Facebook Twitter Google +1     Admin

Sistema de juego 4: Sistema 1 - 3 - 4 - 3.

20111114222555-1343.jpg

ANTECEDENTES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

El precedente más antiguo de esta formación fue la famosa formación "WM" (3-2-2-3: tres defensas, dos medios defensivos, dos medios ofensivos y tres delanteros), que se dio como respuesta al cambio de la regla del fuera de juego en 1925 y que fue utilizado mundialmente a partir de esa fecha hasta bien entrada la década de 1960.

Evidentemente esta formación sufrió variaciones, sobre todo en la disposición de los jugadores en el medio campo, los cuales de formar un rectángulo "convencional", cambiaron al rombo (el sistema "punta de lanza" brasileño), al triángulo "normal" o "invertido", hasta llegar a una formación muy similar a la que hoy en día conocemos como 1-3-4-3, en donde los medios parten más de una formación más o menos lineal, interactuando como soporte tanto para defensas como delanteros.

La formación 1-3-4-3 fue muy popular en el futbol holandés, en especial el Ajax de Ámsterdam que lo puso en práctica en la década de 1970, respondiendo al viejo dicho futbolístico de “quien domina el centro del campo, domina el juego”, y que ha sido implementada desde entonces por varios entrenadores que prefieren enfrentar un partido a través de la tenencia del balón. Al mantener la posesión del balón, argumentan, se aumentan las posibilidades de anotar.

EL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3 EN LA ACTUALIDAD

Este sistema fue empleado como posición de partida del "Dream Team" del F.C. Barcelona de Johan Cruyff, equipo que incluso llegó a jugar sin delanteros específicos y que maravilló al mundo entero con la vistosidad de su juego.

El juego de aquel equipo se caracterizaba: 

OFENSIVAMENTE: Un gran juego de posesión, los jugadores jugaban casi mecánicamente a uno o dos toques y eran capaces de realizar una jugada con más de 20 pases sin que el equipo contrario tocara el balón, finalizando con gol.

No tenían prisa y mantenían el máximo tiempo posible la posesión del balón hasta que creaban el espacio, el cual aprovechaban mediante la llegada rápida desde la posición de los extremos o bien mediante incorporaciones de jugadores del centro del campo.

DEFENSIVAMENTE: Era el aspecto más débil del equipo ya que incluso se llegaban a alinear 8 jugadores de ataque.

Los equipos que aguantaban el ritmo les hacían peligro con demasiada facilidad. Sin embargo, el Barcelona apenas les daba oportunidad de tener la posesión.

Actualmente el mejor exponente de este sistema de juego es Pep Guardiola en el F.C. Barcelona que lo utiliza en ocasiones como variante de su sistema 1 – 4 – 3 – 3. 

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

Es claramente el sistema más ofensivo. Intenta aprovechar al máximo los espacios y ocupar el terreno de juego lo más ampliamente posible. Para su adecuado rendimiento es casi imprescindible mantener la posesión y el control sobre el balón. Los correctos movimientos de los extremos son determinantes para no "taponar" el juego ofensivo.

Con este sistema de juego se pretende:

a.- conseguir líneas escalonadas tanto en ataque como en defensa.

b.- tener gran poder de recuperación del balón.

c.-  obtener una buena ocupación del terreno de juego.

d.- en posesión del balón, proporcionarnos un fútbol con iniciativa, así como un ataque constante.

e.- por cómo están compuestas las líneas, nos permite hacer más triangulaciones.

f.- conseguir con facilidad superioridades numéricas tanto defensivas como ofensivas.

En definitiva es un sistema de ataque total por lo que es el portero el primero en iniciar la jugada ofensiva con los laterales muy abiertos, los centrocampistas nada estáticos y con constantes apoyos, ayudas permanentes y desdoblamientos y los extremos buscando amplitud y profundidad, llegando a las zonas de remate cercanas al área contraria con cuatro o cinco efectivos.

Los jugadores han de descifrar rápidamente la situación del juego tras efectuar un pase o un desmarque ante la alta posibilidad de un error en la entrega del balón o una interceptación del mismo por parte del equipo rival garantizando la no existencia de fisuras entre líneas (mediante ayudas permanentes y coberturas), ocupando racionalmente el terreno de juego en una primera fase de ataque para hacer frente con suficientes garantías a una segunda fase defensiva, sin verse sorprendidos con demasiados jugadores por delante de la línea del balón.

Este sistema de juego se puede desarrollar con todos los jugadores en línea, con un rombo central o con tres rombos, siendo la composición más habitual de este sistema la de un portero, tres defensas, cuatro centrocampistas y tres delanteros.

Este sistema de juego también se suele utilizar como variante de otros sistemas de juego cuando se tiene el resultado adverso.

CARACTERÍSTICAS POR DEMARCACIONES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

a.- El portero:

Este jugador dentro de este sistema y con las reglas que ahora rigen el juego se puede considerar como fundamental.

El portero tiene una gran importancia desde el punto de vista táctico pues es el último eslabón defensivo y el primero ofensivo.

Debe tener una alta capacidad de juicio y una gran rapidez de acción, un carácter enérgico y debe ser un psicólogo del juego.

Debe poseer una buena técnica individual y un excelente dominio de los pases tanto con la mano como con el pie.

b.- La línea defensiva:

La línea defensiva, de tres hombres, está formada por un defensa medio, que en la mayoría de los esquemas tácticos funciona como líbero y dos defensas centrales laterales. Normalmente estos dos defensas centrales laterales marcan al delantero que tienen enfrente, mientras el líbero le da profundidad y cobertura a esta zona.

Otros entrenadores prefieren que esta defensa esté en línea y actúe bajo la técnica de la marca zonal.

Los tres defensas deben ser contundentes, dominar el juego aéreo y tener una calidad técnica y visión de juego para iniciar el juego de ataque.

El defensa medio:

Debe ser bueno haciendo constantes coberturas y apoyando defensivamente a sus compañeros llevando el mando de la línea defensiva. A su vez es importante que tenga una gran técnica para enfrentar y despojar del balón a sus contrincantes, sobre todo porque en la mayoría de los sistemas que utilizan este esquema, este defensa es el último hombre.

Debe ser un jugador inteligente, calculador y experimentado. Defensivamente para dominar el espacio entre la última línea defensiva y su portero y ofensivamente para dominar el espacio por delante de él entre la línea de defensas y la línea de mediocampo estando  disponible para apoyar a sus defensas centrales y línea media.

Es también preferible que tenga un golpe de balón educado para enviar pases largos hasta la línea ofensiva.

Los defensas centrales laterales:

Deben ser veloces y dominar los centros a la perfección, deben ser buenos despojando el balón y anticipándose a las jugadas para efectuar interceptaciones y buscaran siempre la amplitud del campo para la continuidad del juego iniciado por su portero.

Debido a las características de su posición, deben ser buenos como defensas centrales "tradicionales" (como en una línea de 4 defensas), pero también deben ser buenos actuando como defensas laterales.

En la fase ofensiva, se deben integrar a los extremos para apoyar a los medios laterales. Una de sus misiones será la de iniciar el juego y quedarse en el sitio marcado de antemano una vez este el balón en una línea superior.

Ya que los recorridos que tienen que hacer son largos y se necesitará que incrementen su velocidad súbitamente, los defensas centrales deberán contar con una gran condición físico-atlética.

c.- La línea media:

La línea media está formada por dos medios centrales, uno de contención (más defensor) y el otro creador (más ofensivo) y dos medios laterales, que deben ser jugadores de banda mixtos, es decir, capaces de recorrer sus bandas para apoyar tanto a la defensa como a los delanteros.

Los medios centrales:

Los medios centrales son los responsables de la organización del ataque del equipo. Normalmente uno de los dos tiene cualidades más defensivas y el otro más ofensivas. Siendo uno de contención o defensivo y el otro creativo u ofensivo.

Los dos deberán apoyar la conducción del balón desde sus respectivas zonas, y deberán poseer gran visión del campo y del juego, sentido de la oportunidad y estar siempre disponibles para apoyar a sus compañeros.

El medio centro de contención deberá estar dispuesto a integrarse a la defensa como central y así formar una línea de cuatro cuando sea necesario.

En la fase defensiva los dos deben ser buenos aplicando presión y en el robo del balón y deben estar preparados para cualquier eventualidad como puede ser un saque defectuoso del portero.

Características del medio centro creativo u ofensivo:

Debe ser trabajador en tareas defensivas y el primer jugador en realizar la presión en la línea de mediocampo.

Debe tener olfato goleador actuando muchas veces como falso medio punta y debe tener claras llegadas a la zona de remate desde posiciones atrasadas debido a su situación espacial.

Es lo que se conoce como el cuarto hombre, con llegadas y apoyos con el delantero centro para una vez en posesión del balón jugar con los extremos de banda rápidamente, con la obligación posterior de incorporarse a zonas de remate para centro desde cualquiera de los pasillos exteriores.

Características del medio centro de contención o defensivo:

Es un jugador clave dentro de este sistema, tanto en la creación, como en la destrucción realizando constantes coberturas y permutas.

Hará de escudo a su central y a sus dos laterales y siempre estará situado por detrás de la línea del balón, manifestando un gran poder de interceptación de pases.

Es un jugador de enlace, colocado como último hombre de la línea de mediocampistas para la transición defensa-ataque y ataque-defensa.

Debe ser la referencia para los jugadores de líneas más adelantadas y más atrasadas, para desahogar el juego del equipo y evitar de paso la descomposición de las mencionadas líneas de juego.

Debe de hacer apoyos de “espaldas” a la portería, fundamentales para la creación de espacios libres a sus compañeros, y por lo tanto, de los desmarques de ruptura de éstos, siendo primordial mover el balón al primer toque.

Con una gran capacidad de pase en todas sus formas, pues para este puesto y con toda seguridad, los pases han de ser: precisos, oportunos, y con la velocidad justa en la transmisión del balón.

Los medios laterales:

Deben tener un gran sentido táctico en la realización de las coberturas y los desdoblamientos y ser conscientes de que su labor es principalmente defensiva.

Siempre se mantendrán en su misma línea posicional, independientemente de la altura del campo donde se encuentren. Su labor secundaria, en fase de ataque, es estar en situación de recoger rechaces para iniciar segundas jugadas.

A los medios laterales se les pide especialmente una gran condición y preparación física ya que tienen que cubrir sus respectivos carriles, en todo lo largo del campo.

Debe actuar como defensa lateral cuando está a la defensiva y de extremo "tradicional" cuando está a la ofensiva, mandando centros y tiros a la portería de media distancia.

d.- La línea ofensiva:

La línea de ataque la conforman dos extremos que deben jugar muy abiertos en banda y tener gran capacidad de desborde, buen centro y remate y un delantero centro alto, fuerte y  rematador de área y con gran movilidad, aunque también puede actuar un delantero centro de pequeña estatura que intercambie posiciones con los extremos o desborde desde la mediapunta.

Los extremos:

Es necesario que los extremos tengan cualidades técnicas sobresalientes para conducir el balón con agilidad y rapidez, para regatear y sobrepasar al rival. Deben ser jugadores explosivos, grandes dominadores del balón y de los centros y buenos y atrevidos en el uno contra uno.

Ganada la posición en la banda y en posesión del balón, deben tener una buena visión periférica sobre las carreras y desmarques de los compañeros que entran al remate.

Sus funciones, sobre todo en el futbol actual, son las de actuar más del extremo hacia el centro de la cancha, por lo que deberán tener buena visión de campo, para distribuir el balón durante los pases finales e inclusive capacidad de tiro para terminar las jugadas. Es necesario que apoyen al delantero centro, al medio incorporado al ataque y que tengan las cualidades de filtrar balones al espacio en tiempo y forma.

En defensa, deben bajar como un medio más, además de ser capaz de realizar el primer pressing cuando así se requiera.

El delantero centro:

Aunque el "9", en este sistema, cada vez es menos un delantero centro tradicional fuerte y alto, sigue siendo una referencia o "meta" cuando está el equipo en la fase de ataque.

Debe saber jugar de espaldas a la portería (capaz de recibir y cubrir el balón), dominar el juego de cabeza, dominar el pase al primer toque y debe ser muy intuitivo para conocer la posición de sus compañeros y distribuir el balón y apoyarse con precisión ya sea con sus extremos o con los medios incorporados al ataque.

Por supuesto, se necesita que tenga una excelente definición frente a la portería y que siga siendo, digamos, un caza-goles, y que tenga buenas cualidades técnicas que le permitan encarar al rival.

ASPECTOS FAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3:

a.- Equilibrio y completo aprovechamiento del campo ofensivamente logrando la máxima amplitud posible.

b.- Grandes posibilidades de mantener la posesión del balón y buena disposición transversal.

c.- Disposición claramente ofensiva y gran número de apoyos al poseedor del balón (apoyos interiores, exteriores, diagonales, cortos, largos...).

d.- Provoca superioridad numérica en el centro del campo respecto a otros sistemas como por ejemplo el 1 – 4 – 3 – 3.

e.- La intención de juego es mantener el balón el mayor tiempo posible, tratando de acumular gran cantidad de jugadores cerca del área rival, hasta siete, para aumentar las opciones de remate.

f.- Mejora el juego ofensivo, al escalonar a los futbolistas y permitir explotar con más eficacia la amplitud del juego por bandas y entre líneas.

g.- Trata de aprovechar la calidad y el talento de los jugadores ofensivos en zonas peligrosas del área adversaria.

ASPECTOS DESFAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3:

a.- Dificultades y riesgos en el juego defensivo ante la falta de posesión del balón..

b.- Necesidad de gran dominio y calidad técnica de los jugadores de todas las líneas.

c.- En transición rápida los defensas pueden ser desbordados fácilmente ante la falta de apoyo colectivo defensivo.

d.- Deja muchos espacios en las bandas, a la altura de los tres defensas y detrás de ellos.

e.- Implica una colaboración absoluta de todo el grupo, tanto para defender como para atacar. Cualquier error puede ser fatal.

f.- Obliga a defender a gran nivel, y obliga a manejar el balón con mucho criterio y calidad.

VARIANTES OFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 3 – 4 – 3:

1 – 3 – 1 – 3 – 3 

Idea futbolística desarrollada por Cruyff en el Barcelona. Se juega con un canalizador del ataque por delante de los tres defensas. Guardiola era su máximo exponente.

1 – 3 – 3 – 1 – 3

 Aparece un media punta entre la línea de centro campistas y la de delanteros. 

1 – 3 – 3 – 3 – 1

Con un solo delantero, “arropado” de cerca por una línea de 3 medias puntas. Formación empleada por el técnico Bielsa en su etapa de seleccionador Argentino.  

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris