Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema - aspectos generales (metodología).

Definición y conceptos generales.

20110928222529-itagui-ninos2.jpg

Como introducción o preámbulo de este tema es conveniente establecer y definir de antemano una serie de conceptos.

CONCEPTO DE METODOLOGÍA

Metodología es una palabra compuesta por tres vocablos griegos: metà (“más allá”), odòs (“camino”) y logos (“estudio”) y representa la parte de la didáctica que trata sobre el conocimiento de los métodos de enseñanza, gracias a la cual podemos encontrar los caminos que nos llevan al aprendizaje de los jugadores. Es la parte de la didáctica referida a cómo actuar, referido a la enseñanza y al aprendizaje, lo cual exige el conocimiento de los métodos de enseñanza.

Según el diccionario de la lengua española, metodología es la “ciencia del método” y método es el “modo de hacer o decir con orden una cosa”. A este concepto de metodología hemos de unir otro que nos ayudará a alcanzar nuestro objetivo y este es el de didáctica ‘arte de enseñar”.

Con estas dos sencillas definiciones podemos deducir que lo que se pretende desarrollar es el modo de realizar con orden las enseñanzas en el fútbol. Cuando apreciamos que nuestros jugadores están aprendiendo, decimos que siguen el proceso metodológico correcto.

El entrenador debe transmitir valores, establecer unos objetivos y unos contenidos, fijar y utilizar unas estrategias metodológicas y unos recursos didácticos, seguir una planificación y unos criterios de evaluación de los resultados y del proceso..   

Así pues la metodología se debe entender como el conjunto de métodos tendientes a lograr el proceso de enseñanza-aprendizaje y sus objetivos establecidos empleando las teorías educativas correspondientes y adecuadas.

Es importante la distinción entre el método (el procedimiento para alcanzar objetivos) y la metodología (el estudio de los métodos).

CONCEPTO DE PEDAGOGÍA 

La palabra pedagogía tiene su origen en el griego antiguo paidagogo, este término estaba compuesto por paidos (“niño”) y gogía (“llevar” o “conducir”), por lo tanto, el concepto hacía referencia al esclavo que llevaba a los niños a la escuela.

Pedagogía es la ciencia de la educación que tiene como finalidad darnos a conocer la metodología de las prácticas de enseñanza y se ocupa de dirigir y educar teniendo como finalidad el analizar y cuestionar las situaciones educativas.

En el ámbito de la enseñanza deportiva, tiene la finalidad de reconocer todos aquellos aspectos educativos que se relacionan con la enseñanza-aprendizaje.

a.- Pedagogía General:

Es la ciencia de la educación que se encarga de estudiar los procesos de instrucción y de formación integral de la personalidad del individuo, sobre la base de la concepción científica del mundo. Abarca además todos los fenómenos que se manifiestan en el proceso docente - educativo, para el cual establece leyes y principios que rigen su desarrollo. La pedagogía posee nexos con otras ciencias o disciplinas científicas como la didáctica, teoría de la educación, la metodología de la enseñanza y la metodología de la educación física y el entrenamiento deportivo.

b.- Pedagogía Deportiva:

Es la ciencia de la educación que se encarga de estudiar los procesos de instrucción y de formación integral de la personalidad del deportista, a través del desarrollo de las capacidades físico - funcionales y cognitivas (intelectuales), además de las habilidades motrices básicas y deportivas, influyendo igualmente de manera positiva en la conducta social de éste. De esta ciencia se deriva una disciplina científica especializada como la teoría y metodología de la educación física y el entrenamiento deportivo.

La pedagogía deportiva, relaciona la ciencia del movimiento con los factores culturales y personales asociados a la locomoción. El contenido de la pedagogía deportiva puede ser clasificado en tres campos (Tripps, 1997):

- La salud física (entrenamiento).

- El desarrollo de las habilidades.

- Las estrategias de juego.

Es importante distinguir entre la pedagogía como la ciencia que estudia la educación y la didáctica como la disciplina o el conjunto de técnicas que facilitan el aprendizaje. Así puede decirse que la didáctica es sólo una disciplina dentro de la pedagogía.

CONCEPTO DE DIDACTICA 

La didáctica es una ciencia tecnológica que tiene como misión orientar los procesos de enseñanza y aprendizaje en la formación de los jugadores.

Es la disciplina que tiene como finalidad fomentar los procesos de enseñanza-aprendizaje para promover su realización de acuerdo con las finalidades educativas y nos ayuda a aplicar los procesos de enseñanza-aprendizaje de acuerdo con las finalidades de cada entrenador.

Si la pedagogía se encarga del saber científico-teórico o ciencias de la educación, la didáctica es el saber técnico-práctico.

La metodología representa la parte de la didáctica que trata sobre el conocimiento de los métodos de enseñanza gracias a la cual podemos encontrar los caminos que nos llevan al aprendizaje de los alumnos o jugadores.

CONCEPTO DE ENSEÑANZA 

La enseñanza es el conjunto de principios y teorías que el entrenador transmite o comunica a sus jugadores a través de un programa de acción con la intención de producir un aprendizaje de conocimientos, capacidades, técnicas, etc.

La enseñanza es la acción y efecto de enseñar (instruir, adoctrinar y amaestrar con reglas o preceptos). Se trata del sistema y método de dar instrucción, formado por el conjunto de conocimientos, principios e ideas que se enseñan a alguien.

La enseñanza implica la interacción de tres elementos: el entrenador; el jugador y el objeto de conocimiento. La tradición enciclopedista supone que el entrenador es la fuente del conocimiento y el jugador, un simple receptor ilimitado del mismo. Bajo esta concepción, el proceso de enseñanza es la transmisión de conocimientos del entrenador hacia el jugador, a través de diversos medios y técnicas.

Sin embargo, para las corrientes actuales como la cognitiva, el entrenador es un facilitador del conocimiento, actúa como nexo entre éste y el jugador por medio de un proceso de interacción. Por lo tanto, el jugador se compromete con su aprendizaje y toma la iniciativa en la búsqueda del saber.

El entrenador debe transmitir información general sobre las finalidades y objetivos, realizar las actividades para conseguir la obtención de esos objetivos, fomentar actitudes afectivo-sociales y proporcionar información final de los resultados.

CONCEPTO DE APRENDIZAJE 

El aprendizaje es una actividad cognitiva o mental, mediante la cual el jugador adquiere saberes que anteriormente no sabía.

La finalidad del aprendizaje motriz es mejorar el nivel de habilidad y destreza motriz.

Se denomina aprendizaje al proceso de adquisición de conocimientos, habilidades, valores y actitudes, posibilitado mediante el estudio, la enseñanza o la experiencia.

El proceso fundamental en el aprendizaje es la imitación (la repetición de un proceso observado, que implica tiempo, espacio, habilidades y otros recursos). De esta forma, los niños aprenden las tareas básicas necesarias para subsistir.

El aprendizaje humano se define como el cambio relativamente estable de la conducta de un individuo como resultado de la experiencia. Este cambio es producido tras el establecimiento de asociaciones entre estímulos y respuestas.

La pedagogía establece distintos tipos de aprendizaje. Puede mencionarse el aprendizaje receptivo (el sujeto comprende el contenido y lo reproduce, pero no descubre nada), el aprendizaje por descubrimiento (los contenidos no se reciben de forma pasiva, sino que son reordenados para adaptarlos al esquema cognitivo), el aprendizaje repetitivo (producido cuando se memorizan los contenidos sin comprenderlos ni relacionarlos con conocimientos previos) y el aprendizaje significativo (cuando el sujeto relaciona sus conocimientos previos con los nuevos y los dota de coherencia respecto a su estructura cognitiva).

CONCEPTO DE ENTRENAMIENTO DEPORTIVO:

Es un proceso pedagógico especial que se concreta en la organización del ejercicio físico, que varía en cantidad e intensidad, produciendo una carga creciente, que por una parte estimula los procesos fisiológicos de sobrecompensación y mejora las capacidades físicas, técnicas, tácticas y psíquicas del jugador, a fin de exaltarlo y consolidar su rendimiento.

El entrenamiento deportivo, se caracteriza por ser un proceso acumulativo de muchos años por lo que posee un carácter perspectivo o a largo plazo con relación a la obtención del máximo rendimiento por parte del jugador

El Entrenamiento Deportivo, clasifica como un proceso pedagógico, encaminado a la formación multilateral de la persona, desde el punto de vista físico – funcional, motriz, psicológico, cognitivo y moral.

Estas manifestaciones o áreas de incidencia del entrenamiento deportivo, se agrupan, dentro de los tres grandes componentes, propiedad de todo proceso pedagógico: la instrucción o enseñanza, el aprendizaje o asimilación y la educación, todas ellas mediadas por las relaciones que se establecen entre el entrenador y el jugador.

El Entrenamiento Deportivo, tiene como misión, la formación multilateral de las personas, desde el punto de vista físico – funcional, motriz, psicológico, cognitivo y moral, por lo tanto desde la óptica pedagógica, clasifica como un proceso complejo o especial, siendo necesario entonces, el tratamiento de sus particularidades a través de una Pedagogía Especial, en correspondencia con las exigencias que se le plantean al mencionado proceso, surge así la denominada Pedagogía del Deporte.

Principios metodológicos y factores que condicionan la metodología.

20110929220654-thumbnail.jpg

PRINCIPIOS O CONSIDERACIONES METODOLÓGICAS

Si la metodología está compuesta por un conjunto de operaciones ordenadas, con las que se pretende obtener un resultado. La buena organización, secuenciación y sistematización de la acción tendrá como objetivo el lograr una meta.

Y para ello, en la enseñanza del fútbol debemos tener en cuenta los siguientes principios o consideraciones metodológicas:

a.- La motivación para los niños que comienzan su práctica deportiva es fundamental, y las situaciones globales y reales son lo más recomendable, para luego, en etapas posteriores ir aumentando el trabajo específico.

 b.- No encontramos mayores ventajas en la metodología global (comprensiva) que en la conservadora o analítica.

c.- Los porteros no han de ser olvidados, y no se ha de situar al jugador más alto o más torpe en el terreno de juego como tal, sino al que quiera ser portero.

d.- El proceso de enseñanza se divide en fases claramente diferenciadas, pero que se interrelacionan, basándose en la continuación de unas sobre otras.

 e.- En las primeras fases el entrenador ha de actuar como educador y profesor que transforme el entrenamiento en una escuela de valores (aspectos cooperativos, desarrollo del diálogo, respeto de las normas, la honestidad, el fair-play, la solidaridad,  la justicia y el respeto a las reglas).

f.- El acondicionamiento físico, progresivamente se va pasando de una preparación general hacia objetivos y formas de trabajo más específicas.

 g.- Las actividades físico-deportivas deben representar un medio de formación integral del jugador.

 h.- Desde las edades infantiles se ha de inculcar al futbolista la adecuada colocación.

 i.- En la iniciación todos los jugadores han de pasar por todas las posiciones.

j.- Las metas y objetivos deben ser coincidentes y complementarios de la educación física escolar existiendo una disponibilidad motriz de sus participantes.

k.- Se deben mejorar aquellas capacidades perceptivo-motrices que permitan a los jugadores una fundamentación de base.

l.- Se debe plantear un modelo multideporte que evite la especialización prematura.

ll.- La cooperación deberá primar sobre la competición y la participación sobre el resultado.

m.- Se debe procurar una participación activa y consensuada de todos los agentes sociales que intervienen en dicho proceso deportivo educativo.

FACTORES QUE CONDICIONAN LA METODOLOGÍA:

1.- Factores que intervienen en el aprendizaje motriz:

a.- La buena distribución de los periodos de práctica y descanso.

b.- Actividades adecuadas a las capacidades del jugador.

c.- El entrenador debe partir del buen conocimiento del jugador: sus características psicológicas, físicas, sociales…

d.- La motivación como fuerza motora de la práctica deportiva.

e.- La práctica mental aplicada a la mejora del aprendizaje deportivo.

f.- El conocimiento de los resultados o Feed-back del aprendizaje deportivo: el jugador recibe información del entrenador y de él mismo sobre las tareas que viene realizando.

2.- La comunicación:

La comunicación entre el entrenador y el jugador es el factor más importante en el binomio enseñanza-aprendizaje. Si no existe una buena comunicación entre el entrenador y el jugador, el proceso metodológico no funcionará bien.

Lo primero que debe hacer un entrenador es plantearse las siguientes cuestiones: ¿qué es lo que quiero decir?, ¿qué sé decir?, ¿qué es lo que realmente digo?, ¿qué es lo que siento que digo?, ¿qué escucha el jugador?, ¿qué llega a comprender el jugador?, ¿qué acepta el jugador?, ¿qué es lo que no acepta?, ¿de todo, qué hago realmente en la práctica?.

Si una vez analizadas todas estas cuestiones, la comunicación entrenador-jugador no produce los resultados esperados es porque pueden existir algunos problemas u obstáculos que hacen que esa relación mediante la comunicación no funcione.

Problemas u obstáculos en la emisión por parte del entrenador:

a.- La utilización de un lenguaje inadecuado a la edad de los jugadores.

b.- La falta de recursos pedagógicos y de medios didácticos que ayude al jugador a una mejor comprensión.

c.- La subjetividad de la exposición del entrenador.

d.- El desconocimiento sobre los contenidos básicos.

e.- El tiempo de duración, el sitio (lugar, clima…), el lenguaje, el tono de voz, la posición….

Problemas u obstáculos en la recepción por parte del jugador:

a.- La fatiga del jugador al recibir la información.

b.- La falta de comprensión teórica sobre su actividad práctica.

c.- La mala disposición de algunos jugadores.

d.- La resistencia al cambio de actitud observada en algunos jugadores.

3.- La evaluación:

Todo proceso metodológico debe ir estrechamente ligado a una constante evaluación de los resultados por parte del entrenador para observar si los métodos y medios utilizados son los adecuados para obtener los resultados esperados.

¿Qué finalidades tiene la evaluación?

a.- Diagnosticar o reconocer el nivel individual de los jugadores.

b.- Agrupar o clasificar. Nos permitirá poder agrupar a los jugadores en diferentes niveles.

c.- Conocer y controlar el rendimiento y el aprendizaje individual del jugador.

d.- Motivar e incentivar al jugador.

e.- Valorar la eficacia del sistema de enseñanza.

Tipos de evaluación:

a.- Inicial o de diagnóstico: para conocer las capacidades de nuestros jugadores.

b.- Formativa: la evaluación continua surge al entender el entrenamiento como un proceso de perfeccionamiento continuo.

c.- Final: es la síntesis de los resultados de la formación progresiva.

Principios de la evaluación:

a.- Ser una actividad sistemática, tal y como yo la he establecido.

b.- Estar integrada en dicho proceso.

c.- Tener en cuenta las diferencias individuales, con objeto de favorecer el desarrollo de los jugadores.

d.- Desarrollarse a partir de distintos instrumentos y de los adecuados.



Los objetivos como fin de la metodología.

20110929220707-228181b5f8.jpg

No podemos pretender encontrar una única metodología universal que nos sirva para las más diversas situaciones que dentro del mundo del fútbol se nos van a presentar, pero lo que si podremos obtener son unas pautas de actuación que nos permitan afrontar con eficiencia las dificultades que conlleva el proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿Cómo sabremos que nuestro método es eficiente?.

Podemos decir, que si conseguimos que nuestro sistema sea válido para la totalidad de los componentes del equipo, alcanzando un elevado nivel de asimilación en el menor tiempo posible, habremos sido eficientes.

En el fútbol alevín, infantil y juvenil la escasez de medios y tiempo suelen ser nuestro compañero de trabajo. Será fundamental conseguir un alto nivel de eficiencia con una organización, una difusión de la información y unos medios de control adecuadamente seleccionados de acuerdo a las circunstancias del grupo con el que estamos trabajando, para asegurar que la difícil pero maravillosa tarea de entrenador alcance el buen puerto deseado.

Cuando afrontamos nuestra labor de entrenador con cualquier grupo humano, escuela de fútbol, equipo, etc., algo que debemos tener perfectamente establecido de antemano son los objetivos, es decir, los resultados que deseamos alcanzar y que plantearemos en función de las diferentes variables que tengamos a la hora de trabajo.

Sin objetivos claros nuestro trabajo podrá fácilmente ir a la deriva de la improvisación y sin rumbo fijo.

CLASIFICACIÓN DE LOS OBJETIVOS SEGÚN LO QUE QUEREMOS CONSEGUIR Y LA CONDUCTA QUE ESPERAMOS OBTENER DEL JUGADOR:

a.- Los objetivos cognitivos:

Son aquellos objetivos que tienen que ver con la memoria o reconocimiento de conceptos a partir de las capacidades intelectuales del jugador.

- Conocer las reglas de juego básicas.

- Conocer diferentes conceptos y términos vinculados con el deporte del fútbol.

- Identificar los diferentes puestos específicos que existen en el fútbol.

- Distinguir entre las funciones ofensivas y las defensivas.

b.- Los objetivos motrices:

Son aquellos objetivos que tienen que ver con el desarrollo motriz y la habilidad o destreza a partir de las capacidades físicas del jugador.

- Utilizar diferentes habilidades motrices básicas (carrera, saltos, giros, etc.).

- Experimentar habilidades motrices específicas (coordinación ojo-pie, ojo-cabeza; controles, golpeos, conducciones, etc.)

- Desarrollo de las cualidades físicas básicas: resistencia, velocidad, fuerza y flexibilidad.

C.- Los objetivos afectivo-sociales:

Son aquellas que describen actitudes, valores y normas sociales que se desarrollan en los jugadores.

a.- Desarrollar buenas relaciones entre los miembros del equipo.

b.- Favorecer situaciones de colaboración.

c.- Compartir y respetar el material deportivo del equipo.

CLASIFICACIÓN DE LOS OBJETIVOS SEGÚN LA EDAD DE LOS JUGADORES:

a.- Etapa de iniciación deportiva:

- Buena comprensión del juego colectivo.

- Conocer las principales estrategias ofensivas y defensivas.

- Desarrollar las capacidades perceptivo-motrices, relativas al espacio y al tiempo.

- Desarrollar las capacidades físicas básicas: agilidad, flexibilidad, movilidad, velocidad, coordinación, destreza, resistencia.

- Desarrollar las capacidades técnicas básicas: toque, golpeo, control, conducción, regate, pase y tiro.

- Desarrollar actitudes y valores deportivos.

b.- Etapa de perfeccionamiento técnico deportivo:

Los jugadores deben aplicar a la competición los aprendizajes técnicos-tácticos adquiridos en la etapa globalizada de iniciación.

- Adquirir los fundamentos técnicos específicos del fútbol.

- Desarrollar capacidades físico-orgánicas: resistencia, movilidad, agilidad, velocidad, coordinación.

- Mejorar el comportamiento táctico.

- Favorecer la mejora de las actitudes y valores deportivos: esfuerzo y voluntad, sociabilidad, respeto.

CLASIFICACIÓN DE LOS OBJETIVOS SEGÚN SU VOLUMEN:

a.- Objetivos generales.

Los objetivos generales, expresan un propósito muy amplio, sin referirse a ninguna actividad en concreto. Por ejemplo, desarrollo de la capacidad de desplazar el balón sobre el terreno de juego.

b.- Objetivos específicos.

Los objetivos específicos, son más concretos, indicando contenidos que el entrenador impartirá relacionados con el objetivo. Por ejemplo, aprendizaje y/o mejora del tiro a puerta.   

c.- Objetivos operativos.

Los objetivos operativos, son los que establecen de una manera perfectamente medible aquello que el jugador debe conseguir y que es constatable tanto para el entrenador como para el jugador.

Para poder determinar adecuadamente estos objetivos operativos debemos tener en cuenta: 

a.- Las condiciones en las que se realizará la tarea. Por ejemplo: tiempo que transcurre entre un lanzamiento y otro, tipo de superficie y de calzado, etc.

b.- Establecer claramente cómo se debe realizar la tarea. Por ejemplo: golpear el balón con el empeine interior del pie que el jugador desee o que nosotros le indiquemos, la distancia de carrera, etc.

c.- Determinar cuándo se consigue el objetivo de forma satisfactoria, quedando bien expuesto para que el jugador también tenga referencia clara de lo que debe conseguir. Por ejemplo: traspasar la portería al menos 7 veces de 10 intentos por la zona marcada.  

Por tanto podemos enunciar el objetivo operativo así: Realizar con el empeine interior 10 tiros a puerta, 5 con cada pie, desde el punto de penalti de los cuales al menos 7 han de traspasar la portería por la zona delimitada por las banderas situadas a 2 metros de cada poste y cuye altura alcanza el larguero.

Veamos ahora las ventajas e inconvenientes de la utilización de este tipo de objetivos operativos:

Ventajas:

a.- Fácil estructuración de la enseñanza por parte del entrenador.

b.- Permite al entrenador operar a nivel de individualización.

c.- El jugador posee unas pautas muy concretas lo que le facilita un camino claro para realizar el trabajo.

d.- Se expresa claramente para el entrenador y el jugador su meta.

e.- Se puede valorar clara y objetivamente el resultado del entrenamiento. 

Inconvenientes:

a.- Son objetivos a corto plazo y pueden hacer olvidar nuestras metas a largo plazo, pero solo se producirá esto si no planificamos adecuadamente.

b.- Determinan objetivos operativos de fácil medición pero sin sentido en sí mismos, para lo cual debemos saber bien que queremos conseguir y de esa forma plantearlos adecuadamente, enfocados hacia lo importante.

c.- Debemos plantear un gran número de objetivos operativos para que abarquen toda nuestra labor formativa

d.- Rigidez del programa si no sé es capaz de dar flexibilidad al desarrollo del trabajo.  

Siempre que hablemos de objetivos debemos tener presente otro concepto que nos permitirá la consecución de estas metas. Este concepto es el de la planificación que podríamos definirla como la determinación de unas acciones en el tiempo futuro, encaminadas a la consecución de unos objetivos previstos.

El proceso que hay que seguir en la planificación es:

a.- Definición de los objetivos generales.

b.- Análisis y evaluación de los factores implicados en la consecución de los objetivos, tanto del jugador como de las disponibilidades materiales. Estimación de las posibilidades. 

c.- Determinación de los objetivos operativos.

d.- Valoración del plan de acción. Secuencia de acciones a tomar para alcanzar las objetivos previstos.

e.- Implantación del  plan de acción. Motivación y organización de medios humanos y materiales

Clases de metodologías.

20110930000516-1637202-w2.jpg

La metodología del entrenamiento deportivo engloba y acoge todos los aspectos que configuran la organización del entrenamiento deportivo: selección y ordenación de métodos y contenidos.

Se distinguen dos tipos de metodologías:

A.- METODOLOGÍA PLURIDISCIPLINAR:

Se relaciona con la idea de que el máximo rendimiento deportivo se obtiene a través de la suma de los elementos que intervienen y determinan la mejora deportiva (técnica, táctica, física y psicológica y visual) PERO CON OBJETIVOS AISLADOS Y TOTALMENTE DIFERENCIADOS.

La metodología pluridisciplinar utiliza el método analítico:

Es opuesto al global y parte de lo mínimo. Centraliza la atención del jugador sobre aspectos concretos y aislados del gesto técnico. Va de la técnica a la táctica.

Ventajas:

Se puede incidir sobra la mejora de objetivos muy concretos, la enseñanza puede ser más individualizada, se logra más fácilmente un número elevado de repeticiones.

Inconvenientes:

Este método aísla el objetivo del juego real.

El jugador no se debe limitar a conocer el gesto, sino qué gesto y cuando hacerlo, interviniendo activamente en la toma de decisiones.

B.- METODOLOGÍA INTEGRADA:

Se basa en que en la práctica deportiva, las habilidades técnico-tácticas, físicas, psicológicas y visuales se expresan íntimamente unidas y diferenciadas. Esta metodología comporta una integración y combinación entre diferentes tipos de carga, PERO EL COMÚN DENOMINADOR ES SIEMPRE LA TÉCNICA Y LA TÁCTICA.

Características de la metodología integrada.

- Su común denominador lo constituyen la técnica y la táctica. Estas se utilizan como medio para la mejora de las habilidades psicológicas, visuales y físicas. Estas se combinarán de distinta forma para diseñar microciclos y sesiones según el objetivo que se quiera conseguir.

- El entrenamiento integrado en el fútbol comporta una gran especificidad. A través de la técnica y la táctica se puede trabajar con exactitud los músculos y capacidades que el deportista solicita en el transcurso de las competiciones, fenómeno que facilita la modelación del entrenamiento.

- Supone un tipo de estímulos más motivantes para el futbolista pues lo que realmente encuentra interesante es la práctica de su disciplina.

- Aporta una concepción más global del deporte, haciendo que el deportista lo entienda como un todo. Establece una escala de importancia según el interés personal del deportista.

- Requiere un modelo técnico estabilizado y automatizado por parte del futbolista. También es necesario que la dificultad de las habilidades técnico-tácticas vayan en consonancia de la mejora de las capacidades condicionales que se pretenden.

- Se deben integrar habilidades que se complementen mutuamente, de forma que se facilite el desarrollo de la otra. 

- Las situaciones que configuran la sesión de entrenamiento se organizan y estructuran a través de las tareas. La tarea es una situación simuladora del juego, modificada y/o aceptada para incidir sobre determinados aspectos de nuestros jugadores y equipo que deseamos mejorar.

La metodología integrada utiliza el método global:

Está basado en la enseñanza del juego real (11 contra 11).

Características:

a.- Introducir progresivamente la noción del oponente.

b.- Introducir la acción y el gesto en una fase de juego completa.

c.- Realizar el entrenamiento en situaciones próximas a la competición.

d.- Controlar la evaluación durante el juego.

e.- Establecer nuevas normas.

f.- Va de la táctica a la técnica.

Ventajas:

Al plantear la enseñanza en circunstancias reales al juego, las mejoras tienen un rápido reflejo en el juego.

Inconvenientes:

Es muy difícil hacer una enseñanza individualizada y la mejora técnica se ve relegada.

Orientaciones pedagógico-didácticas para los entrenadores (1).

20110930210241-koikili-1.jpg

A.- PARTIR DE LOS INTERESES Y MOTIVACIÓN DE LOS JUGADORES

Los contenidos de los fundamentos que enseñemos en los entrenamientos deben de estar conectados con los intereses de los jugadores. No debemos suponer que nuestros jugadores están siempre predispuestos a aprender lo que nosotros creemos conveniente; por eso es necesario fomentar y alentar activamente el interés por lo que enseñamos.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Adaptar el contenido de los entrenamientos a los conocimientos y capacidades previas del jugador.

- Proporcionar estimulación para que los jóvenes se sientan eficaces y competentes en el juego.

- Proporcionar información precisa y útil de los errores que se cometen durante los aprendizajes.

- Orientar la “retroalimentación” proporcionada por el entrenador más hacia la comprensión y correcta ejecución, que hacia el resultado competitivo.

- Presentar contenidos de entrenamiento que coincidan con los intereses de los jugadores, que reforcemos si se presentan las conductas deseadas, sugiriendo, no reprochando y centrándonos en su conducta/acción y no en el resultado.

Ejemplo: Si en una tarea de entrenamiento un jugador no marca gol ante una ocasión clara no le diremos “Vamos, que hay que hacer gol”. Trataremos de orientarle acerca de su acción, para que se centre en su conducta y no en el resultado de la misma que finalmente puede provocarle ansiedad y como consecuencia pueda aparecer el miedo a fallar. Centrarnos en la acción no en el resultado.

B.- PARTIR DE LOS CONOCIMIENTOS DE LOS JUGADORES CON LA INTENCIÓN DE SU MEJORA

El aprendizaje produce un cambio en lo que ya se sabe. Los niños que asisten a nuestros entrenamientos poseen unos conocimientos previos por muy elementales que sean y con los que tenemos que conectar para que su aprendizaje alcance un significado.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Vincular las tareas y ejercicios del entrenamiento al interés principal del jugador, que no es otro que el de jugar al fútbol: el mejor maestro para el aprendizaje del juego es el juego mismo.

- Favorecer la similitud entre el juego diversión (en el entrenamiento) y el juego de “verdad” (en el partido).

- Programar la dificultad de los ejercicios acorde a los aprendizajes previos observados en los niños.

- Evaluar los aprendizajes en base al nivel previo que tenían los jugadores.

- Antes de iniciar el proceso de aprendizaje y de aplicar contenidos en busca de la consecución de ciertos objetivos tendremos que conocer cuál es el nivel inicial de los jugadores. A partir de ahí trabajaremos en busca de objetivos alcanzables.

Ejemplo: No podemos pretender que jueguen dos equipos de cuatro jugadores en un campo pequeño a mantener la posesión del balón con un máximo de dos toques si su bagaje técnico no es el apropiado, o si no dominan el concepto de línea de pase, desmarque, interceptación,…

C.- DOSIFICAR LA CANTIDAD DE INFORMACIÓN NUEVA PRESENTADA EN CADA TAREA

Evitar que la información nueva presentada en cada tarea exceda de los recursos disponibles por los jugadores. En especial es necesario considerar limitaciones existentes tanto de atención, como de memoria de trabajo.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Seleccionar y estructurar en secuencias la presentación de la información a dar.

- Atraer la atención del niño hacia lo nuevo destacando lo importante y relacionándolo con lo ya enseñado.

- Mantener la atención del jugador utilizando correctamente el feedback (retroalimentación e información acerca de su rendimiento y prestación).

- Partir de la información general en la que se presenta el objetivo buscado para posteriormente y aprovechando que puedan aparecer a lo largo de la tarea ir introduciendo información que los jugadores sean capaces de relacionar con el objetivo “principal”.

Ejemplo: En una tarea como el 2 contra 1 para atravesar una línea, podemos presentar poca información para ir concretando a medida que se presentan diferentes situaciones en la propia tarea. Si incidimos en primer lugar en la idea de que los poseedores del balón tienen que estar lo suficientemente separados para que con un pase, el único defensor no sea capaz de llegar a defender al jugador que recibe el balón, más tarde podríamos hablar de la idea de atraer al defensor (por parte del jugador con balón), de jugar con la finta de pase, de regate, del cambio de ritmo,… cada vez que se presente una de las acciones correctas deberíamos de reforzarla consiguiendo que el jugador relacione su acción con el resultado positivo de la misma.

D.- DIVERSIFICAR LOS EJERCICIOS Y SITUACIONES EN EL APRENDIZAJE DE LOS NUEVOS FUNDAMENTOS (TECNICOS-TACTICOS-FÍSICOS-ETC)

Las situaciones de juego en las que se aplican estos fundamentos son muy variadas: por ello la diversidad de ejercicios, tareas, y espacios facilitará la transferencia de los aprendizajes.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Alternar las condiciones de realización de los ejercicios introduciendo variables como número de jugadores, oponentes, orientación espacial, dimensiones, finalidad del ejercicio.

- Interrelacionar las situaciones cambiantes con los conocimientos previos adquiridos.

- Utilizar tareas variadas en busca del mismo objetivo dando a entender que las situaciones de juego en el fútbol son muy variadas, se dan en situaciones cambiantes.

Ejemplo: Siguiendo con el ejemplo del 2 contra 1, podemos progresar a un 2 contra 1 atravesando la línea con la ayuda de un 2º defensor que corre por la espalda, para pasar a un 2 contra 1 en una zona determinada del campo,…para poder terminar con situaciones de juego en las que se presenten acciones de 2 contra 1 claras y que los jugadores sean capaces de identificar.

Texto extraido de la web Kirolgela (diseño de entrenamientos de fútbol) del Servicio de Deportes de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Orientaciones pedagógico-didácticas para los entrenadores (2).

20110930210802-im1.jpg

E.- AYUDAR A LA PERCEPCIÓN DE LA ENSEÑANZA EN RELACIÓN MUTUA CON LOS DIVERSOS FUNDAMENTOS

La versatilidad de las aplicaciones en el juego de los distintos fundamentos aprendidos depende en gran medida del grado en que los jugadores sepan relacionar unos principios aprendidos con otros.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Favorecer que los niños establezcan una red interrelacionar entre todos los fundamentos aprendidos. Ejemplo: no enseñar el ataque organizado de manera aislada sino relacionado con los conceptos de repliegue y cobertura entre las líneas del equipo. Otro ejemplo: enseñar el concepto y la forma del marcaje relacionado con el desmarque, cobertura, vigilancia defensiva y temporización.

- Aplicar estrategias que faciliten el aprendizaje y la interrelación entre los fundamentos con ilustraciones o dibujos claros y sencillos en las explicaciones.

- Debemos de ser capaces de transmitir contenidos de entrenamiento, de tal forma que los jugadores sean a su vez capaces de relacionarlos dentro de la estructura global del juego.

Ejemplo: Podrían sernos de utilidad tareas complementarias, entrelazadas,… en las que trabajemos conceptos contrapuestos, conceptos que se suman,… Si utilizamos una tarea de 4 contra 2 atravesando una línea para el trabajo de la circulación de balón de la línea defensiva la enlazamos con la idea de buscar situaciones de 2 contra 1 para progresar y con la de repliegue si hay robo de balón y contraataque a nuestra portería.

F.- INCITAR AL JUGADOR  A LA REFLEXIÓN AYUDÁNDOLES A RESOLVER LOS PROBLEMAS QUE LES APAREZCAN

Para que el aprendizaje de estos fundamentos sea económico y eficaz debe de ofrecerse al jugador la posibilidad de poder reflexionar sobres estos aprendizajes. Es necesario plantear situaciones y tareas problemáticas para que ellos mismos intenten sacar sus propias conclusiones y después soluciones. Para que el aprendizaje sea efectivo se han de dar respuestas propias a problemas que se presentan en las diversas situaciones del juego.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Favorecer que los jugadores pongan en común entre si los diferentes problemas planteados en los entrenamientos para promover la aparición de conflictos que una vez superados les permitirán al acceso a un nivel superior de conocimiento.

- Podemos plantear situaciones problema en la que los propios jugadores reflexionen y decidan su modo de acción fundamentándose en lo aprendido. Nosotros sugeriremos, reforzaremos y trataremos de orientar.

Ejemplo: Si planteamos una tarea de “línea imaginaria” en la que el equipo no poseedor del balón tenga que defender por delante de ésta y sólo pueda entrar si el balón pasa (en posesión del balón puedes jugar en tu zona trasera a la línea), los jugadores tendrán que ir viendo cuál puede ser la estrategia a aplicar para conseguir el objetivo para esa tarea con esas reglas. No les diremos cuáles son las herramientas que deben utilizar.

G.- BASAR LOS EJERCICIOS EN SITUACIONES REALES QUE PERMITAN DAR SOLUCIONES Y FOMENTAR LA COOPERACIÓN PARA SU RESOLUCIÓN

El aprendizaje cooperativo aumenta la aparición de soluciones alternativas y aleatorias así como la ayuda mutua, la mejora de interrelaciones sociales, la motivación, es decir, la creación de un buen clima de grupo (el equipo tiene que vivir de la amistad; que el punta no haga una presión por obligación, sino para cuidar la espalda a un amigo).

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Situaciones en los ejercicios de los entrenamientos que exijan a los niños enfrentarse a problemas solucionables.

- Que los niños tomen decisiones propias para solventar estos problemas planteados en los ejercicios.

- Debemos fomentar el aprendizaje cooperativo en el que la acción final es una suma coordinada de acciones y esfuerzos, en busca de un objetivo común.

- Fomentaremos el “sentido colectivo de las acciones”, el desarrollo de la inteligencia motriz así como la creatividad tanto individual como grupal.

H.- TRANSFERIR A LOS NIÑOS EL AUTOCONTROL DEL APRENDIZAJE

Supone una conclusión en la aplicación de todos los anteriores.

El objetivo final perseguido durante el proceso de aprendizaje de los fundamentos es que los niños consigan ser lo más autónomos posibles para un autocontrol durante todas las etapas del proceso.

Deben tener conocimiento real de lo que aprenden para tener a su vez un conocimiento objetivo de lo que saben y de lo que son capaces. Esto posibilitará y asegurará “experiencias de éxito y fracaso controladas”. Los jugadores serán capaces de evaluar sus propias actuaciones en base a lo que son capaces de hacer y de lo que realmente han hecho tanto a nivel individual como grupal.

Ejemplo: De esta forma, comentarios del tipo “vaya ridículo hemos hecho”, “hemos hecho un partidazo” podrán ser sustituidos por “no hemos ofrecido líneas de pase al jugador con balón y hemos perdido muy rápido la posesión, mientras que ellos se ofrecían continuamente y nos costaba robar el balón pues nos pillaban desorganizados”,… “hemos circulado muy rápido el balón y hemos conseguido situaciones de 2 contra 1 en banda desde donde hemos desbordado a los laterales y… etc.”.

Texto extraido de la web Kirolgela (diseño de entrenamientos de fútbol) del Servicio de Deportes de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris