Facebook Twitter Google +1     Admin

La iniciación deportiva en el niño: El niño y el deporte (1).

20110818113026-dsc00102.jpg

¿QUÉ SUPONE EL DEPORTE PARA EL NIÑO?

El deporte ayuda a los niños a estar sanos y desarrollarse física y mentalmente y también a relacionarse de una forma saludable con otros niños. Estar en forma es significado de estar sano. Es más, si se crea en el niño el hábito de practicar deporte desde el inicio de su infancia, pueden evitarse algunos problemas cuando llegue a la adolescencia.

Los niños deben encontrar y practicar un deporte que les guste y apasione. Lo primordial es que los niños estén motivados para practicar cierto deporte, nunca se les debe obligar. Al principio puede costarles coger el ritmo, pero si el niño cuenta con el apoyo, la determinación y la seguridad de los padres, todo irá bien.

Para los niños el deporte es, ante todo, juego y diversión. Para los padres, al mismo tiempo que ven disfrutar a sus pequeños saben que el ejercicio físico, practicado de forma regular, previene muchas enfermedades que se manifiestan en la edad adulta - como la obesidad o la osteoporosis - y ayuda a superar otras que puede padecer ya el niño - como el asma-.

El deporte ayuda a un buen desarrollo de huesos y músculos y proporciona una buena aptitud cardiovascular, pero además, también tiene beneficios mucho más allá de los tangibles. El ejercicio ayuda a los niños a tener más confianza en sí mismos, favorece su autoestima y les ayuda a relacionarse mejor con los demás.

A través del deporte se transmiten infinidad de valores como la solidaridad o el compañerismo y es la terapia más divertida que pueden realizar los niños. Según Oscar Crespo, licenciado en INEF y director del polideportivo de Alpedrete (Madrid), "una actividad física adaptada puede ayudar a un niño con problemas a relacionarse mejor con su entorno y a disfrutar de su cuerpo".

Cada vez son más los niños que dedican sus horas libres a actividades sedentarias como ver la televisión o jugar con la videoconsola. Hay tiempo para todo y el deporte nunca puede dejarse de lado. Es una actividad física imprescindible.

BENEFICIO DEL DEPORTE EN LOS NIÑOS

El ejercicio regular favorece el buen desarrollo físico y mental de los niños. Les ayuda a integrarse más socialmente y a adquirir unos valores fundamentales, además de colaborar en el correcto desarrollo de sus huesos y músculos.

Algunos de los beneficios para un niño que practica un deporte son:

- Introduce al niño en la sociedad.

- Le enseña a seguir reglas.

- Le ayuda a abrirse a los demás y superar la timidez.

- Frena sus impulsos excesivos.

- Fomenta en el niño la necesidad de colaborar por encima del individualismo

- Le hace reconocer, aceptar y respetar que existe alguien que sabe más que él.

- Produce un aumento generalizado del movimiento coordinado.

- Aumenta sus posibilidades motoras.

- Favorece el crecimiento de sus huesos y sus músculos.

- Puede corregir posibles defectos físicos.

- Potencia la creación y regularización de hábitos.

- Desarrolla su placer por el movimiento y el ejercicio.

- Estimula la higiene y la salud.

- Le enseña a tener ciertas responsabilidades.

¿CÓMO ELEGIR EL DEPORTE QUE DEBE REALIZAR EL NIÑO?

Muchos padres que deciden que su hijo o hija tiene que practicar deporte, acaban compartiendo la misma pregunta: ¿Qué deporte es el más adecuado?.

Existe un deporte para cada edad, para cada tipo de personalidad y para cada necesidad que tengan los niños. Por ejemplo, a un niño tímido le vendrá bien que haga un deporte en equipo porque le ayudará a socializarse y a un niño perezoso le sería más recomendable un deporte individual porque le obligaría a esforzarse.

Cada vez se elije menos los deportes por el sexo que tengan los niños, aunque existe una tendencia natural de que las niñas se decanten por la gimnasia rítmica o artística y los niños por el fútbol. Aun así, todo está cambiando, y tanto los niños como las niñas están compartiendo deportes.

La elección de un deporte es una tarea que se debe hacer entre el hijo y sus padres. Es necesario, sobretodo, respetar el gusto y el interés de los niños, y jamás obligarles a que hagan algo que no les guste. A los padres cabe determinar el horario disponible para la práctica del deporte y si está a su altura, económicamente hablando.

Es muy importante que los padres, si es posible, también realicen algún tipo de deporte para que los hijos les tomen como ejemplo. Por lo general, los hijos de padres sedentarios, son sedentarios. Y, es que, el hábito deportivo tiene que construirse día a día con la participación de toda la familia.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris