Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes al tema SISTEMAS DE JUEGO - F11.

Sistema de juego 1: Concepto de sistema de juego y características.

20110903143545-copia-de-sistemas-de-juego.png

CONCEPTO

Es el lugar que elige o se impone a un jugador en el terreno de juego o la posición o distribución de un equipo, dentro del terreno de juego, una vez definida la posición de partida de los jugadores y antes de sus movimientos ofensivos y defensivos.

En consecuencia la ocupación del lugar del terreno indica realmente la zona desde donde maniobra cada jugador y las funciones a realizar tanto en ataque como en defensa.

MOMENTOS MÁS ADECUADOS PARA OBSERVAR LAS POSICIONES DE PARTIDA DE LOS DIFERENTES SISTEMAS

Esta disposición de los jugadores sobre el terreno de juego se observa normalmente antes del saque inicial, después de un repliegue, en un saque de meta, en una ocupación racional y en otras situaciones similares.

La organización táctica estructural de un equipo de fútbol viene determinada por una dimensión estática y una dimensión dinámica.

a.- Por dimensión estática se entiende al sistema de juego o dispositivo táctico que representa el modo de colocación de los jugadores sobre el terreno de juego. Esta colocación de base fundamental (traducida por diagramas 4-4-2, 4-5-1, 4-3-3, etc.) restablece el orden y los equilibrios en varias zonas del campo y sirve como punto referencial y de partida para los desplazamientos relativos de los jugadores y para la coordinación de las acciones individuales y colectivas.

b.- Por dimensión dinámica se entiende a las diferentes tareas y misiones tácticas distribuidas entre los jugadores que componen el equipo. 

Es importante aclarar que en la nomenclatura de todos los sistemas de juego (4-2-4, -4-3-3,4-4-2, etc.) no se considera necesario identificar la posición del portero. La participación del portero se omite, dado que no admite, por su función y misión, modificaciones desde el punto de vista posicional.

Para el aprendizaje de los sistemas de juego habrá de tenerse muy en cuenta la edad de los jugadores y que la evolución ha de ser gradual y con paciencia. Los objetivos deben ser muy concretos aprendiendo algo nuevo en cada sesión.

CARACTERÍSTICAS DE LOS SISTEMAS DE JUEGO:

Las tres características esenciales de los sistemas de juego son: disponer, mover y emplear.

a.- Disponer:

Consiste en encontrar la mejor forma de distribuir los jugadores en el terreno de juego de manera que, ocupándolo todo, estén relativamente equidistantes unos de otros, tenga zonas de acción definidas, ocupen el terreno de forma racional para que se puedan iniciar jugadas ofensivas y defensivas con las mayores probabilidades de éxito y, en general, puedan darse, desde todas las posiciones, los principios fundamentales de orden, rapidez y apoyos recíprocos.

b.- Mover:

Expresa las diferentes formas en que los jugadores se desplazan en el terreno de juego y los motivos por los que lo hacen. Son la base fundamental de las características esenciales de los sistemas de juego y, por lo tanto, a los que es preciso darles una mayor importancia y trascendencia en la idea, siempre permanente, de que sin las otras características y sin aplicar los principios en que se basa el juego, éste no tiene sentido. Estos movimientos pueden ser ofensivos o defensivos.

c.- Emplear:

Consiste en dar a cada jugador el puesto y función más adecuados a sus características técnicas, tácticas y morales.

De acuerdo al número de jugadores que un equipo presenta en cada una de sus líneas podremos decir que sistema de juego utiliza.

Línea de defensas o zona de iniciación (Z.I).

Línea de centro de campo o zona de creación (Z.C).

Línea de delanteros o zona de finalización (Z.F).

Las formas en que pueden emplearse los jugadores se pueden establecer bajo tres criterios: atacantes, defensores y enlaces pero todos los miembros del equipo deben atacar y defender desarrollando las funciones específicas según las líneas de juego que ocupen.

Pero lo importante no es el sistema de juego a emplear, sino el comportamiento de los jugadores dentro del mismo.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA EN LA ELECCIÓN DE UN SISTEMA DE JUEGO:

Un sistema de juego debe ser planificado de forma coherente, viable, flexible, objetiva y eficiente.

Un sistema de juego debe ser consecuente con la realidad en cuanto a las condiciones y características del jugador, la calidad de la plantilla y el nivel de competición.

La elección del sistema de juego a emplear dependerá de la clase de partido a jugar (de liga, amistoso, con rival inferior o superior, etc), de los jugadores disponibles y de la debida coordinación entre los jugadores y el estado de forma de los mismos.

Hemos de considerar tácticamente el nivel de nuestro plantel y analizar los siguientes criterios:

a.- Adaptar el sistema de acuerdo a las condiciones y cualidades de los jugadores propios.

b.- Imponer el sistema adaptándolo a las condiciones de los jugadores adversarios.

c.- Imponer el sistema de acuerdo al propio criterio del entrenador.

d.- Trabajar un sistema que se adapte a las condiciones de cada jugador, de acuerdo a la colocación en el mejor puesto, la colocación en la mejor distancia y acertar en la misión asignada.

e.- Valorar certeramente las condiciones ofensivas y defensivas

REQUISITOS FUNDAMENTALES DE TODO SISTEMA DE JUEGO:

Los requisitos fundamentales para que un sistema de juego sea eficaz, práctico y beneficioso para el equipo que lo utiliza son:

a.- Reparto uniforme por todas las zonas del campo (una correcta ocupación del terreno de juego).

b.-  Reparto equitativo de las cargas de trabajo, con participación de todos los jugadores en el ataque y la defensa produciendo un correcto equilibrio entre líneas.

c.- Creación de superioridades numéricas en la zona del balón.

d.- Seguridad para nuestra portería.

e.- Rápidas y racionales transiciones defensa-ataque y ataque-defensa.

f.-  Mantener la ocupación racional del terreno de juego mediante los relevos y los desdoblamientos, en la táctica de grupo.

g.- La atención y concentración de todos y una eficiente labor en posición de partida y de llegada.

h.- Que permita variantes defensivas y ofensivas si las circunstancias del juego lo exigen.

VARIANTES DE UN SISTEMA DE JUEGO:

Se entiende por variantes de un sistema de juego cuando un jugador que partiendo de una posición inicial, adelanta o atrasa dicha posición sin llegar a incorporarse a otra línea.

Se pueden realizar variantes ofensivas y defensivas.

Si se le asigna una posición adelantada modificando su posición de partida podemos decir que es una VARIANTE OFENSIVA, si por el contrario retrasamos su posición de partida, es una VARIANTE DEFENSIVA.

Para definir si es ofensiva o defensiva se tendrá en cuenta la nueva función o misión del jugador respecto de la anterior.

Un ejemplo de variante defensiva puede ser adelantar a un centrocampista para que marque al organizador del equipo contrario y un ejemplo de variante ofensiva retrasar a un centrocampista para iniciar mejor el juego.

Sistema de juego 2: ¿Cómo elegir un sistema de juego?.

20110903143524-20101104202945-1770.jpg

CRITERIOS PARA ELEGIR UN SISTEMA DE JUEGO

Los sistemas de juego a utilizar deben buscar explotar las cualidades de los jugadores que componen el equipo pues cualquier sistema de juego fracasará si los jugadores no tienen las condiciones físicas, técnicas y tácticas para desarrollarlo.

Por otro lado, es imprescindible que los jugadores crean en el estilo de juego y sistema de juego que van a desarrollar, si cada uno piensa de una manera difícilmente saldrán las cosas, es importante tener una idea común y a partir de ahí buscar el camino.

Muchos entrenadores utilizan un solo sistema siempre, independientemente de las características del equipo que en ese momento preparen o el club en el que estén y se fichan jugadores expresamente para poder jugar de una determinada manera.

El sistema es algo que ha de estar al servicio de los jugadores para optimizar su rendimiento, y que completa nuestra idea de disposición táctica en el campo.

A la hora de diseñar un sistema de juego el entrenador se encuentra ante el dilema de elegir el modelo más adecuado. Esta selección puede realizarse en función de:

a.- Una adaptación de los jugadores a un sistema de juego teórico previamente concebido por otro entrenador.

Es utilizada con bastante asiduidad por los entrenadores, puesto que las disposiciones iniciales, subestructuras, roles, etc., están establecidas previamente, adaptando el entrenador a sus jugadores a dichos elementos. Ello puede suponer que no se le saque el máximo rendimiento a cada uno de los jugadores del equipo, pues se adapta el jugador a una estructura definida, no desarrollando su máxima potencialidad.

b.- La creación de un sistema de juego a partir de las características de los jugadores que forman parte del equipo.

Permite obtener el máximo rendimiento a las características individuales y colectivas de los jugadores puesto que se adapta el sistema al jugador. Esta opción obliga a los entrenadores al estudio, análisis y elaboración de los elementos componentes de un sistema de juego para poder obtener un rendimiento. Los entrenadores deben tener una formación deportiva teórica y práctica elevada.

c.- Tener como base un sistema de juego, y a partir de él, realizar las adaptaciones oportunas a las características que poseen los jugadores. Adaptación tanto de jugadores como del sistema.

Es la situación intermedia, la que aplican los entrenadores que gustándoles la distribución y aplicación de las estructuras de un sistema de juego, tratan de adaptarlo a las características de sus jugadores para sacar el máximo rendimiento, tanto al sistema como a sus jugadores.

EXISTEN FUNDAMENTALMENTE DOS MOTIVOS POR LOS QUE ALGUNOS ENTRENADORES, SIEMPRE JUEGAN O AL MENOS ANTEPONEN "SU" SISTEMA

- Un concepto equivocado del término "sistema", dándole una identidad propia que no tiene, e importancia, la cual pertenece a los jugadores.

- El no-conocimiento de las particularidades ni la forma de trabajar, del resto de disposiciones ajenas a "su concepto", despreciando automáticamente el resto o al menos gran número de sistemas. En este caso la ignorancia puede condicionar el comportamiento de todo un colectivo (equipo).

(Es obvio que me estoy refiriendo al entrenador que llega a un equipo y que ya tiene una plantilla. Caso contrario es el de un entrenador que tras varios años en un equipo ha ido perfilando un sistema de juego y va encontrando los jugadores nuevos afines al mismo).

PREGUNTAS QUE SE DEBE PLANTEAR EL ENTRENADOR PARA ELEGIR UN SISTEMA DE JUEGO

a.- ¿Cuáles son las principales virtudes de mi equipo?

b.- ¿Cuáles son los principales defectos?

c.- ¿Está dotado mi equipo técnicamente para llevar la iniciativa de los partidos?

d.- ¿Cuáles son nuestros objetivos clasificatorios, somos superiores a la mayoría de los equipos, inferiores, en la media?

e.- ¿Tengo una defensa cualificada para jugar con 3, 4 ó 5 componentes?

f.- ¿Tengo jugadores dominantes en el centro del campo o tendré que acumular efectivos? ¿Son "tocadores" o prima la fuerza?

g.- ¿Qué tipo de delanteros tengo, rápidos, fuertes, completos? ¿Con cuántos juega mejor el equipo?.

h.- ¿Tengo posibilidad y nos conviene introducir jugadores "entre líneas" (pivotes, media punta, etc)?

i.- ¿Qué tipo de juego debemos realizar en nuestro propio terreno de juego? ¿Y fuera?

Una vez respondidas estas preguntas y tras obtener sus conclusiones, es cuando conociendo el sentido de cada uno de los sistemas se puede decantar por uno o dos de ellos.

No es recomendable variar o utilizar más de dos sistemas, ya que aunque lo más importante son los principios en los que se basan, y estos pueden ser comunes, el excesivo cambio no favorece ni la confianza ni la concentración de los jugadores.

PORQUE ES IMPORTANTE ELEGIR UN ADECUADO SISTEMA DE JUEGO

El sistema de juego es la disposición o colocación base de los jugadores de un equipo sobre el terreno de juego, determinándose la zona donde ha de actuar cada uno de ellos.

El fútbol es un deporte altamente dinámico y propícia que los jugadores estén en constante movimiento, por consiguiente, las posiciones previamente determinadas (sistema) son modificadas continuamente en función de las circunstancias del juego.

A esto hay que añadir las características del terreno de juego, una superficie con gran extensión en la cual actúa un gran número de jugadores.

Por todo ello se puede afirmar:

Sin el establecimiento de unas determinadas pautas de colocación y orden existirían terribles desequilibrios y el juego sería excesivamente caótico.

Muchas personas debaten durante largas horas, el sistema que debería utilizar el equipo del que son seguidores, aunque generalmente siempre prevalece un cierto desconocimiento sobre las verdaderas características y fines que persiguen dichos sistemas.

El sistema nunca hay que considerarlo un fin en sí mismo, ha de ser algo flexible y que esté al servicio del equipo y no al revés, esclavizando al colectivo, y limitando en exceso el juego de muchos jugadores, que tienen necesidades diferentes al resto.

Ha de establecer el orden dentro de la libertad, consiguiendo un difícil pero necesario equilibrio.

Por otra parte el sistema es mucho más que una disposición física en el terreno, es algo que determina tanto la forma como los medios por los que el equipo intenta conseguir la victoria, en definitiva tiene un papel estelar a la hora de definir el estilo de juego de un equipo.

Bajo ningún concepto el sistema ha de ser más importante que los jugadores (verdaderos protagonistas del juego).

Debe establecer unas pautas básicas y sobre todo organización, pero no debe ser un corsé tan apretado que no permita aflorar la creatividad e imaginación de los jugadores del equipo (la mayor riqueza del juego).

No debemos equivocarnos y caer en la tentación de establecer la libertad absoluta, dado que esto puede conducirnos irremediablemente al caos y al desorden, mucho más acentuado y claramente "sufrible", cuando delante nos encontramos con un buen equipo y además con un adecuado orden sobre el campo.

TIPOS DE SISTEMAS

Existe una gran variedad en cuanto a los sistemas, a lo largo de la historia se han producido diferentes cambios y evoluciones. Todos ellos están sujetos a esta gran subdivisión:

a.- Sistemas de ocupación o incorporación:

Son aquellos que propician que la posesión del balón, y por lo tanto la iniciativa del juego, la tenga el contrario, fomentando así una creación de espacios libres aprovechables una vez robado el balón.

b.- Sistemas de posición:

Son aquellos cuyo objetivo está en mantener el balón en poder propio teniendo la iniciativa en el juego, por tanto con una clara intención ofensiva pero también con una gran exigencia técnica.

c.- Sistemas mixtos:

Son los que tienen como objetivo un juego más equilibrado y menos definido y que dependiendo de ciertos matices puede perseguir uno u otro objetivo.

Debemos tener siempre en cuenta que lo más importante para que un sistema sea incluido en uno o en otro grupo, no es solamente el sistema en sí, sino su aplicación práctica y verdadera disposición.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Sistema de juego 3: Sistema 1 - 4 - 3 - 3.

20110914232329-1433.jpgCARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SISTEMA 1 – 4 – 3 – 3 Es un buen sistema de juego a caballo entre el clásico 1-4-4-2 y el 1-3-4-3. Para obtener un adecuado rendimiento es imprescindible una ordenada y fuerte presión. Combina la seguridad de la defensa de cuatro con la presión al juego del contrario de los tres delanteros. Esto supone cierto desequilibrio en el centro del campo. Es un sistema utilizado por algunos de los mejores equipos de la historia.La composición más habitual de este sistema corresponde a la de un portero, cuatro defensas, tres centrocampistas y tres delanteros.Sistema de juego con clara vocación ofensiva, con jugadores de una gran calidad técnica y dotados de una velocidad desequilibrante en banda que da espectacularidad al juego. Todos los jugadores deben tener un alto conocimiento del sistema de juego y una gran capacidad de sacrificio para recorrer grandes distancias dentro del terreno de juego para realizar rápidas transiciones defensa-ataque y viceversa.ASPECTOS FAVORABLES DEL SISTEMA 1 - 4 - 3 - 3:a.- Presenta una igualdad o superioridad numérica en la zona de medio campo por densidad, distribución racional de los tres centrocampistas o, en momentos determinados, por inclusión de los laterales o extremos al medio campo en la medular con desequilibrio en todas las zonas.b.- Permite el repliegue ordenado o intensivo con mucha cantidad de efectivos por posición retrasada en ayudas de los extremos, lo que dificulta enormemente las tareas de progresión del rival ya sea en ataque masivo, progresivo e incluso en contraataque.c.- Defensivamente ahoga al rival mediante la presión individual, zonal o principalmente de ayudas ya sea en el medio campo o incluso en la propia defensa.d.- Si se trabaja bien la ocupación racional de todos los elementos, permite configurar una elasticidad de connotaciones instantáneas en el repliegue y despliegue de efecto “acordeón”.e.- Los defensas pueden corregir posiciones de marcaje, basculaciones, coberturas, permutas y relevos con suficiente antelación o desasosiego al comprobar que las dos líneas de medio campo y delantera no permiten espacios al rival siempre que estén perfectamente equidistadas con la última línea defensiva.f.- Ofensivamente es donde se aprecian más las ventajas pues fija mucho al rival en su propio campo, abre en su amplitud todo el juego y permite tener mucha presencia de elementos a partir de la línea central del terreno de juego.g.- Puede ayudar a tener el control del balón en la medular, a tener el porcentaje más alto de posesión, incluso hasta de llevar el ritmo del partido a donde nos interese en función del resultado.h.- Permite una mejor triangulación del balón tanto en propio campo como en ataque progresivo en campo contrario, al tener suficientes elementos aliados para tener soluciones de pase.i.- Si se trabaja y mentaliza convenientemente, permite presionar con muchos efectivos en campo contrario sobre la salida del balón contrario. Al robar el esférico, el equipo está prácticamente en 3/4 de campo rival y con suficientes efectivos para concretar un ataque con igualdad, superioridad numérica y posibilidades de presencia y éxito por la cuantía de rematadores.j.- Si la capacidad de desdoblamiento de los laterales, los interiores y los extremos de banda es coordinada y de presencia continuada, puede producir desestabilización y superioridad numérica atacante para continuas acciones de 2 contra 1, 3 contra 2 o 4 contra 3 en la máxima amplitud de campo lo que produce el efecto “abridor” en el adversario al tener estos las líneas muy abiertas y a sus componentes entre sí.k.- Hay muchas posibilidades de contar con varios rematadores tanto en el interior del área como en sus límites.l.- Este sistema produce una sensación de confianza y supremacía sobre el adversario como consecuencia de la ambición de trabajar, dominar y buscar constantemente la portería rival.ll.- Aumenta la eficacia del juego defensivo en la zona central al juntar más las líneas, mejorando el reparto de esfuerzos en el centro del campo, además de distribuir con mejor criterio las posiciones en el terreno de juego.m.- Mejora el juego ofensivo, al escalonar a los futbolistas y permitir explotar con más eficacia la gran amplitud del juego de ataque por el aprovechamiento del juego por las bandas.n.- Trata de aprovechar la calidad y el talento de los jugadores ofensivos en zonas peligrosas del área adversaria y defensivamente trata de darles una buena disposición para realizar la presión al inicio del juego del contrario.(ver en este blog en el tema “Consejos tácticos” el artículo “Dos maestros y una filosofía de fútbol” donde se explican algunas razones para utilizar este sistema de juego).ASPECTOS DESFAVORABLES DEL SISTEMA 1 - 4 - 3 - 3:a.- Obliga a un gran despliegue físico (acumulable durante toda la temporada, si no se hacen las continuas rotaciones de jugadores de la plantilla) para recuperar la zona o espacio con un repliegue rápido y a continuación desplegarse con mucho recorrido si se quieren tener oportunidades de ataque rápido o contraataque.b.- El repliegue intensivo excesivamente rápido y de mucho recorrido en nuestro propio campo puede causar desajuste entre la línea de mediocampo y la delantera que no tienen tiempo de reorganizarse y equidistar con los defensas.c.- Las líneas pueden quedar muy abiertas entre sus propios componentes al abarcar toda la amplitud, lo que defensivamente obliga a defender grandes zonas y en cuanto a lo ofensivo no buscarse en las triangulaciones o juego progresivo.d.- El esfuerzo generoso en recorrido defensivo y ofensivo de los laterales, centrocampistas y extremos va desgastando al pasar los minutos, por lo que es frecuente ver una descompensación entre la primera parte y la segunda en cuanto a juntar cada vez a los componentes de varias líneas y a presencias llegadoras de todos los jugadores. El equipo puede quedar progresivamente a merced del contrario en el último tercio del encuentro.e.- Es un sistema muy automatizado de movimientos, por lo tanto muy trabajado en el que cada uno de los componentes de la plantilla debe saber y poner en práctica todo lo que hay que hacer en un momento determinado. La pérdida de identidad del equipo puede dar sensación de fracaso de dicho planteamiento y su desarrollo.f.- Mentalmente se ha de tener mucha autodisciplina y colectivismo pues si fallan algunos jugadores de cada línea, el equipo puede quedarse a merced del adversario menos ambicioso pero más organizado.g.- Puede presentar una posible inferioridad numérica en el centro del campo, un espacio peligroso entre el extremo y el lateral en las bandas y una dificultad para contrarrestar el juego entre líneas del contrario (desequilibrio transversal).MOVIMIENTOS Y EVOLUCIONES DE LOS DEFENSAS EN EL SISTEMA 1-4-3-3.a.- El guardameta debe tener autoridad máxima para ordenar, corregir y posicionarse como un jugador más de campo, actuando a modo de líbero, en acciones esporádicas (Balones divididos y balones puestos a la espalda de sus defensas). Debe tener un gran dominio del juego con los pies.b.- La defensa está compuesta por cuatro jugadores. Los dos defensores laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y los  dos defensas centrales marcadores caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad y que cubren la espalda de los laterales cuando suben al ataque y entre sí mismos en abandono momentáneo de la zona.c.- Es importante en el sistema 1-4-3-3 trabajar y fijar mucho la equidistancia entre líneas, en especial entre los defensas y el medio campo tanto si éste juega con un pivote y dos interiores como si lo hace con dos pivotes y un mediapunta.d.- Podemos considerar varios posicionamientos de la línea defensiva:- POSICIONAMENTO EN LÍNEA: La defensa está situada a un máximo de 15 metros fuera del área de penal. Avance al unísono de todos los elementos de la defensa un mínimo de 5 metros de su posición inicial. Habrá que entrenar la coordinación y sincronización entre sus componentes para conseguir fijar al rival y obligarle a quedarse en fuera de juego.- POSICIONAMIENTO EN DIAGONAL: La defensa realiza movimientos de basculación. Se debe  entrenar la coordinación y sincronización entre sus componentes, en especial en las distancias entre sí. Presión del lateral por la zona donde ataque el contrario, coberturas de los centrales y el otro lateral para logar desarticular cualquier ataque enemigo.- POSICIONAMIENTO EN SEMICÍRCULO: La defensa realiza movimientos de basculación. Se debe entrenar la coordinación y sincronización entre sus componentes en especial las distancias entre sí. Los dos laterales en posición más adelantada y los centrales prácticamente en línea efectuando las posibles coberturas laterales a sus compañeros.e.- En la fase de construcción, los cuatro defensas tienen la facilidad de sus tres mediocampistas, los cuales actúan como verdaderos puntos de referencia en la iniciación de las fases ofensivas, con relación al 4-4-2. El 1-4-3-3  se sirve de los tres centrocampistas centrales en lugar de dos, sobretodo puesto que el "creador de juego", es el primer jugador que inicia la acción ofensiva.f.- En defensa el lateral cierra el paso por la banda al adversario con la cobertura del libre o el central.g.- Los laterales, al incorporarse al ataque, deben contar con la colaboración de los extremos por los grandes riesgos que se corren al perder el balón y dejar muchos espacios libres. La transición defensa-ataque debe hacerse lo más rápidamente posible.MOVIMIENTOS Y EVOLUCIONES DE LOS MEDIOCAMPISTAS EN EL SISTEMA 1-4-3-3.a.- El centro del campo está compuesto por tres medios que juegan por delante de los cuatro defensores. Uno de los tres juega más retrasado, realizando coberturas a los otros dos, quienes deben generar ataque y llegadas al área contraria. Son los futbolistas con mayor desgaste físico del equipo, pues deben aplicarse en las tareas defensivas y ofrecer soluciones ofensivas.b.- Los centrocampistas son decisivos en la organización del juego, incorporándose al ataque y ensayando el tiro a puerta desde media y larga distancia.c.- El mediocampo compuesto de tres jugadores tiene dos posibles posicionamientos:- UN PIVOTE DEFENSIVO MÁS DOS INTERIORES CON AMPLIO RECORRIDO- El pivote defensivo debe tener personalidad, autoridad y carácter para dar equilibrio y confianza a sus compañeros más adelantados. Suele ser un jugador de físico y resistencia considerables para presionar, bloquear y efectuar coberturas laterales y diagonales de amplio recorrido a sus interiores. Es el catalizador del juego y proporciona ayudas para dar salida al balón, siempre con las tres “S”: sencillez, seguridad y serenidad.- El mediocampista recuperador, que juega delante de sus defensores, es útil en la contracción del juego corto y el balón raso, y debe dar el ritmo adecuado al equipo y actuar como creador de juego de su equipo, es difícil que se proyecte en zona de definición, y es muy indispensable en fase de cobertura de su propia defensa.- Los interiores deben ser futbolistas de pierna natural o cambiada según los intereses del propio entrenador. Suelen ser jugadores de físico y resistencia suficientes para presionar, bloquear y efectuar coberturas laterales y centrales en ayudas a los laterales y al pivote. Realizan basculaciones en repliegue para guardar el equilibrio defensivo en la medular. Ofensivamente, realizan proyecciones por los pasillos interiores o en vertical para ganar el área y convertirse en rematadores en acciones puntuales pero de cierta continuidad.- Los volantes externos, actúan como medios que juegan a "todo terreno", la característica principal es ser muy versátiles, sea en fase de ataque como en fase defensiva.- DOS PIVOTES (DOS DEFENSIVOS O UNO DEFENSIVO Y EL OTRO MÁS OFENSIVO) MÁS UN  MEDIAPUNTA QUE ABARQUE LA MÁXIMA AMPLITUD DE CAMPO.- Los dos pivotes deben ser jugadores de físico y resistencia considerables para presionar, bloquear y efectuar coberturas laterales y diagonales de amplio recorrido a sus compañeros tanto de defensa como de la línea superior. Son los catalizadores del juego y proporcionan ayudas para dar salida al balón, siempre con las tres “S”: sencillez, seguridad y serenidad. Podemos dotar de un tono más defensivo a ambos pero es recomendable que los dos tengan despliegue ofensivo o en su defecto que uno de ellos efectúe más labores defensivas (posicionamiento más atrasado de cobertura y protección) y el otro tenga más características ofensivas.- El mediapunta debe ser un jugador de físico, resistencia y participación importante para la presión y el bloqueo a la creación de juego rival por los laterales. Ofensivamente es vital para la ganancia de terreno, encares y desbordamientos por banda. Debe tener una alternancia necesaria y obligatoria en efectuar diagonales para dejar espacio libre en banda, ganar el interior del área para disparos a pierna cambiada o natural, y convertirse en rematador nato en el segundo palo o punto de penalti en centros laterales provenientes del lado contrario.MOVIMIENTOS Y EVOLUCIONES DE LOS DELANTEROS EN EL SISTEMA 1-4-3-3.a.- La línea delantera está compuesta por tres jugadores implicados en la combatividad, movilidad y efecto rematador. La formación más clásica es de dos extremos bien abiertos en ambas bandas y un delantero centro. Los extremos deben tener gran velocidad, excelente regate, ser buenos pasadores y con remate y se posicionan muy pegados a las líneas de banda, para darle amplitud al ataque de su equipo. El delantero centro suele ser un jugador alto, fuerte, buen rematador en el interior del área y que domina el juego aéreo y con poca movilidad.b.- Los hombres punta tienen movilidad constante para desequilibrar a la defensa, creando espacios libres para buscar situaciones de gol y su finalización.c.- En el aspecto defensivo los puntas son los primeros en defender, presionando al poseedor del balón, para permitir la organización defensiva del equipo. Es importantísimo y capital en este sistema aprovechar la posición adelantada de los delanteros para iniciar la máxima presión a todos los defensores contrarios para el robo de balón, desajustar la salida de balón y permitir la reorganización defensiva de sus compañeros.d.- Los delanteros actúan en una zona determinada del terreno de juego y si terminan en posición cambiada al finalizar la jugada deben conservarla.e.- Puede y debe efectuarse la basculación defensiva en función de por donde evolucione el rival. Si es por uno de los extremos este cerrará la banda retrasando su posición de ayudas y presión hasta su propio campo. Los otros dos delanteros fijarán una posición en diagonal respecto al primero.f.- Ofensivamente los delanteros deben ser capaces de trabajar juntos aunque estén separados para abarcar la máxima amplitud de campo y obligar a la defensa contraria a abrirse mucho en sus posiciones.g.- Los delanteros deben tener presencia y versatilidad en los desmarques. Los extremos en diagonales al área y al segundo palo para remates. El delantero centro debe tener caídas a bandas a la espalda de los laterales y diagonales a la espalda de los centrales.h.- Los delanteros deben tener versatilidad en el desmarque y máxima eficacia en los remates dentro y fuera del área, tanto por alto como por bajo y con ambas piernas.i.- Es vital la coordinación del desmarque en el interior del área de los tres delanteros para ocupar todas las posibles posiciones de remate en primera acción o en segunda jugada (uno al primer palo, otro al punto de penal y el último al segundo palo).j.- El delantero-centro debe poseer una grande presencia física, puesto que deberá de sostener todo el peso del frente de ataque, muy habilidoso en recibir balones de espalda a la portería rival, puesto que sirve de apoyo a las triangulaciones y servir de recorte para jugar por detrás de los defensores adversarios, cuando el dribbling de sus compañeros se realiza hacia el interior. Los extremos deben de caracterizarse por la velocidad, el control y sentido del gol y una optima habilidad en el uno contra uno.VARIANTES OFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 4 – 3 – 3: 1 – 3 – 1 – 3 – 3  Esta variante se establece al adelantar a uno de los laterales por su banda al no tener contrario a quien marcar o al adelantar al hombre libre por delante de la defensa.Esta variante nos permitirá un mejor control del juego en el centro del campo y más ayuda en la organización del juego ofensivo.Como desventaja, el riesgo que supone por los grandes espacios que se ofrecen al adversario con una defensa de tres jugadores.1 – 3 – 4 – 3  Si el defensa se incorpora a la línea de centrocampistas plenamente desaparecerá la variante anterior, pasando ese equipo a actuar con un sistema 1 – 3 – 4 – 3.VARIANTES DEFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 4 – 3 – 3:1 – 4 – 3 – 1 – 2 Esta variante se establece cuando uno de los tres delanteros se retrasa actuando como mediapunta.Esta variante nos permitirá ayudar a los centrocampistas a controlar mejor el centro del campo y cerrar las salidas y progresión del defensa lateral de ese lado.1 – 4 – 4 – 2  Si el delantero se incorpora a la línea de centrocampistas plenamente desaparecerá la variante anterior, pasando ese equipo a actuar con un sistema 1 – 4 – 4 – 2.

Sistema de juego 4: Sistema 1 - 3 - 4 - 3.

20111114222555-1343.jpg

ANTECEDENTES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

El precedente más antiguo de esta formación fue la famosa formación "WM" (3-2-2-3: tres defensas, dos medios defensivos, dos medios ofensivos y tres delanteros), que se dio como respuesta al cambio de la regla del fuera de juego en 1925 y que fue utilizado mundialmente a partir de esa fecha hasta bien entrada la década de 1960.

Evidentemente esta formación sufrió variaciones, sobre todo en la disposición de los jugadores en el medio campo, los cuales de formar un rectángulo "convencional", cambiaron al rombo (el sistema "punta de lanza" brasileño), al triángulo "normal" o "invertido", hasta llegar a una formación muy similar a la que hoy en día conocemos como 1-3-4-3, en donde los medios parten más de una formación más o menos lineal, interactuando como soporte tanto para defensas como delanteros.

La formación 1-3-4-3 fue muy popular en el futbol holandés, en especial el Ajax de Ámsterdam que lo puso en práctica en la década de 1970, respondiendo al viejo dicho futbolístico de “quien domina el centro del campo, domina el juego”, y que ha sido implementada desde entonces por varios entrenadores que prefieren enfrentar un partido a través de la tenencia del balón. Al mantener la posesión del balón, argumentan, se aumentan las posibilidades de anotar.

EL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3 EN LA ACTUALIDAD

Este sistema fue empleado como posición de partida del "Dream Team" del F.C. Barcelona de Johan Cruyff, equipo que incluso llegó a jugar sin delanteros específicos y que maravilló al mundo entero con la vistosidad de su juego.

El juego de aquel equipo se caracterizaba: 

OFENSIVAMENTE: Un gran juego de posesión, los jugadores jugaban casi mecánicamente a uno o dos toques y eran capaces de realizar una jugada con más de 20 pases sin que el equipo contrario tocara el balón, finalizando con gol.

No tenían prisa y mantenían el máximo tiempo posible la posesión del balón hasta que creaban el espacio, el cual aprovechaban mediante la llegada rápida desde la posición de los extremos o bien mediante incorporaciones de jugadores del centro del campo.

DEFENSIVAMENTE: Era el aspecto más débil del equipo ya que incluso se llegaban a alinear 8 jugadores de ataque.

Los equipos que aguantaban el ritmo les hacían peligro con demasiada facilidad. Sin embargo, el Barcelona apenas les daba oportunidad de tener la posesión.

Actualmente el mejor exponente de este sistema de juego es Pep Guardiola en el F.C. Barcelona que lo utiliza en ocasiones como variante de su sistema 1 – 4 – 3 – 3. 

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

Es claramente el sistema más ofensivo. Intenta aprovechar al máximo los espacios y ocupar el terreno de juego lo más ampliamente posible. Para su adecuado rendimiento es casi imprescindible mantener la posesión y el control sobre el balón. Los correctos movimientos de los extremos son determinantes para no "taponar" el juego ofensivo.

Con este sistema de juego se pretende:

a.- conseguir líneas escalonadas tanto en ataque como en defensa.

b.- tener gran poder de recuperación del balón.

c.-  obtener una buena ocupación del terreno de juego.

d.- en posesión del balón, proporcionarnos un fútbol con iniciativa, así como un ataque constante.

e.- por cómo están compuestas las líneas, nos permite hacer más triangulaciones.

f.- conseguir con facilidad superioridades numéricas tanto defensivas como ofensivas.

En definitiva es un sistema de ataque total por lo que es el portero el primero en iniciar la jugada ofensiva con los laterales muy abiertos, los centrocampistas nada estáticos y con constantes apoyos, ayudas permanentes y desdoblamientos y los extremos buscando amplitud y profundidad, llegando a las zonas de remate cercanas al área contraria con cuatro o cinco efectivos.

Los jugadores han de descifrar rápidamente la situación del juego tras efectuar un pase o un desmarque ante la alta posibilidad de un error en la entrega del balón o una interceptación del mismo por parte del equipo rival garantizando la no existencia de fisuras entre líneas (mediante ayudas permanentes y coberturas), ocupando racionalmente el terreno de juego en una primera fase de ataque para hacer frente con suficientes garantías a una segunda fase defensiva, sin verse sorprendidos con demasiados jugadores por delante de la línea del balón.

Este sistema de juego se puede desarrollar con todos los jugadores en línea, con un rombo central o con tres rombos, siendo la composición más habitual de este sistema la de un portero, tres defensas, cuatro centrocampistas y tres delanteros.

Este sistema de juego también se suele utilizar como variante de otros sistemas de juego cuando se tiene el resultado adverso.

CARACTERÍSTICAS POR DEMARCACIONES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

a.- El portero:

Este jugador dentro de este sistema y con las reglas que ahora rigen el juego se puede considerar como fundamental.

El portero tiene una gran importancia desde el punto de vista táctico pues es el último eslabón defensivo y el primero ofensivo.

Debe tener una alta capacidad de juicio y una gran rapidez de acción, un carácter enérgico y debe ser un psicólogo del juego.

Debe poseer una buena técnica individual y un excelente dominio de los pases tanto con la mano como con el pie.

b.- La línea defensiva:

La línea defensiva, de tres hombres, está formada por un defensa medio, que en la mayoría de los esquemas tácticos funciona como líbero y dos defensas centrales laterales. Normalmente estos dos defensas centrales laterales marcan al delantero que tienen enfrente, mientras el líbero le da profundidad y cobertura a esta zona.

Otros entrenadores prefieren que esta defensa esté en línea y actúe bajo la técnica de la marca zonal.

Los tres defensas deben ser contundentes, dominar el juego aéreo y tener una calidad técnica y visión de juego para iniciar el juego de ataque.

El defensa medio:

Debe ser bueno haciendo constantes coberturas y apoyando defensivamente a sus compañeros llevando el mando de la línea defensiva. A su vez es importante que tenga una gran técnica para enfrentar y despojar del balón a sus contrincantes, sobre todo porque en la mayoría de los sistemas que utilizan este esquema, este defensa es el último hombre.

Debe ser un jugador inteligente, calculador y experimentado. Defensivamente para dominar el espacio entre la última línea defensiva y su portero y ofensivamente para dominar el espacio por delante de él entre la línea de defensas y la línea de mediocampo estando  disponible para apoyar a sus defensas centrales y línea media.

Es también preferible que tenga un golpe de balón educado para enviar pases largos hasta la línea ofensiva.

Los defensas centrales laterales:

Deben ser veloces y dominar los centros a la perfección, deben ser buenos despojando el balón y anticipándose a las jugadas para efectuar interceptaciones y buscaran siempre la amplitud del campo para la continuidad del juego iniciado por su portero.

Debido a las características de su posición, deben ser buenos como defensas centrales "tradicionales" (como en una línea de 4 defensas), pero también deben ser buenos actuando como defensas laterales.

En la fase ofensiva, se deben integrar a los extremos para apoyar a los medios laterales. Una de sus misiones será la de iniciar el juego y quedarse en el sitio marcado de antemano una vez este el balón en una línea superior.

Ya que los recorridos que tienen que hacer son largos y se necesitará que incrementen su velocidad súbitamente, los defensas centrales deberán contar con una gran condición físico-atlética.

c.- La línea media:

La línea media está formada por dos medios centrales, uno de contención (más defensor) y el otro creador (más ofensivo) y dos medios laterales, que deben ser jugadores de banda mixtos, es decir, capaces de recorrer sus bandas para apoyar tanto a la defensa como a los delanteros.

Los medios centrales:

Los medios centrales son los responsables de la organización del ataque del equipo. Normalmente uno de los dos tiene cualidades más defensivas y el otro más ofensivas. Siendo uno de contención o defensivo y el otro creativo u ofensivo.

Los dos deberán apoyar la conducción del balón desde sus respectivas zonas, y deberán poseer gran visión del campo y del juego, sentido de la oportunidad y estar siempre disponibles para apoyar a sus compañeros.

El medio centro de contención deberá estar dispuesto a integrarse a la defensa como central y así formar una línea de cuatro cuando sea necesario.

En la fase defensiva los dos deben ser buenos aplicando presión y en el robo del balón y deben estar preparados para cualquier eventualidad como puede ser un saque defectuoso del portero.

Características del medio centro creativo u ofensivo:

Debe ser trabajador en tareas defensivas y el primer jugador en realizar la presión en la línea de mediocampo.

Debe tener olfato goleador actuando muchas veces como falso medio punta y debe tener claras llegadas a la zona de remate desde posiciones atrasadas debido a su situación espacial.

Es lo que se conoce como el cuarto hombre, con llegadas y apoyos con el delantero centro para una vez en posesión del balón jugar con los extremos de banda rápidamente, con la obligación posterior de incorporarse a zonas de remate para centro desde cualquiera de los pasillos exteriores.

Características del medio centro de contención o defensivo:

Es un jugador clave dentro de este sistema, tanto en la creación, como en la destrucción realizando constantes coberturas y permutas.

Hará de escudo a su central y a sus dos laterales y siempre estará situado por detrás de la línea del balón, manifestando un gran poder de interceptación de pases.

Es un jugador de enlace, colocado como último hombre de la línea de mediocampistas para la transición defensa-ataque y ataque-defensa.

Debe ser la referencia para los jugadores de líneas más adelantadas y más atrasadas, para desahogar el juego del equipo y evitar de paso la descomposición de las mencionadas líneas de juego.

Debe de hacer apoyos de “espaldas” a la portería, fundamentales para la creación de espacios libres a sus compañeros, y por lo tanto, de los desmarques de ruptura de éstos, siendo primordial mover el balón al primer toque.

Con una gran capacidad de pase en todas sus formas, pues para este puesto y con toda seguridad, los pases han de ser: precisos, oportunos, y con la velocidad justa en la transmisión del balón.

Los medios laterales:

Deben tener un gran sentido táctico en la realización de las coberturas y los desdoblamientos y ser conscientes de que su labor es principalmente defensiva.

Siempre se mantendrán en su misma línea posicional, independientemente de la altura del campo donde se encuentren. Su labor secundaria, en fase de ataque, es estar en situación de recoger rechaces para iniciar segundas jugadas.

A los medios laterales se les pide especialmente una gran condición y preparación física ya que tienen que cubrir sus respectivos carriles, en todo lo largo del campo.

Debe actuar como defensa lateral cuando está a la defensiva y de extremo "tradicional" cuando está a la ofensiva, mandando centros y tiros a la portería de media distancia.

d.- La línea ofensiva:

La línea de ataque la conforman dos extremos que deben jugar muy abiertos en banda y tener gran capacidad de desborde, buen centro y remate y un delantero centro alto, fuerte y  rematador de área y con gran movilidad, aunque también puede actuar un delantero centro de pequeña estatura que intercambie posiciones con los extremos o desborde desde la mediapunta.

Los extremos:

Es necesario que los extremos tengan cualidades técnicas sobresalientes para conducir el balón con agilidad y rapidez, para regatear y sobrepasar al rival. Deben ser jugadores explosivos, grandes dominadores del balón y de los centros y buenos y atrevidos en el uno contra uno.

Ganada la posición en la banda y en posesión del balón, deben tener una buena visión periférica sobre las carreras y desmarques de los compañeros que entran al remate.

Sus funciones, sobre todo en el futbol actual, son las de actuar más del extremo hacia el centro de la cancha, por lo que deberán tener buena visión de campo, para distribuir el balón durante los pases finales e inclusive capacidad de tiro para terminar las jugadas. Es necesario que apoyen al delantero centro, al medio incorporado al ataque y que tengan las cualidades de filtrar balones al espacio en tiempo y forma.

En defensa, deben bajar como un medio más, además de ser capaz de realizar el primer pressing cuando así se requiera.

El delantero centro:

Aunque el "9", en este sistema, cada vez es menos un delantero centro tradicional fuerte y alto, sigue siendo una referencia o "meta" cuando está el equipo en la fase de ataque.

Debe saber jugar de espaldas a la portería (capaz de recibir y cubrir el balón), dominar el juego de cabeza, dominar el pase al primer toque y debe ser muy intuitivo para conocer la posición de sus compañeros y distribuir el balón y apoyarse con precisión ya sea con sus extremos o con los medios incorporados al ataque.

Por supuesto, se necesita que tenga una excelente definición frente a la portería y que siga siendo, digamos, un caza-goles, y que tenga buenas cualidades técnicas que le permitan encarar al rival.

ASPECTOS FAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3:

a.- Equilibrio y completo aprovechamiento del campo ofensivamente logrando la máxima amplitud posible.

b.- Grandes posibilidades de mantener la posesión del balón y buena disposición transversal.

c.- Disposición claramente ofensiva y gran número de apoyos al poseedor del balón (apoyos interiores, exteriores, diagonales, cortos, largos...).

d.- Provoca superioridad numérica en el centro del campo respecto a otros sistemas como por ejemplo el 1 – 4 – 3 – 3.

e.- La intención de juego es mantener el balón el mayor tiempo posible, tratando de acumular gran cantidad de jugadores cerca del área rival, hasta siete, para aumentar las opciones de remate.

f.- Mejora el juego ofensivo, al escalonar a los futbolistas y permitir explotar con más eficacia la amplitud del juego por bandas y entre líneas.

g.- Trata de aprovechar la calidad y el talento de los jugadores ofensivos en zonas peligrosas del área adversaria.

ASPECTOS DESFAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3:

a.- Dificultades y riesgos en el juego defensivo ante la falta de posesión del balón..

b.- Necesidad de gran dominio y calidad técnica de los jugadores de todas las líneas.

c.- En transición rápida los defensas pueden ser desbordados fácilmente ante la falta de apoyo colectivo defensivo.

d.- Deja muchos espacios en las bandas, a la altura de los tres defensas y detrás de ellos.

e.- Implica una colaboración absoluta de todo el grupo, tanto para defender como para atacar. Cualquier error puede ser fatal.

f.- Obliga a defender a gran nivel, y obliga a manejar el balón con mucho criterio y calidad.

VARIANTES OFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 3 – 4 – 3:

1 – 3 – 1 – 3 – 3 

Idea futbolística desarrollada por Cruyff en el Barcelona. Se juega con un canalizador del ataque por delante de los tres defensas. Guardiola era su máximo exponente.

1 – 3 – 3 – 1 – 3

 Aparece un media punta entre la línea de centro campistas y la de delanteros. 

1 – 3 – 3 – 3 – 1

Con un solo delantero, “arropado” de cerca por una línea de 3 medias puntas. Formación empleada por el técnico Bielsa en su etapa de seleccionador Argentino.  

Sistema de juego 5: Sistema 1 - 4 - 2 - 3 - 1.

ANTECEDENTES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

Se trata de uno de los sistemas más empleados en la actualidad, uno de los equipos que trabajó dicho sistema con efectividad y que tuvo gran parte de culpa de que esté de moda fue la Selección Francesa, que se convirtió en la gran dominadora del fútbol de finales de la década de los noventa y que se erigió como ejemplo a seguir por todo el mundo.

Los títulos conseguidos por esta selección en esa época fueron el campeonato del mundo (Francia 98) y el campeonato de Europa (Holanda 2000)

El juego de este gran equipo se caracterizaba: 

Ofensivamente se trataba de un bloque muy equilibrado, que realizaba a la perfección el juego de contraataque mediante la conducción del balón por parte de Zidane (considerado en el 98 y 2000 como mejor jugador del mundo) y Djorkaeff, los cuales actuaban de enlace entre el centro del campo y la delantera, y que eran los auténticos creadores de ataque y aprovechaban la gran velocidad de Henry y Anelka en la finalización de las jugadas.

Cabe destacar la gran plantilla y la importante aportación de los hombres de banquillo, que hacían de Francia un equipo temible dando igual quien jugase de titular.

Defensivamente una línea defensiva de 4 y dos pivotes en el centro del campo, cubiertos por jugadores veteranos, con gran experiencia y muy sobrios en las marcas, con un dominio casi insultante del juego aéreo y con velocidad en las bandas (Lizarazu y Thuram), que se encontraban habitualmente muy desahogados por el gran trabajo de recuperación del balón que ejercían Deschamps y Petit.

EL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1  EN LA ACTUALIDAD

El sistema 1-4-2-3-1 se fundamenta en una ocupación racional y equilibrada del terreno de juego, lo que nos permite un adecuado escalonamiento tanto en la fase defensiva como en la ofensiva. Surge ante la necesidad de tener medias puntas que puedan incorporarse al ataque con la portería contraria de cara. Además de ello mantiene a los dos clásicos medios de contención del 4-4-2 en línea. Da salida a jugadores con más dificultades para encajar en sistemas más rígidos.

Su origen es el 1-4-1-4-1 pero en esta distribución se crea una línea nueva con dos jugadores por delante de los defensas y detrás de los tres medio campistas de ataque, con la intención de mejorar el juego defensivo entre líneas. Se supone que el 4-2-3-1 es más equilibrado ya que posiciona un centro del campo a dos centrales que pueden dar más recorrido al balón. Cuando sólo existe un central para distribuir todo el juego, es complicado que pueda resolver todas las ocasiones con claridad.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

a.- Estructura táctica:

Este sistema está compuesto por un guardameta, una defensa de cuatro jugadores que habitualmente jugará en línea, un centro del campo compuesto por dos jugadores que harán funciones de medios centros, tres jugadores por delante en funciones de media punta y una línea de ataque compuesta por un jugador con mucha movilidad que intercambiará sus posiciones constantemente y que formará grupos tácticos con los jugadores de la línea posterior.

b.- Características generales del sistema:

- Propicia la participación y el control del juego.

- Favorece el juego por las bandas.

- Es adecuado para las contras si el jugador en punta es rápido.

- La defensa en línea puede ser vulnerable a balones largos.

- La delantera debe colaborar para controlar el centro del campo.

- Es un buen planteamiento para jugar contra equipos con vocación ofensiva.

- Es un sistema fácil de llevar a cabo.

c.- Desarrollo del sistema en defensa:

- Marcaje en zona. En cuanto al marcaje, será por zonas, ya que permite una ocupación racional del terreno de juego, evitar espacios libres al adversario, reducir el desgaste físico y aumentar las posibilidades ofensivas. Los dos pivotes tienen una zona de marcaje más amplia.

- La línea de cuatro defensas juega en línea y nunca demasiado lejos de su área.

- Los pivotes cierran huecos y frenan las progresiones desde el centro del campo. Harán coberturas defensivas cuando la ocasión lo requiera.

- La línea de delanteros frenará la salida rápida del balón y ayudará en el centro del campo.

- El punta defenderá la primera salida de balón y estará en disposición de ayudar a la línea de delanteros.

- Aspectos defensivos que requiere este sistema: Intentar obtener superioridad numérica, reducir las zonas de influencia del balón, buena orientación en el marcaje, presión en el centro del campo y repliegue, en su caso, correcto.

- La posición defensiva ha de tener un gran equilibrio entre líneas y una buena profundidad defensiva, una gran orientación en el marcaje, una elección de realizar o no la anticipación y una fuerte presión en la línea de medios.

- La última línea de cuatro hombres, será paralela, si esta línea la mantenemos a 8-10 metros del medio campo propio, provoca el fuera de juego por sistema, en este caso el portero ha de estar jugando fuera del área.

- Procuraremos jugar haciendo coberturas al máximo que podamos.

d.- Desarrollo del sistema en ataque:

- Requiere paciencia en la elaboración, circulando el balón hasta que aparezcan espacios.

- En el ataque participan muchos jugadores, intentando jugar desde posiciones atrasadas.

- Ensanchar el campo, utilizando para ello jugadores pegados a las bandas.

- Utiliza un punta como referencia.

- Aspectos ofensivos que requiere este sistema: Equilibrio entre líneas, apoyos, reducir las zonas de influencia del balón, movilidad y rapidez, profundidad y amplitud de ataque y cambios de orientación.

- Necesitaremos jugadores con una cualidad técnica buena.

- Como se abre el campo, habrá más espacios en ataque.

CARACTERÍSTICAS POR DEMARCACIONES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

Los defensores son dos laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y dos defensas centrales caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad.

El centro del campo se divide en dos líneas. La primera línea está compuesta por dos medios que juegan por delante de los cuatro defensores. Son los encargados de aportar el equilibrio defensivo-ofensivo al colectivo. Han de tener capacidad para defender, pero también para generar ataque y llegada al área contraria.

La segunda línea la conforman tres medio campistas con dos jugadores en banda y uno en el centro. Los dos medios de banda son dos extremos con características clásicas, es decir, desborde, buenos pasadores y rematadores, que además colaboran en la recuperación del balón. El del centro responde al perfil de un media punta o jugador de enganche, que llaman en Sudamérica. Es un futbolista talentoso, buen pasador, con movilidad y con gran llegada al área.

El punta es un jugador de gran envergadura o con mucha velocidad, con capacidad técnica para retener el balón en espera de que lleguen sus compañeros, con buen remate y buenos desmarques tanto al área como a banda.

a.- Características de los jugadores en defensa:

Portero: Es el último defensor, en algunos momentos tendrá que hacer de hombre libre. Ha de dominar el área de penalty, su situación dependerá de la ocupación racional de sus compañeros. Ha de dar confianza y seguridad a todo el equipo.

Laterales: Serán flexibles, si nos replegamos harán la cobertura permanente a los medios de banda y si se hace presión tendrán que tener en cuenta el espacio que dejan a su espalda.

Centrales: Tendrán que mantener siempre la posición por el centro, no caerán a banda ya que los laterales serán ayudados por el interior abierto que tendrá la zona más amplia, solo podrán ir a banda si el contrario nos coge la banda con balón largo cuando ha subido el lateral.

Medio campo: Los medios más atrasados al ser más defensivos pueden hacer las coberturas constantemente a los medios más avanzados, han de disponer de una condición física muy buena, ya que tendrán un trabajo constante. Los más avanzados a nivel de marcaje solo tendrán que tener en cuenta que su zona es más larga y ayudarán al lateral de banda. El jugador del medio se limitará a tapar al centro.

Delantero: Caerá a la banda donde se inicie el ataque del equipo contrario, procurando que salgan por banda e intentar que no puedan volver el balón atrás, y puedan ir al otro lado.

b.- Características de los jugadores en ataque:

Portero: Será el primer atacante, intentado abrir el juego a los laterales o directamente a los dos hombres más retrasados del medio campo. De su saque dependerá un ataque con más o menos posibilidades.

Laterales: Han de incorporarse al ataque, nunca los dos a la vez y generalmente con sorpresa, procurando no molestar al hombre que ocupa la banda del medio campo. Han de estar físicamente bien, dado que recorrido es más largo.

Centrales: Han de procurar librar el balón rápidamente a los pivotes o a los hombres de banda, no son los que han de subir con el balón controlado. Solo subirán al ataque en jugadas de estrategia (faltas laterales, saques de esquina).

Medio campo: Como hemos dicho antes está formado en forma de trapecio. Los hombres pivotes, que serán dos, han de disponer de una condición física muy buena, ya que el trabajo de ataque y defensa será constante. En ataque han de hacer en todo momento apoyos a la línea de defensas para iniciar el juego, generalmente a banda. Los tres medios restantes, son los que han de tener más llegada ya que siempre podrán enfocar la portería contraria de cara. Son los más creativos, técnicos, peligrosos y con más finalización en jugadas hacia la portería contraria.

Delantero: Hemos de tener en cuenta que es el único hombre más avanzado y por tanto no se puede quedar estático, se tiene que mover por toda la zona de ataque dando apoyos a los hombres que vienen de atrás. Ha de ser un hombre con una finalización muy buena, y tener un remate letal.

ASPECTOS FAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

a.- Distribución racional del espacio de juego, permitiendo mejor escalonamiento defensivo de los jugadores, reforzando la zona central.

b.- Complica el juego entre líneas de los rivales.

c.- Grandes posibilidades de recuperar el balón en campo adversario al presionar con hasta cuatro futbolistas su inicio ofensivo.

d.- Mejora de las posibilidades del juego en ataque al escalonar las posiciones ofensivas del centro y de banda.

e.- Mayores posibilidades de aprovechar los espacios al jugar al contraataque.

f.- Gran equilibrio transversal al fragmentar y disponer el equipo en cuatro líneas.

g.- Permite la inclusión de jugadores creativos y flexibles.

h.- La incorporación ofensiva de los medio puntas es muy peligrosa ya que pueden jugar de cara y pueden abrir mucho el campo.

i.- Si hacemos presión al contrario en su campo, lo tendremos lejos de nuestra portería y por tanto menos peligro.

j.- Por la gran densidad de jugadores en el centro del campo, el contrario no tiene espacios donde poder desarrollar su juego.

k.- Ofrece gran seguridad defensiva si nos colocamos en nuestro campo.

ASPECTOS DESFAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

a.- Excesivo espacio para defender de los dos medios centros, si no son ayudados por la línea de tres medio campistas o por los defensas laterales.

b.- Al reforzar la zona central, se dejan espacios vacíos en banda cuando se defiende, por lo que debe estar claro qué jugadores han de ocuparlos y en qué momentos.

c.- En ataque, se corre el riesgo de “partir” al equipo, quedando un bloque de seis jugadores y el portero para defender (los cuatro defensas más los dos medios centros) y otro bloque de cuatro jugadores encargados de generar y finalizar las acciones ofensivas.

d.- El doble pivote propicia no poder ajustar espacios ya que no existe una sola referencia.

e.- El espacio por los lados entre los medios punta de banda y los laterales es peligroso, al igual cuando los laterales suben y dejan su zona descubierta.

f.- Dificultades para presionar salidas de juego de defensas con carrileros.

g.- Si el adversario combate con efectividad el fuera de juego a defensa adelantada.

h.- La excesiva distancia entre líneas y perder el equilibrio entre ellas.

i.- El error del portero en su juego fuera del área.

j.- Si el contrario supera el centro del campo con balones largos y en profundidad.

VARIANTES OFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 4 – 2 – 3 – 1

¿Es realmente el sistema 14231 un sistema? Algunas veces, cuando hemos utilizado el sistema 1442 con rombo en el centro del campo, no decimos que jugamos el 141212, por tanto, porque cuando hablamos del 14231, no podemos decir que jugamos el 1451 con trapecio en el centro del campo.

Diferentes aplicaciones del Sistema.

Las características de los dos medios centros que juegan por delante de la defensa admite distintas combinaciones. La habitual es un jugador defensivo junto a otro que defienda y ataque a buen nivel, pero también podemos encontrarnos con dos medios defensivos si el rival es muy superior, o con dos medios ofensivos, muy creativos.

Los jugadores de la línea de tres medios atacantes puede estar formada por dos extremos y un media punta o tres medias puntas.

Utilizar dos defensas laterales ofensivos, en caso de no disponer de dos extremos clásicos, con la intención de sorprender a los rivales con llegadas desde atrás.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris