Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema - el entrenador.

La preparación del partido (1): Análisis y estudio del rival.

20121217223206-20120719202341-ojeadores-espanoles-buscan-nuevo-canales.jpg

La preparación del partido (1): Análisis y estudio del rival.

Un entrenador cuanto más conozca a su rival mejor podrá preparar los partidos. Por eso mi opinión es que es fundamental ir a observar
los partidos de los equipos rivales a los que nos debemos enfrentar y a partir
de ahí, todo lo que se pueda sacar de información puede ser muy valioso y
fundamental para afrontar el encuentro con seguridad y plenas garantías.

Para realizar un análisis completo, lo primero que debo hacer es confeccionarme una hoja o plantilla a mi manera y a mi gusto donde pueda ir anotando y redactando de manera clara y personal un muy detallado informe sobre todos los aspectos que crea interesantes del rival.

En general se detallarán todos los factores estratégicos, técnico-tácticos, sistemas tácticos, seguimientos de jugadores claves, instrucciones, recomendaciones e incidencias que emplee el entrenador contrario (sustituciones, cambios de posición, movimientos de líneas, etc.), alineaciones, estadísticas, las acciones positivas y negativas, estrategias a realizar y poder explicarlas a nuestros jugadores en caso de duda, sistema empleado, posibles variantes en nuestro sistema y en el del contrario, los movimientos tácticos del rival, tanto en ataque como en defensa, y un claro análisis del rival, con todo lo que se ha desarrollado en el encuentro. Todo ello para tenerlo anotado en nuestra hoja o plantilla para cuando lleguemos a casa, después del partido podamos analizarlo detenidamente.

Pero que criterios o que debo observar cuando voy a ver un partido de un equipo rival?

En el PLANO COLECTIVO, el análisis del equipo rival debe incluir la
estructura funcional y posicional, sus tendencias de ataque, sus tendencias de defensa y la valoración de sus fortalezas y debilidades.

A la hora de empezar con un análisis hemos de definir las fases del juego
en las que vamos a centrarnos.

a.- Por un lado está claro que la fase ofensiva y la fase defensiva son
fundamentales.
La fase ofensiva la compondrán una etapa de inicio del juego, una siguiente de creación de juego y por último otra de finalización en caso de que exista. De igual modo, la fase defensiva la dividiremos en defensa presionante, presencia intensiva o repliegue, en función de cómo actúe y en qué zona del campo se posicione el equipo contrario.

b.- Pero lo que marca la diferencia es la reorganización táctica, es decir,
las transiciones ofensivas y defensivas. Dentro de las transiciones ofensivas
además de éstas, se debe hacer especial hincapié en los contraataques por lo
que tendremos en cuenta dos categorías: la reorganización ofensiva y los contraataques.
De igual modo en las transiciones defensivas
tendremos en cuenta dos categorías: la reorganización defensiva y las situaciones de contraataque en defensa.

c.- Por último las acciones a balón parado, que tanto en defensa como en
ataque serán clasificadas y anotadas en función de la posición del balón en el
momento de cada lanzamiento.

En el PLANO INDIVIDUAL, se harán constar las acciones de cada jugador que más relevancia tengan, con el fin de que se pueda determinar un perfil del jugador.

Puntos a observar y evaluar del equipo adversario:

Se trata de buscar detalles y de detectar patrones en el juego del equipo contrario y para ello lo importante es preguntarse: el equipo contrario ¿Cómo hace esto?, ¿Por qué lo hace? y ¿Dónde lo hace? y este análisis nos hará buscar posibilidades de poder hacerles daño y de que no nos lo hagan y de explorar en sus entrañas para que sus fortalezas se vean contrarrestadas y para que aprovechemos sus debilidades.

1.- Debemos tener y anotar la alineación y numeración del equipo adversario. Nos lo facilita si juegan con dorsal fijo, sino debemos anotar referencias de cada jugador para recordarlos claramente e indicarlo a nuestros jugadores (nombre, alias, pelo largo, calvo, juega con tobilleras, es el capitán, etc).

2.- Debemos tener y anotar una valoración y detalle de la envergadura o
estatura individual y media del equipo contrario y las características técnicas, tácticas y físicas de los jugadores contrarios.

3.- Debemos tener y anotar el sistema de juego y la formación inicial del
adversario y sus evoluciones y variaciones durante el partido.

Es importante por ello observarlos en varias ocasiones con el objetivo de
reconocer y diferenciar que acciones son fruto del entrenamiento (automatismos) y cuales fruto del momento y de la situación (del juego, del partido). Viendo un solo partido no tienes la garantía de que el esquema que emplean sea el único que usan o que nace de la improvisación y que nace del entrenamiento.

4.- Debemos tener y anotar los radios de acción y recorridos de los jugadores
contrarios.

5.- Debemos tener y anotar las diferentes formas de transición ataque – defensa y viceversa.

6.- Debemos tener y anotar si el equipo contrario prefiere:

- El juego directo a salir tocando y triangular

- Los pases cortos a los pases largos.

- El ataque construido o el improvisado.

- Presionar o replegarse.

- Imponerse mediante el juego técnico cadencioso o el juego aguerrido y
agresivo.

- Penetrar por el centro o desbordar por las bandas.

- Usar o no usar el recurso del fuera de juego.

- Tirar a gol de media distancia o buscar los pases interiores.

7.- Debemos tener y anotar cómo evita que le hagamos daño: Mediante marcajes al hombre, por zonas, marcaje mixto y si realiza algún marcaje combinado específico.

8.- Debemos tener y anotar cuáles son las principales tareas tácticas de los
defensas, los medios y los delanteros tanto en posesión como sin posesión del balón.

9.- Debemos tener y anotar cuando atacan cuáles son sus principales cambios posicionales a lo ancho y largo del campo.

10.- Debemos tener y anotar cuál es su comportamiento táctico grupal e
individual en situaciones estándar de ataque y defensa. Si realizan una táctica fija.

11.- Debemos tener y anotar cuál es su comportamiento estratégico grupal e individual en las diferentes situaciones y jugadas de estrategia: lanzadores, jugadores que intervienen, rematadores y marcas de jugada. Si realizan jugadas ensayadas habitualmente.

12.- Debemos tener y anotar sobre las individualidades del contrario:

- ¿Quiénes son los protagonistas?.

- ¿Quiénes los defensas ofensivos?.

- ¿Quiénes son los centrocampistas creadores y los de contención?.

- ¿Qué condiciones técnicas ha mostrado su portero?, si juega adelantado y si domina el juego con los pies.

- ¿Qué características psicológicas muestra su capitán?.

13.- Debemos tener y anotar cuáles son los puntos débiles y fuertes de cada
jugador:

- ¿Qué tal son en la recepción, la conducción y el golpeo?

- ¿Cuáles son sus fintas y regates específicos?.

- ¿Cómo se encuentran físicamente en cuanto a resistencia, fuerza, flexibilidad y velocidad?

- ¿Si se muestran solidarios? y si ¿Dominan sus impulsos?.

14.- Debemos tener y anotar sobre el equipo contrario, en general, si se
percibe experimentado, nervioso ó ingenuo. Y en particular de cada jugador si es joven o veterano. También ver si se motivan entre ellos o se muestran
co-dependientes al entrenador.

15.- Debemos tener y anotar sobre su entrenador cuál es su perfil psicológico y como trata de influir en sus jugadores, en el árbitro o en los rivales. Si es tranquilo o si interviene enérgicamente durante el partido.

En conclusión: con respecto al equipo contrario debemos tener claro:

Detectar el/los sistemas que pueda usar durante los partidos, así como sus distintas evoluciones.

a.- Momentos con balón: Ataque organizado y transiciones ofensivas.

Podríamos decir que el ataque organizado son los momentos en los que el equipo a analizar tiene el balón en su posesión y se enfrenta a un equipo igualmente organizado y las transiciones ofensivas son los momentos en los que el equipo se hace con la posesión del balón tras su robo o recuperación. ¿cómo la ha recuperado?.

- Cuando el equipo contrario se hace con la posesión del balón ¿cómo se manifiesta?. ¿cómo construye su ataque? ¿cómo crea situaciones de finalización?, ¿cómo finaliza?. Pueden salir combinados o directos.

- Si son directos ¿buscan rápido llegar al área rival con pases rápidos por dentro o fuera? ¿buscan a punta referencia con envíos largos? ¿dominan segundas jugadas? ¿tienen a un tío de 1,95 que las toca todas? ¿tienen a buenos lanzadores? ¿llegan bien los de atrás?

- En zonas de creación ¿qué hacen cuando dominan la segunda jugada? ¿mandan a la espalda de la defensa? ¿se asocian por dentro? ¿buscan cambios de orientación? ¿son hábiles y buscan 1×1 con conducciones interiores? ¿Se incorpora el lateral? ¿llegan muchos arriba? ¿cuántos cierran atrás? ¿domina el juego fuera-dentro-fuera?

- En el área. ¿disparan desde lejos? ¿quieren meterse hasta la portería con el balón? ¿buscan el centro al área y remate? ¿tienen gente determinante? ¿finalizan bien?

Cada equipo es un mundo, se trata de verlo y analizarlo, solo hay que estar abierto al futbol y exponer la realidad.

Transición ofensiva

Cuando el conjunto a analizar recupera el balón, en esos momentos ¿qué hace? ¿cómo lo ha recuperado? Donde lo ha recuperado? ¿contraatacan directos?, ¿combinan?, ¿mandan directamente a la espalda?, ¿llegan en oleadas?, ¿se asocian bien por dentro?, ¿llevan a los costados?, ¿tienen a gente rápida?, ¿mandan al punta para que aguante hasta la llegada de los de atrás? ¿si salen rápidos se incorporan muchos? ¿ocupan bien los carriles?¿viven de la contra?.

En los momentos con balón, apreciar también las asociaciones más importantes así como detectar las fortalezas y carencias que tengan en su posesión.

B.- Momentos sin balón: Defensa organizada y transiciones defensivas.

Podríamos decir que la defensa organizada son los momentos en los que el equipo a analizar está bien plantado esperando a que el rival inicie su ataque y las transiciones defensivas son los momentos en que el equipo contrario pierde la posesión del balón que pasa al equipo rival. ¿cómo la ha perdido?.

- Ver las manifestaciones y distintos comportamientos del equipo cuando el rival inicia su ataque. ¿cómo evita la construcción? ¿cómo impide la creación? ¿cómo defiende en zonas de finalización propia?

- En construcción rival, ¿dejan iniciar? ¿Cuantos presionan la salida y como? ¿donde dejan la línea defensiva? ¿hay espacios por dentro? ¿se sitúan en zona media y dejan iniciar? ¿presionan en bandas? ¿son cortos o largos?¿anchos o estrechos? ¿van bien en el juego aéreo y 2ª jugada?

- En momentos de creación rival, ¿se juntan mucho?¿dejan espacios a los costados? ¿quién tapa entre líneas? ¿hay espacios a la espalda? ¿los defensas son rápidos? ¿quedan algunos arriba y no ayudan? ¿salen los defensa fijando a los suyos? ¿basculan rápidos? ¿cierran bien líneas de pase? ¿acosas bien en la presión? ¿son duros y agresivos?

- ¿En finalización como defiende? ¿son contundentes? ¿dejan pase atrás? ¿cuántos al rechace?

- En un campo de 100×60, un equipo en defensa es como una manta pequeña, si te tapa la cabeza te deja los pies fuera, si te tapas los pies, es la cabeza la que se queda fuera.
En defensa es igual, si presionas arriba, dejas espacios atrás, si basculas
hacia un lado dejas espacios en otros, si intentas llegas a los 2 lados, los
espacios estarán por dentro, solo se trata de detectarlos.

Transición defensiva

Cuando el rival pierde la posesión del balón… ¿dónde lo pierde?¿como lo pierde? ¿incorpora a muchos al ataque y dejan a pocos detrás? ¿viven en campo propio? cuándo lo pierde ¿presionan al poseedor y repliegan a zona media? ¿viven en campo rival y te presionan intensos a la pérdida?

c.- Acciones a balón parado:

Ni que decir tiene de la importancia vital que tiene la estrategia en el futbol de hoy. Por lo tanto, para analizar a un rival es necesario ver esos momentos a balón parado, ya sea ofensivos o defensivos y detectar las posibles jugadas que puedan ofrecerte en ataque o las distintas marcas en la estrategia defensiva.

¿Dónde buscar? Igual en ataque y en defensa.

- Saque de inicio, saque de puerta, saque de banda, tiro libre (frontal, lateral, lejano, medio, cercano), córner, penalti.

- Debemos observar los lanzadores de mas relevancia, los jugadores con mejor golpeo a balón parado, los jugadores que vayan bien en el juego aéreo y los rechaces y la segunda jugada.

17/12/2012 22:32 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

La preparación del partido (2): Análisis y trabajo previo al partido (trabajo semanal y antes del partido).

20121217223419-20120719202046-imagen-026.jpg

La preparación del partido (2): Análisis y trabajo previo al partido (trabajo semanal y antes del partido).

a. Trabajo semanal de preparación del partido

Cuando el entrenador ya tiene toda la información posible sobre el rival,
llega la fase de preparación del partido que debe realizar durante las sesiones de entrenamientos de la semana previa al mismo. La cuestión es simple, se trata de resolver la siguiente pregunta: ¿Con base a nuestro estilo de juego y los conocimientos que tenemos del rival, cómo vamos a jugar el partido?.

Para ello se debe plantear la creación de un ciclo semanal práctico, donde
además de las tareas propias de la planificación de la temporada se deberá
trabajar e incluir durante la semana ejercicios globales y específicos que
concuerden con lo que buscaremos durante el partido.

Normalmente cuando el entrenador se centra en el partido siguiente tiene tres opciones para prepararlo según el nivel de su equipo y el del contrario.

a.- La primera opción es preparar el partido en función del rival. Es
decir, si nuestro equipo es claramente inferior al rival o llega mermado de
efectivos para el mismo, jugará encerrándose atrás, dificultándoles la
circulación del balón y saliendo al contraataque. Aquí nuestro equipo jugará un fútbol para defenderse del rival, renunciando a nuestra manera habitual de juego.

b.- La segunda opción es preparar los partidos centrándose sólo en su
equipo. Es decir, nuestro equipo saldrá a disputar el partido con su estilo de
juego, aplicándolo y llevando las riendas del partido siendo el rival quién se
preocupe de defenderlos. Esto simplifica mucho las cosas puesto que nuestro
equipo jugará cada semana a lo mismo y por lo general, y siempre que no sea repetitivo, mejorará su estilo de juego.

c.- La tercera opción, que es la que personalmente aplico ante un partido
que considero importante, dónde nos van a poner las cosas difíciles y no ante
cualquier rival, ya que normalmente aplico la segunda opción, es la opción
mixta.

Esta opción es aquella dónde centramos la mayoría de la preparación del
partido en nuestro equipo y trabajamos algunos detalles para contrarrestar los puntos fuertes del rival.
Mis jugadores tienen su estilo de juego y hay que aplicarlo en todos los partidos, lo que haré centrándome en nuestro equipo pero teniendo en cuenta que el equipo rival tiene su manera de defender y atacar lo que me planteará trabajar algunos aspectos específicos dentro de la creación del ciclo específico semanal de entrenamientos.

¿Qué debemos trabajar durante los entrenamientos del ciclo semanal práctico previo al partido?.

Tanto en el análisis de nuestro equipo como en el análisis del rival deberemos centrarnos en las virtudes y defectos más importantes ya que no sería muy realista intentar trabajar durante la semana la mejora de más de dos o tres aspectos específicos. Del mismo modo que analizaremos los defectos observados para detectar sus puntos débiles, nos centraremos sobre todo en neutralizar sus virtudes.

Durante los entrenamientos semanales previos al partido deberemos trabajar con nuestro equipo todos aquellos aspectos que nos hagan mejorar y contrarrestar al contrario sus:

a.- Virtudes técnico-tácticas defensivas observadas:

Virtudes técnico-tácticas del rival en la fase defensiva como son los automatismos defensivos, su repliegue, la presión realizada, la basculación, etc. Por ejemplo: Posee una sólida defensa con un medio centro que equilibra bien el equipo y una línea defensiva que apenas pierde el orden salvo por la banda izquierda, aunque por esta banda posee más llegada ofensiva.

b.- Virtudes técnico-tácticas ofensivas observadas:

Virtudes técnico-tácticas del rival en la fase ofensiva como son los automatismos ofensivos, su salida de balón, sus jugadores claves y sus jugadas preferidas, su forma de ataque más común, etc. Por ejemplo: Posee un buen juego por la bandas, fundamentalmente por la banda izquierda. La banda derecha resulta más previsible.

c.- Virtudes técnico-tácticas en las transiciones defensivas y ofensivas observadas:

Virtudes técnico-tácticas del rival en las transiciones defensivas y
ofensivas. El conocimiento de su transición defensa-ataque nos ayudará a hacer nuestro repliegue de forma efectiva, el conocimiento de su transición ataque-defensa nos ayudará a saber emplear una forma de ataque que explote sus defectos.

d.- Virtudes físicas observadas:

Virtudes físicas individuales y colectivas del rival como son la recuperación tras una jugada ofensiva, la intensidad del esfuerzo durante el partido, si acaban bien o justos de fuerzas, jugadores menos rápidos que los nuestros, etc. Por ejemplo: La línea del centro de campo tiene en general una gran velocidad explosiva, sobre todo cuando se incorpora a labores ofensivas.

e.- Virtudes físico-técnico-tácticas en el juego estratégico defensivo y
ofensivo observadas:

Virtudes físico-técnico-tácticas en el juego estratégico defensivo y ofensivo del rival como son los jugadores que intervienen, los lanzadores, los rematadores, jugadas observadas, etc. Por ejemplo: Los marcajes específicos sobre los jugadores rematadores y atención extrema sobre las posibles jugadas estudiadas del rival.

f.- Virtudes psicológicas observadas:

Virtudes psicológicas del rival como el desánimo tras encajar un gol, si
discuten entre ellos tras las adversidades, si el equipo está muy unido y se
les ve muy cohesionado, etc. Por ejemplo: Tienen gran facilidad a la hora de
superar situaciones adversas gracias en gran medida a su capitán, que ejerce un liderazgo indiscutible.

Al mismo tiempo el entrenador deberá proporcionar un informe individualizado de los jugadores del equipo rival a sus jugadores para que cuenten con referencias. Por ejemplo: el extremo izquierdo, Angel, con el dorsal número 7, el de la cinta en el pelo, 1,71 m, zurdo, su jugada preferida es la diagonal hacia dentro, peligroso en el regate uno contra uno y no se lo piensa dos veces para tirar a puerta.

b.- Trabajo antes del partido

La comunicación en el vestuario previa al partido, es sumamente importante
ya que es el momento donde el entrenador reafirma lo trabajado durante toda la semana, reasegura la confianza de sus jugadores, reafirma conceptos tácticos colectivos, por líneas o individuales y señala cualquier factor que considere importante sobre las fortalezas y/o debilidades del rival que entienda deben tener en cuenta sus jugadores.

Cuando da la composición inicial del equipo y de los suplentes, es el momento de "dibujar" el partido en la pizarra, habiendo elegido a los jugadores adecuados para contrarrestar la fase ofensiva del rival y para explotar sus defectos en la fase defensiva o en la transición ataque-defensa.

En la composición del once inicial para este partido, el entrenador, no
tiene por qué seleccionar nombres sino funciones, como resultado de lo visto durante el trabajo semanal de preparación del partido, habrá elegido a los jugadores que mejor vayan a hacer las funciones determinadas.

El entrenador debe dar pocas instrucciones y muy precisas, siempre centradas en las conductas de los futbolistas, es decir, en lo que tienen que hacer. Debe hablar con claridad, con frases cortas, sin largas explicaciones y debe transmitir tranquilidad, mostrándose él tranquilo.

A nivel general también es interesante brindar otros datos de interés, como
las estadísticas del rival (partidos ganados, perdidos, empatados, goles a
favor y en contra, en casa y fuera, máximos goleadores, dinámicas, etc.), las
últimas alineaciones (destacar cuales fueron los últimos onces utilizados por
el entrenador rival) y los posibles sancionados o lesionados que no puedan disputar el partido contra nosotros.

Partiendo de la base que el entrenador y sus jugadores ya conocen al equipo
rival y sus virtudes y defectos y que se ha realizado un ciclo semanal práctico
donde el trabajo semanal de los entrenamientos ha estado dirigido a preparar el equipo para ganar este partido, el entrenador, por último y antes de iniciarse el partido, deberá centrarse en dos aspectos relevantes:

a.- Analizar nuestro equipo inmediatamente antes del partido:

El análisis del equipo propio debe tomar dos aspectos fundamentales previos
al partido. El primero está relacionado con las actitudes de nuestros jugadores frente al partido lo cual incluye: su competitividad, sus ganas de jugar, su autoconfianza, su responsabilidad, su solidaridad y su concepción acerca de calidad en su desempeño. El segundo aspecto está relacionado con la concentración y mentalización, la cual incluye su valoración sobre todo en situaciones que resulten adversas en el partido.

b.- Analizar el contexto, entorno y los condicionantes del encuentro:

El entrenador ya conoce el estado general de su equipo en todos los
aspectos y el del rival. Ahora debe valorar y analizar el contexto, el entorno,
las circunstancias y los condicionantes en los que se va a desarrollar el
partido para poder dar los últimos consejos específicos al respecto. Por
ejemplo:

- El partido se realiza por la mañana, por la tarde o por la noche, tenemos
el sol en contra o a favor, la luz artificial es adecuada…

- El partido se realiza en un campo de hierba natural, de hierba
artificial, de tierra, está en buen estado, seco o mojado, hierba alta o corta…

- El partido se realiza en campo pequeño (partido de mucha disputa y con
mucha presión en todo el campo) o en un campo amplio, cómo son las dimensiones
del terreno de juego…

- El partido se juega en casa o fuera de casa, aprieta la grada, está
cercana al terreno de juego…

- El partido se juega con un árbitro casero, dialogante, autoritario,
tarjetero…

- El partido se juega con lluvia, frio, calor…

17/12/2012 22:14 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.


La preparación del partido (3): Análisis y trabajo durante el partido.

20121217223457-20120719201943-2006-ub-catalonia-amat-0021.jpg

La preparación del partido (3): Análisis y trabajo durante el partido.

Durante el partido el objetivo principal de la comunicación del entrenador con sus jugadores es ayudar al equipo a lograr sus objetivos, corregir errores, reafirmar lo elaborado y practicado durante la semana y dar confianza al equipo.

Para ello el entrenador durante el partido deberá observar y analizar:

1.- Si juega el rival con la alineación prevista.

2.- Si juega el rival con el sistema de juego esperado.

3.- Si se han hecho las parejas defensivas apropiadas.

4.- Si juega el rival con la táctica esperada.

5.- Si existen jugadores que llegan, a este partido, mermados o fortalecidos
por algún motivo en especial.

6.- Si nuestros jugadores se muestran disciplinados tácticamente.

7.- Si está funcionando nuestro planteamiento inicial.

8.- Qué instrucciones se tendrán que dar durante el primer tiempo o en el
descanso.

9.- Si se han de dar modificaciones de posición dentro del terreno de juego o
sustituciones de nuestro equipo y cuáles van a ser nuestras reacciones
estratégicas frente a las modificaciones y sustituciones del adversario.

10.- Qué modificaciones de puestos, sustituciones o incorporaciones habrán de esperarse en el segundo periodo por parte del adversario y derivado de ello qué variantes tácticas habrán de esperarse.

11.- Cómo están los ánimos tanto de nuestros jugadores como del adversario.

12.- Durante el descanso, ¿Qué instrucciones habrán de darse?.

13.- Una vez iniciada la segunda parte, ¿aplican las variantes tácticas
estipuladas?.

14.- Cómo evoluciona el balance de fuerzas entre nuestros jugadores y sus
contrincantes directos?

15.- Cómo evoluciona el resultado del partido?. ¿Será necesaria alguna
modificación táctica o de sistema de juego, para conservar una mínima ventaja o alcanzar el marcador?

16.- Necesita nuestro equipo nuevas fuerzas, impulsos o ideas?. ¿Se puede
lograr esto con un cambio de jugador?

17.- Qué mensaje se dará inmediatamente después de terminado el partido a los jugadores?

18.- Qué conclusiones habrán de sacarse para las siguientes sesiones de
entrenamiento y para los próximos partidos?



17/12/2012 22:12 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

¿Cómo debe preparar, plantear y organizar el entrenador los entrenamientos y las tareas o ejercicios de los mismos?

20120511221546-escuela-2011-2012-1110.jpg

A.- Consejos respecto a los entrenamientos:

a.- Antes de empezar el entrenamiento:

1.- Ten la mente abierta.

2.- Piensa en que, posiblemente, el entrenamiento no saldrá como tú esperabas.

3.- Los objetivos deben buscar la optimización, no la mejora.

4.- Prepara la sesión buscando la máxima participación de todos los jugadores.

5.- Lo importante no son las tareas: es el contenido que queremos que practiquen.

6.- El correcto desarrollo de la sesión es más importante que el cumplimiento de la misma.

7.- Preocúpate por el estado de tus jugadores antes del entrenamiento.

8.- Son más importantes los jugadores que tu sesión de entrenamiento (a pesar de haber estado horas preparándola).

9.- Modifica la sesión sobre la marcha (SLM) si ves que es lo que se necesita en ese momento.

10.- Plantea tareas siempre con el balón como protagonista.

11.- Plantea tareas abiertas, donde no haya una solución única.

12.- Plantea tareas donde se incida en la faceta creativa de los jugadores.

13.- Plantea tareas donde se incida en la comunicación y la interacción entre los compañeros.

14.- Plantea tareas donde no se “corte” la dinámica del juego (no separes ataque y defensa).

b.- Durante el entrenamiento:

15.- Dedica más tiempo en preocuparte por el estado de tus jugadores que en explicar tus “tácticas”.

16.- Tus “tácticas” deben ser explicadas a través de tus tareas.

17.- Como técnico debes guiar y no dirigir.

18.- No por usar mucho material serás mejor entrenador.

19.- Observa antes de corregir; puede que lo que tú consideres un error no sea más que una “fluctuación” en el proceso de aprendizaje del jugador.

20.- No finalices una tarea sin tener antes todo preparado para la siguiente.

21.- Hazte prescindible, que el entrenamiento pueda transcurrir sin tu presencia.

22.- Ahorra tiempo en las explicaciones, no esperes que todos lo entiendan a la primera. Al empezar el juego les será más fácil entenderlo y “reengancharse”.

23.- Utiliza estrategias para desestabilizar emocionalmente a los jugadores (mal arbitraje, permisión/no permisión de faltas, desigualdad en el nivel de los grupos, favorecer un grupo de trabajo, etc.).

c.- Después del entrenamiento:

24.- No quieras arreglar tus errores al final del entrenamiento. Nada de charlas. Se acabó el entrenamiento.

d.- Conclusión:

25.- Para que el aprendizaje sea significativo se necesita diversión y motivación.

(Este artículo es de Pau Martí, entrenador del Tai Chung (2ª División de Hong Kong) y Director de la cantera del Kitchee SC y que ha sido Director Técnico de la FCB Escuela del FC Barcelona).

B.- Consejos respecto a los ejercicios de los entrenamientos:

En algunas ocasiones, los preparadores físicos nos enfrentamos con la sensación de que una sesión de entrenamiento cuidadosamente planeada no funciona como se esperaba y parece que nadie está aprovechando el tiempo.

Cuando la sesión ha finalizado e intentamos analizar donde nos equivocamos, la primera opción: “Fueron los jugadores” no estaban escuchando, no estaban motivados o simplemente, estaban fuera de control… Normalmente el error es debido al entrenador y a los ejercicios que escogió y preparó.

Un buen entrenador debe ser capaz de seleccionar los ejercicios que funcionarán con su equipo, modificar los ejercicios mediocres para adaptarlos a sus necesidades y descartar aquellos ejercicios que no son adecuados.

Teniendo siempre en cuenta que estamos tratando de futbol amateur (formativo) o profesional; esta es una guía de las doce cualidades que creemos deben reunir  las tareas o ejercicios de tu entrenamiento.

Puede ayudarte a seleccionar los ejercicios, para adaptarlos a las necesidades de tu equipo o para intentar descubrir por qué un ejercicio que en un principio creíste que reunía las condiciones necesarias no resultó como se esperaba.

¿Cómo deben ser los ejercicios o tareas de un entrenamiento?:

a.- Simple: el ejercicio debe poder ser explicado en menos de 30 segundos y demostrado con un grupo de jugadores que lo desconozca previamente en menos de 2 minutos.

b.- Repetitivo: el ejercicio plantea casi continuamente situaciones en que se repite la técnica o aspecto que queremos trabajar.

c.- Con objetivos claros: el ejercicio tiene un objetivo simple que los jugadores deben conseguir, y que no plantee dudas al decidir cuando han tenido éxito.

d.- Con ritmo: el ejercicio requiere que los jugadores actúen rápidamente y con intensidad para tener éxito.

e.- Participativo: el ejercicio implica a todos los jugadores, evitando jugadores esperando su turno para participar o realizando tareas no orientadas al objetivo.

f.- Competitivo: el ejercicio debe ser un juego y el jugador o grupo que se esfuerce más debe ser el vencedor.

g.- Justo: el mejor método para ganar en el juego/ejercicio debe ser la práctica correcta de la habilidad objetivo.

h.- Específico: el ejercicio no debe llevar la habilidad objetivo tan fuera de contexto, que ya no se parezca a la habilidad tal y como se aplica en el partido.

i.- Independiente: el ejercicio debe poder ser ejecutado por los jugadores con poca o ninguna intervención del entrenador.

j.- Con una dificultad ponderada: el ejercicio debe estar dentro de las posibilidades de los jugadores y al mismo tiempo plantearles un reto.

k.- Factible: el ejercicio debe ser posible con el espacio, tiempo, jugadores y material disponible.

l.- Divertido: el ejercicio debe ser divertido.

(Este artículo  es de Albert Ruiz).

11/05/2012 22:15 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

¿Porquè ha de tener el entrenador el liderazgo de su equipo?

20110906203736-2649g.jpg

a.- El entrenador debe ser siempre un espejo donde puedan mirarse sus jugadores y un modelo de comportamiento para ellos, el entrenador debe ser su referencia cuando busquen respuestas.

b.- El entrenador debe adelantarse a los acontecimientos y prever situaciones de futuro para actuar con tiempo de la forma más adecuada.

c.- El entrenador debe ser el motor de su equipo, debe tirar del carro y sus jugadores deben seguirle y para ello debe ilusionarlos y hacerlos creer en su proyecto.

d.- El entrenador debe delegar responsabilidades en los demás. Debe hacer que todos tengan sus responsabilidades dentro del equipo y que vean que la suma del trabajo individual impulsa exponencialmente al equipo.

e.- El entrenador debe ordenar las tareas a realizar y debe distinguir entre lo importante, lo urgente y lo que puede esperar.  No debe perder tiempo en “rizar rizos”, debe actuar.

f.- El entrenador debe fomentar las relaciones entre sus jugadores, padres, etc, y organizar eventos extradeportivos que fortalezcan los lazos emocionales de todos los implicados.

g.- El entrenador puede escuchar a los demás, sus ideas, sugerencias, proyectos, etc. En la vida nunca acabamos de aprender. Sus éxitos no se deben convertir en una tumbona, sino en un trampolín para volar más alto.

h.- El entrenador no debe nunca perder la autoridad frente a sus jugadores pase lo que pase. Es lo que más cuesta ganar y lo más fácil de perder. Debe mostrarse firme en sus decisiones y que todos sepan que antes de tomar una ha escuchado y valorado todas las opciones.

i.- El entrenador debe reconocer los logros de los demás, a todo el mundo le gusta una palmadita en la espalda.

j.- El entrenador no debe bloquearse ante una situación. Muchas veces los bloqueos son producto de nuestras barreras mentales. Debe analizar la situación y buscar en qué elemento que la compone puede actuar para mejorarla o cambiarla. Debe mantener la cabeza limpia de prejuicios y debe adaptarse a las nuevas situaciones pensando que son nuevas oportunidades.

06/09/2011 20:37 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

¿Porqué la motivación de los jugadores es la base del éxito deportivo?

20110906202154-dsc-2541.jpg

a.- El entrenador debe tener las sesiones de entrenamiento preparadas hasta el último minuto y con las tareas bien secuenciadas. Esto le permitirá centrarse más en el comportamiento de sus jugadores y saber en cada momento qué consignas debes dar.

b.- Los contenidos de las sesiones de entrenamiento deben ser útiles para sus jugadores, deben encontrarles un sentido por el cual vale la pena escuchar y seguir al entrenador.

c.- Las sesiones de entrenamiento ante todo son un escenario de alegría y diversión, el entrenador no las debe convertir en un aburrido lugar de adiestramiento.

d.- El entrenador debe preparar todas las tareas persiguiendo un objetivo técnico, que no generen colas ni aburrimientos innecesarios, la actividad debe ser continua. Cada tarea debe ser un motivo de superación y reto para sus jugadores.

e.- El entrenador debe exponer a sus jugadores de forma clara qué objetivos deben alcanzar a final de temporada y también los de cada día de entrenamiento. Debe razonarlos y si lo cree conveniente modificarlos , comprobando que todos están de acuerdo, y a partir de ahí , luchar por ellos.

f.- La forma de presentar la sesión de entrenamiento y administrar los contenidos debe ser ajustada al grupo que conduce, no todo sirve para todos.

g.- El entrenador debe escuchar y hablar con sus jugadores, aunque sean temas que no tengan nada que ver con la actividad deportiva. Potenciará sus lazos emocionales con ellos.

h.- El entrenador debe asignar objetivos individuales, tanto en lo deportivo como en lo extradeportivo: estudios, relación con los padres, amigos, actividades, etc., demostrandoles que le interesan sus vidas y lo que les sucede.

i.- El entrenador debe conseguir que los jugadores sientan el equipo, que vibren con él , que amen el deporte que practican. Para ello puede organizar eventos relacionados con su deporte, salidas a ver partidos de profesionales, fiestas que como eje tengan el deporte practicado, etc.

j.- El entrenador debe reconocer los méritos a sus jugadores y agradecerles (sin caer en el servilismo, de forma sobria) los esfuerzos que realizan para conseguirlos y premiarlos cuando se van alcanzando los objetivos.

¿Cómo solucionar los problemas de desmotivación?

a.- El entrenador debe observar bien a sus jugadores para detectar precozmente la desmotivación, dialogar con él y asumir el problema.

b.- El entrenador debe tratar de implicar a la familia en la actividad y en el plan de estudio o trabajo.

c.- El entrenador debe hacer atractivos y divertidos los entrenamientos y dar emoción a los ejercicios.

d.- El entrenador debe estimular la sana competitividad y recompensar los esfuerzos.

e.- El entrenador debe planificar los objetivos con ilusión y esperanza y evitar las rutinas.

f.- El entrenador debe estimular el diálogo en el grupo, el trabajo en equipo reconocer sus valores y ayudarle con su autoestima.

06/09/2011 20:21 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

¿ Cómo puede encontrar el entrenador el éxito deportivo?

20110906195953-148099-166869013337438-100000430210685-422817-3902522-n.jpg

a.- Si no hay esfuerzo, no hay mejora. Debe intentar que sus jugadores estan constantemente  motivados para un mejor esfuerzo.

b.- Sólo con el día a día y el seguimiento de la planificación se lograrán los éxitos.

c.- Ha de buscar la máxima concentración para cada ejercicio, para sacarle el máximo provecho.

d.- Hay que tener presente la competición, basando el entrenamiento en un análisis observacional de la competición.

e.- Para la constancia y el trabajo, ha de estar motivado y eso se consigue levantándose después de cada derrota o fracaso deportivo.

f.- Ha de mantener un plan evolutivo correcto, sería adecuado realizar tests de evaluación progresivos.

g.- Hay que trabajar con la exigencia necesaria, evitando que la presión afecte negativamente al equipo.

h.- El entrenamiento tiene que ser rico y provechoso para el jugador, en todas las situaciones que éste se encuentre.

i.- Para un mejor esfuerzo el entrenador debe intentar fomentar la competitividad sana entre los jugadores.

j.- En un equipo, todo el mundo tiene que estar implicado y luchar por el mismo objetivo. Sin esta unidad será complicado alcanzar el éxito que como grupo nos planteamos.

06/09/2011 19:59 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

¿Qué debe hacer el entrenador para que su equipo rinda en la competición como él espera?

20110906194258-entrenador-2.jpg

a.- Conocer la exigencia, el contexto y la normativa de la competición para poder marcarse los objetivos.

b.- Una vez conozca las capacidades de sus jugadores y las exigidas de la competición debe fijarse unos objetivos individuales y colectivos que no sean ni muy ni poco alcanzables.

c.- Repartir el contenido del entrenamiento (técnico, táctico y físico) para llegar al momento adecuado y con el entrenamiento suficiente por lograr el objetivo.

d.- Intentar no cambiar la planificación y sacar conclusiones constantemente para mejorarla en un futuro. Trabajar como mínimo siempre los objetivos básicos.

e.- Los entrenamientos tienen que ser lo más transferibles a la competición, a la vez que adaptados a su equipo o al propio entrenamiento individual.

f.- La competición no le debe aportar ningún estrés ni acumulación de agotamiento más que el propio de la competición. Cuando mejor esté en el trabajo y en casa mejor rendirá en la competición.

g.- Tiene que realizar autoevaluaciones tras cada competición o proceso de entrenamiento para, así, mejorar y saber dónde ha fallado y qué tendría que añadir, modificar o eliminar.

h.- Para mantener el nivel dentro de la competición y estar en plenas condiciones psíquicas, tiene que saber aceptar los resultados de la competición con deportividad.

i.- Si quiere llegar a los objetivos, o bien superarlos, debe tener una actitud de trabajo constante, con el esfuerzo necesario. De lo contrario, no se lograrán los objetivos.

j.- Gran parte de los resultados que el entrenador obtiene son fruto de sus condiciones psicológicas, puesto que son la base del buen entrenamiento. En competición debe estar concentrado y con la propia seguridad de saber que lo puede hacer. Tiene que creer en sus posibilidades.

06/09/2011 19:42 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

¿Quién ayuda al entrenador?

20120426223620-quien-ayuda-al-entrenador.jpg

 

Un entrenador siempre ha de estar rodeado de un buen equipo de colaboradores para conseguir que su trabajo sea lo más eficaz posible. Cuando hablamos de nivel profesional el equipo de trabajo que rodea al entrenador suele estar formado por el segundo entrenador, un técnico que prepara específicamente a los porteros, el preparador físico, el médico, el fisioterapeuta y en algunos equipos también un psicólogo. Obviamente no en todo los clubs el entrenador dispone de semejante colaboración. Todo depende de la categoría del equipo y sobre todo del potencial económico que disponga y si hablamos de categorías amateurs ó de iniciación posiblemente la colaboración se reduzca a un SEGUNDO ENTRENADOR y gracias, por eso me quiero referir en este capítulo a las personas que realizan esta misión.

- Siempre ha de ser una persona de “total confianza” elegida por el primer entrenador y nunca impuesta por el club.

- Debe de ser alguien que en base a esa confianza que se tiene en él, se le da la responsabilidad y atribuciones suficientes para realizar su trabajo, haciéndole que se sienta importante dentro del grupo y sobre todo no desautorizándolo nunca en público. De ahí la importancia de la “conexión” que debe de existir siempre entre el primer y el segundo técnicos para funcionar en equipo y estar en perfecta sintonía el uno con el otro.

- La misión del segundo entrenador es muy amplia y sirve entre otras cosas para “descargar” de trabajo al primero, que delega en él determinadas funciones que son de una gran importancia para el correcto funcionamiento del equipo.

- Antiguamente el segundo entrenador se limitaba en los entrenamientos a pitar los partidos, repartir los petos y entrenar a los porteros. Hoy en día eso ha cambiado y el trabajo a dúo con el primer entrenador ha significado una mejora importante en la preparación del equipo.

- Las misiones específicas del segundo entrenador pueden abarcar los siguientes apartados:

* Ayudar a controlar el vestuario y servir de enlace entre los jugadores y el primer entrenador.

* Trabajo especifico con los porteros.

* Trabajo individual con determinados jugadores que necesiten mejorar sus condiciones técnicas. Esto es importante sobre todo en categorías inferiores.

* Trabajo en grupos repartiéndose el equipo con el primer entrenador.

* Entrenamiento y recuperación con jugadores que por diversos motivos deben de trabajar a parte del grupo principal por que han salido de una lesión ó están cortos de preparación por diversos motivos.

* Dirigir los calentamientos, estiramientos (inicio y final) y relajación (final) en las sesiones de entrenamiento. Esto lo realiza habitualmente el preparador físico, pero no todos los equipos disponen de un profesional de estas características, sobre todo los clubs no profesionales.

* Llevar controles estadísticos sobre la plantilla relacionada con entrenamientos realizados y partidos disputados entre otros aspectos.

* Realizar informes sobre los equipos contrarios.

* Crear un “buen ambiente” en el vestuario.

* Sustituir con garantía al entrenador principal cuando haga falta por necesidades de trabajo ó simplemente si éste se pone enfermo, etc….

¿Cuáles deben ser las funciones o misiones del entrenador?

20090702215026-formacion-basica-para-entrenadores-de-futbol-principiantes-4a1aec0bb43ace8e221b55c6d.jpg

Hay una serie de funciones que están especificadas en su contrato y que podríamos decir que son “sagradas” y que forman parte de sus derechos como entrenador y que están otorgados por ley. Todos los entrenadores hemos firmado contratos y sabemos lo que ponen y “nunca” debemos renunciar a lo que nos pertenece por muchas presiones que recibamos. Ya sabemos que en el mundo del fútbol hay “personajes” que les encanta ser entrenadores cuando no lo son, porque ni tienen la titulación correspondiente y mucho menos los conocimientos necesarios.

Una vez realizada esta pequeña introducción sobre las misiones del entrenador diríamos lo siguiente con relación a toda la labor que ha de realizar en un equipo.

- Fijar los objetivos a cumplir por el equipo.

- Planificar y dirigir las sesiones de entrenamiento.

- Establecer unas normas de comportamiento para el grupo y saber aplicar las sanciones correspondientes cuando estas se incumplan.

- Premiar siempre las acciones positivas que vayan encaminadas a beneficiar al equipo.

- Saber sacarle a la plantilla todo el rendimiento que es capaz de dar, tanto a nivel individual como colectivo.

- Colocar a cada jugador en el puesto que pueda rendir más y también saber adaptarlo con arreglo a sus condiciones individuales a otras demarcaciones donde pueda aportar un buen trabajo en beneficio del equipo.

- Elegir a los “mejores” jugadores para cada partido y eso no quiere decir que los “mejores” sean siempre los más dotados técnicamente, sino los que en ante la inminencia de un partido están en un momento óptimo de forma para hacer los más rentable posible su aportación al equipo.

- Entrenar tanto a nivel colectivo como individual, ya que a veces solamente se realiza un trabajo especifico con los porteros y también existen otras demarcaciones que son susceptibles de mejora si se trabajan de forma individualizada ó en pequeños grupos.

- Dotar al equipo de un/unos sistemas de juego y sus variantes, así como establecer y trabajar  los principios defensivos y ofensivos del equipo y dotar al mismo de un amplio campo de jugadas estratégicas.

- Conseguir que los entrenamiento sean “reales”, es decir, lo más parecido a los partidos y para eso las sesiones de trabajo han de tener unos niveles de intensidad y exigencia mínimos. Hay una frase muy conocida en el fútbol y que es absolutamente cierta que dice: “Se juega como se entrena”.

- Estar con el equipo tanto cuando se gana como cuando no. Si se pierde es cuando más hay que apoyar al futbolista, animándole y enseñándole a asumir las derrotas para que sepa procesarlas y sacar conclusiones de ellas que le sirvan de ayuda para los siguientes partidos.

- No dejar nunca que el mal comportamiento de un futbolista pueda desestabilizar al grupo.

- Saber manejar y dirigir al equipo tanto a nivel individual como colectivo en los entrenamientos y en los partidos por igual. Si se entrena bien pero se dirige mal no vale y viceversa tampoco.

- Saber controlar el exceso de “euforia” cuando los buenos resultados se producen de forma continuada. Hay que saber preparar al equipo para cuando la derrota aparezca por que tarde ó temprano llega.

- Es muy importante trabajar con los futbolistas el aspecto de la “concentración” tanto en los entrenamientos como en los partidos. Muchas veces el jugador se distrae charlando con el compañero durante una sesión de entrenamiento ó durante un partido se preocupa más de lo que el público le dice que de la misión que debe de realizar en el terreno de juego. Estos aspectos y otros semejantes han de tenerlos muy en cuenta el entrenador para lograr que el futbolista esté plenamente concentrado en su trabajo y evite todo tipo de distracciones que perjudiquen la labor que ha de realizar.

- Conseguir una total implicación de los futbolistas en el trabajo que se realiza. Que nadie se encuentre al margen del equipo. Hay que inculcarles a todos los jugadores la “idea de grupo”, la importancia de la palabra “equipo” y todo lo que significa. Que todos tengan muy claro que el los objetivos que se establecen sólo se pueden conseguir con las suma de los esfuerzos de todos los componentes de la plantilla y que si hay alguien que no asume sus responsabilidades ó se “esconde” a la hora de dar lo mejor que lleva dentro, a parte de perjudicarse a si mismo, también perjudica a sus compañeros que es mucho peor.

El jugador tiene que saber siempre que el equipo es “su mejor compañero”, el que en todo momento está ahí para apoyarlo, el que nunca le va a fallar por que es el compañero más fuerte (su fuerza viene dada por la suma del esfuerzo colectivo), por lo tanto el futbolista ha de ser reciproco con el equipo y aportar todo lo que lleva dentro en beneficio del bien común.

- Antes de los partidos hay que ser lo suficientemente previsor para tener alternativas disponibles a determinadas situaciones que se pueden plantear durante el desarrollo del juego: Cambios por lesiones, sanciones, bajo rendimiento, variantes ó cambios en el sistema de juego utilizado, situaciones diversas, como por ejemplo, quedarse sin portero y tener que utilizar un jugador de campo….. etc.

- Disponer de la información más detallada posible de la plantilla. Datos completos de los jugadores , físicos, técnicos, psicológicos, etc….. Realizar los test de evaluación física y de esfuerzo, así como obtener los datos antropométricos de la plantilla.

- Información sobre los equipos contrarios. Todo aquello que se pueda considerar necesario para utilizarlo en la planificación y planteamiento de los partidos a disputar.

02/07/2009 21:50 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

¿Qué cualidades ha de tener un entrenador para triunfar (ó simplemente para ser un buen técnico) - 1?

20090601173742-messi13-1-.jpg

Son tantas que es prácticamente imposible que una sola persona por muy buen entrenador que sea y por muchos títulos que haya conseguido pueda reunirlas todas. Es evidente que cuantas más cualidades posea de las que a continuación se nombran, mejor entrenador será. He tratado de recopilar las que a juicio de unos y otros entrenadores de los que tengo conocimiento son importantes y a parte las que a mi particularmente me parecen primordiales. No se enumeran en ningún orden de preferencia pues en algunos casos no sabría determinar cuales son más importante que otras, lo que si tengo claro es que hay algunas cualidades que son imprescindibles para un entrenador.

- LIDERAZGO: Tener capacidad para manejar y dirigir un grupo y al mismo tiempo controlar el entorno que lo rodea.

- VOCACION: Tiene que gustarle el “oficio”, aunque esto es válido para desarrollar con éxito cualquier profesión que se elija.

- AUTOCONTROL: Para afrontar con serenidad y sosiego situaciones complicadas que van a presentar a lo largo de la competición en las que el entrenador por el puesto que ocupa debe ser el primero en mantener la calma.

- MOTIVADOR: Ha de saber motivar a sus jugadores para que desarrollen todo su potencial deportivo aplicando para ello los métodos mas adecuados.

- PSICOLOGO: Tiene que conocer las diferentes personalidades de cada jugador para saber tratarlos a nivel individual. En deportes de equipo no sólo hay que estudiar la psicología del grupo en su conjunto, también hay que preocuparse de las individualidades ya que cada futbolista es diferente y hay que saber tratarlos según su forma de ser. Los hay de todas clases, tímidos, conflictivos, inseguros, vagos, indisciplinados etc….

- ORGANIZADOR: Hay que tener capacidad para saber planificar y organizar el trabajo y llevarlo a la practica de una forma metódica y controlada.

- AMBICIOSO: El entrenador ha de aspirar siempre a lo máximo. Y no conformarse con éxitos parciales cuando se pueden conseguir metas superiores.

- DECIDIDO: Hay que atreverse en cada momento a tomar las decisiones más convenientes para el equipo aunque estas no sean en esos momentos las más populares ó más del agrado del equipo, directiva, afición etc….

- EXTROVERTIDO: Para entusiasmarse con su trabajo y saber contagiar ese entusiasmo a sus futbolistas.

- RECEPTIVO: Saber escuchar y aceptar criticas constructivas para corregir posibles errores. El entrenador no debe de creer nunca que lo sabe todo ó que siempre está en posesión de la verdad, aunque al final es “siempre quien tiene la última palabra a la hora de tomar decisiones que solamente son de su competencia”.

- CARISMATICO: Que los futbolistas a los que dirige tengan plena confianza en él y en su trabajo y que lo valoren por su capacidad y prestigio.

- RECEPTIVO: Para saber aceptar la crítica constructiva que se le haga y rectificar cuando toma decisiones equivocadas ó cometa errores. El entrenador no debe de creerse en posesión de la verdad y pensar que siempre tiene razón. Debe de saber escuchar otras opiniones aunque al final tenga la última palabra en lo relacionado a las funciones que solamente son de su exclusiva competencia y de nadie más.

- PERSEVERANTE: Para “creer” el trabajo que realiza. Ser constante en sus planteamientos cuando está convencido de ellos y que el camino trazado es el más conveniente aunque a veces los resultados digan lo contrario.

- FIRME: Saber en todo momento el “terreno” que pisa y mostrar la firmeza necesaria en su forma de dirigir al equipo y no demostrar en ningún momento la inseguridad propia del que a veces no sabe por donde anda.

- COMUNICADOR: Para saber transmitir sus conocimientos. No basta con ser un experto en la materia, hay que saber hacer llegar eses conocimiento a su destinatario. Hay exfútbolistas, por ejemplo, que habiendo sido grandes figuras ó excelentes profesionales en el terreno de juego, cuando se convierten en entrenadores no saben hacer llegar a sus discípulos lo que ellos sabían desarrollar estupendamente en la practica cuando estaban en activo. Para comunicar no solamente se debe de emplear la palabra, también se utilizan gestos, miradas, movimientos de manos, la forma de hablar, buscando un lenguaje que se entienda y que conecte con la persona a la que se le está transmitiendo algo. Hay que saber dar tranquilidad cuando hace falta, bajar el tono de voz ó subirlo según las necesidades del momento. En definitiva, lo que se transmite tiene que ofrecerle seguridad al jugador para conseguir el objetivo marcado, convicción en el sistema de juego empleado y credibilidad para saber que la dirección elegida es la correcta para conseguir el objetivo establecido.

- EXIGENTE: Nunca hay que dejar que el futbolista se “acomode”. Es necesario exigirle al máximo de sus posibilidades, aunque tampoco se le puede pedir más de lo que puede dar. El entrenador debe de mostrar siempre vigor a la hora de realizar su trabajo, que ningún futbolista actúe con desgana ó se muestre excesivamente conformistas y mucho menos que eso y otros aspectos negativos como pueden ser el pesimismo ó el desanimo los contagie al resto del equipo, ahí es donde el entrenador debe de mostrar su fuerza como director del grupo.

- OBSERVADOR: Ser consciente de todo lo que le rodea. Saber ver lo que sucede no sólo dentro del equipo, también alrededor de él. Sacar continuamente conclusiones de todo lo que observa, de sus jugadores, del equipo contrario, de otros entrenadores etc….

- PROFESIONAL: Tanto a la hora de entrenar como en el momento de dirigir al equipo en los partidos, el entrenador debe de tenerlo todo “controlado”, hasta el más mínimo detalle. No dejar nada a la improvisación demostrando en todo momento su total profesionalidad. Un entrenador tiene que saber manejar siempre todos los mecanismos de su profesión y tener los recursos suficientes para desenvolverse en situaciones comprometidas.

-PREPARACION: El entrenador necesita todo un “ arsenal de conocimientos”. Debe de estar plenamente actualizado. Como se suele decir “estar al día”. Siempre pendiente de todas las novedades que se produzcan en el desarrollo de su actividad. Ha de estar continuamente reciclándose e incrementando sus conocimientos, por eso es fundamental su capacidad para “aprender y mejorar”.Debe de examinar y leer todo aquel material que en forma de libros, revistas especializadas, artículos, trabajos, informes, dossier, etc… caiga en sus manos y que considere interesante, También ha de moverse por esa fuente inagotable de documentación que es Internet y visionar igualmente material en otro tipo de formatos como video, DVD, CD.Rom etc….Procurará asistir a charlas, clínic, seminarios, reuniones, jornadas, congresos y otros eventos relacionados con su actividad para incrementar sus conocimientos y realizar siempre que pueda cursos de perfeccionamiento y actualización para estar a la altura de las cada vez mayores exigencia que demanda su trabajo. Cuando se tiene una” vocación auténtica por ser entrenador uno es consciente de que nunca sabe lo suficiente y de que jamás termina de aprender”.

Autor: Paco Arias. Técnico Deportivo Superior y Entrenador Nacional de Fútbol.

01/06/2009 17:37 entrenadordefutbol #. - el entrenador No hay comentarios. Comentar.

¿Qué cualidades ha de tener un entrenador para triunfar (ó simplemente para ser un buen técnico) - 2?

20090601171820-benitezgerrard0704-468x367-1-.jpg

- No tener ANIMADVERSION contra ningún jugador. A veces el entrenador le coge manía a un futbolista y eso hace que no sea ecuánime a la hora de alinearlo.

- Tener un ASPECTO ADECUADO con arreglo a la profesión que desempeña. Muchas veces el entrenador descuida su forma física y su aspecto con exceso de peso proyectando una imagen negativa antes sus jugadores, ¿Cómo les vas a pedir a tus futbolistas que corran y se esfuercen cuando tú eres incapaz de mantenerte minimamente en forma?

- Saber inculcarle al futbolista el concepto de PROGRESION en el trabajo. Ya sabemos que a nivel profesional “sólo vale ganar”, pero también es muy importante trazarse el objetivo de mejorar día a día sobre todo en categorías inferiores.

- Saber aplicar en todo momento REFUERZOS POSITIVOS a la hora de motivar al futbolista. Cualquier mejora, cualquier avance que se produzca por pequeño que sea debe de hacerlo patente para que al jugador le sirva de estímulo sobre todo si se trata de alguien que se está iniciando en el fútbol.

- Saber CORREGIR principalmente cuando se trabaja con futbolistas jóvenes. No se trata sólo de entrenar y cumplir un plan establecido, a nivel individual hay que estar pendiente de los errores que se cometen y hacérselos ver al jugador para que no vuelva a repetirlos, tratando también de ser comprensivo con esos fallos sobre todo cuando quien los comete hace todo lo posible por intentar hacerlo bien.

- No ser un DICTADOR. Las cosas no se hacen “por que a mí me da la gana”, hay que explicar detalladamente el trabajo que se va a realizar, que se pretende conseguir y sobre todo “convencer” de su eficacia. Igualmente en otro tipo de decisiones el entrenador será mucho más eficaz en su trabajo si a la hora de tomar decisiones aplica el famoso dicho de utilizar “la fuerza de la razón y no la razón de la fuerza”.

- Tener las IDEAS CLARAS. No confundir a los futbolistas con cambios continuos que los lleven a la desorientación. No estar continuamente cambiando en función del contrario. Hay que preocuparse más de “cómo está nuestra propia casa que la del vecino”. Por eso es muy importante dotar al equipo de un “estilo propio” e ir perfeccionándolo cada día. Eso siempre es mucho mejor que estar realizando cambios continuos y empezando cada vez de cero.

- Saber CONCRETAR a la hora de dar instrucciones a los jugadores especialmente en los partidos. No se debe de agobiar al futbolista con un exceso de información ya que muchas veces se consigue el efecto contrario a lo que se pretende y en vez de aclarar lo que se consigue es confundir. Hay que ser concreto e “ir al grano” dejándole claro lo que nos interesa conseguir de él.

Si se tiene la suerte de estar una temporada entera en un equipo (En España eso por desgracia para los entrenadores no suele ser lo más habitual), tiempo habrá para ir poco a poco suministrándole al jugador las consignas necesarias para que las vaya asimilando de forma progresiva.

- Ser REALISTA a la hora de fijar objetivos. Hay que tener siempre “los pies en el suelo” y no marcarse metas imposibles de cumplir. A nivel individual es muy importante indicarle al futbolista cuales son sus límites, para que sepa lo que puede y lo que no debe de hacer.

- Ser un entrenador CREIBLE. Al futbolista no hay que engañarlo con falsa promesas y decirle el lunes que va a jugar el domingo para tenerlo contento ó que si estuvo de reserva en un partido ó no fue convocado, que va a tener su oportunidad en el siguiente cuando en realidad no es así. Cuando se promete algo hay que cumplirlo en caso contrario es mejor no decir nada por que si el entrenador pierde su credibilidad ante el jugador eso le va a perjudicar enormemente en su trabajo.

- Existen más cualidades que benefician la figura del entrenador como son el DINAMISMO para estar continuamente buscando nuevas fórmulas e ideas para mejorar el equipo.En este aspecto el técnico que pretenda mejorar a su equipo nunca debe de quedarse parado.

- El OPTIMISMO para ver siempre el lado positivo de las cosas, sobre todo en las derrotas ó cuando las cosas no salen todo lo bien que uno quisiera.

- La INICIATIVA, para atreverse realizar planteamientos diferentes que en ocasiones llevan su cuota de riesgo.

- La HUMANIDAD, para saber tratar a los futbolistas con las dosis de afecto y comprensión que como personas se merecen.

El entrenador no es un “Sargento de Marines” ni un “Hombre de hielo”, es una persona y para que sus jugadores los respeten no hace falta que se muestre como un ser frío y distante (aunque esto va un poco relacionado con la forma de ser de cada uno), solamente debe de “saber estar en su puesto siempre”.

Autor: Paco Arias. Técnico Deportivo Superior y Entrenador Nacional de Fútbol.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris