Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Septiembre de 2011.

Sistema de juego 5: Sistema 1 - 4 - 2 - 3 - 1.

ANTECEDENTES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

Se trata de uno de los sistemas más empleados en la actualidad, uno de los equipos que trabajó dicho sistema con efectividad y que tuvo gran parte de culpa de que esté de moda fue la Selección Francesa, que se convirtió en la gran dominadora del fútbol de finales de la década de los noventa y que se erigió como ejemplo a seguir por todo el mundo.

Los títulos conseguidos por esta selección en esa época fueron el campeonato del mundo (Francia 98) y el campeonato de Europa (Holanda 2000)

El juego de este gran equipo se caracterizaba: 

Ofensivamente se trataba de un bloque muy equilibrado, que realizaba a la perfección el juego de contraataque mediante la conducción del balón por parte de Zidane (considerado en el 98 y 2000 como mejor jugador del mundo) y Djorkaeff, los cuales actuaban de enlace entre el centro del campo y la delantera, y que eran los auténticos creadores de ataque y aprovechaban la gran velocidad de Henry y Anelka en la finalización de las jugadas.

Cabe destacar la gran plantilla y la importante aportación de los hombres de banquillo, que hacían de Francia un equipo temible dando igual quien jugase de titular.

Defensivamente una línea defensiva de 4 y dos pivotes en el centro del campo, cubiertos por jugadores veteranos, con gran experiencia y muy sobrios en las marcas, con un dominio casi insultante del juego aéreo y con velocidad en las bandas (Lizarazu y Thuram), que se encontraban habitualmente muy desahogados por el gran trabajo de recuperación del balón que ejercían Deschamps y Petit.

EL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1  EN LA ACTUALIDAD

El sistema 1-4-2-3-1 se fundamenta en una ocupación racional y equilibrada del terreno de juego, lo que nos permite un adecuado escalonamiento tanto en la fase defensiva como en la ofensiva. Surge ante la necesidad de tener medias puntas que puedan incorporarse al ataque con la portería contraria de cara. Además de ello mantiene a los dos clásicos medios de contención del 4-4-2 en línea. Da salida a jugadores con más dificultades para encajar en sistemas más rígidos.

Su origen es el 1-4-1-4-1 pero en esta distribución se crea una línea nueva con dos jugadores por delante de los defensas y detrás de los tres medio campistas de ataque, con la intención de mejorar el juego defensivo entre líneas. Se supone que el 4-2-3-1 es más equilibrado ya que posiciona un centro del campo a dos centrales que pueden dar más recorrido al balón. Cuando sólo existe un central para distribuir todo el juego, es complicado que pueda resolver todas las ocasiones con claridad.

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

a.- Estructura táctica:

Este sistema está compuesto por un guardameta, una defensa de cuatro jugadores que habitualmente jugará en línea, un centro del campo compuesto por dos jugadores que harán funciones de medios centros, tres jugadores por delante en funciones de media punta y una línea de ataque compuesta por un jugador con mucha movilidad que intercambiará sus posiciones constantemente y que formará grupos tácticos con los jugadores de la línea posterior.

b.- Características generales del sistema:

- Propicia la participación y el control del juego.

- Favorece el juego por las bandas.

- Es adecuado para las contras si el jugador en punta es rápido.

- La defensa en línea puede ser vulnerable a balones largos.

- La delantera debe colaborar para controlar el centro del campo.

- Es un buen planteamiento para jugar contra equipos con vocación ofensiva.

- Es un sistema fácil de llevar a cabo.

c.- Desarrollo del sistema en defensa:

- Marcaje en zona. En cuanto al marcaje, será por zonas, ya que permite una ocupación racional del terreno de juego, evitar espacios libres al adversario, reducir el desgaste físico y aumentar las posibilidades ofensivas. Los dos pivotes tienen una zona de marcaje más amplia.

- La línea de cuatro defensas juega en línea y nunca demasiado lejos de su área.

- Los pivotes cierran huecos y frenan las progresiones desde el centro del campo. Harán coberturas defensivas cuando la ocasión lo requiera.

- La línea de delanteros frenará la salida rápida del balón y ayudará en el centro del campo.

- El punta defenderá la primera salida de balón y estará en disposición de ayudar a la línea de delanteros.

- Aspectos defensivos que requiere este sistema: Intentar obtener superioridad numérica, reducir las zonas de influencia del balón, buena orientación en el marcaje, presión en el centro del campo y repliegue, en su caso, correcto.

- La posición defensiva ha de tener un gran equilibrio entre líneas y una buena profundidad defensiva, una gran orientación en el marcaje, una elección de realizar o no la anticipación y una fuerte presión en la línea de medios.

- La última línea de cuatro hombres, será paralela, si esta línea la mantenemos a 8-10 metros del medio campo propio, provoca el fuera de juego por sistema, en este caso el portero ha de estar jugando fuera del área.

- Procuraremos jugar haciendo coberturas al máximo que podamos.

d.- Desarrollo del sistema en ataque:

- Requiere paciencia en la elaboración, circulando el balón hasta que aparezcan espacios.

- En el ataque participan muchos jugadores, intentando jugar desde posiciones atrasadas.

- Ensanchar el campo, utilizando para ello jugadores pegados a las bandas.

- Utiliza un punta como referencia.

- Aspectos ofensivos que requiere este sistema: Equilibrio entre líneas, apoyos, reducir las zonas de influencia del balón, movilidad y rapidez, profundidad y amplitud de ataque y cambios de orientación.

- Necesitaremos jugadores con una cualidad técnica buena.

- Como se abre el campo, habrá más espacios en ataque.

CARACTERÍSTICAS POR DEMARCACIONES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

Los defensores son dos laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y dos defensas centrales caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad.

El centro del campo se divide en dos líneas. La primera línea está compuesta por dos medios que juegan por delante de los cuatro defensores. Son los encargados de aportar el equilibrio defensivo-ofensivo al colectivo. Han de tener capacidad para defender, pero también para generar ataque y llegada al área contraria.

La segunda línea la conforman tres medio campistas con dos jugadores en banda y uno en el centro. Los dos medios de banda son dos extremos con características clásicas, es decir, desborde, buenos pasadores y rematadores, que además colaboran en la recuperación del balón. El del centro responde al perfil de un media punta o jugador de enganche, que llaman en Sudamérica. Es un futbolista talentoso, buen pasador, con movilidad y con gran llegada al área.

El punta es un jugador de gran envergadura o con mucha velocidad, con capacidad técnica para retener el balón en espera de que lleguen sus compañeros, con buen remate y buenos desmarques tanto al área como a banda.

a.- Características de los jugadores en defensa:

Portero: Es el último defensor, en algunos momentos tendrá que hacer de hombre libre. Ha de dominar el área de penalty, su situación dependerá de la ocupación racional de sus compañeros. Ha de dar confianza y seguridad a todo el equipo.

Laterales: Serán flexibles, si nos replegamos harán la cobertura permanente a los medios de banda y si se hace presión tendrán que tener en cuenta el espacio que dejan a su espalda.

Centrales: Tendrán que mantener siempre la posición por el centro, no caerán a banda ya que los laterales serán ayudados por el interior abierto que tendrá la zona más amplia, solo podrán ir a banda si el contrario nos coge la banda con balón largo cuando ha subido el lateral.

Medio campo: Los medios más atrasados al ser más defensivos pueden hacer las coberturas constantemente a los medios más avanzados, han de disponer de una condición física muy buena, ya que tendrán un trabajo constante. Los más avanzados a nivel de marcaje solo tendrán que tener en cuenta que su zona es más larga y ayudarán al lateral de banda. El jugador del medio se limitará a tapar al centro.

Delantero: Caerá a la banda donde se inicie el ataque del equipo contrario, procurando que salgan por banda e intentar que no puedan volver el balón atrás, y puedan ir al otro lado.

b.- Características de los jugadores en ataque:

Portero: Será el primer atacante, intentado abrir el juego a los laterales o directamente a los dos hombres más retrasados del medio campo. De su saque dependerá un ataque con más o menos posibilidades.

Laterales: Han de incorporarse al ataque, nunca los dos a la vez y generalmente con sorpresa, procurando no molestar al hombre que ocupa la banda del medio campo. Han de estar físicamente bien, dado que recorrido es más largo.

Centrales: Han de procurar librar el balón rápidamente a los pivotes o a los hombres de banda, no son los que han de subir con el balón controlado. Solo subirán al ataque en jugadas de estrategia (faltas laterales, saques de esquina).

Medio campo: Como hemos dicho antes está formado en forma de trapecio. Los hombres pivotes, que serán dos, han de disponer de una condición física muy buena, ya que el trabajo de ataque y defensa será constante. En ataque han de hacer en todo momento apoyos a la línea de defensas para iniciar el juego, generalmente a banda. Los tres medios restantes, son los que han de tener más llegada ya que siempre podrán enfocar la portería contraria de cara. Son los más creativos, técnicos, peligrosos y con más finalización en jugadas hacia la portería contraria.

Delantero: Hemos de tener en cuenta que es el único hombre más avanzado y por tanto no se puede quedar estático, se tiene que mover por toda la zona de ataque dando apoyos a los hombres que vienen de atrás. Ha de ser un hombre con una finalización muy buena, y tener un remate letal.

ASPECTOS FAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

a.- Distribución racional del espacio de juego, permitiendo mejor escalonamiento defensivo de los jugadores, reforzando la zona central.

b.- Complica el juego entre líneas de los rivales.

c.- Grandes posibilidades de recuperar el balón en campo adversario al presionar con hasta cuatro futbolistas su inicio ofensivo.

d.- Mejora de las posibilidades del juego en ataque al escalonar las posiciones ofensivas del centro y de banda.

e.- Mayores posibilidades de aprovechar los espacios al jugar al contraataque.

f.- Gran equilibrio transversal al fragmentar y disponer el equipo en cuatro líneas.

g.- Permite la inclusión de jugadores creativos y flexibles.

h.- La incorporación ofensiva de los medio puntas es muy peligrosa ya que pueden jugar de cara y pueden abrir mucho el campo.

i.- Si hacemos presión al contrario en su campo, lo tendremos lejos de nuestra portería y por tanto menos peligro.

j.- Por la gran densidad de jugadores en el centro del campo, el contrario no tiene espacios donde poder desarrollar su juego.

k.- Ofrece gran seguridad defensiva si nos colocamos en nuestro campo.

ASPECTOS DESFAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 4 – 2 – 3 – 1

a.- Excesivo espacio para defender de los dos medios centros, si no son ayudados por la línea de tres medio campistas o por los defensas laterales.

b.- Al reforzar la zona central, se dejan espacios vacíos en banda cuando se defiende, por lo que debe estar claro qué jugadores han de ocuparlos y en qué momentos.

c.- En ataque, se corre el riesgo de “partir” al equipo, quedando un bloque de seis jugadores y el portero para defender (los cuatro defensas más los dos medios centros) y otro bloque de cuatro jugadores encargados de generar y finalizar las acciones ofensivas.

d.- El doble pivote propicia no poder ajustar espacios ya que no existe una sola referencia.

e.- El espacio por los lados entre los medios punta de banda y los laterales es peligroso, al igual cuando los laterales suben y dejan su zona descubierta.

f.- Dificultades para presionar salidas de juego de defensas con carrileros.

g.- Si el adversario combate con efectividad el fuera de juego a defensa adelantada.

h.- La excesiva distancia entre líneas y perder el equilibrio entre ellas.

i.- El error del portero en su juego fuera del área.

j.- Si el contrario supera el centro del campo con balones largos y en profundidad.

VARIANTES OFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 4 – 2 – 3 – 1

¿Es realmente el sistema 14231 un sistema? Algunas veces, cuando hemos utilizado el sistema 1442 con rombo en el centro del campo, no decimos que jugamos el 141212, por tanto, porque cuando hablamos del 14231, no podemos decir que jugamos el 1451 con trapecio en el centro del campo.

Diferentes aplicaciones del Sistema.

Las características de los dos medios centros que juegan por delante de la defensa admite distintas combinaciones. La habitual es un jugador defensivo junto a otro que defienda y ataque a buen nivel, pero también podemos encontrarnos con dos medios defensivos si el rival es muy superior, o con dos medios ofensivos, muy creativos.

Los jugadores de la línea de tres medios atacantes puede estar formada por dos extremos y un media punta o tres medias puntas.

Utilizar dos defensas laterales ofensivos, en caso de no disponer de dos extremos clásicos, con la intención de sorprender a los rivales con llegadas desde atrás.



Sistema de juego 4: Sistema 1 - 3 - 4 - 3.

20111114222555-1343.jpg

ANTECEDENTES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

El precedente más antiguo de esta formación fue la famosa formación "WM" (3-2-2-3: tres defensas, dos medios defensivos, dos medios ofensivos y tres delanteros), que se dio como respuesta al cambio de la regla del fuera de juego en 1925 y que fue utilizado mundialmente a partir de esa fecha hasta bien entrada la década de 1960.

Evidentemente esta formación sufrió variaciones, sobre todo en la disposición de los jugadores en el medio campo, los cuales de formar un rectángulo "convencional", cambiaron al rombo (el sistema "punta de lanza" brasileño), al triángulo "normal" o "invertido", hasta llegar a una formación muy similar a la que hoy en día conocemos como 1-3-4-3, en donde los medios parten más de una formación más o menos lineal, interactuando como soporte tanto para defensas como delanteros.

La formación 1-3-4-3 fue muy popular en el futbol holandés, en especial el Ajax de Ámsterdam que lo puso en práctica en la década de 1970, respondiendo al viejo dicho futbolístico de “quien domina el centro del campo, domina el juego”, y que ha sido implementada desde entonces por varios entrenadores que prefieren enfrentar un partido a través de la tenencia del balón. Al mantener la posesión del balón, argumentan, se aumentan las posibilidades de anotar.

EL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3 EN LA ACTUALIDAD

Este sistema fue empleado como posición de partida del "Dream Team" del F.C. Barcelona de Johan Cruyff, equipo que incluso llegó a jugar sin delanteros específicos y que maravilló al mundo entero con la vistosidad de su juego.

El juego de aquel equipo se caracterizaba: 

OFENSIVAMENTE: Un gran juego de posesión, los jugadores jugaban casi mecánicamente a uno o dos toques y eran capaces de realizar una jugada con más de 20 pases sin que el equipo contrario tocara el balón, finalizando con gol.

No tenían prisa y mantenían el máximo tiempo posible la posesión del balón hasta que creaban el espacio, el cual aprovechaban mediante la llegada rápida desde la posición de los extremos o bien mediante incorporaciones de jugadores del centro del campo.

DEFENSIVAMENTE: Era el aspecto más débil del equipo ya que incluso se llegaban a alinear 8 jugadores de ataque.

Los equipos que aguantaban el ritmo les hacían peligro con demasiada facilidad. Sin embargo, el Barcelona apenas les daba oportunidad de tener la posesión.

Actualmente el mejor exponente de este sistema de juego es Pep Guardiola en el F.C. Barcelona que lo utiliza en ocasiones como variante de su sistema 1 – 4 – 3 – 3. 

CARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

Es claramente el sistema más ofensivo. Intenta aprovechar al máximo los espacios y ocupar el terreno de juego lo más ampliamente posible. Para su adecuado rendimiento es casi imprescindible mantener la posesión y el control sobre el balón. Los correctos movimientos de los extremos son determinantes para no "taponar" el juego ofensivo.

Con este sistema de juego se pretende:

a.- conseguir líneas escalonadas tanto en ataque como en defensa.

b.- tener gran poder de recuperación del balón.

c.-  obtener una buena ocupación del terreno de juego.

d.- en posesión del balón, proporcionarnos un fútbol con iniciativa, así como un ataque constante.

e.- por cómo están compuestas las líneas, nos permite hacer más triangulaciones.

f.- conseguir con facilidad superioridades numéricas tanto defensivas como ofensivas.

En definitiva es un sistema de ataque total por lo que es el portero el primero en iniciar la jugada ofensiva con los laterales muy abiertos, los centrocampistas nada estáticos y con constantes apoyos, ayudas permanentes y desdoblamientos y los extremos buscando amplitud y profundidad, llegando a las zonas de remate cercanas al área contraria con cuatro o cinco efectivos.

Los jugadores han de descifrar rápidamente la situación del juego tras efectuar un pase o un desmarque ante la alta posibilidad de un error en la entrega del balón o una interceptación del mismo por parte del equipo rival garantizando la no existencia de fisuras entre líneas (mediante ayudas permanentes y coberturas), ocupando racionalmente el terreno de juego en una primera fase de ataque para hacer frente con suficientes garantías a una segunda fase defensiva, sin verse sorprendidos con demasiados jugadores por delante de la línea del balón.

Este sistema de juego se puede desarrollar con todos los jugadores en línea, con un rombo central o con tres rombos, siendo la composición más habitual de este sistema la de un portero, tres defensas, cuatro centrocampistas y tres delanteros.

Este sistema de juego también se suele utilizar como variante de otros sistemas de juego cuando se tiene el resultado adverso.

CARACTERÍSTICAS POR DEMARCACIONES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3

a.- El portero:

Este jugador dentro de este sistema y con las reglas que ahora rigen el juego se puede considerar como fundamental.

El portero tiene una gran importancia desde el punto de vista táctico pues es el último eslabón defensivo y el primero ofensivo.

Debe tener una alta capacidad de juicio y una gran rapidez de acción, un carácter enérgico y debe ser un psicólogo del juego.

Debe poseer una buena técnica individual y un excelente dominio de los pases tanto con la mano como con el pie.

b.- La línea defensiva:

La línea defensiva, de tres hombres, está formada por un defensa medio, que en la mayoría de los esquemas tácticos funciona como líbero y dos defensas centrales laterales. Normalmente estos dos defensas centrales laterales marcan al delantero que tienen enfrente, mientras el líbero le da profundidad y cobertura a esta zona.

Otros entrenadores prefieren que esta defensa esté en línea y actúe bajo la técnica de la marca zonal.

Los tres defensas deben ser contundentes, dominar el juego aéreo y tener una calidad técnica y visión de juego para iniciar el juego de ataque.

El defensa medio:

Debe ser bueno haciendo constantes coberturas y apoyando defensivamente a sus compañeros llevando el mando de la línea defensiva. A su vez es importante que tenga una gran técnica para enfrentar y despojar del balón a sus contrincantes, sobre todo porque en la mayoría de los sistemas que utilizan este esquema, este defensa es el último hombre.

Debe ser un jugador inteligente, calculador y experimentado. Defensivamente para dominar el espacio entre la última línea defensiva y su portero y ofensivamente para dominar el espacio por delante de él entre la línea de defensas y la línea de mediocampo estando  disponible para apoyar a sus defensas centrales y línea media.

Es también preferible que tenga un golpe de balón educado para enviar pases largos hasta la línea ofensiva.

Los defensas centrales laterales:

Deben ser veloces y dominar los centros a la perfección, deben ser buenos despojando el balón y anticipándose a las jugadas para efectuar interceptaciones y buscaran siempre la amplitud del campo para la continuidad del juego iniciado por su portero.

Debido a las características de su posición, deben ser buenos como defensas centrales "tradicionales" (como en una línea de 4 defensas), pero también deben ser buenos actuando como defensas laterales.

En la fase ofensiva, se deben integrar a los extremos para apoyar a los medios laterales. Una de sus misiones será la de iniciar el juego y quedarse en el sitio marcado de antemano una vez este el balón en una línea superior.

Ya que los recorridos que tienen que hacer son largos y se necesitará que incrementen su velocidad súbitamente, los defensas centrales deberán contar con una gran condición físico-atlética.

c.- La línea media:

La línea media está formada por dos medios centrales, uno de contención (más defensor) y el otro creador (más ofensivo) y dos medios laterales, que deben ser jugadores de banda mixtos, es decir, capaces de recorrer sus bandas para apoyar tanto a la defensa como a los delanteros.

Los medios centrales:

Los medios centrales son los responsables de la organización del ataque del equipo. Normalmente uno de los dos tiene cualidades más defensivas y el otro más ofensivas. Siendo uno de contención o defensivo y el otro creativo u ofensivo.

Los dos deberán apoyar la conducción del balón desde sus respectivas zonas, y deberán poseer gran visión del campo y del juego, sentido de la oportunidad y estar siempre disponibles para apoyar a sus compañeros.

El medio centro de contención deberá estar dispuesto a integrarse a la defensa como central y así formar una línea de cuatro cuando sea necesario.

En la fase defensiva los dos deben ser buenos aplicando presión y en el robo del balón y deben estar preparados para cualquier eventualidad como puede ser un saque defectuoso del portero.

Características del medio centro creativo u ofensivo:

Debe ser trabajador en tareas defensivas y el primer jugador en realizar la presión en la línea de mediocampo.

Debe tener olfato goleador actuando muchas veces como falso medio punta y debe tener claras llegadas a la zona de remate desde posiciones atrasadas debido a su situación espacial.

Es lo que se conoce como el cuarto hombre, con llegadas y apoyos con el delantero centro para una vez en posesión del balón jugar con los extremos de banda rápidamente, con la obligación posterior de incorporarse a zonas de remate para centro desde cualquiera de los pasillos exteriores.

Características del medio centro de contención o defensivo:

Es un jugador clave dentro de este sistema, tanto en la creación, como en la destrucción realizando constantes coberturas y permutas.

Hará de escudo a su central y a sus dos laterales y siempre estará situado por detrás de la línea del balón, manifestando un gran poder de interceptación de pases.

Es un jugador de enlace, colocado como último hombre de la línea de mediocampistas para la transición defensa-ataque y ataque-defensa.

Debe ser la referencia para los jugadores de líneas más adelantadas y más atrasadas, para desahogar el juego del equipo y evitar de paso la descomposición de las mencionadas líneas de juego.

Debe de hacer apoyos de “espaldas” a la portería, fundamentales para la creación de espacios libres a sus compañeros, y por lo tanto, de los desmarques de ruptura de éstos, siendo primordial mover el balón al primer toque.

Con una gran capacidad de pase en todas sus formas, pues para este puesto y con toda seguridad, los pases han de ser: precisos, oportunos, y con la velocidad justa en la transmisión del balón.

Los medios laterales:

Deben tener un gran sentido táctico en la realización de las coberturas y los desdoblamientos y ser conscientes de que su labor es principalmente defensiva.

Siempre se mantendrán en su misma línea posicional, independientemente de la altura del campo donde se encuentren. Su labor secundaria, en fase de ataque, es estar en situación de recoger rechaces para iniciar segundas jugadas.

A los medios laterales se les pide especialmente una gran condición y preparación física ya que tienen que cubrir sus respectivos carriles, en todo lo largo del campo.

Debe actuar como defensa lateral cuando está a la defensiva y de extremo "tradicional" cuando está a la ofensiva, mandando centros y tiros a la portería de media distancia.

d.- La línea ofensiva:

La línea de ataque la conforman dos extremos que deben jugar muy abiertos en banda y tener gran capacidad de desborde, buen centro y remate y un delantero centro alto, fuerte y  rematador de área y con gran movilidad, aunque también puede actuar un delantero centro de pequeña estatura que intercambie posiciones con los extremos o desborde desde la mediapunta.

Los extremos:

Es necesario que los extremos tengan cualidades técnicas sobresalientes para conducir el balón con agilidad y rapidez, para regatear y sobrepasar al rival. Deben ser jugadores explosivos, grandes dominadores del balón y de los centros y buenos y atrevidos en el uno contra uno.

Ganada la posición en la banda y en posesión del balón, deben tener una buena visión periférica sobre las carreras y desmarques de los compañeros que entran al remate.

Sus funciones, sobre todo en el futbol actual, son las de actuar más del extremo hacia el centro de la cancha, por lo que deberán tener buena visión de campo, para distribuir el balón durante los pases finales e inclusive capacidad de tiro para terminar las jugadas. Es necesario que apoyen al delantero centro, al medio incorporado al ataque y que tengan las cualidades de filtrar balones al espacio en tiempo y forma.

En defensa, deben bajar como un medio más, además de ser capaz de realizar el primer pressing cuando así se requiera.

El delantero centro:

Aunque el "9", en este sistema, cada vez es menos un delantero centro tradicional fuerte y alto, sigue siendo una referencia o "meta" cuando está el equipo en la fase de ataque.

Debe saber jugar de espaldas a la portería (capaz de recibir y cubrir el balón), dominar el juego de cabeza, dominar el pase al primer toque y debe ser muy intuitivo para conocer la posición de sus compañeros y distribuir el balón y apoyarse con precisión ya sea con sus extremos o con los medios incorporados al ataque.

Por supuesto, se necesita que tenga una excelente definición frente a la portería y que siga siendo, digamos, un caza-goles, y que tenga buenas cualidades técnicas que le permitan encarar al rival.

ASPECTOS FAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3:

a.- Equilibrio y completo aprovechamiento del campo ofensivamente logrando la máxima amplitud posible.

b.- Grandes posibilidades de mantener la posesión del balón y buena disposición transversal.

c.- Disposición claramente ofensiva y gran número de apoyos al poseedor del balón (apoyos interiores, exteriores, diagonales, cortos, largos...).

d.- Provoca superioridad numérica en el centro del campo respecto a otros sistemas como por ejemplo el 1 – 4 – 3 – 3.

e.- La intención de juego es mantener el balón el mayor tiempo posible, tratando de acumular gran cantidad de jugadores cerca del área rival, hasta siete, para aumentar las opciones de remate.

f.- Mejora el juego ofensivo, al escalonar a los futbolistas y permitir explotar con más eficacia la amplitud del juego por bandas y entre líneas.

g.- Trata de aprovechar la calidad y el talento de los jugadores ofensivos en zonas peligrosas del área adversaria.

ASPECTOS DESFAVORABLES DEL SISTEMA 1 – 3 – 4 – 3:

a.- Dificultades y riesgos en el juego defensivo ante la falta de posesión del balón..

b.- Necesidad de gran dominio y calidad técnica de los jugadores de todas las líneas.

c.- En transición rápida los defensas pueden ser desbordados fácilmente ante la falta de apoyo colectivo defensivo.

d.- Deja muchos espacios en las bandas, a la altura de los tres defensas y detrás de ellos.

e.- Implica una colaboración absoluta de todo el grupo, tanto para defender como para atacar. Cualquier error puede ser fatal.

f.- Obliga a defender a gran nivel, y obliga a manejar el balón con mucho criterio y calidad.

VARIANTES OFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 3 – 4 – 3:

1 – 3 – 1 – 3 – 3 

Idea futbolística desarrollada por Cruyff en el Barcelona. Se juega con un canalizador del ataque por delante de los tres defensas. Guardiola era su máximo exponente.

1 – 3 – 3 – 1 – 3

 Aparece un media punta entre la línea de centro campistas y la de delanteros. 

1 – 3 – 3 – 3 – 1

Con un solo delantero, “arropado” de cerca por una línea de 3 medias puntas. Formación empleada por el técnico Bielsa en su etapa de seleccionador Argentino.  

Sistema de juego 3: Sistema 1 - 4 - 3 - 3.

20110914232329-1433.jpgCARACTERÍSTICAS GENERALES DEL SISTEMA 1 – 4 – 3 – 3 Es un buen sistema de juego a caballo entre el clásico 1-4-4-2 y el 1-3-4-3. Para obtener un adecuado rendimiento es imprescindible una ordenada y fuerte presión. Combina la seguridad de la defensa de cuatro con la presión al juego del contrario de los tres delanteros. Esto supone cierto desequilibrio en el centro del campo. Es un sistema utilizado por algunos de los mejores equipos de la historia.La composición más habitual de este sistema corresponde a la de un portero, cuatro defensas, tres centrocampistas y tres delanteros.Sistema de juego con clara vocación ofensiva, con jugadores de una gran calidad técnica y dotados de una velocidad desequilibrante en banda que da espectacularidad al juego. Todos los jugadores deben tener un alto conocimiento del sistema de juego y una gran capacidad de sacrificio para recorrer grandes distancias dentro del terreno de juego para realizar rápidas transiciones defensa-ataque y viceversa.ASPECTOS FAVORABLES DEL SISTEMA 1 - 4 - 3 - 3:a.- Presenta una igualdad o superioridad numérica en la zona de medio campo por densidad, distribución racional de los tres centrocampistas o, en momentos determinados, por inclusión de los laterales o extremos al medio campo en la medular con desequilibrio en todas las zonas.b.- Permite el repliegue ordenado o intensivo con mucha cantidad de efectivos por posición retrasada en ayudas de los extremos, lo que dificulta enormemente las tareas de progresión del rival ya sea en ataque masivo, progresivo e incluso en contraataque.c.- Defensivamente ahoga al rival mediante la presión individual, zonal o principalmente de ayudas ya sea en el medio campo o incluso en la propia defensa.d.- Si se trabaja bien la ocupación racional de todos los elementos, permite configurar una elasticidad de connotaciones instantáneas en el repliegue y despliegue de efecto “acordeón”.e.- Los defensas pueden corregir posiciones de marcaje, basculaciones, coberturas, permutas y relevos con suficiente antelación o desasosiego al comprobar que las dos líneas de medio campo y delantera no permiten espacios al rival siempre que estén perfectamente equidistadas con la última línea defensiva.f.- Ofensivamente es donde se aprecian más las ventajas pues fija mucho al rival en su propio campo, abre en su amplitud todo el juego y permite tener mucha presencia de elementos a partir de la línea central del terreno de juego.g.- Puede ayudar a tener el control del balón en la medular, a tener el porcentaje más alto de posesión, incluso hasta de llevar el ritmo del partido a donde nos interese en función del resultado.h.- Permite una mejor triangulación del balón tanto en propio campo como en ataque progresivo en campo contrario, al tener suficientes elementos aliados para tener soluciones de pase.i.- Si se trabaja y mentaliza convenientemente, permite presionar con muchos efectivos en campo contrario sobre la salida del balón contrario. Al robar el esférico, el equipo está prácticamente en 3/4 de campo rival y con suficientes efectivos para concretar un ataque con igualdad, superioridad numérica y posibilidades de presencia y éxito por la cuantía de rematadores.j.- Si la capacidad de desdoblamiento de los laterales, los interiores y los extremos de banda es coordinada y de presencia continuada, puede producir desestabilización y superioridad numérica atacante para continuas acciones de 2 contra 1, 3 contra 2 o 4 contra 3 en la máxima amplitud de campo lo que produce el efecto “abridor” en el adversario al tener estos las líneas muy abiertas y a sus componentes entre sí.k.- Hay muchas posibilidades de contar con varios rematadores tanto en el interior del área como en sus límites.l.- Este sistema produce una sensación de confianza y supremacía sobre el adversario como consecuencia de la ambición de trabajar, dominar y buscar constantemente la portería rival.ll.- Aumenta la eficacia del juego defensivo en la zona central al juntar más las líneas, mejorando el reparto de esfuerzos en el centro del campo, además de distribuir con mejor criterio las posiciones en el terreno de juego.m.- Mejora el juego ofensivo, al escalonar a los futbolistas y permitir explotar con más eficacia la gran amplitud del juego de ataque por el aprovechamiento del juego por las bandas.n.- Trata de aprovechar la calidad y el talento de los jugadores ofensivos en zonas peligrosas del área adversaria y defensivamente trata de darles una buena disposición para realizar la presión al inicio del juego del contrario.(ver en este blog en el tema “Consejos tácticos” el artículo “Dos maestros y una filosofía de fútbol” donde se explican algunas razones para utilizar este sistema de juego).ASPECTOS DESFAVORABLES DEL SISTEMA 1 - 4 - 3 - 3:a.- Obliga a un gran despliegue físico (acumulable durante toda la temporada, si no se hacen las continuas rotaciones de jugadores de la plantilla) para recuperar la zona o espacio con un repliegue rápido y a continuación desplegarse con mucho recorrido si se quieren tener oportunidades de ataque rápido o contraataque.b.- El repliegue intensivo excesivamente rápido y de mucho recorrido en nuestro propio campo puede causar desajuste entre la línea de mediocampo y la delantera que no tienen tiempo de reorganizarse y equidistar con los defensas.c.- Las líneas pueden quedar muy abiertas entre sus propios componentes al abarcar toda la amplitud, lo que defensivamente obliga a defender grandes zonas y en cuanto a lo ofensivo no buscarse en las triangulaciones o juego progresivo.d.- El esfuerzo generoso en recorrido defensivo y ofensivo de los laterales, centrocampistas y extremos va desgastando al pasar los minutos, por lo que es frecuente ver una descompensación entre la primera parte y la segunda en cuanto a juntar cada vez a los componentes de varias líneas y a presencias llegadoras de todos los jugadores. El equipo puede quedar progresivamente a merced del contrario en el último tercio del encuentro.e.- Es un sistema muy automatizado de movimientos, por lo tanto muy trabajado en el que cada uno de los componentes de la plantilla debe saber y poner en práctica todo lo que hay que hacer en un momento determinado. La pérdida de identidad del equipo puede dar sensación de fracaso de dicho planteamiento y su desarrollo.f.- Mentalmente se ha de tener mucha autodisciplina y colectivismo pues si fallan algunos jugadores de cada línea, el equipo puede quedarse a merced del adversario menos ambicioso pero más organizado.g.- Puede presentar una posible inferioridad numérica en el centro del campo, un espacio peligroso entre el extremo y el lateral en las bandas y una dificultad para contrarrestar el juego entre líneas del contrario (desequilibrio transversal).MOVIMIENTOS Y EVOLUCIONES DE LOS DEFENSAS EN EL SISTEMA 1-4-3-3.a.- El guardameta debe tener autoridad máxima para ordenar, corregir y posicionarse como un jugador más de campo, actuando a modo de líbero, en acciones esporádicas (Balones divididos y balones puestos a la espalda de sus defensas). Debe tener un gran dominio del juego con los pies.b.- La defensa está compuesta por cuatro jugadores. Los dos defensores laterales, con o sin recorrido ofensivo-defensivo, dependiendo del nivel físico-técnico-táctico de los futbolistas, y los  dos defensas centrales marcadores caracterizados por su contundencia, dominio del juego aéreo y velocidad y que cubren la espalda de los laterales cuando suben al ataque y entre sí mismos en abandono momentáneo de la zona.c.- Es importante en el sistema 1-4-3-3 trabajar y fijar mucho la equidistancia entre líneas, en especial entre los defensas y el medio campo tanto si éste juega con un pivote y dos interiores como si lo hace con dos pivotes y un mediapunta.d.- Podemos considerar varios posicionamientos de la línea defensiva:- POSICIONAMENTO EN LÍNEA: La defensa está situada a un máximo de 15 metros fuera del área de penal. Avance al unísono de todos los elementos de la defensa un mínimo de 5 metros de su posición inicial. Habrá que entrenar la coordinación y sincronización entre sus componentes para conseguir fijar al rival y obligarle a quedarse en fuera de juego.- POSICIONAMIENTO EN DIAGONAL: La defensa realiza movimientos de basculación. Se debe  entrenar la coordinación y sincronización entre sus componentes, en especial en las distancias entre sí. Presión del lateral por la zona donde ataque el contrario, coberturas de los centrales y el otro lateral para logar desarticular cualquier ataque enemigo.- POSICIONAMIENTO EN SEMICÍRCULO: La defensa realiza movimientos de basculación. Se debe entrenar la coordinación y sincronización entre sus componentes en especial las distancias entre sí. Los dos laterales en posición más adelantada y los centrales prácticamente en línea efectuando las posibles coberturas laterales a sus compañeros.e.- En la fase de construcción, los cuatro defensas tienen la facilidad de sus tres mediocampistas, los cuales actúan como verdaderos puntos de referencia en la iniciación de las fases ofensivas, con relación al 4-4-2. El 1-4-3-3  se sirve de los tres centrocampistas centrales en lugar de dos, sobretodo puesto que el "creador de juego", es el primer jugador que inicia la acción ofensiva.f.- En defensa el lateral cierra el paso por la banda al adversario con la cobertura del libre o el central.g.- Los laterales, al incorporarse al ataque, deben contar con la colaboración de los extremos por los grandes riesgos que se corren al perder el balón y dejar muchos espacios libres. La transición defensa-ataque debe hacerse lo más rápidamente posible.MOVIMIENTOS Y EVOLUCIONES DE LOS MEDIOCAMPISTAS EN EL SISTEMA 1-4-3-3.a.- El centro del campo está compuesto por tres medios que juegan por delante de los cuatro defensores. Uno de los tres juega más retrasado, realizando coberturas a los otros dos, quienes deben generar ataque y llegadas al área contraria. Son los futbolistas con mayor desgaste físico del equipo, pues deben aplicarse en las tareas defensivas y ofrecer soluciones ofensivas.b.- Los centrocampistas son decisivos en la organización del juego, incorporándose al ataque y ensayando el tiro a puerta desde media y larga distancia.c.- El mediocampo compuesto de tres jugadores tiene dos posibles posicionamientos:- UN PIVOTE DEFENSIVO MÁS DOS INTERIORES CON AMPLIO RECORRIDO- El pivote defensivo debe tener personalidad, autoridad y carácter para dar equilibrio y confianza a sus compañeros más adelantados. Suele ser un jugador de físico y resistencia considerables para presionar, bloquear y efectuar coberturas laterales y diagonales de amplio recorrido a sus interiores. Es el catalizador del juego y proporciona ayudas para dar salida al balón, siempre con las tres “S”: sencillez, seguridad y serenidad.- El mediocampista recuperador, que juega delante de sus defensores, es útil en la contracción del juego corto y el balón raso, y debe dar el ritmo adecuado al equipo y actuar como creador de juego de su equipo, es difícil que se proyecte en zona de definición, y es muy indispensable en fase de cobertura de su propia defensa.- Los interiores deben ser futbolistas de pierna natural o cambiada según los intereses del propio entrenador. Suelen ser jugadores de físico y resistencia suficientes para presionar, bloquear y efectuar coberturas laterales y centrales en ayudas a los laterales y al pivote. Realizan basculaciones en repliegue para guardar el equilibrio defensivo en la medular. Ofensivamente, realizan proyecciones por los pasillos interiores o en vertical para ganar el área y convertirse en rematadores en acciones puntuales pero de cierta continuidad.- Los volantes externos, actúan como medios que juegan a "todo terreno", la característica principal es ser muy versátiles, sea en fase de ataque como en fase defensiva.- DOS PIVOTES (DOS DEFENSIVOS O UNO DEFENSIVO Y EL OTRO MÁS OFENSIVO) MÁS UN  MEDIAPUNTA QUE ABARQUE LA MÁXIMA AMPLITUD DE CAMPO.- Los dos pivotes deben ser jugadores de físico y resistencia considerables para presionar, bloquear y efectuar coberturas laterales y diagonales de amplio recorrido a sus compañeros tanto de defensa como de la línea superior. Son los catalizadores del juego y proporcionan ayudas para dar salida al balón, siempre con las tres “S”: sencillez, seguridad y serenidad. Podemos dotar de un tono más defensivo a ambos pero es recomendable que los dos tengan despliegue ofensivo o en su defecto que uno de ellos efectúe más labores defensivas (posicionamiento más atrasado de cobertura y protección) y el otro tenga más características ofensivas.- El mediapunta debe ser un jugador de físico, resistencia y participación importante para la presión y el bloqueo a la creación de juego rival por los laterales. Ofensivamente es vital para la ganancia de terreno, encares y desbordamientos por banda. Debe tener una alternancia necesaria y obligatoria en efectuar diagonales para dejar espacio libre en banda, ganar el interior del área para disparos a pierna cambiada o natural, y convertirse en rematador nato en el segundo palo o punto de penalti en centros laterales provenientes del lado contrario.MOVIMIENTOS Y EVOLUCIONES DE LOS DELANTEROS EN EL SISTEMA 1-4-3-3.a.- La línea delantera está compuesta por tres jugadores implicados en la combatividad, movilidad y efecto rematador. La formación más clásica es de dos extremos bien abiertos en ambas bandas y un delantero centro. Los extremos deben tener gran velocidad, excelente regate, ser buenos pasadores y con remate y se posicionan muy pegados a las líneas de banda, para darle amplitud al ataque de su equipo. El delantero centro suele ser un jugador alto, fuerte, buen rematador en el interior del área y que domina el juego aéreo y con poca movilidad.b.- Los hombres punta tienen movilidad constante para desequilibrar a la defensa, creando espacios libres para buscar situaciones de gol y su finalización.c.- En el aspecto defensivo los puntas son los primeros en defender, presionando al poseedor del balón, para permitir la organización defensiva del equipo. Es importantísimo y capital en este sistema aprovechar la posición adelantada de los delanteros para iniciar la máxima presión a todos los defensores contrarios para el robo de balón, desajustar la salida de balón y permitir la reorganización defensiva de sus compañeros.d.- Los delanteros actúan en una zona determinada del terreno de juego y si terminan en posición cambiada al finalizar la jugada deben conservarla.e.- Puede y debe efectuarse la basculación defensiva en función de por donde evolucione el rival. Si es por uno de los extremos este cerrará la banda retrasando su posición de ayudas y presión hasta su propio campo. Los otros dos delanteros fijarán una posición en diagonal respecto al primero.f.- Ofensivamente los delanteros deben ser capaces de trabajar juntos aunque estén separados para abarcar la máxima amplitud de campo y obligar a la defensa contraria a abrirse mucho en sus posiciones.g.- Los delanteros deben tener presencia y versatilidad en los desmarques. Los extremos en diagonales al área y al segundo palo para remates. El delantero centro debe tener caídas a bandas a la espalda de los laterales y diagonales a la espalda de los centrales.h.- Los delanteros deben tener versatilidad en el desmarque y máxima eficacia en los remates dentro y fuera del área, tanto por alto como por bajo y con ambas piernas.i.- Es vital la coordinación del desmarque en el interior del área de los tres delanteros para ocupar todas las posibles posiciones de remate en primera acción o en segunda jugada (uno al primer palo, otro al punto de penal y el último al segundo palo).j.- El delantero-centro debe poseer una grande presencia física, puesto que deberá de sostener todo el peso del frente de ataque, muy habilidoso en recibir balones de espalda a la portería rival, puesto que sirve de apoyo a las triangulaciones y servir de recorte para jugar por detrás de los defensores adversarios, cuando el dribbling de sus compañeros se realiza hacia el interior. Los extremos deben de caracterizarse por la velocidad, el control y sentido del gol y una optima habilidad en el uno contra uno.VARIANTES OFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 4 – 3 – 3: 1 – 3 – 1 – 3 – 3  Esta variante se establece al adelantar a uno de los laterales por su banda al no tener contrario a quien marcar o al adelantar al hombre libre por delante de la defensa.Esta variante nos permitirá un mejor control del juego en el centro del campo y más ayuda en la organización del juego ofensivo.Como desventaja, el riesgo que supone por los grandes espacios que se ofrecen al adversario con una defensa de tres jugadores.1 – 3 – 4 – 3  Si el defensa se incorpora a la línea de centrocampistas plenamente desaparecerá la variante anterior, pasando ese equipo a actuar con un sistema 1 – 3 – 4 – 3.VARIANTES DEFENSIVAS DEL SISTEMA  1 – 4 – 3 – 3:1 – 4 – 3 – 1 – 2 Esta variante se establece cuando uno de los tres delanteros se retrasa actuando como mediapunta.Esta variante nos permitirá ayudar a los centrocampistas a controlar mejor el centro del campo y cerrar las salidas y progresión del defensa lateral de ese lado.1 – 4 – 4 – 2  Si el delantero se incorpora a la línea de centrocampistas plenamente desaparecerá la variante anterior, pasando ese equipo a actuar con un sistema 1 – 4 – 4 – 2.

Sistema de juego 2: ¿Cómo elegir un sistema de juego?.

20110903143524-20101104202945-1770.jpg

CRITERIOS PARA ELEGIR UN SISTEMA DE JUEGO

Los sistemas de juego a utilizar deben buscar explotar las cualidades de los jugadores que componen el equipo pues cualquier sistema de juego fracasará si los jugadores no tienen las condiciones físicas, técnicas y tácticas para desarrollarlo.

Por otro lado, es imprescindible que los jugadores crean en el estilo de juego y sistema de juego que van a desarrollar, si cada uno piensa de una manera difícilmente saldrán las cosas, es importante tener una idea común y a partir de ahí buscar el camino.

Muchos entrenadores utilizan un solo sistema siempre, independientemente de las características del equipo que en ese momento preparen o el club en el que estén y se fichan jugadores expresamente para poder jugar de una determinada manera.

El sistema es algo que ha de estar al servicio de los jugadores para optimizar su rendimiento, y que completa nuestra idea de disposición táctica en el campo.

A la hora de diseñar un sistema de juego el entrenador se encuentra ante el dilema de elegir el modelo más adecuado. Esta selección puede realizarse en función de:

a.- Una adaptación de los jugadores a un sistema de juego teórico previamente concebido por otro entrenador.

Es utilizada con bastante asiduidad por los entrenadores, puesto que las disposiciones iniciales, subestructuras, roles, etc., están establecidas previamente, adaptando el entrenador a sus jugadores a dichos elementos. Ello puede suponer que no se le saque el máximo rendimiento a cada uno de los jugadores del equipo, pues se adapta el jugador a una estructura definida, no desarrollando su máxima potencialidad.

b.- La creación de un sistema de juego a partir de las características de los jugadores que forman parte del equipo.

Permite obtener el máximo rendimiento a las características individuales y colectivas de los jugadores puesto que se adapta el sistema al jugador. Esta opción obliga a los entrenadores al estudio, análisis y elaboración de los elementos componentes de un sistema de juego para poder obtener un rendimiento. Los entrenadores deben tener una formación deportiva teórica y práctica elevada.

c.- Tener como base un sistema de juego, y a partir de él, realizar las adaptaciones oportunas a las características que poseen los jugadores. Adaptación tanto de jugadores como del sistema.

Es la situación intermedia, la que aplican los entrenadores que gustándoles la distribución y aplicación de las estructuras de un sistema de juego, tratan de adaptarlo a las características de sus jugadores para sacar el máximo rendimiento, tanto al sistema como a sus jugadores.

EXISTEN FUNDAMENTALMENTE DOS MOTIVOS POR LOS QUE ALGUNOS ENTRENADORES, SIEMPRE JUEGAN O AL MENOS ANTEPONEN "SU" SISTEMA

- Un concepto equivocado del término "sistema", dándole una identidad propia que no tiene, e importancia, la cual pertenece a los jugadores.

- El no-conocimiento de las particularidades ni la forma de trabajar, del resto de disposiciones ajenas a "su concepto", despreciando automáticamente el resto o al menos gran número de sistemas. En este caso la ignorancia puede condicionar el comportamiento de todo un colectivo (equipo).

(Es obvio que me estoy refiriendo al entrenador que llega a un equipo y que ya tiene una plantilla. Caso contrario es el de un entrenador que tras varios años en un equipo ha ido perfilando un sistema de juego y va encontrando los jugadores nuevos afines al mismo).

PREGUNTAS QUE SE DEBE PLANTEAR EL ENTRENADOR PARA ELEGIR UN SISTEMA DE JUEGO

a.- ¿Cuáles son las principales virtudes de mi equipo?

b.- ¿Cuáles son los principales defectos?

c.- ¿Está dotado mi equipo técnicamente para llevar la iniciativa de los partidos?

d.- ¿Cuáles son nuestros objetivos clasificatorios, somos superiores a la mayoría de los equipos, inferiores, en la media?

e.- ¿Tengo una defensa cualificada para jugar con 3, 4 ó 5 componentes?

f.- ¿Tengo jugadores dominantes en el centro del campo o tendré que acumular efectivos? ¿Son "tocadores" o prima la fuerza?

g.- ¿Qué tipo de delanteros tengo, rápidos, fuertes, completos? ¿Con cuántos juega mejor el equipo?.

h.- ¿Tengo posibilidad y nos conviene introducir jugadores "entre líneas" (pivotes, media punta, etc)?

i.- ¿Qué tipo de juego debemos realizar en nuestro propio terreno de juego? ¿Y fuera?

Una vez respondidas estas preguntas y tras obtener sus conclusiones, es cuando conociendo el sentido de cada uno de los sistemas se puede decantar por uno o dos de ellos.

No es recomendable variar o utilizar más de dos sistemas, ya que aunque lo más importante son los principios en los que se basan, y estos pueden ser comunes, el excesivo cambio no favorece ni la confianza ni la concentración de los jugadores.

PORQUE ES IMPORTANTE ELEGIR UN ADECUADO SISTEMA DE JUEGO

El sistema de juego es la disposición o colocación base de los jugadores de un equipo sobre el terreno de juego, determinándose la zona donde ha de actuar cada uno de ellos.

El fútbol es un deporte altamente dinámico y propícia que los jugadores estén en constante movimiento, por consiguiente, las posiciones previamente determinadas (sistema) son modificadas continuamente en función de las circunstancias del juego.

A esto hay que añadir las características del terreno de juego, una superficie con gran extensión en la cual actúa un gran número de jugadores.

Por todo ello se puede afirmar:

Sin el establecimiento de unas determinadas pautas de colocación y orden existirían terribles desequilibrios y el juego sería excesivamente caótico.

Muchas personas debaten durante largas horas, el sistema que debería utilizar el equipo del que son seguidores, aunque generalmente siempre prevalece un cierto desconocimiento sobre las verdaderas características y fines que persiguen dichos sistemas.

El sistema nunca hay que considerarlo un fin en sí mismo, ha de ser algo flexible y que esté al servicio del equipo y no al revés, esclavizando al colectivo, y limitando en exceso el juego de muchos jugadores, que tienen necesidades diferentes al resto.

Ha de establecer el orden dentro de la libertad, consiguiendo un difícil pero necesario equilibrio.

Por otra parte el sistema es mucho más que una disposición física en el terreno, es algo que determina tanto la forma como los medios por los que el equipo intenta conseguir la victoria, en definitiva tiene un papel estelar a la hora de definir el estilo de juego de un equipo.

Bajo ningún concepto el sistema ha de ser más importante que los jugadores (verdaderos protagonistas del juego).

Debe establecer unas pautas básicas y sobre todo organización, pero no debe ser un corsé tan apretado que no permita aflorar la creatividad e imaginación de los jugadores del equipo (la mayor riqueza del juego).

No debemos equivocarnos y caer en la tentación de establecer la libertad absoluta, dado que esto puede conducirnos irremediablemente al caos y al desorden, mucho más acentuado y claramente "sufrible", cuando delante nos encontramos con un buen equipo y además con un adecuado orden sobre el campo.

TIPOS DE SISTEMAS

Existe una gran variedad en cuanto a los sistemas, a lo largo de la historia se han producido diferentes cambios y evoluciones. Todos ellos están sujetos a esta gran subdivisión:

a.- Sistemas de ocupación o incorporación:

Son aquellos que propician que la posesión del balón, y por lo tanto la iniciativa del juego, la tenga el contrario, fomentando así una creación de espacios libres aprovechables una vez robado el balón.

b.- Sistemas de posición:

Son aquellos cuyo objetivo está en mantener el balón en poder propio teniendo la iniciativa en el juego, por tanto con una clara intención ofensiva pero también con una gran exigencia técnica.

c.- Sistemas mixtos:

Son los que tienen como objetivo un juego más equilibrado y menos definido y que dependiendo de ciertos matices puede perseguir uno u otro objetivo.

Debemos tener siempre en cuenta que lo más importante para que un sistema sea incluido en uno o en otro grupo, no es solamente el sistema en sí, sino su aplicación práctica y verdadera disposición.

Sistema de juego 1: Concepto de sistema de juego y características.

20110903143545-copia-de-sistemas-de-juego.png

CONCEPTO

Es el lugar que elige o se impone a un jugador en el terreno de juego o la posición o distribución de un equipo, dentro del terreno de juego, una vez definida la posición de partida de los jugadores y antes de sus movimientos ofensivos y defensivos.

En consecuencia la ocupación del lugar del terreno indica realmente la zona desde donde maniobra cada jugador y las funciones a realizar tanto en ataque como en defensa.

MOMENTOS MÁS ADECUADOS PARA OBSERVAR LAS POSICIONES DE PARTIDA DE LOS DIFERENTES SISTEMAS

Esta disposición de los jugadores sobre el terreno de juego se observa normalmente antes del saque inicial, después de un repliegue, en un saque de meta, en una ocupación racional y en otras situaciones similares.

La organización táctica estructural de un equipo de fútbol viene determinada por una dimensión estática y una dimensión dinámica.

a.- Por dimensión estática se entiende al sistema de juego o dispositivo táctico que representa el modo de colocación de los jugadores sobre el terreno de juego. Esta colocación de base fundamental (traducida por diagramas 4-4-2, 4-5-1, 4-3-3, etc.) restablece el orden y los equilibrios en varias zonas del campo y sirve como punto referencial y de partida para los desplazamientos relativos de los jugadores y para la coordinación de las acciones individuales y colectivas.

b.- Por dimensión dinámica se entiende a las diferentes tareas y misiones tácticas distribuidas entre los jugadores que componen el equipo. 

Es importante aclarar que en la nomenclatura de todos los sistemas de juego (4-2-4, -4-3-3,4-4-2, etc.) no se considera necesario identificar la posición del portero. La participación del portero se omite, dado que no admite, por su función y misión, modificaciones desde el punto de vista posicional.

Para el aprendizaje de los sistemas de juego habrá de tenerse muy en cuenta la edad de los jugadores y que la evolución ha de ser gradual y con paciencia. Los objetivos deben ser muy concretos aprendiendo algo nuevo en cada sesión.

CARACTERÍSTICAS DE LOS SISTEMAS DE JUEGO:

Las tres características esenciales de los sistemas de juego son: disponer, mover y emplear.

a.- Disponer:

Consiste en encontrar la mejor forma de distribuir los jugadores en el terreno de juego de manera que, ocupándolo todo, estén relativamente equidistantes unos de otros, tenga zonas de acción definidas, ocupen el terreno de forma racional para que se puedan iniciar jugadas ofensivas y defensivas con las mayores probabilidades de éxito y, en general, puedan darse, desde todas las posiciones, los principios fundamentales de orden, rapidez y apoyos recíprocos.

b.- Mover:

Expresa las diferentes formas en que los jugadores se desplazan en el terreno de juego y los motivos por los que lo hacen. Son la base fundamental de las características esenciales de los sistemas de juego y, por lo tanto, a los que es preciso darles una mayor importancia y trascendencia en la idea, siempre permanente, de que sin las otras características y sin aplicar los principios en que se basa el juego, éste no tiene sentido. Estos movimientos pueden ser ofensivos o defensivos.

c.- Emplear:

Consiste en dar a cada jugador el puesto y función más adecuados a sus características técnicas, tácticas y morales.

De acuerdo al número de jugadores que un equipo presenta en cada una de sus líneas podremos decir que sistema de juego utiliza.

Línea de defensas o zona de iniciación (Z.I).

Línea de centro de campo o zona de creación (Z.C).

Línea de delanteros o zona de finalización (Z.F).

Las formas en que pueden emplearse los jugadores se pueden establecer bajo tres criterios: atacantes, defensores y enlaces pero todos los miembros del equipo deben atacar y defender desarrollando las funciones específicas según las líneas de juego que ocupen.

Pero lo importante no es el sistema de juego a emplear, sino el comportamiento de los jugadores dentro del mismo.

CONSIDERACIONES A TENER EN CUENTA EN LA ELECCIÓN DE UN SISTEMA DE JUEGO:

Un sistema de juego debe ser planificado de forma coherente, viable, flexible, objetiva y eficiente.

Un sistema de juego debe ser consecuente con la realidad en cuanto a las condiciones y características del jugador, la calidad de la plantilla y el nivel de competición.

La elección del sistema de juego a emplear dependerá de la clase de partido a jugar (de liga, amistoso, con rival inferior o superior, etc), de los jugadores disponibles y de la debida coordinación entre los jugadores y el estado de forma de los mismos.

Hemos de considerar tácticamente el nivel de nuestro plantel y analizar los siguientes criterios:

a.- Adaptar el sistema de acuerdo a las condiciones y cualidades de los jugadores propios.

b.- Imponer el sistema adaptándolo a las condiciones de los jugadores adversarios.

c.- Imponer el sistema de acuerdo al propio criterio del entrenador.

d.- Trabajar un sistema que se adapte a las condiciones de cada jugador, de acuerdo a la colocación en el mejor puesto, la colocación en la mejor distancia y acertar en la misión asignada.

e.- Valorar certeramente las condiciones ofensivas y defensivas

REQUISITOS FUNDAMENTALES DE TODO SISTEMA DE JUEGO:

Los requisitos fundamentales para que un sistema de juego sea eficaz, práctico y beneficioso para el equipo que lo utiliza son:

a.- Reparto uniforme por todas las zonas del campo (una correcta ocupación del terreno de juego).

b.-  Reparto equitativo de las cargas de trabajo, con participación de todos los jugadores en el ataque y la defensa produciendo un correcto equilibrio entre líneas.

c.- Creación de superioridades numéricas en la zona del balón.

d.- Seguridad para nuestra portería.

e.- Rápidas y racionales transiciones defensa-ataque y ataque-defensa.

f.-  Mantener la ocupación racional del terreno de juego mediante los relevos y los desdoblamientos, en la táctica de grupo.

g.- La atención y concentración de todos y una eficiente labor en posición de partida y de llegada.

h.- Que permita variantes defensivas y ofensivas si las circunstancias del juego lo exigen.

VARIANTES DE UN SISTEMA DE JUEGO:

Se entiende por variantes de un sistema de juego cuando un jugador que partiendo de una posición inicial, adelanta o atrasa dicha posición sin llegar a incorporarse a otra línea.

Se pueden realizar variantes ofensivas y defensivas.

Si se le asigna una posición adelantada modificando su posición de partida podemos decir que es una VARIANTE OFENSIVA, si por el contrario retrasamos su posición de partida, es una VARIANTE DEFENSIVA.

Para definir si es ofensiva o defensiva se tendrá en cuenta la nueva función o misión del jugador respecto de la anterior.

Un ejemplo de variante defensiva puede ser adelantar a un centrocampista para que marque al organizador del equipo contrario y un ejemplo de variante ofensiva retrasar a un centrocampista para iniciar mejor el juego.

¿Qué debe hacer el entrenador para que su equipo rinda en la competición como él espera?

20110906194258-entrenador-2.jpg

a.- Conocer la exigencia, el contexto y la normativa de la competición para poder marcarse los objetivos.

b.- Una vez conozca las capacidades de sus jugadores y las exigidas de la competición debe fijarse unos objetivos individuales y colectivos que no sean ni muy ni poco alcanzables.

c.- Repartir el contenido del entrenamiento (técnico, táctico y físico) para llegar al momento adecuado y con el entrenamiento suficiente por lograr el objetivo.

d.- Intentar no cambiar la planificación y sacar conclusiones constantemente para mejorarla en un futuro. Trabajar como mínimo siempre los objetivos básicos.

e.- Los entrenamientos tienen que ser lo más transferibles a la competición, a la vez que adaptados a su equipo o al propio entrenamiento individual.

f.- La competición no le debe aportar ningún estrés ni acumulación de agotamiento más que el propio de la competición. Cuando mejor esté en el trabajo y en casa mejor rendirá en la competición.

g.- Tiene que realizar autoevaluaciones tras cada competición o proceso de entrenamiento para, así, mejorar y saber dónde ha fallado y qué tendría que añadir, modificar o eliminar.

h.- Para mantener el nivel dentro de la competición y estar en plenas condiciones psíquicas, tiene que saber aceptar los resultados de la competición con deportividad.

i.- Si quiere llegar a los objetivos, o bien superarlos, debe tener una actitud de trabajo constante, con el esfuerzo necesario. De lo contrario, no se lograrán los objetivos.

j.- Gran parte de los resultados que el entrenador obtiene son fruto de sus condiciones psicológicas, puesto que son la base del buen entrenamiento. En competición debe estar concentrado y con la propia seguridad de saber que lo puede hacer. Tiene que creer en sus posibilidades.

¿ Cómo puede encontrar el entrenador el éxito deportivo?

20110906195953-148099-166869013337438-100000430210685-422817-3902522-n.jpg

a.- Si no hay esfuerzo, no hay mejora. Debe intentar que sus jugadores estan constantemente  motivados para un mejor esfuerzo.

b.- Sólo con el día a día y el seguimiento de la planificación se lograrán los éxitos.

c.- Ha de buscar la máxima concentración para cada ejercicio, para sacarle el máximo provecho.

d.- Hay que tener presente la competición, basando el entrenamiento en un análisis observacional de la competición.

e.- Para la constancia y el trabajo, ha de estar motivado y eso se consigue levantándose después de cada derrota o fracaso deportivo.

f.- Ha de mantener un plan evolutivo correcto, sería adecuado realizar tests de evaluación progresivos.

g.- Hay que trabajar con la exigencia necesaria, evitando que la presión afecte negativamente al equipo.

h.- El entrenamiento tiene que ser rico y provechoso para el jugador, en todas las situaciones que éste se encuentre.

i.- Para un mejor esfuerzo el entrenador debe intentar fomentar la competitividad sana entre los jugadores.

j.- En un equipo, todo el mundo tiene que estar implicado y luchar por el mismo objetivo. Sin esta unidad será complicado alcanzar el éxito que como grupo nos planteamos.

¿Porqué la motivación de los jugadores es la base del éxito deportivo?

20110906202154-dsc-2541.jpg

a.- El entrenador debe tener las sesiones de entrenamiento preparadas hasta el último minuto y con las tareas bien secuenciadas. Esto le permitirá centrarse más en el comportamiento de sus jugadores y saber en cada momento qué consignas debes dar.

b.- Los contenidos de las sesiones de entrenamiento deben ser útiles para sus jugadores, deben encontrarles un sentido por el cual vale la pena escuchar y seguir al entrenador.

c.- Las sesiones de entrenamiento ante todo son un escenario de alegría y diversión, el entrenador no las debe convertir en un aburrido lugar de adiestramiento.

d.- El entrenador debe preparar todas las tareas persiguiendo un objetivo técnico, que no generen colas ni aburrimientos innecesarios, la actividad debe ser continua. Cada tarea debe ser un motivo de superación y reto para sus jugadores.

e.- El entrenador debe exponer a sus jugadores de forma clara qué objetivos deben alcanzar a final de temporada y también los de cada día de entrenamiento. Debe razonarlos y si lo cree conveniente modificarlos , comprobando que todos están de acuerdo, y a partir de ahí , luchar por ellos.

f.- La forma de presentar la sesión de entrenamiento y administrar los contenidos debe ser ajustada al grupo que conduce, no todo sirve para todos.

g.- El entrenador debe escuchar y hablar con sus jugadores, aunque sean temas que no tengan nada que ver con la actividad deportiva. Potenciará sus lazos emocionales con ellos.

h.- El entrenador debe asignar objetivos individuales, tanto en lo deportivo como en lo extradeportivo: estudios, relación con los padres, amigos, actividades, etc., demostrandoles que le interesan sus vidas y lo que les sucede.

i.- El entrenador debe conseguir que los jugadores sientan el equipo, que vibren con él , que amen el deporte que practican. Para ello puede organizar eventos relacionados con su deporte, salidas a ver partidos de profesionales, fiestas que como eje tengan el deporte practicado, etc.

j.- El entrenador debe reconocer los méritos a sus jugadores y agradecerles (sin caer en el servilismo, de forma sobria) los esfuerzos que realizan para conseguirlos y premiarlos cuando se van alcanzando los objetivos.

¿Cómo solucionar los problemas de desmotivación?

a.- El entrenador debe observar bien a sus jugadores para detectar precozmente la desmotivación, dialogar con él y asumir el problema.

b.- El entrenador debe tratar de implicar a la familia en la actividad y en el plan de estudio o trabajo.

c.- El entrenador debe hacer atractivos y divertidos los entrenamientos y dar emoción a los ejercicios.

d.- El entrenador debe estimular la sana competitividad y recompensar los esfuerzos.

e.- El entrenador debe planificar los objetivos con ilusión y esperanza y evitar las rutinas.

f.- El entrenador debe estimular el diálogo en el grupo, el trabajo en equipo reconocer sus valores y ayudarle con su autoestima.

¿Porquè ha de tener el entrenador el liderazgo de su equipo?

20110906203736-2649g.jpg

a.- El entrenador debe ser siempre un espejo donde puedan mirarse sus jugadores y un modelo de comportamiento para ellos, el entrenador debe ser su referencia cuando busquen respuestas.

b.- El entrenador debe adelantarse a los acontecimientos y prever situaciones de futuro para actuar con tiempo de la forma más adecuada.

c.- El entrenador debe ser el motor de su equipo, debe tirar del carro y sus jugadores deben seguirle y para ello debe ilusionarlos y hacerlos creer en su proyecto.

d.- El entrenador debe delegar responsabilidades en los demás. Debe hacer que todos tengan sus responsabilidades dentro del equipo y que vean que la suma del trabajo individual impulsa exponencialmente al equipo.

e.- El entrenador debe ordenar las tareas a realizar y debe distinguir entre lo importante, lo urgente y lo que puede esperar.  No debe perder tiempo en “rizar rizos”, debe actuar.

f.- El entrenador debe fomentar las relaciones entre sus jugadores, padres, etc, y organizar eventos extradeportivos que fortalezcan los lazos emocionales de todos los implicados.

g.- El entrenador puede escuchar a los demás, sus ideas, sugerencias, proyectos, etc. En la vida nunca acabamos de aprender. Sus éxitos no se deben convertir en una tumbona, sino en un trampolín para volar más alto.

h.- El entrenador no debe nunca perder la autoridad frente a sus jugadores pase lo que pase. Es lo que más cuesta ganar y lo más fácil de perder. Debe mostrarse firme en sus decisiones y que todos sepan que antes de tomar una ha escuchado y valorado todas las opciones.

i.- El entrenador debe reconocer los logros de los demás, a todo el mundo le gusta una palmadita en la espalda.

j.- El entrenador no debe bloquearse ante una situación. Muchas veces los bloqueos son producto de nuestras barreras mentales. Debe analizar la situación y buscar en qué elemento que la compone puede actuar para mejorarla o cambiarla. Debe mantener la cabeza limpia de prejuicios y debe adaptarse a las nuevas situaciones pensando que son nuevas oportunidades.

¿Qué puede causar una lesión muscular?

20110919223443-1012406.jpg

Una lesión en el músculo puede ser causada por diversos factores, unos causados directamente, como un golpe directo o caída, típico de los deportes de contacto, y otros debido a un mal condicionamiento físico. Independientemente de los factores nutricionales que son de suma importancia, la mala preparación, un mal calentamiento muscular, un programa de estiramientos inadecuado, etc., son las causas más habituales que predisponen a una lesión muscular.

Algunas de las causas que pueden provocar la aparición de lesiones musculares son las siguientes:

Tecnológicas:

Debidas a la utilización de un material inadecuado, a un mal calzado, a movimientos defectuosos, a una mala técnica y gestos técnicos, etc. Una técnica depurada a la hora de realizar las tareas y ejercicios y, realizar los apoyos de manera correcta elimina posibilidades de lesión.

Trabajo excesivo:

Suele aparecer al final de los partidos. Trabajo en anaerobiosis, produciendo el cuerpo demasiado ácido láctico y acidosis intrafibrilar. Se produce una perturbación en los cambios iónicos de la membrana. Esto se agrava por la continuación del esfuerzo y se instala un círculo vicioso ya que se impide la llegada del aporte sanguíneo y oxígeno por la contracción y no se elimina el ácido láctico.

Mala preparación para la actividad física:

Realizar el calentamiento y estiramientos de la musculatura, centrándose de manera específica en las zonas de mayor exigencia y, teniendo en cuenta el tipo de actividad a realizar.

La temperatura:

Las altas temperaturas y el calor producen un exceso de sudoración y pérdida excesiva de los iones de potasio, sodio, magnesio y agua.

El frío puede provocar que no haya un buen aporte sanguíneo al músculo debido a la vasoconstricción.

Cambio de entrenador:

Cuando se produce un cambio de entrenador en un equipo, no sólo cambia este cargo, muchas veces también trae consigo el cambio de preparador físico y otras ocupaciones.

Normalmente un entrenador nuevo viene a un equipo porque el anterior ha fracasado en sus objetivos. Cada entrenador tiene una forma de plantear los entrenamientos, los partidos y puede que intensifique los entrenamientos para que sus sistemas sean captados con la mayor brevedad posible.

Esto hace que aumente el número de sesiones de entrenamiento y hay veces en la que la recuperación post-esfuerzo no es la suficiente.

Si el cambio se produce en el preparador físico ocurre algo muy parecido. No todos trabajan de la misma manera y puede que al principio este cambio afecte a los jugadores y a sus músculos.

Cambio de superficie de entrenamiento:

Las inserciones musculares sobre todo son las que se ven más afectadas por estos cambios.

Un equipo de élite dispone de suficientes instalaciones para cuando un campo de entrenamiento se encuentre en mal estado, cambiarlo por otro. En los equipos de divisiones inferiores los medios no son los mismos. Sólo se suele disponer de un único campo o en su defecto de otros no de las mismas condiciones.

Hay veces que cuando no se dispone de campo o debido a las condiciones climatológicas se recurre a realizar los entrenamientos en pabellones cubiertos, en la playa, en el bosque etc. y esto trae consigo que el cuerpo se tiene que adaptar a distintos tipos de dureza del terreno.

La amortiguación no es la misma en cemento, en parquet o en arena que en césped, y la fuerza que el cuerpo tiene que hacer para adaptarse a estos cambios no es la misma. Si esto ocurre varias veces seguidas y de forma continuada los músculos se ven afectados por sobrecargas.

Desequilibrio muscular:

Este puede ser uno de los motivos más frecuentes de lesiones musculares. Cuando se realiza un movimiento, existe un músculo que es el que realiza la función principal, otros sinérgicos y otros antagonistas.

Para que un movimiento se realice se necesita un grupo muscular que contraiga (agonistas), un grupo muscular que se relaje (antagonistas ) y una musculatura que ayude a las anteriores a realizar el movimiento (sinérgicos).

Para que un músculo pueda contraerse correctamente necesitamos que otro se relaje y deje hacer el movimiento con normalidad. Si el músculo que realiza el movimiento es demasiado fuerte en relación a su antagonista, éste puede que no soporte esa tracción y rompa en un momento del movimiento. Una descompensación entre estos grupos musculares puede ser causa de lesión.

Incoordinación muscular:

Como puede ocurrir, por ejemplo, en el fallo de un golpeo al balón.

Frenadas bruscas:

Cuando ocurre esto, se produce un aumento de la presión intramuscular y hay veces que el músculo no la soporta y se rompe.

Factores internos:

Tienen que ver con el estado nutricional del jugador, la mala alimentación, las infecciones, etc. Los siguientes parámetros deben estar equilibrados para evitar riesgos:

- Equilibrio adecuado de sales y electrolitos.

- Existencia de reservas de energía en el músculo (glucógeno).

- Estado nutricional equilibrado antes y durante la práctica deportiva.

Falta de descanso:

Se aprecia en equipos no profesionales, sobretodo en jugadores que al final de una temporada continúan jugando al fútbol playa, fútbol sala, o a otros deportes sobrecargando de forma innecesaria la musculatura.

Definición y conceptos generales.

20110928222529-itagui-ninos2.jpg

Como introducción o preámbulo de este tema es conveniente establecer y definir de antemano una serie de conceptos.

CONCEPTO DE METODOLOGÍA

Metodología es una palabra compuesta por tres vocablos griegos: metà (“más allá”), odòs (“camino”) y logos (“estudio”) y representa la parte de la didáctica que trata sobre el conocimiento de los métodos de enseñanza, gracias a la cual podemos encontrar los caminos que nos llevan al aprendizaje de los jugadores. Es la parte de la didáctica referida a cómo actuar, referido a la enseñanza y al aprendizaje, lo cual exige el conocimiento de los métodos de enseñanza.

Según el diccionario de la lengua española, metodología es la “ciencia del método” y método es el “modo de hacer o decir con orden una cosa”. A este concepto de metodología hemos de unir otro que nos ayudará a alcanzar nuestro objetivo y este es el de didáctica ‘arte de enseñar”.

Con estas dos sencillas definiciones podemos deducir que lo que se pretende desarrollar es el modo de realizar con orden las enseñanzas en el fútbol. Cuando apreciamos que nuestros jugadores están aprendiendo, decimos que siguen el proceso metodológico correcto.

El entrenador debe transmitir valores, establecer unos objetivos y unos contenidos, fijar y utilizar unas estrategias metodológicas y unos recursos didácticos, seguir una planificación y unos criterios de evaluación de los resultados y del proceso..   

Así pues la metodología se debe entender como el conjunto de métodos tendientes a lograr el proceso de enseñanza-aprendizaje y sus objetivos establecidos empleando las teorías educativas correspondientes y adecuadas.

Es importante la distinción entre el método (el procedimiento para alcanzar objetivos) y la metodología (el estudio de los métodos).

CONCEPTO DE PEDAGOGÍA 

La palabra pedagogía tiene su origen en el griego antiguo paidagogo, este término estaba compuesto por paidos (“niño”) y gogía (“llevar” o “conducir”), por lo tanto, el concepto hacía referencia al esclavo que llevaba a los niños a la escuela.

Pedagogía es la ciencia de la educación que tiene como finalidad darnos a conocer la metodología de las prácticas de enseñanza y se ocupa de dirigir y educar teniendo como finalidad el analizar y cuestionar las situaciones educativas.

En el ámbito de la enseñanza deportiva, tiene la finalidad de reconocer todos aquellos aspectos educativos que se relacionan con la enseñanza-aprendizaje.

a.- Pedagogía General:

Es la ciencia de la educación que se encarga de estudiar los procesos de instrucción y de formación integral de la personalidad del individuo, sobre la base de la concepción científica del mundo. Abarca además todos los fenómenos que se manifiestan en el proceso docente - educativo, para el cual establece leyes y principios que rigen su desarrollo. La pedagogía posee nexos con otras ciencias o disciplinas científicas como la didáctica, teoría de la educación, la metodología de la enseñanza y la metodología de la educación física y el entrenamiento deportivo.

b.- Pedagogía Deportiva:

Es la ciencia de la educación que se encarga de estudiar los procesos de instrucción y de formación integral de la personalidad del deportista, a través del desarrollo de las capacidades físico - funcionales y cognitivas (intelectuales), además de las habilidades motrices básicas y deportivas, influyendo igualmente de manera positiva en la conducta social de éste. De esta ciencia se deriva una disciplina científica especializada como la teoría y metodología de la educación física y el entrenamiento deportivo.

La pedagogía deportiva, relaciona la ciencia del movimiento con los factores culturales y personales asociados a la locomoción. El contenido de la pedagogía deportiva puede ser clasificado en tres campos (Tripps, 1997):

- La salud física (entrenamiento).

- El desarrollo de las habilidades.

- Las estrategias de juego.

Es importante distinguir entre la pedagogía como la ciencia que estudia la educación y la didáctica como la disciplina o el conjunto de técnicas que facilitan el aprendizaje. Así puede decirse que la didáctica es sólo una disciplina dentro de la pedagogía.

CONCEPTO DE DIDACTICA 

La didáctica es una ciencia tecnológica que tiene como misión orientar los procesos de enseñanza y aprendizaje en la formación de los jugadores.

Es la disciplina que tiene como finalidad fomentar los procesos de enseñanza-aprendizaje para promover su realización de acuerdo con las finalidades educativas y nos ayuda a aplicar los procesos de enseñanza-aprendizaje de acuerdo con las finalidades de cada entrenador.

Si la pedagogía se encarga del saber científico-teórico o ciencias de la educación, la didáctica es el saber técnico-práctico.

La metodología representa la parte de la didáctica que trata sobre el conocimiento de los métodos de enseñanza gracias a la cual podemos encontrar los caminos que nos llevan al aprendizaje de los alumnos o jugadores.

CONCEPTO DE ENSEÑANZA 

La enseñanza es el conjunto de principios y teorías que el entrenador transmite o comunica a sus jugadores a través de un programa de acción con la intención de producir un aprendizaje de conocimientos, capacidades, técnicas, etc.

La enseñanza es la acción y efecto de enseñar (instruir, adoctrinar y amaestrar con reglas o preceptos). Se trata del sistema y método de dar instrucción, formado por el conjunto de conocimientos, principios e ideas que se enseñan a alguien.

La enseñanza implica la interacción de tres elementos: el entrenador; el jugador y el objeto de conocimiento. La tradición enciclopedista supone que el entrenador es la fuente del conocimiento y el jugador, un simple receptor ilimitado del mismo. Bajo esta concepción, el proceso de enseñanza es la transmisión de conocimientos del entrenador hacia el jugador, a través de diversos medios y técnicas.

Sin embargo, para las corrientes actuales como la cognitiva, el entrenador es un facilitador del conocimiento, actúa como nexo entre éste y el jugador por medio de un proceso de interacción. Por lo tanto, el jugador se compromete con su aprendizaje y toma la iniciativa en la búsqueda del saber.

El entrenador debe transmitir información general sobre las finalidades y objetivos, realizar las actividades para conseguir la obtención de esos objetivos, fomentar actitudes afectivo-sociales y proporcionar información final de los resultados.

CONCEPTO DE APRENDIZAJE 

El aprendizaje es una actividad cognitiva o mental, mediante la cual el jugador adquiere saberes que anteriormente no sabía.

La finalidad del aprendizaje motriz es mejorar el nivel de habilidad y destreza motriz.

Se denomina aprendizaje al proceso de adquisición de conocimientos, habilidades, valores y actitudes, posibilitado mediante el estudio, la enseñanza o la experiencia.

El proceso fundamental en el aprendizaje es la imitación (la repetición de un proceso observado, que implica tiempo, espacio, habilidades y otros recursos). De esta forma, los niños aprenden las tareas básicas necesarias para subsistir.

El aprendizaje humano se define como el cambio relativamente estable de la conducta de un individuo como resultado de la experiencia. Este cambio es producido tras el establecimiento de asociaciones entre estímulos y respuestas.

La pedagogía establece distintos tipos de aprendizaje. Puede mencionarse el aprendizaje receptivo (el sujeto comprende el contenido y lo reproduce, pero no descubre nada), el aprendizaje por descubrimiento (los contenidos no se reciben de forma pasiva, sino que son reordenados para adaptarlos al esquema cognitivo), el aprendizaje repetitivo (producido cuando se memorizan los contenidos sin comprenderlos ni relacionarlos con conocimientos previos) y el aprendizaje significativo (cuando el sujeto relaciona sus conocimientos previos con los nuevos y los dota de coherencia respecto a su estructura cognitiva).

CONCEPTO DE ENTRENAMIENTO DEPORTIVO:

Es un proceso pedagógico especial que se concreta en la organización del ejercicio físico, que varía en cantidad e intensidad, produciendo una carga creciente, que por una parte estimula los procesos fisiológicos de sobrecompensación y mejora las capacidades físicas, técnicas, tácticas y psíquicas del jugador, a fin de exaltarlo y consolidar su rendimiento.

El entrenamiento deportivo, se caracteriza por ser un proceso acumulativo de muchos años por lo que posee un carácter perspectivo o a largo plazo con relación a la obtención del máximo rendimiento por parte del jugador

El Entrenamiento Deportivo, clasifica como un proceso pedagógico, encaminado a la formación multilateral de la persona, desde el punto de vista físico – funcional, motriz, psicológico, cognitivo y moral.

Estas manifestaciones o áreas de incidencia del entrenamiento deportivo, se agrupan, dentro de los tres grandes componentes, propiedad de todo proceso pedagógico: la instrucción o enseñanza, el aprendizaje o asimilación y la educación, todas ellas mediadas por las relaciones que se establecen entre el entrenador y el jugador.

El Entrenamiento Deportivo, tiene como misión, la formación multilateral de las personas, desde el punto de vista físico – funcional, motriz, psicológico, cognitivo y moral, por lo tanto desde la óptica pedagógica, clasifica como un proceso complejo o especial, siendo necesario entonces, el tratamiento de sus particularidades a través de una Pedagogía Especial, en correspondencia con las exigencias que se le plantean al mencionado proceso, surge así la denominada Pedagogía del Deporte.

Estructura y partes de la sesión de entrenamiento.

20141001225826-ses11.jpg

ESTRUCTURA Y PARTES DE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO.

La sesión de entrenamiento es una agrupación organizada, dentro de un sistema y de un método, de varios ejercicios destinados a cumplir una tarea. Es la unidad básica de trabajo y los ejercicios necesitan estar organizados para conseguir los objetivos.

Para ello organizaremos la estructura de la sesión de entrenamiento en tres partes diferenciadas:

A.- PARTE PREPARATORIA:

- Es una parte inicial o de activación, en la que se incluirán propuestas de calentamiento y de toma de contacto. Debe ocupar del 15 al 20 % de la sesión de entrenamiento.

- En la parte inicial de la sesión de entrenamiento se plantean dos objetivos fundamentales:

- Fisiológico: se cumple a través del calentamiento.

- Pedagógico: busca fomentar hábitos en el deportista, como la puntualidad, la disciplina, el respeto hacia el entrenador y los compañeros; además de explicar a los futbolistas las tareas que se realizarán en la sesión.

a.- Parte preparatoria de organización:

- El entrenador describe y explica a los jugadores lo que van a hacer durante la sesión de entrenamiento. Es decir, los contenidos y los objetivos de la sesión.

- El entrenador distribuye a los jugadores los ejercicios en el espacio disponible y en grupos para la siguiente parte.

b.- Parte preparatoria de calentamiento:

- Es la parte inicial de la sesión de entrenamiento en la que utilizamos ejercicios preparatorios para la parte principal. En realidad con el calentamiento lo que pretendemos es conseguir una aproximación a los contenidos que posteriormente se van a desarrollar en la parte principal de la sesión.

- El calentamiento (ver tema el “calentamiento” en este mismo blog) consta de dos partes:

+ Calentamiento general:

- El objetivo perseguido en esta parte es el de activar los sistemas muscular, cardiovascular y respiratorio, así como mejorar la contractilidad muscular gracias al aumento de su temperatura.

- Esto lo podemos conseguir a través de tareas muy genéricas ó a través de tareas específicas de baja intensidad (manipulaciones balón, conducciones, juegos motores, etc.).

- El utilizar tareas de estructura similar a las del juego nos permitirá preparar al aparato locomotor para esfuerzos posteriores, y mejorar la coordinación neuromuscular y el proceso relajación contracción entre músculos agonistas y antagonistas.

- Podríamos utilizar tareas en las que se desarrollen los aspectos coordinativos presentes en el juego (desplazamientos, saltos, giros, cambios de dirección, etc.) y tareas en las que intervenga el balón (pases, conducciones, etc.).

- Estas se realizarán a bajas velocidades en el modelo de contracción muscular. Los gesto-tipo deben realizarse a baja velocidad, ya que la coordinación intermuscular y la intramuscular aún no están suficientemente activadas. El énfasis se pone en la continuidad de las actividades en régimen aeróbico. Incluiríamos en esta fase el estiramiento pasivo, buscando un descenso en el tono muscular.

+ Calentamiento específico:

- Trataremos de preparar los sistemas neuromuscular, cardiovascular y respiratorio a la actividad posterior.

- Se busca acercar la exigencia motriz a la que nos vamos a encontrar en las tareas principales de la sesión. Utilizaremos tareas de estructura similar a las que se presentarán en la parte principal del entrenamiento. Por ejemplo: Si vamos a trabajar el desmarque como contenido principal, podríamos utilizar un juego motor de finta-engaño, así como un trabajo de control de balón con jugador en carrera y la coordinación entre el desmarque y el pase.

- Podríamos diseñar un calentamiento “a la carta” que desarrollara aspectos importantes para la mejora del contenido principal.

B.- PARTE PRINCIPAL:

- Es la parte central de la sesión de entrenamiento en la que figurarán actividades específicas y propuestas competitivas que simulen el juego real. Debe ocupar del 60 al 80 % de la sesión de entrenamiento.

- Esta parte está destinada a cumplir el objetivo específico de la sesión de entrenamiento.

- Es la parte donde se efectúa el trabajo más exigente correspondiente al objetivo de la sesión de entrenamiento.

- Los objetivos de las partes inicial y final quedan subordinados a los propósitos de la parte principal.

- Para lograr un mejor desarrollo de la parte principal de la sesión de entrenamiento se deben tener en cuenta algunas recomendaciones metodológicas:

+ Los ejercicios de velocidad se realizarán antes de los ejercicios de fuerza y éstos a su vez antes de los de resistencia.

+ Los ejercicios que presentan una coordinación más complicada deben situarse al inicio.

+ Realizar ejercicios de estiramientos después de combinaciones de ejercicios con una carga significativa sobre los músculos; esto permitirá una recuperación más rápida, y evitará que el cansancio se intensifique.

C.- PARTE FINAL:

- Es la parte final de la sesión de entrenamiento donde la intensidad es decreciente ya que se busca una reducción progresiva del trabajo de forma que el organismo del jugador vuelva lo más posible al estado inicial.

- Está compuesta por actividades cuya finalidad es la vuelta a la calma. Debe ocupar del 5 al 10 % de la sesión de entrenamiento.

- La sesión de entrenamiento no debe terminar repentinamente después del trabajo duro, se trata de realizar una disminución gradual del trabajo y llevar al organismo a un estado de recuperación.  Se deben realizar ejercicios de estiramiento, juegos, ejercicios de relajación y respiración, etc.

- También se puede aprovechar esta parte para realizar una autoevaluación por parte del futbolista y del propio entrenador analizando el trabajo realizado, observando y detectando las posibles deficiencias y errores.

 - Al igual que en la parte inicial, en ésta se deben cumplir unos objetivos:

- Fisiológico: se cumple a través de los estiramientos y vuelta a la calma.

- Pedagógico: Es aquí donde se analiza y evalúa el trabajo desarrollado.

- Psicológico: su propósito es motivar a los jugadores a continuar adelante con el esfuerzo durante los entrenamientos.

Sobre esta estructura básica de la sesión de entrenamiento, estructuraremos nuestras propuestas de sesión, con unos ciertos matices en función de la categoría:

- La duración de la sesión irá en aumento a medida que la edad de los jugadores sea mayor. En general suele ser de 45-60’ para benjamines, 60-75’ para alevines, 75-90’ para infantiles, 90-105’ para cadetes y 105’-120’ juveniles y adultos.

- Es conveniente recalcar que a la hora de dar los tiempos nos referimos a práctica real (sin contar el tiempo en vestuarios ni en preliminares), desde que el entrenador señala el principio de la sesión hasta que indica su fin.

- Los trabajos de calentamiento y vuelta a la calma estarán más acentuados en categorías superiores. Con los más pequeños, debido a su alto y constante nivel de activación, no será tan importante.

Las tareas y los juegos como unidad fundamental de las sesiones de entrenamiento.

20141001230131-ses10.png

A.- LAS TAREAS COMO UNIDAD FUNDAMENTAL DE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

- Las situaciones que configuran la sesión de entrenamiento se organizan y estructuran a través de las tareas. La tarea es una situación simuladora del juego, modificada y/o aceptada para incidir sobre determinados aspectos de nuestros jugadores y equipo que deseamos mejorar.

- La tarea está compuesta por un contenido (uno o más ejercicios) y por unas condiciones que acompañan su realización. Por ejemplo, el número de repeticiones, la intensidad, el descanso, las consignas a respetar en su ejecución, etc. La semejanza de todos estos componentes con el juego determinará el nivel de especificidad de la tarea.

- Al diseñar las tareas de enseñanza deberemos tener en cuenta:

- Las tareas deben caracterizarse por una constante variabilidad en la ejecución y garantizar la estimulación perceptiva y decisión del futbolista.

- En la confección de las tareas sabemos qué para aprender es necesario repetir pero también se puede variar (mucho de lo mismo pero de varias maneras). No separar el modo de hacer de la razón porque se hace.

- Definir los principios y las reglas de acción, definir los criterios de éxito para objetivar el cumplimiento o no de los objetivos propuestos y no separar la ejecución de la comprensión.

- Tener en cuenta la reversibilidad de la acción. Ser capaz de reorientar la tarea a la consecución de los objetivos pretendidos en caso de que estos no aparezcan en la tarea original.

Algunos efectos que producen las variaciones de una misma tarea:

a.- Según el espacio donde realizamos la tarea:

- Si lo ampliamos provocamos un incremento del número de desplazamientos y una menor presión para maniobrar ofensivamente.

- Si lo reducimos provocamos un incremento del número de 1 contra 1, una mayor presión sobre el equipo poseedor del balón y un ritmo de juego más elevado (juego a 1 toque).

 b.- Según el número de jugadores que participan en la tarea:

- Si lo aumentamos provocamos una mayor presión sobre el equipo poseedor del balón y un ritmo de juego elevado (juego a 1 toque) y mayor número de situaciones 1 contra 1.

- Si lo reducimos provocamos un incremento del número de contactos del jugador con el balón y una mayor frecuencia de deslazamientos y menor presión sobre el poseedor del balón.

c.- Según el número o tamaño de las porterías que utilicemos en la tarea:

- Si aumentamos el número de porterías provocamos un mayor aprovechamiento del espacio y más cambio de orientación y basculaciones defensivas.

- Si aumentamos el tamaño de las porterías provocamos un incremento del éxito finalizador y un incremento del trabajo defensivo (presión y marcaje).

- Si disminuimos el tamaño de las porterías provocamos una mayor precisión y selección del tiro-remate y una menor presión para maniobrar ofensivamente.

 d.- Según el número de contactos del balón durante la tarea:

- Si limitamos el número de contactos del balón durante la tarea provocamos un incremento de la movilidad de los ataques sin balón y fomento de las circulaciones rápidas del balón.

 e.- Según el resultado que un equipo tenga durante la tarea:

- Si el resultado es favorable provocamos un control del juego y ritmo del mismo moderado.

- Si el ritmo es desfavorable provocamos un afán recuperador del balón y ritmo de juego más elevado. 

En función del predominio del carácter de las situaciones de una tarea se diferencian:

a.- Tareas de carácter genérico: La naturaleza y la organización de la carga es totalmente diferente a la manifestada en la competición. Por ejemplo, para un futbolista en el periodo transitorio, mejorar su resistencia realizando un recorrido en bicicleta.

b.- Tareas de carácter general: La naturaleza y la organización de la carga es algo parecida a la observada en competición pero la toma de decisión es nula. Un ejemplo podría ser realizar un fartlek sin balón en el campo de fútbol.

c.- Tareas de carácter dirigido: La naturaleza y la organización de la carga se asemeja a la observada en competición. Incluyen elementos coordinativos específicos y toma de decisiones inespecíficas. Por ejemplo, un circuito técnico donde se incluya el balón con los elementos que conforman la fuerza: saltos, lucha, carreras y golpeo a portería.

d.- Tareas de carácter especial: La naturaleza y organización de la carga es parecida a la de la competición. La toma de decisión es específica. Por ejemplo, una conservación 4 contra 4 con 3 comodines.

e.- Tareas de carácter competitivo: Serían aquellas que están compuestas por contenidos competitivos. Por ejemplo, un partido 8 contra 8 con porteros con principios y sub-principios tácticos concretos y demarcaciones habituales de los jugadores.

EN LAS TAREAS PRIMERO EL ATAQUE LUEGO LA DEFENSA.

- El razonamiento es doble, primero el motivacional, a los jugadores les gusta más atacar que defender, segundo, las habilidades atacantes son más complejas, necesitan más tiempo de enseñanza, por tanto le daremos prioridad a los conceptos atacantes.

- Ejemplo: En la práctica del 2 contra 1 incidiremos en la enseñanza de las posibles estrategias a llevar a cabo en la resolución atacante de ese problema para posteriormente orientar al jugador defensor hacia una más eficaz defensa de esa situación de inferioridad.

- En las tareas de 1 contra 1 trataremos de que el jugador atacante aprenda a atender a los estímulos pertinentes para resolver esa situación con éxito (orientación del defensor, zona que deseo conseguir, cambio de ritmo, engaño,…). Posteriormente podríamos pasar a desarrollar la defensa del 1 contra 1 (posición defensiva, ofrecimiento de zonas menos peligrosas, engaños al atacante, desplazamientos,…)

EN LAS TAREAS DE LA TÁCTICA A LA TÉCNICA.

- De la táctica a la técnica, del para qué y por qué al cómo. Es un aspecto importante en el estilo metodológico, considerando prioritario que el principiante comprenda el juego, y por tanto sepa la razón por la que aplica las habilidades particulares.

- El término aprendizaje significativo es muy idóneo para explicar esta idea, para que lo que aprenda sea significativo, debe entender el juego y los principios básicos que lo rigen. Sin embargo esta idea no es incompatible con una prioridad en el entrenamiento de bases técnicas en iniciación, entendiendo que deben ser expuestas dentro de una comprensión del para qué.

- Si estamos trabajando las maniobras de manipulación del balón para cambiar de sentido, de dirección,… tendremos que contextualizar el trabajo en el desarrollo del juego. Debemos ser capaces de explicar a los jugadores el para qué del desarrollo de estas habilidades.

- Trataremos de relacionar las maniobras con las acciones a las que las aplicamos en el juego, pudiendo realizar simulaciones a través de las propias tareas de entrenamiento.

- A mayor edad, ejercicios en un contexto más especializado.

- La generalidad del entrenamiento en etapas iniciales debe transformarse progresivamente en actividades muy específicas en etapas finales correspondientes a los primeros años de juvenil. Hablamos de las propias tareas en situaciones del contexto del juego, en sistema de juego, en zonas y puestos específicos similares a la competición.

B.- LA UTILIZACIÓN DEL JUEGO EN LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO.

- El juego será el medio imprescindible en las sesiones. No existen dudas sobre esta pauta, sin embargo el concepto de juego no debe entenderse exclusivamente como un partido de un grupo contra otro. En principiantes con pocos recursos técnicos el juego de oposición puede resultar muy frustrante. Consideraremos juego a toda aquella actividad en la que se trata de estimular al niño de forma divertida, con relevos, competiciones contra uno mismo etc.

- Siempre existirá la competición, la puntuación,… siempre habrá un objetivo conocido por los jugadores. Serán los mismos jugadores los que de alguna manera hagan de jueces en esos juegos. La sola presencia de una persona ajena al propio juego (entrenador, arbitro,…) provocará la aparición de comportamientos no deseados (trampas, enfados,…).

- Por ejemplo, para el trabajo motriz del engaño, la finta, podemos utilizar infinidad de juegos de pillar en los que realmente debemos engañar al contrario a través de nuestra actuación corporal (cambio de ritmo, frenada, giro,… acciones importantísimas en el fútbol).

- Para el trabajo de la conducción podemos utilizar juegos que obligan al jugador a llevar la mirada descentralizada del balón. Juego por parejas en un triangulo a pillar. Uno de los jugadores trata de no ser pillado por el otro. El perseguidor puede cambiar el sentido de la conducción cuando quiera. El jugador perseguido deberá atender a la acción del perseguidor para no ser pillado. Se juega a tiempo límite.

- La actividad recreativa que cuenta con la participación de uno o más participantes es conocida como juego. Su función principal es proporcionar entretenimiento y diversión, aunque también puede cumplir con un papel educativo. Se dice que los juegos ayudan al estímulo mental y físico, además de contribuir al desarrollo de las habilidades prácticas y psicológicas.

- El juego puede ser definido tanto por el objetivo que sus jugadores tratan de alcanzar como por el conjunto de reglas que determinan qué es lo que pueden hacer estos jugadores.

Cómo debe actuar el entrenador en la sesión de entrenamiento?.

20111001205956-11122009-114458.jpg

ACTUACIÓN DEL ENTRENADOR EN LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

A.- ANTES DE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO:

- El entrenador debe tener establecida y planificada la sesión de entrenamiento, la organización de grupos, todo el material a utilizar, las tareas y estructuras de las mismas antes de llegar al vestuario en la correspondiente ficha de la sesión de entrenamiento.

- El entrenador debe conocer el número exacto de jugadores con los que va a contar, para la formación de grupos y realización de las tareas. Es muy práctico trabajar en base a grupos de números múltiples (2-4-6-8) y tener alternativas en las fichas para grupos impares.

- Lo primero que debe hacer es rellenar la hoja de control de asistencia a la sesión de entrenamiento haciendo constar los jugadores asistentes, los lesionados y los jugadores con algún compromiso.

- El entrenador debe tener en mente alternativas a la sesión de entrenamiento o a las tareas pensando en posibles contingencias climatológicas, en jugadores que falten, en una ocupación de parte del campo, etc.).

- Es tan importante el tener planificada la sesión de entrenamiento como el estar preparado para improvisar y variar sobre la marcha la planificación por diversas circunstancias. En general, a medida que el entrenador tiene más experiencia, puede confiar más en su capacidad de improvisación.

- El entrenador debe llegar siempre al entrenamiento con antelación para ir hablando con los jugadores. Antes de empezar el entrenamiento, el entrenador presenta el objetivo de la sesión y puede también presentar los ejercicios y tareas que quiere desarrollar y la organización de grupos.

- Puede realizar dicha explicación en el vestuario, antes de salir al campo de entrenamiento. En este sentido es muy penoso ver como algunos entrenadores pierden tiempo en el campo (que es para entrenar) hablando con los jugadores, cuando se ha podido realizar dicha charla en el vestuario o fuera del campo mientras se espera para entrar. Lo mismo ocurre en épocas de frío cuando tienen a los jugadores helados en el campo escuchando en vez de entrar en calor.

- No es necesario dar todas las explicaciones antes de comenzar, puede comenzarse simplemente con las explicaciones básicas o generales de la sesión y a medida que los jugadores van progresando ir introduciendo progresivamente el resto de matices y detalles.

- El entrenador debe pensar en toda la sesión de entrenamiento al preparar, sacar y colocar el material a utilizar. Es necesario asegurarse de que el material se encuentra disponible para la sesión, y de que todo está listo antes de la llegada de los jugadores al terreno. Sin embargo, el éxito de una sesión no depende del material, sino de la forma en que el entrenador lo utiliza y de su capacidad para optimizarlo.

- Lo ideal es tener un balón por jugador o como mínimo uno por cada dos jugadores. Pero siempre debe intentar que los balones a utilizar sean de buena calidad y estén correctamente hinchados.

- Es necesaria una buena cantidad de conos para marcar los límites de las zonas de entrenamiento. Los conos son preferibles para marcar porterías, estaciones o puntos que hay que superar. Las setas o chinos no son tan visibles pero no estorban como en algunos casos los conos.

- Los petos son necesarios para identificar los equipos en los ejercicios de competición. Mejor que sean de colores claramente distinguibles (fluorescentes) y se disponga de varios juegos de colores distintos.

- El entrenador debe tenerse siempre a punto un botiquín bien surtido disponible durante los entrenamientos y debe revisarse rutinariamente para que no falte nada. Debe asegurarse que los jugadores tengan acceso a agua y debe tenerse acceso rápido a un teléfono para casos de emergencia.

- Si el campo es de hierba natural tener en cuenta las zonas delicadas, encharcadas o resembradas. Evitar el trabajo continuado en la misma zona pudiendo realizar actividades como el calentamiento o la vuelta a la calma fuera del mismo. Si tenemos una zona de entrenamiento pequeña variaremos los puntos de partida.

B.- DURANTE LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO:

- El entrenador debe limitar el calentamiento al mínimo necesario, sin olvidar su importancia, pero sin olvidar el verdadero objetivo de la sesión. En las categorías de formación, el entrenador debe intentar variar el calentamiento cada entrenamiento para evitar la monotonía para que realicen el calentamiento motivados (es importante la utilización de juegos).

- El entrenador debe poner a los jugadores a trabajar tan rápido como sea posible y sin perder tiempo para aprovechar al máximo la sesión y cumplir las pautas de tiempo y estructura de la misma.

- El entrenador debe separarse lo suficiente del equipo mientras trabaja, para poder observar todos los grupos realizando las tareas y debe comprobar que todos los jugadores siguen sus instrucciones.

- Al disponerse a enseñar un ejercicio o tarea de la sesión, el entrenador debe:

+ reunir a todos los jugadores cerca de él.

+ colocarse correctamente para las indicaciones procurando que todos los jugadores le vean y le escuchen, para ello todos los jugadores deben situarse delante de él y ninguno a su espalda.

 + explicar, describir y demostrar el ejercicio o tarea a realizar por los jugadores.

+ una vez hechos los comentarios y los puntos más importantes a vigilar, el entrenador debe dejar a los jugadores probarlo para seguidamente vigilar y corregir los errores de los ejercicios.

- Las causas para que algún grupo o todos realicen incorrectamente las tareas pueden ser:

+ Que sea necesario más tiempo de práctica para dominar y realizar correctamente el objetivo.

+ Que las instrucciones para realizarlo o la demostración no fueron bastante claras.

+ Que los jugadores no estén físicamente preparados para realizarlo o que la tarea sea demasiado complicada.

+ Que los jugadores no estén suficientemente concentrados o motivados para realizarlo.

+ Si la mayoría de jugadores realiza el ejercicio incorrectamente, el entrenador debe reunir de nuevo al equipo y debe volver a explicar y demostrar. Si solo unos pocos jugadores tienen problemas, el entrenador debe corregirlos mientras deja a la mayoría continuar. Si considera que la tarea es muy complicada técnica o físicamente, el entrenador debe probar un nivel más sencillo.

- La composición de los grupos de trabajo para la sesión de entrenamiento los debe establecer el entrenador evitando dejar que elijan los jugadores por los siguientes motivos:

+ Para no quitar o perder tiempo efectivo de entrenamiento.

+ Para evitar que los mismos jugadores sean elegidos los últimos, lo que conlleva una experiencia negativa.

+ Para organizar los grupos por líneas o por proximidad en las posiciones.

+ Para crear equipos equilibrados para que se fomente la competitividad y por tanto aumente la motivación.

+ Los jugadores que no participan en la sesión pueden ayudar a retirar el material y preparar la siguiente tarea con el entrenador para estar con el equipo aunque no participen por algún impedimento físico.

- En categorías más jóvenes, aproximadamente el 50% del tiempo de entrenamiento debería emplearse en prácticas cualitativas para mejorar la técnica. Intentando siempre organizar grupos reducidos siempre que sea posible (un balón cada uno o uno por pareja), para intentar maximizar el numero de contactos y el 50% restante debería emplearse en juegos en dimensiones reducidas, en partidos de control o similares. Debe ponerse énfasis en practicar el objetivo trabajado durante la sesión. Se trata de aplicar lo aprendido a situaciones de juego real.

- Con respecto a la utilización del material y de las instalaciones debemos:

+ Aprovechar la estructura de la primera tarea de entrenamiento en sucesivas tareas, evitando cambios continuos (primero parejas, luego tríos, etc.).

+ Se bebe colocar el material moviéndolo lo menos posible (pensar que es como una obra de teatro).

+ Anticipar el cambio de actividad al repartir los petos (recordar llevar siempre más petos de los necesarios).

+ Disponibilidad de los balones y el material cerca de la zona de juego.

+ Las aguas las colocaremos en la siguiente zona de actividad (allí es donde irá el grupo) o en una zona específica para ellas. El entrenador debe siempre recordar que la hidratación y recuperación de los jugadores a lo largo de la sesión de entrenamiento es fundamental.

+ El entrenador debe realizar un buen aprovechamiento del campo de entrenamiento. Para ello es muy importante el conocimiento de las medidas del mismo para poder disponer de microespacios.

+ Si marcamos los campos con chinos, marcas, setas o conos, el entrenador debe hacerlo caminando hacia atrás, colocando las marcas justas a la misma distancia (4-6-8 pasos).

+ Al marcar un campo, marcar siempre las esquinas y la línea de medio campo así como las líneas de fondo, dejar espacios de seguridad entre zonas y jugar con los colores de los marcadores para discernir zonas o remarcarlas.

- Con respecto al ritmo de la sesión de entrenamiento:

+ El entrenador debe procurar que los ejercicios sean dinámicos evitando que los jugadores estén parados.

+ Si buscamos continuidad y ritmo en el juego trataremos de interrumpir poco el juego. Todas las faltas serán indirectas, tendremos los balones lo suficientemente cerca para ponerlos en juego (se lo daremos al jugador que se desmarque, utilizando el engaño para mantener la atención, con un pase tenso,.)

+ Si tenemos un grupo importante de jugadores menos activos podemos ponerlos juntos en el mismo equipo para que sean conscientes de lo que supone tener un compañero inactivo.

- Con respecto a la competitividad en la sesión de entrenamiento:

+ Para favorecer la competitividad podemos llevar un listado de actividades ganadas y pérdidas durante la temporada pudiendo repetir equipos a lo largo de las sesiones.

+ Para evitar trampas en juegos muy utilizados como los relevos podremos colocar un obstáculo antes de la entrega del mismo por el que sólo pueda pasar un jugador.

+ Si arbitramos, ante la duda favorecemos al equipo que pierde.

+ Los jugadores serán partícipes de los arbitrajes así como de la regulación de las tareas.

+ Si utilizamos la regla de fuera de juego dejar que acabe la acción y luego señalarlo.

+ Podemos contar los goles o puntos con chinos, marcas, conos, chinchetas de colores en el suelo cantando cada punto o marca para que no haya dudas, aunque los jugadores deben acostumbrarse a controlar las tareas.

C.- AL FINALIZAR LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO:

- El entrenador debe intentar siempre finalizar el entrenamiento de una manera amena y entretenida (que los jugadores se estén divirtiendo), porqué muchas veces los jugadores terminan el entrenamiento sintiéndose muy cansados y sin haberse divertido, de modo que la motivación para la siguiente sesión no es todo lo positiva posible.

- Si el campo es de hierba natural se debe pisar el campo al acabar para tapar agujeros.

- En esta parte de la sesión que evidentemente es de relajación, recuperación y vuelta a la calma (teniendo en cuenta que hay teorías que afirman que la carrera continua es la mejor manera de conseguirlo) deberemos:

+ Dejar que los jugadores se descalcen, si lo desean, mientras realizan los estiramientos pero no si realizan carrera continua.

+ El entrenador aprovechará para realizar una valoración y análisis general de la sesión de entrenamiento comentando como ha sido la propia sesión y el trabajo realizado por sus jugadores.

+ Si es el último entrenamiento de la semana se puede adelantar algunas características del partido, clasificación, equipo o campo del adversario de ese fin de semana, para que los jugadores vayan reflexionando sobre el próximo partido.

+ Obviamente el entrenador dará, si es el último entrenamiento semanal, la lista de jugadores y características de la convocatoria del partido.

Aspectos a tener en cuenta en la organización de la sesión de entrenamiento.

20111001182035-vuelta-trabajo.jpg

CONCEPTO DE SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

La sesión de entrenamiento es la unidad funcional de la programación, es el elemento a partir del cual el programa y los objetivos se ponen de manifiesto en la práctica real. En ella se realiza el proceso de enseñanza-aprendizaje o de entrenamiento, según el nivel del equipo o de los jugadores.

La sesión de entrenamiento es un medio que permite al equipo y a los jugadores conseguir unos objetivos. Cada sesión de entrenamiento está determinada por los objetivos, es decir, lo que hay que mejorar, desarrollar y enseñar. La elección de estos objetivos varía según la edad y el nivel de los jugadores.

La sesión está considerada como la estructura elemental o básica de todo el proceso de entrenamiento, cada sesión es como una pequeña pieza de un puzle, la planificación anual o incluso plurianual de un futbolista se basa en la combinación adecuada de esas diferentes piezas (sesiones) para llegar a completarlo con éxito.

El entrenador debe combinar adecuadamente las sesiones de trabajo para diseñar las diferentes estructuras temporales de la planificación y periodización deportiva que ordenadas de menor a mayor son:

a.- La sesión: es la unidad elemental.

b.- El microciclo: compuesto por varias sesiones.

c.- El mesociclo: compuesto por varios microciclos.

d.- El macrociclo: compuesto por varios mesociclos.

e.- La temporada: compuesta por uno o varios macrociclos.

f.- El plan plurianual: compuesto por varias temporadas.

Debemos tener en cuenta que una sesión de entrenamiento, por si sola, sin objetivos concretos a medio o largo plazo no tiene la misma efectividad que si se engloban en un plan de trabajo de orden superior.

CARACTERÍSTICAS DE UNA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

a.- El contenido de la sesión de entrenamiento lo componen los ejercicios desarrollados, las tareas, los juegos y los consejos y explicaciones del entrenador.

b.- El entrenador utiliza el medio del contenido de la sesión de entrenamiento para transmitir su mensaje técnico a los jugadores. Los ejercicios no sirven para nada si no les acompaña un mensaje técnico. 

c.- Todos los ejercicios, las tareas y los juegos deben ir acompañados de demostraciones, de explicaciones y de correcciones por parte del entrenador.

d.- La sesión de entrenamiento se compone de una sucesión de cargas con intervalos de tiempo más o menos grandes de pausa.

e.- La sesión de entrenamiento es el resultado final de la programación y contiene unos objetivos y contenidos de trabajo concretos. De ella depende reflejar dentro de un microciclo, las ondulaciones del ritmo de trabajo, tanto en volumen como en intensidad.

f.- La sesión de entrenamiento debe tener una estructura de trabajo dividida en fases: parte inicial, parte principal y parte final.

g.- Toda sesión de entrenamiento debe regirse y planearse de modo que se apliquen los principios del entrenamiento (ver en este blog en el tema “entrenamiento”, los mandamientos o principios  de los entrenamientos).

TIPOS DE SESIONES DE ENTRENAMIENTO 

Existen diferentes clasificaciones de las sesiones de entrenamiento.

a.- Según el tipo de tarea en la sesión:

- Sesiones de aprendizaje o perfeccionamiento técnico (adquisición de nuevos elementos técnico-tácticos o de perfeccionamiento  técnico siempre unido a la mejora de las capacidades físicas).

- Sesiones de entrenamiento o acondicionamiento físico (desarrollo o mejora de una o varias capacidades físicas).

- Sesiones de valoración (determinación del estado de preparación del futbolista mediante el control del entrenamiento).

b.- Según el contenido de la sesión:

- Sesiones selectivas (desarrollo de un solo objetivo de la preparación concentrado en una sola sesión, se trabaja de forma uniforme o diversificada).

- Sesiones complejas (se trabajan diferentes capacidades en una misma sesión y se puede elevar la carga total de trabajo, se trabaja de forma consecutiva o simultánea).

- Sesiones suplementarias (la mayoría son de carácter individual, para corregir deficiencias o también como preparación general complementaria a la específica).

c.- Según la magnitud de las cargas:

- Sesiones de desarrollo con carga extrema, carga grande o carga importante (existe un estímulo en el futbolista que le proporciona una nueva adaptación biológica pero que a veces con una carga extrema puede provocar un sobre-entrenamiento).

- Sesiones de entrenamiento de mantenimiento con carga media  (suele ir a continuación de la de desarrollo y es la que más se utiliza para intentar no disminuir los niveles de entrenamiento).

- Sesiones de recuperación con carga pequeña (son sesiones de regeneración de las cualidades físicas base mediante trabajo aeróbico ligero).

d.- Según la organización del grupo:

- Sesiones en grupo (participa todo el equipo en la misma actividad).

- Sesiones individuales (son sesiones específicas como el entrenamiento del portero).

- Sesiones mixtas (participa todo el equipo aunque con un trabajo específico diferenciado como el trabajo por líneas).

ELEMENTOS QUE COMPONEN LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO:

a.- Los jugadores: Son quienes reciben los contenidos que se imparten en la sesión de entrenamiento, que en función de las siguientes variables la modificaran: edad, sexo, número, nivel o categoría, etc.

b.- El entrenador: Es quien organiza y dirige todas las tareas, juegos o ejercicios. Su experiencia hace única cada sesión de entrenamiento.

c.- El material: Saber qué material y cuánto se necesitará para la sesión de entrenamiento con antelación, nos evitará pérdidas de tiempo durante la misma. El material debe ser adecuado a los contenidos y a las tareas, cuánto más material y variado tengamos disponible, mayor fluidez tendrá la sucesión de tareas o ejercicios y ayudará a la consecución de los objetivos.

d.- Los objetivos: En cada sesión debe haber un objetivo o más concretos (objetivos didácticos) que se deberían conseguir mediante las tareas adecuadas al mismo.

e.- El tiempo: Debemos estructurar la sesión repartiendo el tiempo total entre las tres partes de que consta la sesión de entrenamiento y así obtener el mayor tiempo útil y minimizar tiempos de transición buscando el material, dando informaciones largas, etc.

f.- La motivación: El interés de los jugadores, juntamente con el entrenador marcarán la consecución de los objetivos.

g.- Estilos de enseñanza: Son las formas de organizar la ejecución de los contenidos. Estos estilos están muy relacionados con la organización y el control del grupo, con las tareas previstas y por su puesto con los objetivos.

FACTORES QUE INFLUYEN EN LA SESIÓN DE ENTRENAMIENTO

Existen una serie de factores que determinarán directamente el contenido y su distribución, el volumen de trabajo, la intensidad y la orientación de las cargas de la sesión de entrenamiento y estos son: 

a.- La edad del futbolista: existen diferencias considerables a la hora de diseñar una sesión en función de la misma, ya que no es lo mismo entrenar a niños que están en edad de crecimiento, desarrollo y formación que a jóvenes y adultos.

b.- La experiencia: el propio nivel o grado de experiencia del futbolista es determinante ya que para una misma edad puede haber grandes diferencias, es necesario conocer el historial deportivo y médico del jugador.

c.- El estado de forma: no bastaría con conocer su historial de entrenamientos y competiciones sino que es esencial saber en qué situación se encuentra en la actualidad, puede haber salido de una lesión, haber realizado un periodo de descanso, etc.

d.- El período de la temporada: en función del momento dentro de cada macrociclo, mesociclo y microciclo habrá que incidir en unos aspecto o en otros para que el entrenamiento sea coherente y efectivo.

e.- Los objetivos de la propia sesión: con cada sesión se pretende conseguir una serie de objetivos que nos marcarán el diseño de la misma.

LA CARPETA DEL ENTRENADOR Y SUS FICHAS DE ENTRENAMIENTO 

Es muy importante preparar una sesión de entrenamiento. Así el entrenador llega al terreno de juego con el tema y los objetivos de la sesión, y sabe cuáles son los ejercicios que va a utilizar, de qué manera se va a desarrollar la sesión y cuál será el mensaje técnico para sus jugadores. La preparación de la sesión es una garantía de calidad porque el entrenador se puede imaginar la sesión y determinar los problemas posibles.

La carpeta del entrenador, compuesta de las fichas de entrenamiento y toda la información que atañe en general a su equipo, es una herramienta del entrenador, con la finalidad de hacerle el trabajo más cómodo, proporcionándole para ello los medios que le ayuden a elaborar y gestionar su planificación.

La ficha de entrenamiento de futbol está diseñada para que los entrenadores tengan toda la información sobre los objetivos, contenidos, actividades, partes y tiempos de trabajo de un entrenamiento de fútbol. Se incluyen gráficos que sirven para explicar la organización de tareas.

Es de gran utilidad, para el entrenador, diseñar las sesiones de trabajo con suficiente antelación, reflejándolas en una ficha de entrenamiento en la que figurarán aspectos como:

- Orden de la sesión dentro de la programación de la temporada.

- Número de jugadores y su organización ya que es muy importante saber para qué número de jugadores está diseñada la sesión ya que en el momento real de puesta en práctica puede haber diferencias en número, por bajas, lesiones, etc. y por lo tanto tenemos que aplicar las modificaciones oportunas.

- Edad, sexo y nivel de los jugadores ya que conociendo estos elementos sabremos si en un momento dado podemos realizar esa sesión con un grupo de trabajo o debido a sus características tendremos que hacer cambios en el entrenamiento.

- Instalación o instalaciones necesarias ya que con un vistazo a la ficha conoceremos la instalación que vamos a utilizar (campo entero, mediocampo, pista polideportiva, gimnasio, etc.) para así poder hacer las reservas o peticiones oportunas.

- Material a utilizar en la sesión de entrenamiento que nos ayudará a tenerlo todo preparado con antelación y ver su disponibilidad.

- Objetivos generales y específicos de la sesión ya que es fundamental indicar los objetivos de la sesión e incluso es interesante que el propio jugador los conozca.

- Descripción de cada ejercicio ya que es importante tener anotado los tiempos de trabajo o repeticiones así como los descansos necesarios. Es mejor si incluimos representaciones gráficas.

- Duración total de la sesión es muy importante saber y tener anotado el tiempo de cada parte de la sesión y la duración total de la misma.

- Otras indicaciones que incluyen cualquier elemento o datos complementarios que el entrenador crea necesario reflejar en la ficha para tener en cuanta en el momento de su puesta en práctica.

Una vez terminada la sesión de entrenamiento, la ficha de entrenamiento, nos sirve para una autoevaluación y análisis de la sesión de entrenamiento y una reflexión sobre aciertos y errores para poderlos corregir. Podemos archivarla y anotar impresiones, variantes utilizadas, incidencias y correcciones realizadas en el desarrollo de la sesión de entrenamiento.

Orientaciones pedagógico-didácticas para los entrenadores (2).

20110930210802-im1.jpg

E.- AYUDAR A LA PERCEPCIÓN DE LA ENSEÑANZA EN RELACIÓN MUTUA CON LOS DIVERSOS FUNDAMENTOS

La versatilidad de las aplicaciones en el juego de los distintos fundamentos aprendidos depende en gran medida del grado en que los jugadores sepan relacionar unos principios aprendidos con otros.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Favorecer que los niños establezcan una red interrelacionar entre todos los fundamentos aprendidos. Ejemplo: no enseñar el ataque organizado de manera aislada sino relacionado con los conceptos de repliegue y cobertura entre las líneas del equipo. Otro ejemplo: enseñar el concepto y la forma del marcaje relacionado con el desmarque, cobertura, vigilancia defensiva y temporización.

- Aplicar estrategias que faciliten el aprendizaje y la interrelación entre los fundamentos con ilustraciones o dibujos claros y sencillos en las explicaciones.

- Debemos de ser capaces de transmitir contenidos de entrenamiento, de tal forma que los jugadores sean a su vez capaces de relacionarlos dentro de la estructura global del juego.

Ejemplo: Podrían sernos de utilidad tareas complementarias, entrelazadas,… en las que trabajemos conceptos contrapuestos, conceptos que se suman,… Si utilizamos una tarea de 4 contra 2 atravesando una línea para el trabajo de la circulación de balón de la línea defensiva la enlazamos con la idea de buscar situaciones de 2 contra 1 para progresar y con la de repliegue si hay robo de balón y contraataque a nuestra portería.

F.- INCITAR AL JUGADOR  A LA REFLEXIÓN AYUDÁNDOLES A RESOLVER LOS PROBLEMAS QUE LES APAREZCAN

Para que el aprendizaje de estos fundamentos sea económico y eficaz debe de ofrecerse al jugador la posibilidad de poder reflexionar sobres estos aprendizajes. Es necesario plantear situaciones y tareas problemáticas para que ellos mismos intenten sacar sus propias conclusiones y después soluciones. Para que el aprendizaje sea efectivo se han de dar respuestas propias a problemas que se presentan en las diversas situaciones del juego.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Favorecer que los jugadores pongan en común entre si los diferentes problemas planteados en los entrenamientos para promover la aparición de conflictos que una vez superados les permitirán al acceso a un nivel superior de conocimiento.

- Podemos plantear situaciones problema en la que los propios jugadores reflexionen y decidan su modo de acción fundamentándose en lo aprendido. Nosotros sugeriremos, reforzaremos y trataremos de orientar.

Ejemplo: Si planteamos una tarea de “línea imaginaria” en la que el equipo no poseedor del balón tenga que defender por delante de ésta y sólo pueda entrar si el balón pasa (en posesión del balón puedes jugar en tu zona trasera a la línea), los jugadores tendrán que ir viendo cuál puede ser la estrategia a aplicar para conseguir el objetivo para esa tarea con esas reglas. No les diremos cuáles son las herramientas que deben utilizar.

G.- BASAR LOS EJERCICIOS EN SITUACIONES REALES QUE PERMITAN DAR SOLUCIONES Y FOMENTAR LA COOPERACIÓN PARA SU RESOLUCIÓN

El aprendizaje cooperativo aumenta la aparición de soluciones alternativas y aleatorias así como la ayuda mutua, la mejora de interrelaciones sociales, la motivación, es decir, la creación de un buen clima de grupo (el equipo tiene que vivir de la amistad; que el punta no haga una presión por obligación, sino para cuidar la espalda a un amigo).

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Situaciones en los ejercicios de los entrenamientos que exijan a los niños enfrentarse a problemas solucionables.

- Que los niños tomen decisiones propias para solventar estos problemas planteados en los ejercicios.

- Debemos fomentar el aprendizaje cooperativo en el que la acción final es una suma coordinada de acciones y esfuerzos, en busca de un objetivo común.

- Fomentaremos el “sentido colectivo de las acciones”, el desarrollo de la inteligencia motriz así como la creatividad tanto individual como grupal.

H.- TRANSFERIR A LOS NIÑOS EL AUTOCONTROL DEL APRENDIZAJE

Supone una conclusión en la aplicación de todos los anteriores.

El objetivo final perseguido durante el proceso de aprendizaje de los fundamentos es que los niños consigan ser lo más autónomos posibles para un autocontrol durante todas las etapas del proceso.

Deben tener conocimiento real de lo que aprenden para tener a su vez un conocimiento objetivo de lo que saben y de lo que son capaces. Esto posibilitará y asegurará “experiencias de éxito y fracaso controladas”. Los jugadores serán capaces de evaluar sus propias actuaciones en base a lo que son capaces de hacer y de lo que realmente han hecho tanto a nivel individual como grupal.

Ejemplo: De esta forma, comentarios del tipo “vaya ridículo hemos hecho”, “hemos hecho un partidazo” podrán ser sustituidos por “no hemos ofrecido líneas de pase al jugador con balón y hemos perdido muy rápido la posesión, mientras que ellos se ofrecían continuamente y nos costaba robar el balón pues nos pillaban desorganizados”,… “hemos circulado muy rápido el balón y hemos conseguido situaciones de 2 contra 1 en banda desde donde hemos desbordado a los laterales y… etc.”.

Texto extraido de la web Kirolgela (diseño de entrenamientos de fútbol) del Servicio de Deportes de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Orientaciones pedagógico-didácticas para los entrenadores (1).

20110930210241-koikili-1.jpg

A.- PARTIR DE LOS INTERESES Y MOTIVACIÓN DE LOS JUGADORES

Los contenidos de los fundamentos que enseñemos en los entrenamientos deben de estar conectados con los intereses de los jugadores. No debemos suponer que nuestros jugadores están siempre predispuestos a aprender lo que nosotros creemos conveniente; por eso es necesario fomentar y alentar activamente el interés por lo que enseñamos.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Adaptar el contenido de los entrenamientos a los conocimientos y capacidades previas del jugador.

- Proporcionar estimulación para que los jóvenes se sientan eficaces y competentes en el juego.

- Proporcionar información precisa y útil de los errores que se cometen durante los aprendizajes.

- Orientar la “retroalimentación” proporcionada por el entrenador más hacia la comprensión y correcta ejecución, que hacia el resultado competitivo.

- Presentar contenidos de entrenamiento que coincidan con los intereses de los jugadores, que reforcemos si se presentan las conductas deseadas, sugiriendo, no reprochando y centrándonos en su conducta/acción y no en el resultado.

Ejemplo: Si en una tarea de entrenamiento un jugador no marca gol ante una ocasión clara no le diremos “Vamos, que hay que hacer gol”. Trataremos de orientarle acerca de su acción, para que se centre en su conducta y no en el resultado de la misma que finalmente puede provocarle ansiedad y como consecuencia pueda aparecer el miedo a fallar. Centrarnos en la acción no en el resultado.

B.- PARTIR DE LOS CONOCIMIENTOS DE LOS JUGADORES CON LA INTENCIÓN DE SU MEJORA

El aprendizaje produce un cambio en lo que ya se sabe. Los niños que asisten a nuestros entrenamientos poseen unos conocimientos previos por muy elementales que sean y con los que tenemos que conectar para que su aprendizaje alcance un significado.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Vincular las tareas y ejercicios del entrenamiento al interés principal del jugador, que no es otro que el de jugar al fútbol: el mejor maestro para el aprendizaje del juego es el juego mismo.

- Favorecer la similitud entre el juego diversión (en el entrenamiento) y el juego de “verdad” (en el partido).

- Programar la dificultad de los ejercicios acorde a los aprendizajes previos observados en los niños.

- Evaluar los aprendizajes en base al nivel previo que tenían los jugadores.

- Antes de iniciar el proceso de aprendizaje y de aplicar contenidos en busca de la consecución de ciertos objetivos tendremos que conocer cuál es el nivel inicial de los jugadores. A partir de ahí trabajaremos en busca de objetivos alcanzables.

Ejemplo: No podemos pretender que jueguen dos equipos de cuatro jugadores en un campo pequeño a mantener la posesión del balón con un máximo de dos toques si su bagaje técnico no es el apropiado, o si no dominan el concepto de línea de pase, desmarque, interceptación,…

C.- DOSIFICAR LA CANTIDAD DE INFORMACIÓN NUEVA PRESENTADA EN CADA TAREA

Evitar que la información nueva presentada en cada tarea exceda de los recursos disponibles por los jugadores. En especial es necesario considerar limitaciones existentes tanto de atención, como de memoria de trabajo.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Seleccionar y estructurar en secuencias la presentación de la información a dar.

- Atraer la atención del niño hacia lo nuevo destacando lo importante y relacionándolo con lo ya enseñado.

- Mantener la atención del jugador utilizando correctamente el feedback (retroalimentación e información acerca de su rendimiento y prestación).

- Partir de la información general en la que se presenta el objetivo buscado para posteriormente y aprovechando que puedan aparecer a lo largo de la tarea ir introduciendo información que los jugadores sean capaces de relacionar con el objetivo “principal”.

Ejemplo: En una tarea como el 2 contra 1 para atravesar una línea, podemos presentar poca información para ir concretando a medida que se presentan diferentes situaciones en la propia tarea. Si incidimos en primer lugar en la idea de que los poseedores del balón tienen que estar lo suficientemente separados para que con un pase, el único defensor no sea capaz de llegar a defender al jugador que recibe el balón, más tarde podríamos hablar de la idea de atraer al defensor (por parte del jugador con balón), de jugar con la finta de pase, de regate, del cambio de ritmo,… cada vez que se presente una de las acciones correctas deberíamos de reforzarla consiguiendo que el jugador relacione su acción con el resultado positivo de la misma.

D.- DIVERSIFICAR LOS EJERCICIOS Y SITUACIONES EN EL APRENDIZAJE DE LOS NUEVOS FUNDAMENTOS (TECNICOS-TACTICOS-FÍSICOS-ETC)

Las situaciones de juego en las que se aplican estos fundamentos son muy variadas: por ello la diversidad de ejercicios, tareas, y espacios facilitará la transferencia de los aprendizajes.

Orientaciones hacia el entrenamiento:

- Alternar las condiciones de realización de los ejercicios introduciendo variables como número de jugadores, oponentes, orientación espacial, dimensiones, finalidad del ejercicio.

- Interrelacionar las situaciones cambiantes con los conocimientos previos adquiridos.

- Utilizar tareas variadas en busca del mismo objetivo dando a entender que las situaciones de juego en el fútbol son muy variadas, se dan en situaciones cambiantes.

Ejemplo: Siguiendo con el ejemplo del 2 contra 1, podemos progresar a un 2 contra 1 atravesando la línea con la ayuda de un 2º defensor que corre por la espalda, para pasar a un 2 contra 1 en una zona determinada del campo,…para poder terminar con situaciones de juego en las que se presenten acciones de 2 contra 1 claras y que los jugadores sean capaces de identificar.

Texto extraido de la web Kirolgela (diseño de entrenamientos de fútbol) del Servicio de Deportes de la Diputación Foral de Gipuzkoa.

Clases de metodologías.

20110930000516-1637202-w2.jpg

La metodología del entrenamiento deportivo engloba y acoge todos los aspectos que configuran la organización del entrenamiento deportivo: selección y ordenación de métodos y contenidos.

Se distinguen dos tipos de metodologías:

A.- METODOLOGÍA PLURIDISCIPLINAR:

Se relaciona con la idea de que el máximo rendimiento deportivo se obtiene a través de la suma de los elementos que intervienen y determinan la mejora deportiva (técnica, táctica, física y psicológica y visual) PERO CON OBJETIVOS AISLADOS Y TOTALMENTE DIFERENCIADOS.

La metodología pluridisciplinar utiliza el método analítico:

Es opuesto al global y parte de lo mínimo. Centraliza la atención del jugador sobre aspectos concretos y aislados del gesto técnico. Va de la técnica a la táctica.

Ventajas:

Se puede incidir sobra la mejora de objetivos muy concretos, la enseñanza puede ser más individualizada, se logra más fácilmente un número elevado de repeticiones.

Inconvenientes:

Este método aísla el objetivo del juego real.

El jugador no se debe limitar a conocer el gesto, sino qué gesto y cuando hacerlo, interviniendo activamente en la toma de decisiones.

B.- METODOLOGÍA INTEGRADA:

Se basa en que en la práctica deportiva, las habilidades técnico-tácticas, físicas, psicológicas y visuales se expresan íntimamente unidas y diferenciadas. Esta metodología comporta una integración y combinación entre diferentes tipos de carga, PERO EL COMÚN DENOMINADOR ES SIEMPRE LA TÉCNICA Y LA TÁCTICA.

Características de la metodología integrada.

- Su común denominador lo constituyen la técnica y la táctica. Estas se utilizan como medio para la mejora de las habilidades psicológicas, visuales y físicas. Estas se combinarán de distinta forma para diseñar microciclos y sesiones según el objetivo que se quiera conseguir.

- El entrenamiento integrado en el fútbol comporta una gran especificidad. A través de la técnica y la táctica se puede trabajar con exactitud los músculos y capacidades que el deportista solicita en el transcurso de las competiciones, fenómeno que facilita la modelación del entrenamiento.

- Supone un tipo de estímulos más motivantes para el futbolista pues lo que realmente encuentra interesante es la práctica de su disciplina.

- Aporta una concepción más global del deporte, haciendo que el deportista lo entienda como un todo. Establece una escala de importancia según el interés personal del deportista.

- Requiere un modelo técnico estabilizado y automatizado por parte del futbolista. También es necesario que la dificultad de las habilidades técnico-tácticas vayan en consonancia de la mejora de las capacidades condicionales que se pretenden.

- Se deben integrar habilidades que se complementen mutuamente, de forma que se facilite el desarrollo de la otra. 

- Las situaciones que configuran la sesión de entrenamiento se organizan y estructuran a través de las tareas. La tarea es una situación simuladora del juego, modificada y/o aceptada para incidir sobre determinados aspectos de nuestros jugadores y equipo que deseamos mejorar.

La metodología integrada utiliza el método global:

Está basado en la enseñanza del juego real (11 contra 11).

Características:

a.- Introducir progresivamente la noción del oponente.

b.- Introducir la acción y el gesto en una fase de juego completa.

c.- Realizar el entrenamiento en situaciones próximas a la competición.

d.- Controlar la evaluación durante el juego.

e.- Establecer nuevas normas.

f.- Va de la táctica a la técnica.

Ventajas:

Al plantear la enseñanza en circunstancias reales al juego, las mejoras tienen un rápido reflejo en el juego.

Inconvenientes:

Es muy difícil hacer una enseñanza individualizada y la mejora técnica se ve relegada.

Los objetivos como fin de la metodología.

20110929220707-228181b5f8.jpg

No podemos pretender encontrar una única metodología universal que nos sirva para las más diversas situaciones que dentro del mundo del fútbol se nos van a presentar, pero lo que si podremos obtener son unas pautas de actuación que nos permitan afrontar con eficiencia las dificultades que conlleva el proceso de enseñanza-aprendizaje.

¿Cómo sabremos que nuestro método es eficiente?.

Podemos decir, que si conseguimos que nuestro sistema sea válido para la totalidad de los componentes del equipo, alcanzando un elevado nivel de asimilación en el menor tiempo posible, habremos sido eficientes.

En el fútbol alevín, infantil y juvenil la escasez de medios y tiempo suelen ser nuestro compañero de trabajo. Será fundamental conseguir un alto nivel de eficiencia con una organización, una difusión de la información y unos medios de control adecuadamente seleccionados de acuerdo a las circunstancias del grupo con el que estamos trabajando, para asegurar que la difícil pero maravillosa tarea de entrenador alcance el buen puerto deseado.

Cuando afrontamos nuestra labor de entrenador con cualquier grupo humano, escuela de fútbol, equipo, etc., algo que debemos tener perfectamente establecido de antemano son los objetivos, es decir, los resultados que deseamos alcanzar y que plantearemos en función de las diferentes variables que tengamos a la hora de trabajo.

Sin objetivos claros nuestro trabajo podrá fácilmente ir a la deriva de la improvisación y sin rumbo fijo.

CLASIFICACIÓN DE LOS OBJETIVOS SEGÚN LO QUE QUEREMOS CONSEGUIR Y LA CONDUCTA QUE ESPERAMOS OBTENER DEL JUGADOR:

a.- Los objetivos cognitivos:

Son aquellos objetivos que tienen que ver con la memoria o reconocimiento de conceptos a partir de las capacidades intelectuales del jugador.

- Conocer las reglas de juego básicas.

- Conocer diferentes conceptos y términos vinculados con el deporte del fútbol.

- Identificar los diferentes puestos específicos que existen en el fútbol.

- Distinguir entre las funciones ofensivas y las defensivas.

b.- Los objetivos motrices:

Son aquellos objetivos que tienen que ver con el desarrollo motriz y la habilidad o destreza a partir de las capacidades físicas del jugador.

- Utilizar diferentes habilidades motrices básicas (carrera, saltos, giros, etc.).

- Experimentar habilidades motrices específicas (coordinación ojo-pie, ojo-cabeza; controles, golpeos, conducciones, etc.)

- Desarrollo de las cualidades físicas básicas: resistencia, velocidad, fuerza y flexibilidad.

C.- Los objetivos afectivo-sociales:

Son aquellas que describen actitudes, valores y normas sociales que se desarrollan en los jugadores.

a.- Desarrollar buenas relaciones entre los miembros del equipo.

b.- Favorecer situaciones de colaboración.

c.- Compartir y respetar el material deportivo del equipo.

CLASIFICACIÓN DE LOS OBJETIVOS SEGÚN LA EDAD DE LOS JUGADORES:

a.- Etapa de iniciación deportiva:

- Buena comprensión del juego colectivo.

- Conocer las principales estrategias ofensivas y defensivas.

- Desarrollar las capacidades perceptivo-motrices, relativas al espacio y al tiempo.

- Desarrollar las capacidades físicas básicas: agilidad, flexibilidad, movilidad, velocidad, coordinación, destreza, resistencia.

- Desarrollar las capacidades técnicas básicas: toque, golpeo, control, conducción, regate, pase y tiro.

- Desarrollar actitudes y valores deportivos.

b.- Etapa de perfeccionamiento técnico deportivo:

Los jugadores deben aplicar a la competición los aprendizajes técnicos-tácticos adquiridos en la etapa globalizada de iniciación.

- Adquirir los fundamentos técnicos específicos del fútbol.

- Desarrollar capacidades físico-orgánicas: resistencia, movilidad, agilidad, velocidad, coordinación.

- Mejorar el comportamiento táctico.

- Favorecer la mejora de las actitudes y valores deportivos: esfuerzo y voluntad, sociabilidad, respeto.

CLASIFICACIÓN DE LOS OBJETIVOS SEGÚN SU VOLUMEN:

a.- Objetivos generales.

Los objetivos generales, expresan un propósito muy amplio, sin referirse a ninguna actividad en concreto. Por ejemplo, desarrollo de la capacidad de desplazar el balón sobre el terreno de juego.

b.- Objetivos específicos.

Los objetivos específicos, son más concretos, indicando contenidos que el entrenador impartirá relacionados con el objetivo. Por ejemplo, aprendizaje y/o mejora del tiro a puerta.   

c.- Objetivos operativos.

Los objetivos operativos, son los que establecen de una manera perfectamente medible aquello que el jugador debe conseguir y que es constatable tanto para el entrenador como para el jugador.

Para poder determinar adecuadamente estos objetivos operativos debemos tener en cuenta: 

a.- Las condiciones en las que se realizará la tarea. Por ejemplo: tiempo que transcurre entre un lanzamiento y otro, tipo de superficie y de calzado, etc.

b.- Establecer claramente cómo se debe realizar la tarea. Por ejemplo: golpear el balón con el empeine interior del pie que el jugador desee o que nosotros le indiquemos, la distancia de carrera, etc.

c.- Determinar cuándo se consigue el objetivo de forma satisfactoria, quedando bien expuesto para que el jugador también tenga referencia clara de lo que debe conseguir. Por ejemplo: traspasar la portería al menos 7 veces de 10 intentos por la zona marcada.  

Por tanto podemos enunciar el objetivo operativo así: Realizar con el empeine interior 10 tiros a puerta, 5 con cada pie, desde el punto de penalti de los cuales al menos 7 han de traspasar la portería por la zona delimitada por las banderas situadas a 2 metros de cada poste y cuye altura alcanza el larguero.

Veamos ahora las ventajas e inconvenientes de la utilización de este tipo de objetivos operativos:

Ventajas:

a.- Fácil estructuración de la enseñanza por parte del entrenador.

b.- Permite al entrenador operar a nivel de individualización.

c.- El jugador posee unas pautas muy concretas lo que le facilita un camino claro para realizar el trabajo.

d.- Se expresa claramente para el entrenador y el jugador su meta.

e.- Se puede valorar clara y objetivamente el resultado del entrenamiento. 

Inconvenientes:

a.- Son objetivos a corto plazo y pueden hacer olvidar nuestras metas a largo plazo, pero solo se producirá esto si no planificamos adecuadamente.

b.- Determinan objetivos operativos de fácil medición pero sin sentido en sí mismos, para lo cual debemos saber bien que queremos conseguir y de esa forma plantearlos adecuadamente, enfocados hacia lo importante.

c.- Debemos plantear un gran número de objetivos operativos para que abarquen toda nuestra labor formativa

d.- Rigidez del programa si no sé es capaz de dar flexibilidad al desarrollo del trabajo.  

Siempre que hablemos de objetivos debemos tener presente otro concepto que nos permitirá la consecución de estas metas. Este concepto es el de la planificación que podríamos definirla como la determinación de unas acciones en el tiempo futuro, encaminadas a la consecución de unos objetivos previstos.

El proceso que hay que seguir en la planificación es:

a.- Definición de los objetivos generales.

b.- Análisis y evaluación de los factores implicados en la consecución de los objetivos, tanto del jugador como de las disponibilidades materiales. Estimación de las posibilidades. 

c.- Determinación de los objetivos operativos.

d.- Valoración del plan de acción. Secuencia de acciones a tomar para alcanzar las objetivos previstos.

e.- Implantación del  plan de acción. Motivación y organización de medios humanos y materiales

Principios metodológicos y factores que condicionan la metodología.

20110929220654-thumbnail.jpg

PRINCIPIOS O CONSIDERACIONES METODOLÓGICAS

Si la metodología está compuesta por un conjunto de operaciones ordenadas, con las que se pretende obtener un resultado. La buena organización, secuenciación y sistematización de la acción tendrá como objetivo el lograr una meta.

Y para ello, en la enseñanza del fútbol debemos tener en cuenta los siguientes principios o consideraciones metodológicas:

a.- La motivación para los niños que comienzan su práctica deportiva es fundamental, y las situaciones globales y reales son lo más recomendable, para luego, en etapas posteriores ir aumentando el trabajo específico.

 b.- No encontramos mayores ventajas en la metodología global (comprensiva) que en la conservadora o analítica.

c.- Los porteros no han de ser olvidados, y no se ha de situar al jugador más alto o más torpe en el terreno de juego como tal, sino al que quiera ser portero.

d.- El proceso de enseñanza se divide en fases claramente diferenciadas, pero que se interrelacionan, basándose en la continuación de unas sobre otras.

 e.- En las primeras fases el entrenador ha de actuar como educador y profesor que transforme el entrenamiento en una escuela de valores (aspectos cooperativos, desarrollo del diálogo, respeto de las normas, la honestidad, el fair-play, la solidaridad,  la justicia y el respeto a las reglas).

f.- El acondicionamiento físico, progresivamente se va pasando de una preparación general hacia objetivos y formas de trabajo más específicas.

 g.- Las actividades físico-deportivas deben representar un medio de formación integral del jugador.

 h.- Desde las edades infantiles se ha de inculcar al futbolista la adecuada colocación.

 i.- En la iniciación todos los jugadores han de pasar por todas las posiciones.

j.- Las metas y objetivos deben ser coincidentes y complementarios de la educación física escolar existiendo una disponibilidad motriz de sus participantes.

k.- Se deben mejorar aquellas capacidades perceptivo-motrices que permitan a los jugadores una fundamentación de base.

l.- Se debe plantear un modelo multideporte que evite la especialización prematura.

ll.- La cooperación deberá primar sobre la competición y la participación sobre el resultado.

m.- Se debe procurar una participación activa y consensuada de todos los agentes sociales que intervienen en dicho proceso deportivo educativo.

FACTORES QUE CONDICIONAN LA METODOLOGÍA:

1.- Factores que intervienen en el aprendizaje motriz:

a.- La buena distribución de los periodos de práctica y descanso.

b.- Actividades adecuadas a las capacidades del jugador.

c.- El entrenador debe partir del buen conocimiento del jugador: sus características psicológicas, físicas, sociales…

d.- La motivación como fuerza motora de la práctica deportiva.

e.- La práctica mental aplicada a la mejora del aprendizaje deportivo.

f.- El conocimiento de los resultados o Feed-back del aprendizaje deportivo: el jugador recibe información del entrenador y de él mismo sobre las tareas que viene realizando.

2.- La comunicación:

La comunicación entre el entrenador y el jugador es el factor más importante en el binomio enseñanza-aprendizaje. Si no existe una buena comunicación entre el entrenador y el jugador, el proceso metodológico no funcionará bien.

Lo primero que debe hacer un entrenador es plantearse las siguientes cuestiones: ¿qué es lo que quiero decir?, ¿qué sé decir?, ¿qué es lo que realmente digo?, ¿qué es lo que siento que digo?, ¿qué escucha el jugador?, ¿qué llega a comprender el jugador?, ¿qué acepta el jugador?, ¿qué es lo que no acepta?, ¿de todo, qué hago realmente en la práctica?.

Si una vez analizadas todas estas cuestiones, la comunicación entrenador-jugador no produce los resultados esperados es porque pueden existir algunos problemas u obstáculos que hacen que esa relación mediante la comunicación no funcione.

Problemas u obstáculos en la emisión por parte del entrenador:

a.- La utilización de un lenguaje inadecuado a la edad de los jugadores.

b.- La falta de recursos pedagógicos y de medios didácticos que ayude al jugador a una mejor comprensión.

c.- La subjetividad de la exposición del entrenador.

d.- El desconocimiento sobre los contenidos básicos.

e.- El tiempo de duración, el sitio (lugar, clima…), el lenguaje, el tono de voz, la posición….

Problemas u obstáculos en la recepción por parte del jugador:

a.- La fatiga del jugador al recibir la información.

b.- La falta de comprensión teórica sobre su actividad práctica.

c.- La mala disposición de algunos jugadores.

d.- La resistencia al cambio de actitud observada en algunos jugadores.

3.- La evaluación:

Todo proceso metodológico debe ir estrechamente ligado a una constante evaluación de los resultados por parte del entrenador para observar si los métodos y medios utilizados son los adecuados para obtener los resultados esperados.

¿Qué finalidades tiene la evaluación?

a.- Diagnosticar o reconocer el nivel individual de los jugadores.

b.- Agrupar o clasificar. Nos permitirá poder agrupar a los jugadores en diferentes niveles.

c.- Conocer y controlar el rendimiento y el aprendizaje individual del jugador.

d.- Motivar e incentivar al jugador.

e.- Valorar la eficacia del sistema de enseñanza.

Tipos de evaluación:

a.- Inicial o de diagnóstico: para conocer las capacidades de nuestros jugadores.

b.- Formativa: la evaluación continua surge al entender el entrenamiento como un proceso de perfeccionamiento continuo.

c.- Final: es la síntesis de los resultados de la formación progresiva.

Principios de la evaluación:

a.- Ser una actividad sistemática, tal y como yo la he establecido.

b.- Estar integrada en dicho proceso.

c.- Tener en cuenta las diferencias individuales, con objeto de favorecer el desarrollo de los jugadores.

d.- Desarrollarse a partir de distintos instrumentos y de los adecuados.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris