Facebook Twitter Google +1     Admin

Consejos para el entrenador de futbol base

20150523234810-consejos-para-el-entrenador-de-futbol-base.jpg

Al entrenar en categorías inferiores deberíamos tener en cuenta una serie de directrices o pautas de actuación en el trabajo con los niños.

1.- Utilizar el refuerzo positivo. Así potenciamos la actividad del jugador a la vez que lo motivamos. Cada vez que nuestro alumno realice un logro habrá que reconocérselo y estar ahí para premiarlo.

2.- Recompensaremos las conductas correctas tan pronto como se produzcan. De esta manera potenciamos la asociación entre conducta o actividad y éxito.

3.- Premiar los esfuerzos tanto como los resultados. Hay que comprender que son niños y no futbolistas de élite. En la parte inicial de este post hemos explicado la importancia del esfuerzo del niño y su valoración por parte del entrenador.

4.- Animar inmediatamente después de que el niño cometa un error, si sabe corregirlo sino habrá que explicárselo hasta que lo entienda de la manera más amable posible con la intención de ayudar.

5.- Cuando las cosas van mal, no castigar. Hay que evitar los castigos, intentamos dar ánimos y le ofrecemos un repaso de cómo corregirlo para que no se produzca más veces, siempre de una manera positiva, tratar de que lo entienda para que una al grupo.

6.- Mantener el orden en el grupo. Cuando vayamos a realizar una evaluación del progreso hay que tener en cuenta las capacidades individuales de partida de cada jugador.

7.- Implicar a los futbolistas en la obtención de conductas para favorecer un buen clima en el grupo. Es decir, dar responsabilidades a cada jugador para favorecer el proceso de enseñanza del grupo así se sentirán todos partícipes.

8.- Intentaremos lograr un equilibrio entre disciplina y libertad. Si se trabaja bien se otorgará la recompensa y no al revés para no crear malas conductas. El niño tiene que asociar conseguir el premio con realizar las actividades con una buena conducta independientemente de sus capacidades.

9.- Cada miembro del equipo debe sentirse parte del mismo. Todos serán importantes y así deben sentirlo. Siempre habrá en los equipos jugadores que sus capacidades sean menores al resto del grupo pero el entrenador deberá integrarlos siendo consciente de que está en una etapa de formación. Si un jugador es suplente y le dedicamos menos tiempo, seguirá siendo más suplente.

10.- Animar a los jugadores a que se apoyen entre ellos y recompensarlos cuando lo hagan.

11.- Permitir a los futbolistas explicar sus acciones. Hay que dar un buen ejemplo de comportamiento.

12.- Participación de los jugadores en las reglas del equipo. Estas reglas deben ser sencillas, justas y apropiadas para la edad.

13.- Evitar charlas largas. Los niños se distraen con mucha facilidad y darlos un discurso largo no va a servir de nada porque no se van a enterar lo más probable a consecuencia de se alto nivel de distracción propio de la edad temprana. No hay que extendernos mucho en nuestras charlas.

14.- Si establecemos sanciones, privaremos al futbolista de algo que sea valioso para él. Cada jugador es diferente y lo que puede ser valioso para uno, para el otro no lo es por ello es importante conocer al alumno. No deberíamos utilizar actividades físicas como castigos, ya que pueden volverse aversivas.

15.-No dar ánimos o instrucciones de forma sarcástica.

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: max angel putpaña pizango

ola profe primera mente felicitarte portu trabajo sta muy bueno el trabajo soy un studiante de futbol de menores

Fecha: 16/10/2015 02:38.


Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris