Facebook Twitter Google +1     Admin

Táctica Aspectos Generales: Las transiciones en el fútbol (1).

20141002202607-asp3.jpg

 

CONCEPTO

El fútbol como deporte de equipo, y oposición directa, en un espacio común (terreno de juego) y participación simultánea de los jugadores, es un juego que se compone de dos fases que están determinadas por la posesión del balón: la fase de defensa y la fase de ataque.

Estas dos fases se dan de manera alternativa en el transcurrir del juego, y el paso de una fase a otra es lo que llamamos TRANSICIÓN.

La transición, por lo tanto, es el momento y la capacidad de un equipo de pasar rápidamente de ataque a defensa (cuando el equipo que pierde la posesión del balón pasa a realizar labores defensivas) o de defensa a ataque (cuando el equipo que recupera la posesión del balón pasa a realizar funciones ofensivas) y de su desarrollo en la continuidad del juego, realizando una opción de ataque o de defensa.

Las transiciones son fases del juego muy breves en su desarrollo, pero muy amplias en riqueza tàctica, ya que tienen una gran influencia en el juego, pues de ellas surgen gran cantidad de situaciones de gol.

CONSIDERACIONES GENERALES

Como afirman diversos estudios, de reconocida trayectoria, en el fútbol de hoy entre un 25-40% de los goles son realizados a balón parado y entre un 40-50% son hechos en fase de transición. El fútbol de hoy es cada vez más  decisivo en su velocidad y en cómo los equipos pasan de defensa a ataque y de ataque a defensa. 

Estos estudios nos reflejan que la duración de la fase ofensiva se caracteriza por su brevedad, porque la mayoría de los goles se consiguen en fases de menos de 10 segundos y con uno a cinco pases en el 75 % de los goles en juego.

Se cambia radicalmente la efectividad de la materialización de los goles marcados cuando la fase supera los seis toques en las transiciones ya que el tiempo que se da al adversario, (que está en la fase contraria (defensiva), le ofrece la posibilidad de organizarse en sus tareas defensivas y por lo tanto la dificultad aumenta.

La parte básica de las transiciones es de carácter mental o psicológico, donde la velocidad de cambio mental de concepto de trabajo es primordial y su rapidez en la toma de decisión de actuar consecuentemente si se está o no en posesión del balón.

TRABAJO DE LAS TRANSICIONES EN LOS ENTRENAMIENTOS

Las cambios de fases del juego o transiciones son entrenables y deben tener una asimilación clara en los jugadores para favorecer la implicación y el trabajo de equipo.

Se debe empezar inicialmente en pequeños grupos, para ir aumentando el número de participantes en cada uno de los ejercicios.

Si lo realizamos en la parte preparatoria de la sesión, antes de la parte principal del entrenamiento, apreciaremos unos resultados generalmente rápidos, en relación con la solidaridad del jugador y de compromiso con la tarea encomendada, y asimismo fundamentaremos unos automatismos al respecto muy visibles.

Otros ejercicios con rondos de posesión y recuperación e implicando a todo el equipo ya deben formar parte del entrenamiento permanente.

(Ver en EJERCICIOS TÁCTICOS, los ejercicios 13, 14, 15, 24, 25 y 26 como ejemplos).

ASPECTOS A TENER EN CUENTA EN LAS TRANSICIONES

- Es muy importante la velocidad con la cual el equipo debe llegar a la portería rival y la verticalidad que el equipo tiene sobre el terreno de juego para obtener un balance ofensivo eficaz.

- Se deben automatizar las acciones e inculcar a los jugadores la necesidad de terminar la jugada para no generar una nueva transición en contra.

- En el fútbol actual cada vez los jugadores corren más, los espacios son cada vez más pequeños y las velocidades de ver, pensar y operar son cada vez menores.

- No basta solo con tener la posesión del balón o con poner a jugadores talentosos juntos, se debe tener claro, obviamente dependiendo del nivel de los deportistas, cómo y para qué jugamos y como podemos conseguir lo que buscamos.

- Como dice Lucas Alcaraz, "En el fútbol actual, cada vez se juega con menos espacios, con más intensidad, con más balones divididos y con mayor contacto".

- Aparte de las transiciones y las acciones a balón parado, son muy importantes los goles que se consiguen cuando el equipo rival esta "en salida" o pasando de defensa a ataque, ya que al mismo le es casi imposible volver a pasar de ataque a defensa, dada la brevedad del tiempo que su oponente pasa de recuperar a atacar.

- También es fundamental como el equipo está predispuesto en el campo teniendo en cuenta el sector donde recupera y ataca el rival cuando el rival se encuentra en fase defensiva.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris