutada técnicamente puede acarrear un grave perjuicio para mi equipo.

- En una entrada en línea de fondo con el delantero de espaldas a portería el resultado de la acción es penalti.

 - En una entrada sin fuerza en la que el contrario termina llevándose el balón el resultado de la acción es gol en contra.

 - En una entrada realizada a destiempo en el centro del campo, el resultado de la acción es expulsión.

b.- Riesgos de lesión:

La intención y la forma de realizar la acción debe de estar en consonancia con el espíritu de la deportividad que debe reinar en el juego.

- Una entrada por detrás que ocasiona lesión.

- Una entrada mal intencionada.

 

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris