Facebook Twitter Google +1     Admin

Cómo debe actuar el entrenador en la sesión de entrenamiento?.

20111001205956-11122009-114458.jpg

ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

A.- ANTES DE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO:

- El entrenador debe tener establecida y planificada la sesión de entrenamiento, la organización de grupos, todo el material a utilizar, las tareas y estructuras de las mismas antes de llegar al vestuario en la correspondiente ficha de la sesión de entrenamiento.

- El entrenador debe conocer el número exacto de jugadores con los que va a contar, para la formación de grupos y realización de las tareas. Es muy práctico trabajar en base a grupos de números múltiples (2-4-6-8) y tener alternativas en las fichas para grupos impares.

- Lo primero que debe hacer es rellenar la hoja de control de asistencia a la sesión de entrenamiento haciendo constar los jugadores asistentes, los lesionados y los jugadores con algún compromiso.

- El entrenador debe tener en mente alternativas a la sesión de entrenamiento o a las tareas pensando en posibles contingencias climatológicas, en jugadores que falten, en una ocupación de parte del campo, etc.).

- Es tan importante el tener planificada la sesión de entrenamiento como el estar preparado para improvisar y variar sobre la marcha la planificación por diversas circunstancias. En general, a medida que el entrenador tiene más experiencia, puede confiar más en su capacidad de improvisación.

- El entrenador debe llegar siempre al entrenamiento con antelación para ir hablando con los jugadores. Antes de empezar el entrenamiento, el entrenador presenta el objetivo de la sesión y puede también presentar los ejercicios y tareas que quiere desarrollar y la organización de grupos.

- Puede realizar dicha explicación en el vestuario, antes de salir al campo de entrenamiento. En este sentido es muy penoso ver como algunos entrenadores pierden tiempo en el campo (que es para entrenar) hablando con los jugadores, cuando se ha podido realizar dicha charla en el vestuario o fuera del campo mientras se espera para entrar. Lo mismo ocurre en épocas de frío cuando tienen a los jugadores helados en el campo escuchando en vez de entrar en calor.

- No es necesario dar todas las explicaciones antes de comenzar, puede comenzarse simplemente con las explicaciones básicas o generales de la sesión y a medida que los jugadores van progresando ir introduciendo progresivamente el resto de matices y detalles.

- El entrenador debe pensar en toda la sesión de entrenamiento al preparar, sacar y colocar el material a utilizar. Es necesario asegurarse de que el material se encuentra disponible para la sesión, y de que todo está listo antes de la llegada de los jugadores al terreno. Sin embargo, el éxito de una sesión no depende del material, sino de la forma en que el entrenador lo utiliza y de su capacidad para optimizarlo.

- Lo ideal es tener un balón por jugador o como mínimo uno por cada dos jugadores. Pero siempre debe intentar que los balones a utilizar sean de buena calidad y estén correctamente hinchados.

- Es necesaria una buena cantidad de conos para marcar los límites de las zonas de entrenamiento. Los conos son preferibles para marcar porterías, estaciones o puntos que hay que superar. Las setas o chinos no son tan visibles pero no estorban como en algunos casos los conos.

- Los petos son necesarios para identificar los equipos en los ejercicios de competición. Mejor que sean de colores claramente distinguibles (fluorescentes) y se disponga de varios juegos de colores distintos.

- El entrenador debe tenerse siempre a punto un botiquín bien surtido disponible durante los entrenamientos y debe revisarse rutinariamente para que no falte nada. Debe asegurarse que los jugadores tengan acceso a agua y debe tenerse acceso rápido a un teléfono para casos de emergencia.

- Si el campo es de hierba natural tener en cuenta las zonas delicadas, encharcadas o resembradas. Evitar el trabajo continuado en la misma zona pudiendo realizar actividades como el calentamiento o la vuelta a la calma fuera del mismo. Si tenemos una zona de entrenamiento pequeña variaremos los puntos de partida.

B.- DURANTE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO:

- El entrenador debe limitar el calentamiento al mínimo necesario, sin olvidar su importancia, pero sin olvidar el verdadero objetivo de la sesión. En las categorías de formación, el entrenador debe intentar variar el calentamiento cada entrenamiento para evitar la monotonía para que realicen el calentamiento motivados (es importante la utilización de juegos).

- El entrenador debe poner a los jugadores a trabajar tan rápido como sea posible y sin perder tiempo para aprovechar al máximo la sesión y cumplir las pautas de tiempo y estructura de la misma.

- El entrenador debe separarse lo suficiente del equipo mientras trabaja, para poder observar todos los grupos realizando las tareas y debe comprobar que todos los jugadores siguen sus instrucciones.

- Al disponerse a enseñar un ejercicio o tarea de la sesión, el entrenador debe:

+ reunir a todos los jugadores cerca de él.

+ colocarse correctamente para las indicaciones procurando que todos los jugadores le vean y le escuchen, para ello todos los jugadores deben situarse delante de él y ninguno a su espalda.

 + explicar, describir y demostrar el ejercicio o tarea a realizar por los jugadores.

+ una vez hechos los comentarios y los puntos más importantes a vigilar, el entrenador debe dejar a los jugadores probarlo para seguidamente vigilar y corregir los errores de los ejercicios.

- Las causas para que algún grupo o todos realicen incorrectamente las tareas pueden ser:

+ Que sea necesario más tiempo de práctica para dominar y realizar correctamente el objetivo.

+ Que las instrucciones para realizarlo o la demostración no fueron bastante claras.

+ Que los jugadores no estén físicamente preparados para realizarlo o que la tarea sea demasiado complicada.

+ Que los jugadores no estén suficientemente concentrados o motivados para realizarlo.

+ Si la mayoría de jugadores realiza el ejercicio incorrectamente, el entrenador debe reunir de nuevo al equipo y debe volver a explicar y demostrar. Si solo unos pocos jugadores tienen problemas, el entrenador debe corregirlos mientras deja a la mayoría continuar. Si considera que la tarea es muy complicada técnica o físicamente, el entrenador debe probar un nivel más sencillo.

- La composición de los grupos de trabajo para la sesión de entrenamiento los debe establecer el entrenador evitando dejar que elijan los jugadores por los siguientes motivos:

+ Para no quitar o perder tiempo efectivo de entrenamiento.

+ Para evitar que los mismos jugadores sean elegidos los últimos, lo que conlleva una experiencia negativa.

+ Para organizar los grupos por líneas o por proximidad en las posiciones.

+ Para crear equipos equilibrados para que se fomente la competitividad y por tanto aumente la motivación.

+ Los jugadores que no participan en la sesión pueden ayudar a retirar el material y preparar la siguiente tarea con el entrenador para estar con el equipo aunque no participen por algún impedimento físico.

- En categorías más jóvenes, aproximadamente el 50% del tiempo de entrenamiento debería emplearse en prácticas cualitativas para mejorar la técnica. Intentando siempre organizar grupos reducidos siempre que sea posible (un balón cada uno o uno por pareja), para intentar maximizar el numero de contactos y el 50% restante debería emplearse en juegos en dimensiones reducidas, en partidos de control o similares. Debe ponerse énfasis en practicar el objetivo trabajado durante la sesión. Se trata de aplicar lo aprendido a situaciones de juego real.

- Con respecto a la utilización del material y de las instalaciones debemos:

+ Aprovechar la estructura de la primera tarea de entrenamiento en sucesivas tareas, evitando cambios continuos (primero parejas, luego tríos, etc.).

+ Se bebe colocar el material moviéndolo lo menos posible (pensar que es como una obra de teatro).

+ Anticipar el cambio de actividad al repartir los petos (recordar llevar siempre más petos de los necesarios).

+ Disponibilidad de los balones y el material cerca de la zona de juego.

+ Las aguas las colocaremos en la siguiente zona de actividad (allí es donde irá el grupo) o en una zona específica para ellas. El entrenador debe siempre recordar que la hidratación y recuperación de los jugadores a lo largo de la sesión de entrenamiento es fundamental.

+ El entrenador debe realizar un buen aprovechamiento del campo de entrenamiento. Para ello es muy importante el conocimiento de las medidas del mismo para poder disponer de microespacios.

+ Si marcamos los campos con chinos, marcas, setas o conos, el entrenador debe hacerlo caminando hacia atrás, colocando las marcas justas a la misma distancia (4-6-8 pasos).

+ Al marcar un campo, marcar siempre las esquinas y la línea de medio campo así como las líneas de fondo, dejar espacios de seguridad entre zonas y jugar con los colores de los marcadores para discernir zonas o remarcarlas.

- Con respecto al ritmo de la sesión de entrenamiento:

+ El entrenador debe procurar que los ejercicios sean dinámicos evitando que los jugadores estén parados.

+ Si buscamos continuidad y ritmo en el juego trataremos de interrumpir poco el juego. Todas las faltas serán indirectas, tendremos los balones lo suficientemente cerca para ponerlos en juego (se lo daremos al jugador que se desmarque, utilizando el engaño para mantener la atención, con un pase tenso,.)

+ Si tenemos un grupo importante de jugadores menos activos podemos ponerlos juntos en el mismo equipo para que sean conscientes de lo que supone tener un compañero inactivo.

- Con respecto a la competitividad en la sesión de entrenamiento:

+ Para favorecer la competitividad podemos llevar un listado de actividades ganadas y pérdidas durante la temporada pudiendo repetir equipos a lo largo de las sesiones.

+ Para evitar trampas en juegos muy utilizados como los relevos podremos colocar un obstáculo antes de la entrega del mismo por el que sólo pueda pasar un jugador.

+ Si arbitramos, ante la duda favorecemos al equipo que pierde.

+ Los jugadores serán partícipes de los arbitrajes así como de la regulación de las tareas.

+ Si utilizamos la regla de fuera de juego dejar que acabe la acción y luego señalarlo.

+ Podemos contar los goles o puntos con chinos, marcas, conos, chinchetas de colores en el suelo cantando cada punto o marca para que no haya dudas, aunque los jugadores deben acostumbrarse a controlar las tareas.

C.- AL FINALIZAR LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO:

- El entrenador debe intentar siempre finalizar el entrenamiento de una manera amena y entretenida (que los jugadores se estén divirtiendo), porqué muchas veces los jugadores terminan el entrenamiento sintiéndose muy cansados y sin haberse divertido, de modo que la motivación para la siguiente sesión no es todo lo positiva posible.

- Si el campo es de hierba natural se debe pisar el campo al acabar para tapar agujeros.

- En esta parte de la sesión que evidentemente es de relajación, recuperación y vuelta a la calma (teniendo en cuenta que hay teorías que afirman que la carrera continua es la mejor manera de conseguirlo) deberemos:

+ Dejar que los jugadores se descalcen, si lo desean, mientras realizan los estiramientos pero no si realizan carrera continua.

+ El entrenador aprovechará para realizar una valoración y análisis general de la sesión de entrenamiento comentando como ha sido la propia sesión y el trabajo realizado por sus jugadores.

+ Si es el último entrenamiento de la semana se puede adelantar algunas características del partido, clasificación, equipo o campo del adversario de ese fin de semana, para que los jugadores vayan reflexionando sobre el próximo partido.

+ Obviamente el entrenador dará, si es el último entrenamiento semanal, la lista de jugadores y características de la convocatoria del partido.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris