Facebook Twitter Google +1     Admin

¿Cómo preparar un equipo infantil? (3).

20120704220945-img-1904.jpg

B.- Táctico:

La táctica es el acuerdo para emplear los recursos disponibles en aras de la consecución de una finalidad concreta. Analizaremos las palabras clave de la definición.

Acuerdo.- La táctica trasciende la mera voluntad individual. Para que exista táctica tiene que existir una idea compartida de lo que es conveniente en cada situación concreta, aunque las acciones concretas sean responsabilidad de cada jugador.

Recursos.- El recurso más importante de que dispone un equipo es, obviamente, su plantilla: cada jugador y sus capacidades. Partiendo de esta base, cada equipo desarrollará un trabajo para llevar a cabo una serie de acciones concretas que le permitan, en cada caso, sacar el mayor partido posible a sus recursos humanos; es lo que denominaríamos bagaje táctico.

Finalidad.- Se determinará en función de la posesión o no del balón. Así, la táctica ofensiva implicaría la posesión del balón y su finalidad sería la consecución del gol. Por contra, la táctica defensiva iría encaminada a dificultar u obstaculizar la acción ofensiva con la finalidad de pasar a la ofensiva en las mejores condiciones.

A partir de estas premisas, desarrollaremos nuestra idea táctica para infantiles en función de las dos situaciones tácticas básicas: ataque o defensa.

Criterios tácticos más importantes en ATAQUE:

1.- Mantener la posesión:

Es el primer punto de nuestro diseño táctico, acaso el más importante. Para atacar hay que tener el balón, y una vez que un equipo tiene el balón debe saber guardarlo, mantener la posesión, como primer paso, antes de decidir que se va a hacer con él.

A continuación daremos unas consignas, que se reforzarán con el enlace a actividades encaminadas a potenciar cada uno de los principios enunciados. Pero antes de formularlas, no podemos dejar de mencionar una premisa básica, condición sine qua non para que el equipo pueda mantener la posesión del balón con unas mínimas posibilidades de éxito. Nos referimos a los fundamentos técnicos: regate, desmarque, control y, sobre todo, pase. Sin un cierto dominio de estas habilidades técnicas, mantener la posesión del balón durante un cierto tiempo será una quimera.

El jugador que tiene la posesión del balón deberá:

- Dar prioridad al pase antes que al regate.

- Utilizar preferentemente pases rasos.

- Ante la duda, utilizar el pase de menos riesgo o conducción hasta encontrar un receptor.

- Utilizar toda la extensión del campo, alternando pases largos, cortos, pases en profundidad y cambios de juego.

- Llevar el balón a áreas donde exista superioridad numérica.

El compañero del jugador que tiene la posesión del balón deberá:

- Generar ordenadamente líneas de pase: adelantada, paralela o retrasada.

- Utilizar racionalmente el espacio disponible, para que el juego sea fluido.

- Garantizar siempre un pase de seguridad (normalmente retrasado) para el portador del balón.

Cuando el juego se desarrolle por la banda el jugador deberá:

- Jugar tranquilos y huir de las precipitaciones.

- Tratar de hacer llegar el balón a los mejores pasadores.

- Evitar aglomeraciones en torno al balón.

- No olvidar la portería contraria.

2.- Progresar con el balón:

Una vez conseguida la posesión del balón, no basta con mantenerlo, el objetivo debe ser progresar hacia la portería contraria; llevar el balón a las inmediaciones del área contraria con la intención de conseguir gol.

La labor de progresar con el balón o mejor, hacer progresar al balón de una manera ordenada, es un concepto que comporta una intencionalidad táctica ofensiva que implicará a todos o a la mayor parte de los componentes del equipo.

El jugador que tiene la posesión del balón deberá:

- Buscar conducir buscando espacios donde haya diferentes alternativas de pase: por el centro.

- Utilizar la banda para las penetraciones claras, pero evitar ser encerrado.

El compañero del jugador que tiene la posesión del balón deberá:

- Intentar sorprender a la defensa buscando su espalda y sorprendiéndole con movimientos rápidos y explosivos.

- Proporcionar al poseedor del balón, utilizando el desmarque si es necesario, líneas de pase a ambos lados: en paralelo y en profundidad, así como un pase de seguridad.

Cuando el juego se desarrolle por la banda el jugador deberá:

- Normalmente todos los pases no podrán ser hacia delante; a veces habrá que pasar en paralelo o incluso hacia atrás.

- El balón evoluciona más rápido por medio de pases que de conducciones.

- Evaluar riesgos; según las zonas es preferible no progresar a perder el balón. Cerca de nuestra portería es zona de alto riesgo, en el centro del campo zona de riesgo.

3.- Búsqueda de situaciones de ventaja:

Llevar el balón a las áreas donde haya superioridad numérica y jugar aprovechando esa ocasional superioridad es un principio básico para gestionar la posesión del balón de una manera eficaz.

La premisa básica del ataque en superioridad será conseguir jugar contra un número mínimo de defensores, lo que nos lleva a otorgar especial protagonismo a las situaciones 2 contra 1.

El jugador que tiene la posesión del balón deberá:

- Hacer un análisis previo de la situación para llevar el balón al área elegida utilizando conducción o pase.

- Evitar la reiteración de pases muy cortos puesto que se consigue el efecto contrario: 1 defensor defenderá a 2 o más atacantes.

- El juego rápido y al primer toque, será normalmente de gran ayuda para propiciar situaciones de ventaja.

- En las situaciones de ventaja buscaremos atraer al defensor para buscar al compañero libre.

El compañero del jugador que tiene la posesión del balón deberá:

- Intercalarse entre los defensores para que tengan problemas de elección.

- Evitar buscar líneas de pase demasiado cerca del balón.

Cuando el juego se desarrolle por la banda el jugador deberá:

- Las situaciones de ventaja deben ser resueltas con rapidez.

- El exceso de individualismo echa a perder la mayoría de situaciones de ventaja.

4.- Importancia del contraataque:

El deseo de cualquier equipo con posesión de balón es marcar, y cuanto antes se consiga mejor. Esta es la lógica del contraataque. Y es un recurso tremendamente efectivo, puesto que para el equipo defensor acorta el tiempo de reacción, lo cual supone una dificultad añadida a su labor.

Es por ello por lo que la mayoría de los equipos utiliza esta arma cuando la ocasión es propicia: tras un corte de balón, mediante un saque de puerta largo o con una puesta en juego rápida del balón.

Además, el juego de contraataque es interesante porque es espectacular y no exige un gran desgaste al equipo que lo lleva a efecto. Sin embargo, el contraataque es algo más que sorprender con un patadón largo. Para dominar este recurso se requieren buenos fundamentos técnicos: pase, desmarque y finalización y unos criterios tácticos que resumiremos a continuación.

El jugador que tiene la posesión del balón deberá:

- Levantar la cabeza para buscar un pase largo o un pase hacia un área donde pueda jugarse en superioridad

- Utilizar el dribling que nos lleve a abrir espacios o a una situación de ventaja.

El compañero del jugador que tiene la posesión del balón deberá:

- Buscar sorprender a la defensa buscando su espalda y sorprendiéndole con movimientos rápidos y explosivos.

- Proporcionar líneas de pase al poseedor del balón a ambos lados, en paralelo y en profundidad, así como un pase de seguridad.

Cuando el juego se desarrolle por la banda el jugador deberá:

- No entretenerse demasiado con el balón

- No precipitarse puesto que las pérdidas de balón siempre generan problemas. No siempre se puede hacer contraataque.

- Poner atención al fuera de juego.

Texto extraido de la web Kirolgela (diseño de entrenamientos de fútbol) del Servicio de Deportes de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

04/07/2012 22:09 entrenadordefutbol #. - el equipo

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris