Facebook Twitter Google +1     Admin

El guardameta y la barrera (1).

20120416205659-p1120451.jpg

ASPECTOS GENERALES SOBRE LA UTILIZACIÓN DE LA BARRERA

En fútbol, un tiro libre es una forma de reanudar el juego tras una falta. Los tiros libres son directos e indirectos. El balón deberá estar siempre inmóvil cuando se lanza el tiro libre y el ejecutor no podrá volver a jugar el balón antes de que éste haya sido tocado por otro jugador.

El tiro libre directo es un lanzamiento directo a la portería del equipo contrario, a diferencia de un tiro libre indirecto en el cual el balón debe ser jugado al menos por dos jugadores. El árbitro indicará un tiro libre indirecto levantando el brazo en alto por encima de su cabeza e indicará un tiro libre directo señalando con su brazo a la portería.

En un tiro libre, el portero puede situar una barrera a 9.15 m de donde se coloque el balón, el número de jugadores que conforman la barrera será el que elija el portero.

La barrera es una fila de jugadores que, uno al lado del otro, se coloca delante de su meta para protegerla de un lanzamiento contrario tras la señalización de una falta.

La finalidad de la barrera en los tiros libres es tapar una parte de la portería mientras el portero tapará la otra parte. El portero además de colocar la barrera, ordenará los marcajes de los adversarios libres y que presenten peligro para su meta. El número de jugadores que se deben emplear en las barreras estará en función de la zona del tiro libre.

ALGUNAS OPINIONES SOBRE LA COLOCACIÓN DE LAS BARRERAS

a.- En tiros libres cercanos a la portería se cree favorable la colocación de la barrera:

Si son faltas que estan muy cercanas a la frontal de la linea del area de penalty, es lógico que si existe barrera el lanzador se vea perjudicado, ya que si el lanzamiento es por encima de la barrera, tiene muy poco espacio para que el balón baje.

Mientras que si es al lado del portero normalmente no debe tener problemas en atajarlo. Aunque existe un inconveniente, al estar tan cerca de la porteria, y éste es que si el portero no consigue ver el momento en que sale el balón, puede realizar un movimiento intuitivo hacia un lado, y el balon ir al otro y no darle tiempo a rectificar.

Conclusión: En distancias cortas (25-30 metros), lo lógico es colocar una barrera, aunque lo importante es ver salir al balón en el momento del golpeo, ya que son decimas de segundos que pueden evitar un gol.

b.- En tiros libres lejanos a la portería se cree desfavorable la colocación de la barrera:

Si son faltas que están lejanas (donde actualmente los porteros colocan a 2, 3 e incluso 4 jugadores en la barrera) se piensa que el portero se ve perjudicado siempre al colocar la barrera porque:

- El lanzador tiene un punto de referencia, con lo cual le es más fácil colocar el balón donde quiera (dando por supuesto que el lanzador tiene bastante precisión). Mientras que si no hubiera barrera, le sería más dificil, ya que no tiene esa referencia. Cuando se coloca una barrera, el jugador que va a efectuar el golpeo al balón, posee una referencia importantísima, tanto en la altura, como en la distancia, en la forma de hacer el golpeo. Sin barrera, todo ello le seria anulado completamente, con lo cual los problemas serian muchisimo mayores a la hora del golpeo y al lugar del mismo. Y seguramente al tratar de darse cuenta de que el golpeo debe de ser más fuerte, este, pierda colocación y efectividad.

- El portero, cuando tiene la barrera, normalmente se coloca un poco desplazado al lado libre que deja la barrera, por lo que deja un lado descubierto, y viendo la distancia que existe, puede darle al balón tiempo a bajar y llegar bien al lado descubierto. De la misma forma, si el lanzamiento lleva efecto hacia cualquiera de los lados, le da tiempo a realizar la trayectoria de manera completa y puede no llegar el portero. Si por el contrario, el portero no pusiera barrera, se colocaría centrado, con lo que llegaría bien a cualquiera de los dos lados, hubiera o no efecto en el golpeo.

- Con barrera, el portero en un tanto por ciento muy grande, no ve el balón a la hora del golpeo, lo impiden sus propios compañeros. El portero dificilmente puede apreciar, la colocación del pie de golpeo, cuando este se va a producir, de ahí la dificultad que tendrá de adivinar por donde puede ir la trayectoria a seguir por el balón.

- De otra parte es "bastante normal", que después de golpear el balón , la barrera tenga un pequeño movimiento, toque en un hombre de la misma , desviando la trayectoria del balón con graves consecuencias, para el meta, al descolocarle.

Conclusión: Contando que el jugador tiene mas facilidad para divisar la porteria si no hay barrera, en distancias ligeramente lejanas (30-40 metros) si no hubiera barrera, el lanzador tendria serias dificultades para elegir el destino del chut, ya que el portero estaria mas centrado en la porteria (no sabría que lado elegir), y sobre todo veria salir el balón a su destino facilmente. Tendria que ser un disparo de gran potencia para que no pudiera pararlo y las posibilidades de conseguir gol si no hay barrera se reducirían.

COMO PREPARAR LA COLOCACIÓN DE LA BARRERA

El portero será el encargado, ante las faltas directas o indirectas, de organizar la barrera y colocar a sus compañeros, siendo uno de los aspectos más importantes el controlar la colocación de la barrera y el número de jugadores que compondrán la misma.

Los dos factores que tiene que tener en cuenta el portero, fundamentalmente, son la distancia y el ángulo de tiro. También debe colocar a sus compañeros por alturas defendiendo lo que más le interese. Se da por sentado también, que el meta debe colocar la barrera y colocarse él de manera que siempre vea el balón.

Lo ideal sería que tanto el entrenador del equipo, como el entrenador de porteros organizaran sesiones periódicas conjuntas, para ensayar todo este tipo de situaciones.

Dado que se encajan tantos goles en jugadas a balón parado, es esencial que los equipos desarrollen estrategias eficaces para defender estas situaciones. Hay cuatro elementos que determinan el éxito de la defensa en estas ocasiones.

a.- PREPARACIÓN Y ORGANIZACION:

Todos los equipos deberían ensayar como proceder ante una jugada a balón parado. Todos los jugadores han de saber de antemano lo que tienen que hacer en esta situación. El portero, en consenso con el entrenador, debe decidir, dependiendo quien está en el campo, los jugadores que han de ponerse en la barrera, si alguno de ellos debe salir a tapar el tiro y quien va ha hacer de "boya" (jugador que mira al portero en la colocación de la barrera).

b.- RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL:

Las mejores estrategias para defender una falta no sirven para nada, si cada jugador no cumple con la tarea asignada. En las ocasiones que la organización del equipo se encuentre debilitada (por ejemplo después de una sustitución) es importante que otro jugador tape el hueco dejado en la formación defensiva.

c.- CONCENTRACIÓN:

Nada más producirse la falta un jugador debe de ponerse inmediatamente delante del balón, para evitar un saque rápido que nos sorprenda. El portero a la voz de "al balón" debe encargarse de recordárselo.

Así mismo el guardameta debe saber rápidamente de que tipo es la falta; si es directa o indirecta, observando al árbitro, porque:

- No sería la primera vez que se lanza una falta indirecta y sin que la toque nadie, el portero intenta pararla, tocando el balón, (validando el tiro) y el balón entra en la portería, o,

- El portero casi siempre tiene demasiada prisa en colocar la barrera incurriendo en el error de no cerciorarse si el jugador contrario ha pedido los pasos reglamentarios, si no es así, cuando se está colocando la barrera, el contrario lanza a portería y consigue gol.

 d.- INTIMIDACIÓN DEL CONTRARIO:

La forma de colocar la barrera, la decisión y la capacidad de organización de la barrera y sobre todo la autoridad con la que el portero forma dicha barrera (dirigiendo a los jugadores en voz alta y con órdenes concretas), dirá al equipo contrario con que portero se va a encontrar.

Esto forma parte de la intimidación del contrario. Si los oponentes, ven al portero descrito anteriormente, tendrán dudas a la hora de disparar al marco, en cambio si es al contrario y ven a un portero atemorizado, dubitativo, lanzará mucho más convencido de transformar la falta.

En las faltas lejanas el portero, se tiene que encargar de sacar a toda su defensa del área de penalty y si puede mas allá aun, para así dejar en situación de fuera de juego al equipo contrario y en caso de que manden el balón al área (generalmente al punto de penalty), disponer de ventaja respecto al resto y poder salir a blocar por alto. En caso contrario, si nuestros jugadores se meten muy pronto en el área, también entrará el equipo contrario, con lo cual, cualquiera que peine el balón (defensores o atacantes), supondrá una clara y manifiesta ocasión de gol.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Marta

Yo juego en un equipo de fútbol y soy portera.
Esta información me ha servido de mucho.
Muchas gracias a quien halla creado esta página.

Marta

Fecha: 27/03/2015 21:35.


gravatar.comAutor: Alejo

Yo juego al fútbol y esta informacion me sirvió mucho.gracias

Fecha: 30/06/2016 23:36.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris