Facebook Twitter Google +1     Admin

Táctica principios ofensivos: La conservación del balón y el control del juego.

20110731105559-1293497235y7z6t7.jpg

CONCEPTO

La conservación del balón, y por lo tanto, el control del juego, se manifiesta en las reiteradas acciones que realiza el equipo atacante, sin perder la posesión del balón, desplegándose y maniobrando, sin otra acción aparente que la de disponer de la iniciativa del juego y del balón.

Por conservación de balón se entienden todas las acciones ofensivas que se llevan a cabo desde que nuestro equipo toma posesión del esférico, con el fin de mantener la posesión bajo el control del equipo por el tiempo que se necesite para lograr cumplir un objetivo.

Es un principio táctico ofensivo que realiza el equipo poseedor del balón realizando continuas acciones para mantener la posesión del balón, sin otro objetivo que conservarlo  (conservación del balón) y continuar siendo el dueño del juego (control del juego).

CONSIDERACIONES GENERALES

Es evidente que quien tiene el balón es el dueño del juego y posee la iniciativa y si el equipo contrario no posee el balón, no puede hacer gol.

Es por ello que debemos trabajar muchísimo para mejorar ésta fase del juego. Mientras conserve el balón seré capaz de marcar goles y tener la iniciativa del juego. Si me equivoco, además de cambiar quién tiene la iniciativa, me puedo arriesgar a sufrir un gol rápidamente y con ello a resentir la seguridad del equipo en cuanto a la capacidad de juego.

Cuando logramos la posesión del balón debemos evaluar rápidamente: lugar donde tomamos contacto con el balón y situación numérica (no es lo mismo recuperarla en mitad del campo que en mi área, así como no es lo mismo hacerlo en superioridad o inferioridad numérica. Estos dos factores sumados al marcador del partido deberán llevar al jugador a decidir si es oportuno llevar a cabo un contra-ataque o un ataque sostenido o maniobrado.

Con ayudas permanentes, pases, velocidad en el juego, cambios de orientación y sin asumir riesgos (regates, pases muy largos, tiro, etc.) el balón seguirá en posesión del equipo atacante, controlando el juego y conservando el balón.

FACTORES QUE DETERMINAN UNA BUENA CONSERVACIÓN DEL BALÓN

a.- Una buena técnica de pase y recepción, un buen conocimiento del desmarque (sea a nivel técnico como táctico) y una buena condición física.

b.- La valoración del posicionamiento de la defensa adversaria en el momento de conseguir el balón, para así poder determinar qué tipo de ataque utilizar.

c.- Los movimientos sin balón. No debemos dar puntos de referencia a los adversarios, es necesario ofrecer  al portador del balón la mayor cantidad de líneas de pase posibles; una de ellas de seguridad (por detrás de la línea del balón).

d.- Tener un ritmo coordinado de juego. Si tenemos un ritmo de juego (ejemplo a 2 toques) se facilitan la coordinación entre los integrantes del equipo ya que a la recepción sigue inmediatamente un pase y ello ayuda a que los compañeros sepan el momento adecuado para desmarcarse.

e.- Alternar el juego en amplitud y profundidad, tratando de invadir las líneas defensivas adversarias, de manera de hacerlos replegarse y volver a salir. Tener un buen movimiento de balón a éste nivel nos permite variar todo el tiempo el lugar en el campo que ocupa el balón, es decir, la referencia a defender.

ERRORES QUE DETERMINAN UNA MALA CONSERVACIÓN DEL BALÓN

a.- Mucha atención debemos poner a los errores que se producen durante la posesión y conservación del balón, ya que los mismos pueden provocar una situación de alto riesgo para nuestro equipo.

b.- Por lo tanto, debemos estudiar el por qué se produce ésta situación de pérdida de la conservación del balón y primero debemos observar si esto sucede por errores técnicos y/o tácticos y determinar las responsabilidades que competen.

c.- La zona del campo donde perdemos la posesión y como está dispuesto el equipo en ese momento (de manera de saber cuánto peligroso es).

d.- Para finalizar la capacidad y el tiempo que emplean los jugadores para reaccionar a la pérdida del esférico.

e.- En esto último tiene un papel fundamental capacidades de tipo psicológico ya que la atención y concentración son determinantes para reducir el tiempo de adaptación de la fase ofensiva a la defensiva (transición ofensivo-defensiva). La falta de las mismas nos llevará a permitir acciones de contragolpe con más tiempo a disposición para finalizar.

FINALIDAD Y OBJETIVOS DEL CONTROL DEL JUEGO Y LA CONSERVACIÓN DEL BALÓN

a.- No perder fácilmente el control y la posesión del balón.

b.- Desmoralizar y desgastar físicamente al contrario, si no nos roba el balón o recuperarnos nosotros físicamente.

c.- Imponer, mantener o cambiar un ritmo de juego (el que más nos interese).

d.- No ofrecer la iniciativa al adversario.

e.- Mantener un resultado favorable y ganar tiempo al partido.

f.- Romper el ritmo de juego, más fuerte, que trata de imponer el contrario, tratando de contagiarle con lentitud para sorprenderle con velocidad.

FORMAS DE CONTRARRESTAR A UN EQUIPO QUE MANIFIESTA CONTROL DE JUEGO

a.- Tratar de no caer en la trampa del ritmo de juego, normalmente lento, que trata de imponer el equipo contrario.

b.- Mantener nuestro propio ritmo de juego, más rápido.

c.- Pressing al poseedor del balón, para intentar robar el balón lo más rápido posible o hacerle perder su control.

d.- Pressing total y marcaje al hombre.

e.- Agresividad constante, sobre todo en defensa.

f.- Mucha velocidad en las acciones defensivas.

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris