Facebook Twitter Google +1     Admin

La preparación del partido (2): Análisis y trabajo previo al partido (trabajo semanal y antes del partido).

20121217223419-20120719202046-imagen-026.jpg

La preparación del partido (2): Análisis y trabajo previo al partido (trabajo semanal y antes del partido).

a. Trabajo semanal de preparación del partido

Cuando el entrenador ya tiene toda la información posible sobre el rival,
llega la fase de preparación del partido que debe realizar durante las sesiones de entrenamientos de la semana previa al mismo. La cuestión es simple, se trata de resolver la siguiente pregunta: ¿Con base a nuestro estilo de juego y los conocimientos que tenemos del rival, cómo vamos a jugar el partido?.

Para ello se debe plantear la creación de un ciclo semanal práctico, donde
además de las tareas propias de la planificación de la temporada se deberá
trabajar e incluir durante la semana ejercicios globales y específicos que
concuerden con lo que buscaremos durante el partido.

Normalmente cuando el entrenador se centra en el partido siguiente tiene tres opciones para prepararlo según el nivel de su equipo y el del contrario.

a.- La primera opción es preparar el partido en función del rival. Es
decir, si nuestro equipo es claramente inferior al rival o llega mermado de
efectivos para el mismo, jugará encerrándose atrás, dificultándoles la
circulación del balón y saliendo al contraataque. Aquí nuestro equipo jugará un fútbol para defenderse del rival, renunciando a nuestra manera habitual de juego.

b.- La segunda opción es preparar los partidos centrándose sólo en su
equipo. Es decir, nuestro equipo saldrá a disputar el partido con su estilo de
juego, aplicándolo y llevando las riendas del partido siendo el rival quién se
preocupe de defenderlos. Esto simplifica mucho las cosas puesto que nuestro
equipo jugará cada semana a lo mismo y por lo general, y siempre que no sea repetitivo, mejorará su estilo de juego.

c.- La tercera opción, que es la que personalmente aplico ante un partido
que considero importante, dónde nos van a poner las cosas difíciles y no ante
cualquier rival, ya que normalmente aplico la segunda opción, es la opción
mixta.

Esta opción es aquella dónde centramos la mayoría de la preparación del
partido en nuestro equipo y trabajamos algunos detalles para contrarrestar los puntos fuertes del rival.
Mis jugadores tienen su estilo de juego y hay que aplicarlo en todos los partidos, lo que haré centrándome en nuestro equipo pero teniendo en cuenta que el equipo rival tiene su manera de defender y atacar lo que me planteará trabajar algunos aspectos específicos dentro de la creación del ciclo específico semanal de entrenamientos.

¿Qué debemos trabajar durante los entrenamientos del ciclo semanal práctico previo al partido?.

Tanto en el análisis de nuestro equipo como en el análisis del rival deberemos centrarnos en las virtudes y defectos más importantes ya que no sería muy realista intentar trabajar durante la semana la mejora de más de dos o tres aspectos específicos. Del mismo modo que analizaremos los defectos observados para detectar sus puntos débiles, nos centraremos sobre todo en neutralizar sus virtudes.

Durante los entrenamientos semanales previos al partido deberemos trabajar con nuestro equipo todos aquellos aspectos que nos hagan mejorar y contrarrestar al contrario sus:

a.- Virtudes técnico-tácticas defensivas observadas:

Virtudes técnico-tácticas del rival en la fase defensiva como son los automatismos defensivos, su repliegue, la presión realizada, la basculación, etc. Por ejemplo: Posee una sólida defensa con un medio centro que equilibra bien el equipo y una línea defensiva que apenas pierde el orden salvo por la banda izquierda, aunque por esta banda posee más llegada ofensiva.

b.- Virtudes técnico-tácticas ofensivas observadas:

Virtudes técnico-tácticas del rival en la fase ofensiva como son los automatismos ofensivos, su salida de balón, sus jugadores claves y sus jugadas preferidas, su forma de ataque más común, etc. Por ejemplo: Posee un buen juego por la bandas, fundamentalmente por la banda izquierda. La banda derecha resulta más previsible.

c.- Virtudes técnico-tácticas en las transiciones defensivas y ofensivas observadas:

Virtudes técnico-tácticas del rival en las transiciones defensivas y
ofensivas. El conocimiento de su transición defensa-ataque nos ayudará a hacer nuestro repliegue de forma efectiva, el conocimiento de su transición ataque-defensa nos ayudará a saber emplear una forma de ataque que explote sus defectos.

d.- Virtudes físicas observadas:

Virtudes físicas individuales y colectivas del rival como son la recuperación tras una jugada ofensiva, la intensidad del esfuerzo durante el partido, si acaban bien o justos de fuerzas, jugadores menos rápidos que los nuestros, etc. Por ejemplo: La línea del centro de campo tiene en general una gran velocidad explosiva, sobre todo cuando se incorpora a labores ofensivas.

e.- Virtudes físico-técnico-tácticas en el juego estratégico defensivo y
ofensivo observadas:

Virtudes físico-técnico-tácticas en el juego estratégico defensivo y ofensivo del rival como son los jugadores que intervienen, los lanzadores, los rematadores, jugadas observadas, etc. Por ejemplo: Los marcajes específicos sobre los jugadores rematadores y atención extrema sobre las posibles jugadas estudiadas del rival.

f.- Virtudes psicológicas observadas:

Virtudes psicológicas del rival como el desánimo tras encajar un gol, si
discuten entre ellos tras las adversidades, si el equipo está muy unido y se
les ve muy cohesionado, etc. Por ejemplo: Tienen gran facilidad a la hora de
superar situaciones adversas gracias en gran medida a su capitán, que ejerce un liderazgo indiscutible.

Al mismo tiempo el entrenador deberá proporcionar un informe individualizado de los jugadores del equipo rival a sus jugadores para que cuenten con referencias. Por ejemplo: el extremo izquierdo, Angel, con el dorsal número 7, el de la cinta en el pelo, 1,71 m, zurdo, su jugada preferida es la diagonal hacia dentro, peligroso en el regate uno contra uno y no se lo piensa dos veces para tirar a puerta.

b.- Trabajo antes del partido

La comunicación en el vestuario previa al partido, es sumamente importante
ya que es el momento donde el entrenador reafirma lo trabajado durante toda la semana, reasegura la confianza de sus jugadores, reafirma conceptos tácticos colectivos, por líneas o individuales y señala cualquier factor que considere importante sobre las fortalezas y/o debilidades del rival que entienda deben tener en cuenta sus jugadores.

Cuando da la composición inicial del equipo y de los suplentes, es el momento de "dibujar" el partido en la pizarra, habiendo elegido a los jugadores adecuados para contrarrestar la fase ofensiva del rival y para explotar sus defectos en la fase defensiva o en la transición ataque-defensa.

En la composición del once inicial para este partido, el entrenador, no
tiene por qué seleccionar nombres sino funciones, como resultado de lo visto durante el trabajo semanal de preparación del partido, habrá elegido a los jugadores que mejor vayan a hacer las funciones determinadas.

El entrenador debe dar pocas instrucciones y muy precisas, siempre centradas en las conductas de los futbolistas, es decir, en lo que tienen que hacer. Debe hablar con claridad, con frases cortas, sin largas explicaciones y debe transmitir tranquilidad, mostrándose él tranquilo.

A nivel general también es interesante brindar otros datos de interés, como
las estadísticas del rival (partidos ganados, perdidos, empatados, goles a
favor y en contra, en casa y fuera, máximos goleadores, dinámicas, etc.), las
últimas alineaciones (destacar cuales fueron los últimos onces utilizados por
el entrenador rival) y los posibles sancionados o lesionados que no puedan disputar el partido contra nosotros.

Partiendo de la base que el entrenador y sus jugadores ya conocen al equipo
rival y sus virtudes y defectos y que se ha realizado un ciclo semanal práctico
donde el trabajo semanal de los entrenamientos ha estado dirigido a preparar el equipo para ganar este partido, el entrenador, por último y antes de iniciarse el partido, deberá centrarse en dos aspectos relevantes:

a.- Analizar nuestro equipo inmediatamente antes del partido:

El análisis del equipo propio debe tomar dos aspectos fundamentales previos
al partido. El primero está relacionado con las actitudes de nuestros jugadores frente al partido lo cual incluye: su competitividad, sus ganas de jugar, su autoconfianza, su responsabilidad, su solidaridad y su concepción acerca de calidad en su desempeño. El segundo aspecto está relacionado con la concentración y mentalización, la cual incluye su valoración sobre todo en situaciones que resulten adversas en el partido.

b.- Analizar el contexto, entorno y los condicionantes del encuentro:

El entrenador ya conoce el estado general de su equipo en todos los
aspectos y el del rival. Ahora debe valorar y analizar el contexto, el entorno,
las circunstancias y los condicionantes en los que se va a desarrollar el
partido para poder dar los últimos consejos específicos al respecto. Por
ejemplo:

- El partido se realiza por la mañana, por la tarde o por la noche, tenemos
el sol en contra o a favor, la luz artificial es adecuada…

- El partido se realiza en un campo de hierba natural, de hierba
artificial, de tierra, está en buen estado, seco o mojado, hierba alta o corta…

- El partido se realiza en campo pequeño (partido de mucha disputa y con
mucha presión en todo el campo) o en un campo amplio, cómo son las dimensiones
del terreno de juego…

- El partido se juega en casa o fuera de casa, aprieta la grada, está
cercana al terreno de juego…

- El partido se juega con un árbitro casero, dialogante, autoritario,
tarjetero…

- El partido se juega con lluvia, frio, calor…

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.



Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris