Facebook Twitter Google +1     Admin

Táctica principios ofensivos: El ritmo de juego.

20110630211629-xavi-hernandez-emre-belozoglu-spain-v-turkey-hsvkohiyjafl.jpg

CONCEPTO DE RITMO DE JUEGO

El ritmo de juego se manifiesta cuando se mantienen, desde principio hasta el final del partido, unos esfuerzos y acciones que no sufren durante su desarrollo ningún cambio aparente en cuanto a su intensidad.

CONSIDERACIONES GENERALES

Un gran equipo se reconoce por su facultad de imponer el ritmo de juego eficaz, sea lento o rápido, que mejor corresponda a cada situación.

El ritmo de juego tiene mucha importancia en ataque y en defensa. Si en ataque la rapidez y la presión son elementos fundamentales, defensivamente frenar y retrasar al adversario es esencial.

El ritmo de juego está unido al riesgo, pues mientras más grande sea la rapidez de ejecución, más numerosos serán los errores. Por lo tanto, el juego rápido exige una excelente técnica y perspicacia para evitar que esta rapidez se convierta en precipitación y se pierdan demasiados balones.

En la fase inicial del contraataque, en la zona próxima a la defensa, la importancia de la precisión es vital, ya que cada balón perdido puede provocar un peligroso contragolpe. Por ello, en esta fase se maniobrará lentamente para irrumpir posteriormente con aceleradas carreras de los atacantes para sorprender a la defensa adversaria.

Una superioridad numérica de los atacantes hace que este aumento de ritmo súbito sea aún más aconsejable.

Estas aceleraciones del ritmo deben ser alternadas con la reducción de la velocidad, en caso de que ningún compañero este desmarcado o si el equipo está desorganizado.

Entre un juego preciso y construido, cuya finalidad es conservar el balón, y un juego rápido, variado y dinámico para sorprender al adversario, hay muchas soluciones intermedias.

TIPOS O CLASES DE RITMO DE JUEGO

a.- Ritmo de juego rápido.

b.- Ritmo de juego lento.

FINALIDAD Y OBJETIVOS DEL RITMO DE JUEGO RÁPIDO

a.- Si consideramos que estamos mejor preparados que el contrario en el aspecto físico, con el ritmo de juego rápido debemos tratar de desgastar al adversario.

b.- Si nuestros jugadores están dotados de una mayor velocidad, al imponer un ritmo de juego rápido les estamos manteniendo en un nivel de participación muy alto.

c.- Con un ritmo de juego rápido será más fácil sorprender al adversario en un momento determinado, incluso en la ejecución de jugadas a balón parado (estrategia). Es más fácil superar a un adversario cuyos jugadores retroceden precipitadamente que a una defensa organizada sólidamente.

FORMAS DE CONTRARRESTAR EL RITMO DE JUEGO RÁPIDO

Si el equipo adversario manifiesta un ritmo de juego rápido, estará manifestando que juega con velocidad y lo podremos contrarrestar con:

a.- Marcajes en zona, con línea paralela y provocando el fuera de juego.

b.- Repliegues intensivos muy rápidos, ofreciendo una gran densidad defensiva para provocar el fallo del adversario.

c.- Temporización defensiva.

d.- Pressing al poseedor del balón, para intentar que este realice un juego con precipitación.

FINALIDAD Y OBJETIVOS DEL RITMO DE JUEGO LENTO

Si el equipo adversario manifiesta un ritmo de juego mucho más rápido que el nuestro, deberemos intentar que “caiga en la trampa” de jugar a nuestro ritmo lento para:

a.- Beneficiarnos físicamente por estar a un nivel físico inferior circunstancialmente, y poder aguantar perfectamente todo el partido.

b.- Conseguir una mejor conservación de balón y control del juego.

c.- Facilitar los desmarques de los delanteros.

FORMAS DE CONTRARRESTAR EL RITMO DE JUEGO LENTO

Si el equipo adversario manifiesta un ritmo de juego lento, lo podremos contrarrestar con:

a.- Pressing al poseedor del balón para que juegue con precipitación.

b.- Estar muy atentos para impedir la creación de espacios libres.

c.- Impedir que el adversario tenga facilidad en los desmarques.

d.- Impedir las ayudas permanentes.

e.- Si el contrario trata de mantener, mediante un ritmo de juego lento, un resultado favorable, deberemos realizar pressing total.

f.- Manteniendo una disciplina táctica para evitar que nos haga salir de nuestras posiciones defensivas.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris