Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Abril de 2012.

Ejercicicios de entrenamiento (de Jon Pascua Ibarrola).

En este video se puede observar un calentamiento de porteros con un variado e interesante trabajo del blocaje y la coordinación. Al respecto el autor del video, Jon Pascua Ibarrola, entrenador de porteros (www.jonpascua.com) comenta: "Sábado 31 de marzo de 2012. Un calentamiento diferente orientado a trabajar el blocaje de manos y la coordinación en nada menos que 10 minutos. Este vídeo fue grabado durante nuestra pretemporada en Polokwane tras el parón liguero a causa de la Copa África de Naciones. Hay veces que el cansancio se acumula durante las pretemporadas y el calentamiento puede resultar tedioso, monótono y aburrido. En estas situaciones me gusta realizar tares diferentes, que obligen a los porteros a mantener un elevado nivel de concentración y se olviden del cansancio acumulado debido a la gran atención que requieren los ejercicios. Es una manera de "engañarlos". Estan tan concentrados en la ejecución de las tareas que la temperatura corporal aumenta tan sólo con la tensión que estan empleando para su ejecución. ¿El objetivo? Cumplido".

09/04/2012 19:56 entrenadordefutbol #. - videos entrenos guardametas No hay comentarios. Comentar.

Ejemplo de fichas de sesiones de entrenamientos: Comparación del tercer microciclo (MIII) de trabajo de pretemporada entre los equipos R.C.E. Espanyol (primera división española) y La Pobla de Mafumet ,C.F. (tercera división española).



¿Qué entendemos por la formación del futbolista?

20120409204625-santana1.jpg

¿A QUÉ LLAMAMOS FORMACIÓN DEL FUTBOLISTA?

La respuesta es bastante sencilla, formar es preparar a un niño o niña para ser futbolista. Esta preparación es compleja, existen numerosos detalles a tener en cuenta. Sin embargo, en este primer apartado pretendemos reflexionar sobre el nivel del futbolista, el aficionado, el profesional.

Es importante en primer lugar identificar al grupo de jóvenes a los que dirigimos nuestra labor formadora, ver si tienen las capacidades básicas para ser un profesional, ver el momento en el que nos encontramos en el proceso. Puede que cometamos un error inicial al pretender formar a jugadores cadetes con escaso nivel para ser jugadores profesionales, ni queda tiempo, ni tienen las cualidades suficientes. En este caso orientaremos nuestra labor hacia una formación deportiva más general, que sean jóvenes sanos, que se diviertan con el fútbol, que conozcan nuevos compañeros etc. Los medios de entrenamiento serán diferentes, la exigencia será diferente, más flexible. Con niños pequeños, en edades alevines y benjamines la formación es muy parecida para todos, se tratará de utilizar el fútbol como un medio, adaptándolo a las características de un niño, dimensiones, material, juego y diversión.

¿CÓMO FORMAR A UN/A FUTBOLISTA?

En primer lugar es necesario comentar algunas ideas sobre el debate clásico, el jugador nace o se hace. Creemos importante aclarar esta cuestión. Cada vez es más indudable la importancia del entrenamiento y las experiencias que tiene el deportista en comparación con las cualidades innatas, especialmente en fútbol. Exponemos una cita de Baker, 2001, citado por Hohmann (2003). Parece estar claro que la herencia puede jugar el mismo rol importante que la educación del talento en un deporte que depende de uno o dos componentes, como el atletismo. En todos los demás deportes, especialmente en aquellos donde las habilidades para el tratamiento de la información, es decir habilidades para ver al compañero, balón, oponentes en constantes cambios y a diferentes velocidades, como en fútbol, el rol de la práctica o entrenamiento intencionado es más importante que el componente genético. Además en fútbol los componentes son muy diversos, psicológicos, físicos.

Influyen innumerables aspectos en el talento de un jugador, diferentes teorías del aprendizaje nos dicen que desde muy temprana edad se desarrollan las capacidades para cualquier actividad. Cuando realizamos una primera evaluación a un niño/a que con 10 años nos muestra unas cualidades magníficas y a otro que no las posee, decimos que uno ha nacido futbolista y el otro no, desconociendo la actividad previa que han realizado hasta esa edad. De hecho, el entorno familiar en los primeros años influye notablemente, los juegos que realiza con los hermanos, padres, si vive en la ciudad o ha correteado y saltado incansablemente en el campo.

Una vez que a los 10 ó 12 años se han identificado a los jugadores con mayores habilidades se inicia el proceso de formación en los clubes. Creemos conveniente planificar este proceso para controlar lo que estamos haciendo.

En primer lugar, es necesario reflexionar acerca de las habilidades que son necesarias para ser futbolista profesional. Como deporte abierto y con numerosos componentes es difícil plantear un perfil exacto. Algunos futbolistas de Primera División destacan por su calidad con el balón, otros por su fortaleza física, otros por el carácter ganador. En cualquier caso todos ellos cumplen unos requisitos mínimos en el resto de componentes. Esta es nuestra idea, formar jugadores que, respetando y perfeccionando el aspecto sobresaliente que les hace destacar sobre la media, mejoren hasta los mínimos necesarios en todos los demás componentes que requiere el fútbol. Por ello, se estudian las edades en las que se debe entrenar unos contenidos y no otros. Sabemos que la resistencia anaeróbica no debe adelantarse a edades anteriores a los 13 ó 14 años, que las habilidades técnicas serán el sustento de las posteriores decisiones tácticas del individuo. Posteriormente se analizan los medios de entrenamiento, sabemos las ventajas que ofrecen las situaciones reducidas en iniciación respecto al juego colectivo de 11x11, los aspectos positivos de las tareas integradas con balón mediante el juego, la necesidad de exigir una reflexión al jugador cuando realiza alguna acción para que sea inteligente en el partido.

Los numerosos contenidos a entrenar se organizarán en las diferentes etapas de forma progresiva. Utilizaremos la competición como una situación problema para observar el comportamiento de los jugadores, es un examen, variable, en diferentes puestos, ante diferentes oponentes, sin estar supeditados únicamente al resultado, servirá de nueva experiencia. Pero para todo ello, hay que explicar a los padres, a los directivos, nuestras intenciones, que todos entiendan que sacrificar el resultado en etapas tempranas es reforzar las cualidades de los jugadores en etapas posteriores. Rotar a los jugadores de 10 y 12 años es provocar dificultades nuevas, un jugador que se acostumbra a jugar en banda no aprende a tener oponentes en todo su alrededor como le ocurre a un pivote en el centro del campo, colocar al “grande” de delantero centro o central desde los 10 años, sin saber si crecerá más o menos, es limitarlo. Todos conocemos jugadores que han desarrollado antes y que sin embargo luego se han quedado, se han quedado en estatura y en experiencias variadas. Es fácil decirlo, ¡ya!, pero si no gano me echan. Seguiremos intentando convencer a más gente.

Es relativamente sencillo planificar el entrenamiento si se cuenta con recursos y personal cualificado. Personal cualificado, ¡este sí que es un aspecto importante. La calidad de los entrenadores se basa en una formación adecuada, en experiencias previas como jugador o entrenador, pero además en una inquietud constante por parte del entrenador de mejorar y aprender día a día. La idea de que en el fútbol todo está inventado nos parece muy peligrosa para los entrenadores nuevos. Nos gusta más la idea de que cuanto más sabemos mejor apreciamos todo lo que nos queda por aprender. Y al final de todo ello, está el cariño, la paciencia, el sacrificio y la modestia del entrenador de base. Cualidades que se deben utilizar de distinta manera según las edades a las que nos enfrentamos, niños, jóvenes o adultos.

Parece muy fácil hacer futbolistas, teóricamente, pero la realidad es otra, en las mejores escuelas del mundo el porcentaje de futbolistas del más alto nivel respecto al número de niños y niñas que empiezan es muy reducido, al final siempre falta algo, las lesiones, errónea selección, el entorno familiar, una lenta progresión, falta de motivación, excesiva presión, métodos inadecuados, entrenadores no cualificados etc. De todos los inconvenientes que se aprecian el objetivo de una entidad como el Athletic Club de Bilbao es reducir los errores en todos estos ámbitos. No existe una única solución, son muchos los frentes de mejora. Estamos en ello.

BIBLIOGRAFÍA

Hohmann, A. (2003). Aspectos científicos del desarrollo de talentos. El modelo alemán. Jornadas sobre Talentos deportivos. Gobierno de Canarias.

(Este articulo es obra de Luis Fradua, Coordinador del Fútbol Base del Athletic Club de Bilbao).

09/04/2012 20:42 entrenadordefutbol #. - el futbol iniciación No hay comentarios. Comentar.

¿Cómo deben actuar los padres de los jóvenes futbolistas?.

La campaña del Ayuntamiento de Valencia "Con respeto ganamos todos" propone 10 reglas básicas para los padres o tutores de los menores en lo que respecta a la educación y formación de sus hij@s en el deporte, especialmente en el fútbol. Esta campaña está respaldada por la Real Federación Española de Fútbol y su delegación en la Comunidad Valenciana, así como por más de 32 clubes deportivos de la ciudad de Valencia.

¿Qué diferencias existen en el fútbol base en competir para ganar y competir para formar?

20120416203656-2009-rcd-ars.jpg

¿QUÉ SUELE SUCEDER CUANDO SE COMPITE PARA GANAR?

Se suele seleccionar a jugadores que están acelerados en sus capacidades físicas, especialmente a los más fuertes. Ellos son los titulares.

Se da menos importancia a su habilidad técnica, a la asistencia regular, a su actitud y esfuerzos en los entrenamientos y al comportamiento dentro del grupo

Hay menos posibilidades para los menos fuertes físicamente, para los más jóvenes, para los mas retardados en su desarrollo y menos capaces. El futbol es antidemocrático.

Desde los 8 años se da una desmesurada importancia a la táctica colectiva.

Se aplica siempre el mismo sistema de juego.

Se busca inmediatamente la profundidad en el juego de ataque. El equipo tiene prisa y juega más rápido de lo que es capaz.

Se juega muy verticalmente y se emplean frecuentemente y preferiblemente pases largos (también el portero despeja con el pie).

Pocas intenciones para construir el juego. Frecuentemente el balón no pasa por el medio del campo y va directamente a los atacantes, mediante pases largos.

Se realizan pocos cambios de orientación en las acciones ofensivas.

El responsable es un entrenador/técnico que instruye con el fin de ganar el partido y el campeonato.

El jugador debe obedecer al técnico que manda desde la línea lateral.

En busca de la victoria enseña a ser desleal, hacer trampas, ser deshonesto y engañar a los contrarios y al árbitro. Los fines justifican los medios.

Se juega más contra que con el balón. No hay tiempo y espacio para amagues.

Prematura especialización en una determinada demarcación o rol. Juegan siempre los mismos y poco los suplentes.

Se expone al joven prematuramente a la competición de los adultos. Dura años hasta que desarrolle los mismos hábitos que demuestran los adultos en el juego 11 contra 11.

Se da una desmesurada importancia al trabajo físico porque así se consiguen más rápidamente resultados.

Para poder ganar prevalece en los entrenamientos la aplicación de la metodología tradicional.

Se valora más lo deportivo que las personas. Se aceptan frecuentemente comportamientos discutibles para conseguir buen resultado.

¿QUÉ SUELE SUCEDER CUANDO SE COMPITE PARA FORMAR?

Todos juegan y no solo los más fuertes. Se prefiere a jugadores con perspectivas en el manejo del balón e inteligencia.

El buen comportamiento fuera y dentro del campo es uno de los criterios para la selección así como la voluntad de esforzarse.

Todos tienen los mismos derechos para jugar independientemente de su físico y capacidad. El futbol es democrático.

El partido sirve para evaluar el grado de habilidad y ganar experiencia en la táctica.

Se varía frecuentemente el sistema de juego.

Prevalece la cultura de mantener la posesión del balón. No hay prisa en el juego.

Todos los jugadores tocan el balón. Prevalecen pases cortos y apoyos cortos. El portero suele servir el balón con la mano.

El balón avanza generalmente de la defensa a los medio campistas y de ellos a los atacantes, basándose el juego en los principios de comunicación y cooperación.

Con el objetivo de crear espacios para la penetración, se cambia frecuentemente la orientación en el ataque.

El responsable es un formador que estimula con el fin de mejorar el rendimiento del jugador y de su equipo.

El jugador realiza la próxima acción en función de lo que él ha observado y decidido. No decide el técnico para él.

Se enseña la deportividad, a la honestidad, a respetar el reglamento y ser leal en las confrontaciones con los adversarios.

Se juega con el balón, acariciándolo. Hay tiempo para ejecutar fintas y utilizar su fantasía e imaginación.

Todos reciben varias oportunidades, experimentan varios puestos y roles en la competición. Juegan todos, independientemente de su calidad.

Se adapta la competición en cada fase de la evolución del niño a sus capacidades físicas e intelectuales.

Se busca respetar la naturaleza del niño y se mejoran las capacidades condicionales y coordinativas con una gran variedad de juegos.

Para poder formar mejor al jugador debe prevalecer en las prácticas la aplicación de la metodología activa.

Se da prioridad a la formación de la persona por medio del deporte. Se utiliza el deporte como una escuela de la vida.

(Opiniones extraídas del libro "FUTBOL A LA MEDIDA DEL NIÑO”, de Horst Wein).

DE ESTAS DIFERENCIAS PODRIAMOS EXTRAER LAS SIGUIENTES CONCLUSIONES

En las categorías de formación, la práctica de un juego de buena calidad deberá estar por encima de los resultados deportivos, porque para enseñar a jugar bien es necesario olvidar los resultados y estar dispuestos a correr riesgos tácticos, aunque el equipo adversario marque goles. Es importante comprender que el juego es una extensión del proceso de entrenamiento.

Buscar siempre la victoria, con gran desempeño y determinación, intentando siempre jugar de la mejor forma posible y nunca intentar ganar a cualquier precio, como si ganar ahora fuese lo más importante.

No debemos dar gran importancia a la derrota, pues perder es siempre una posibilidad que existe en el transcurso de un partido y nunca hay garantías de ganar. Pero si alguien nos gana, que sea el equipo que mejor juego a desarrollado, pero nunca perder por no haber luchado con todas nuestras fuerzas. Nuestros jugadores no se considerarán derrotados si han dado lo mejor de sí mismos e hicieron todo lo posible para alcanzar la victoria.

Ganar no es tan bueno o importante como parece, ni perder tan malo. No se puede asociar de una forma simplista la victoria con el éxito y la derrota con el fracaso, ya que todo depende de cómo un equipo consigue esos resultados, porque se puede ganar jugando muy mal y en un ambiente poco agradable, y perder jugando muy bien y con un buen espíritu del grupo.

Hay que aprender a jugar como si fuese un entrenamiento y a entrenar como su fuese un partido.

Ganar es la consecuencia de jugar bien, por tanto tenemos que estar motivados y pensar en jugar siempre lo mejor posible, porque los resultados aparecerán en el momento oportuno, como la fruta madura que cae por su propio peso.

El guardameta y la barrera (2).

20120416212442-dibujo.jpg

EVOLUCIÓN DE LA BARRERA

La concepción de las barreras ha cambiado mucho en los últimos tiempos a pesar de que no lo parezca.

Antiguamente se colocaban muchos jugadores en la barrera, mientras que hoy en día muchos porteros han declarado que sería positiva la eliminación de la barrera (sin llevarlo a la práctica) debido a los posibles despistes o desventajas que genera la colocación de la misma, entre otras:

a.- Desviación de la trayectoria del balón, debido al choque o apertura de espacios en la barrera.

b.- Desventaja por la situación del portero (lejos de la bisectriz).

c.- Situación muy conocida por los especialistas.

Por éstas y muchas otras razones la concepción de barrera está cambiando, formándose barreras divididas y con menos jugadores.

En el dibujo que se observa en este artículo os quiero mostrar la concepción antigua y nueva de las barreras en función de la ubicación de la falta, es decir, el número de jugadores que componen la barrera hoy en día y los que lo hacían antiguamente.

En números de color negro se muestran el número de componentes de la barrera antaño, mientras que en rojo en la actualidad.

En los laterales en color gris, se solían colocar hace un tiempo de dos a tres jugadores mientras que hoy en día son de uno a dos. Y en los laterales de color negro lo hacían de uno a dos como se hace hoy en día. Es importante en esas faltas laterales la colocación de un hombre en la corta, para proteger más esa zona peligrosa en la que el delantero va de frente , evitando así posibles pases rasos y balones para rematar o peinar.

TIPOS DE BARRERAS

Existen dos tipos de barreras:

a.- Continua:

Es la formada por una sola unidad y se conforma con el más variado número de jugadores, desde uno hasta los once y se forma con los jugadores pegados. Es la barrera clásica pero su inconveniente es que deja al portero muy esquinado en la portería sin tener alcance homogéneo a ambos lados de la portería.

Recomendaciones para una buena barrera continua:

- La barrera no se debe mover, para ello se les puede ordenar a los jugadores que mantengan los pies "clavados" en el terreno, para que no surjan desviaciones en la trayectoria del balón o incluso un lanzador hábil que la pueda lanzar por debajo de la barrera en el salto..

- Es recomendable que la barrera se guíe por el vector 'Balón-palo más cercano' pero al menos medio jugador deberá situarse fuera de ese vector (es decir donde no se cubre portería) para evitar en parte la trayectoria de un lanzamiento con rosca.

- Se situarán el función de la altura dependiendo de la pierna del lanzador. Si se desconoce, se situarán los más altos en la zona del palo más alejado del portero.

b.- Dividida o discontinua:

Este tipo de barrera es raramente utilizada, se forma en dos bloques de jugadores y está constituida por tres jugadores en cada bloque que taponan las esquinas del marco.

- El Bloque 1: se sitúa sobre el vector 'Balón-palo más cercano' junto con uno o dos jugadores más (en función de la distancia y ángulo de la falta) al lado del jugador que hace de guía.

- El Bloque 2: se sitúa al lado del bloque 1 a una distancia de una-dos personas. El espacio que surja entre los dos bloques sirve al portero para que su posición táctica sea homogénea para la recepción de un balón en cada lado de la portería (en contraposición con la barrera continua).

Recomendaciones para una buena barrera dividida o discontinua:

 - Además de las mismas recomendaciones de la barrera continua, se recomienda también:

- Para evitar que el contrario aproveche esta falta para ponerse de pantalla en mitad de los dos bloques es recomendable que los bloques se separen segundos antes del pitido arbitral.

- Este tipo de barrera se deberá entrenar a priori, ya que la espontaneidad puede resultar desconcertante para los defensores.

CONSEJOS GENERALES PARA LA COLOCACIÓN Y EFICACIA DE UNA BARRERA

a.- La barrera es fundamental saberla organizar. Siempre ha de haber un jugador, que actúa como referencia, en contacto permanente con el portero. Se miran y se hablan en todo momento hasta que la barrera está formada. En las barreras laterales el jugador referencia puede ser diferente al de las barreras frontales. Queda a criterio del técnico.

b.- La barrera también la puede formar un jugador de campo, desde el lugar de lanzamiento, ocupando el portero el centro de la portería para evitar la sorpresa de un saque rápido e inesperado de los atacantes.

c.- La barrera se formará siempre con los mismos jugadores y para su elección se tendrá en cuenta: talla, complexión (altura y anchura o fortaleza) y valentía. La barrera debe constituir un todo compacto.  

d.- Se debe establecer el número de elementos idóneo en la barrera dependiendo de la zona defensiva, es decir, en las barreras laterales uno o dos, en el centro cuatro fijos más un quinto que sale a entorpecer el lanzamiento y uno por fuera para evitar acciones por esa zona.

e.- Mejor establecer barreras pequeñas para que el portero tenga visibilidad.

f.- Se debe realizar y tener preparada la elección de los jugadores que componen la barrera con nombre y apellidos y nunca improvisarlas.

g.- Se deben establecer claramente las posiciones de la barrera, de rechace y de protección del portero. Identificar a los jugadores que ocuparán las zonas de marcaje, rechace y contraataque.

h.- Se debe adelantar o atrasar al grupo en función de la distancia del balón sobre nuestra portería y de la potencia de golpeo del rival.

i.- Se debe mantener una actitud agresiva, expectante y de anticipación con apoyo del cuerpo sobre la punta de los pies, para ser más explosivos.

j.- Se debe tener máxima concentración y máxima atención sobre el balón y el adversario y un gran dominio de la técnica de brazos y de juego de área. Evitar el saque rápido y sorpresivo del contrario.

k.- Mejor poner jugadores más altos en la barrera y los más bajos al rechace y protección y evitar que la zona de rechace se sitúe en línea con la barrera.

l.- En cuanto a los jugadores que no se sitúan en la barrera, se debe establecer el tipo de marcaje a emplear por el resto de jugadores, con definición de la zona de acción, realizar los despejes hacia la portería adversaria y en todos los despejes avanzamos hasta la frontal del área de penalty, en los despejes largos, o a la línea del balón en el caso de los despejes cortos.

16/04/2012 20:37 entrenadordefutbol #. - consejos a guardametas No hay comentarios. Comentar.

El guardameta y la barrera (1).

20120416205659-p1120451.jpg

ASPECTOS GENERALES SOBRE LA UTILIZACIÓN DE LA BARRERA

En fútbol, un tiro libre es una forma de reanudar el juego tras una falta. Los tiros libres son directos e indirectos. El balón deberá estar siempre inmóvil cuando se lanza el tiro libre y el ejecutor no podrá volver a jugar el balón antes de que éste haya sido tocado por otro jugador.

El tiro libre directo es un lanzamiento directo a la portería del equipo contrario, a diferencia de un tiro libre indirecto en el cual el balón debe ser jugado al menos por dos jugadores. El árbitro indicará un tiro libre indirecto levantando el brazo en alto por encima de su cabeza e indicará un tiro libre directo señalando con su brazo a la portería.

En un tiro libre, el portero puede situar una barrera a 9.15 m de donde se coloque el balón, el número de jugadores que conforman la barrera será el que elija el portero.

La barrera es una fila de jugadores que, uno al lado del otro, se coloca delante de su meta para protegerla de un lanzamiento contrario tras la señalización de una falta.

La finalidad de la barrera en los tiros libres es tapar una parte de la portería mientras el portero tapará la otra parte. El portero además de colocar la barrera, ordenará los marcajes de los adversarios libres y que presenten peligro para su meta. El número de jugadores que se deben emplear en las barreras estará en función de la zona del tiro libre.

ALGUNAS OPINIONES SOBRE LA COLOCACIÓN DE LAS BARRERAS

a.- En tiros libres cercanos a la portería se cree favorable la colocación de la barrera:

Si son faltas que estan muy cercanas a la frontal de la linea del area de penalty, es lógico que si existe barrera el lanzador se vea perjudicado, ya que si el lanzamiento es por encima de la barrera, tiene muy poco espacio para que el balón baje.

Mientras que si es al lado del portero normalmente no debe tener problemas en atajarlo. Aunque existe un inconveniente, al estar tan cerca de la porteria, y éste es que si el portero no consigue ver el momento en que sale el balón, puede realizar un movimiento intuitivo hacia un lado, y el balon ir al otro y no darle tiempo a rectificar.

Conclusión: En distancias cortas (25-30 metros), lo lógico es colocar una barrera, aunque lo importante es ver salir al balón en el momento del golpeo, ya que son decimas de segundos que pueden evitar un gol.

b.- En tiros libres lejanos a la portería se cree desfavorable la colocación de la barrera:

Si son faltas que están lejanas (donde actualmente los porteros colocan a 2, 3 e incluso 4 jugadores en la barrera) se piensa que el portero se ve perjudicado siempre al colocar la barrera porque:

- El lanzador tiene un punto de referencia, con lo cual le es más fácil colocar el balón donde quiera (dando por supuesto que el lanzador tiene bastante precisión). Mientras que si no hubiera barrera, le sería más dificil, ya que no tiene esa referencia. Cuando se coloca una barrera, el jugador que va a efectuar el golpeo al balón, posee una referencia importantísima, tanto en la altura, como en la distancia, en la forma de hacer el golpeo. Sin barrera, todo ello le seria anulado completamente, con lo cual los problemas serian muchisimo mayores a la hora del golpeo y al lugar del mismo. Y seguramente al tratar de darse cuenta de que el golpeo debe de ser más fuerte, este, pierda colocación y efectividad.

- El portero, cuando tiene la barrera, normalmente se coloca un poco desplazado al lado libre que deja la barrera, por lo que deja un lado descubierto, y viendo la distancia que existe, puede darle al balón tiempo a bajar y llegar bien al lado descubierto. De la misma forma, si el lanzamiento lleva efecto hacia cualquiera de los lados, le da tiempo a realizar la trayectoria de manera completa y puede no llegar el portero. Si por el contrario, el portero no pusiera barrera, se colocaría centrado, con lo que llegaría bien a cualquiera de los dos lados, hubiera o no efecto en el golpeo.

- Con barrera, el portero en un tanto por ciento muy grande, no ve el balón a la hora del golpeo, lo impiden sus propios compañeros. El portero dificilmente puede apreciar, la colocación del pie de golpeo, cuando este se va a producir, de ahí la dificultad que tendrá de adivinar por donde puede ir la trayectoria a seguir por el balón.

- De otra parte es "bastante normal", que después de golpear el balón , la barrera tenga un pequeño movimiento, toque en un hombre de la misma , desviando la trayectoria del balón con graves consecuencias, para el meta, al descolocarle.

Conclusión: Contando que el jugador tiene mas facilidad para divisar la porteria si no hay barrera, en distancias ligeramente lejanas (30-40 metros) si no hubiera barrera, el lanzador tendria serias dificultades para elegir el destino del chut, ya que el portero estaria mas centrado en la porteria (no sabría que lado elegir), y sobre todo veria salir el balón a su destino facilmente. Tendria que ser un disparo de gran potencia para que no pudiera pararlo y las posibilidades de conseguir gol si no hay barrera se reducirían.

COMO PREPARAR LA COLOCACIÓN DE LA BARRERA

El portero será el encargado, ante las faltas directas o indirectas, de organizar la barrera y colocar a sus compañeros, siendo uno de los aspectos más importantes el controlar la colocación de la barrera y el número de jugadores que compondrán la misma.

Los dos factores que tiene que tener en cuenta el portero, fundamentalmente, son la distancia y el ángulo de tiro. También debe colocar a sus compañeros por alturas defendiendo lo que más le interese. Se da por sentado también, que el meta debe colocar la barrera y colocarse él de manera que siempre vea el balón.

Lo ideal sería que tanto el entrenador del equipo, como el entrenador de porteros organizaran sesiones periódicas conjuntas, para ensayar todo este tipo de situaciones.

Dado que se encajan tantos goles en jugadas a balón parado, es esencial que los equipos desarrollen estrategias eficaces para defender estas situaciones. Hay cuatro elementos que determinan el éxito de la defensa en estas ocasiones.

a.- PREPARACIÓN Y ORGANIZACION:

Todos los equipos deberían ensayar como proceder ante una jugada a balón parado. Todos los jugadores han de saber de antemano lo que tienen que hacer en esta situación. El portero, en consenso con el entrenador, debe decidir, dependiendo quien está en el campo, los jugadores que han de ponerse en la barrera, si alguno de ellos debe salir a tapar el tiro y quien va ha hacer de "boya" (jugador que mira al portero en la colocación de la barrera).

b.- RESPONSABILIDAD INDIVIDUAL:

Las mejores estrategias para defender una falta no sirven para nada, si cada jugador no cumple con la tarea asignada. En las ocasiones que la organización del equipo se encuentre debilitada (por ejemplo después de una sustitución) es importante que otro jugador tape el hueco dejado en la formación defensiva.

c.- CONCENTRACIÓN:

Nada más producirse la falta un jugador debe de ponerse inmediatamente delante del balón, para evitar un saque rápido que nos sorprenda. El portero a la voz de "al balón" debe encargarse de recordárselo.

Así mismo el guardameta debe saber rápidamente de que tipo es la falta; si es directa o indirecta, observando al árbitro, porque:

- No sería la primera vez que se lanza una falta indirecta y sin que la toque nadie, el portero intenta pararla, tocando el balón, (validando el tiro) y el balón entra en la portería, o,

- El portero casi siempre tiene demasiada prisa en colocar la barrera incurriendo en el error de no cerciorarse si el jugador contrario ha pedido los pasos reglamentarios, si no es así, cuando se está colocando la barrera, el contrario lanza a portería y consigue gol.

 d.- INTIMIDACIÓN DEL CONTRARIO:

La forma de colocar la barrera, la decisión y la capacidad de organización de la barrera y sobre todo la autoridad con la que el portero forma dicha barrera (dirigiendo a los jugadores en voz alta y con órdenes concretas), dirá al equipo contrario con que portero se va a encontrar.

Esto forma parte de la intimidación del contrario. Si los oponentes, ven al portero descrito anteriormente, tendrán dudas a la hora de disparar al marco, en cambio si es al contrario y ven a un portero atemorizado, dubitativo, lanzará mucho más convencido de transformar la falta.

En las faltas lejanas el portero, se tiene que encargar de sacar a toda su defensa del área de penalty y si puede mas allá aun, para así dejar en situación de fuera de juego al equipo contrario y en caso de que manden el balón al área (generalmente al punto de penalty), disponer de ventaja respecto al resto y poder salir a blocar por alto. En caso contrario, si nuestros jugadores se meten muy pronto en el área, también entrará el equipo contrario, con lo cual, cualquiera que peine el balón (defensores o atacantes), supondrá una clara y manifiesta ocasión de gol.

Ejercicicios de entrenamiento (de Jon Pascua Ibarrola).

Otro muy interesante video sobre entrenamientos de porteros del entrenador Jon Pascua Ibarrola expuesto en su formidable web www.jonpascua.com. Al respecto de este video el autor comenta “Martes, 18 de abril de 2012. Un calentamiento de la útima sesión previa a un partido durante la temporada pasada. Creo que recordar que fue en Nelspruit ya casi al final de temporada. Entrenamos sobre las seis de la tarde pero al estar metidos en pleno otoño ya era de noche a esas horas. Realizamos la sesión en unas instalaciones próximas a nuestro hotel de concentración. Un lugar agradable, tranquilo y con una temperatura espectacular. Fueron 15 minutos intensos, un "warm up"con "chispa" que cundió muchísimo. Os dejo un breve resumen, disfruté de lo lindo, tan solo tenéis que ver el final del vídeo para ver la sonrisa de mi rostro cuando finalicé el calentamiento”.

Tipos de resistencia según la fuente de energia utilizada (aeróbica y anaeróbica).

20120425205840-entrenamiento-futbol.jpg

TIPOS DE RESISTENCIA EN GENERAL

La resistencia que es la cualidad o capacidad física básica que permite al futbolista soportar una carga física durante el mayor tiempo posible retardando la aparición de la fatiga y permitiendo prolongar un trabajo orgánico sin disminución importante del rendimiento, la podemos clasificar de diferentes maneras.

Según el criterio de clasificación que utilicemos podremos considerar diferentes tipos de resistencia. Fritz Zintl propone la estructuración de la resistencia según los siguientes y diferentes criterios de clasificación:

a.- Según el volumen de la musculatura implicada:

- Resistencia local: en la actividad corporal participa una pequeña parte de la musculatura. Se utiliza menos de 1/6 a 1/7 de la musculatura total del cuerpo.

- Resistencia general: en la actividad corporal está implicado un alto porcentaje de la musculatura corporal.  Se utiliza más de 1/6 a 1/7 de la musculatura total del cuerpo.

b.- Según la forma de trabajo de la musculatura esquelética:

- Resistencia dinámica: Hay movimiento muscular.

- Resistencia estática: No hay movimiento muscular.

c.- Según la duración de la carga en caso de máxima intensidad de carga posible:

- Resistencia de duración corta: de 35 segundos a 2 minutos.

- Resistencia de duración mediana: de 2 minutos a 10 minutos.

- Resistencia de duración larga I: de 10 minutos a 35 minutos.

- Resistencia de duración larga II: de 35 minutos a 90 minutos.

- Resistencia de duración larga III: de 90 minutos a 6 horas.

- Resistencia de duración larga IV: más de 6 horas.

d.- Según la importancia para la capacidad de rendimiento específico del deporte practicado:

- Resistencia de base o resistencia general: Es aquella que sirve de base para diferentes actividades motrices deportivas.

- Resistencia específica: Es la adaptación a la estructura de resistencia de una modalidad de resistencia (la específica de deportes de resistencia).

e.- Según la relación con otras capacidades de condición física o bien situaciones de la carga:

- Fuerza resistencia: porcentaje de fuerza máxima 80-30%.

- Resistencia - fuerza explosiva: realización explosiva del movimiento.

- Velocidad – resistencia: velocidades submáximas.

- Resistencia de sprint: velocidades máximas.

- Resistencia de juego deportivo/lucha: fases de carga variables.

- Resistencia polidisciplinar: densidad de carga elevada o bien interrelación mutua.

f.- Según el tipo de la vía energética mayoritariamente utilizada:

- Resistencia aeróbica (frente a una oferta suficiente de oxígeno).

- Resistencia anaeróbica (sin participación de oxígeno).

TIPOS DE RESISTENCIA SEGÚN LA VIA ENERGETICA UTILIZADA Y EL CONSUMO DE OXIGENO

La resistencia en general depende principalmente del buen funcionamiento del corazón, de los pulmones, del sistema circulatorio y del grado de entrenamiento. Un corazón fuerte, bombea más cantidad de sangre en cada pulsación, así, ante la misma demanda de sangre (según la actividad), un corazón no habituado al esfuerzo deberá realizar más pulsaciones por minuto que uno entrenado.

Desde el punto de vista del proceso metabólico, las fuentes o vías de energía utilizadas mayoritariamente y la presencia (consumo) o no de oxígeno, la resistencia puede clasificarse de dos maneras:

a.- Resistencia aeróbica.

b.- Resistencia anaeróbica (láctica y aláctica).

Un incremento de la intensidad del ejercicio físico implica un incremento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, ya que el músculo requiere un mayor suministro de oxígeno. La frecuencia cardíaca es un índice muy importante de control de esfuerzo y mantiene una relación directa con valores como el máximo consumo de oxígeno.

El trabajo de resistencia aeróbica es básico como fundamento para las otras cualidades físicas básicas (antes de desarrollar cualquier otra cualidad hay que desarrollar ésta), ya que es la base para todas las demás y siempre es adecuado, nunca perjudicial.

Se debe trabajar la resistencia aeróbica para crear una buena capacidad cardiaca y lograr que el corazón tenga más sangre en cada diástole. La edad óptima de desarrollo de esta cualidad es entre los 12 y 20 años.

El trabajo de resistencia anaeróbica no es adecuado en las primeras edades (hasta los 14 años) como sistema de entrenamiento. Hay que desarrollarlas por medio del juego (el niño recupera cuando lo cree conveniente y se dosifica).

A.- RESISTENCIA AERÓBICA:

a.- Concepto:

Es la capacidad biológica que permite mantener y aguantar un esfuerzo prolongado (esfuerzos de más de 3 minutos), a una intensidad media o baja. Dichos esfuerzos se denominan aeróbicos porque se realizan manteniendo un equilibrio entre el aporte de oxígeno y su consumo, definiéndose por lo tanto este tipo de resistencia como aeróbica. Es la cualidad que nos permite aplazar o soportar la fatiga, permitiendo prolongar un trabajo orgánico sin disminución importante del rendimiento.

Cuando soportamos esfuerzos prolongados de una intensidad media o baja, la demanda de oxígeno (en sangre) que la actividad provoca está plenamente abastecida en cada momento. No se produce deuda (falta) de oxígeno que se deba recuperar después de terminar la actividad. Una vez cesa la actividad, y el futbolista queda en reposo, el ritmo cardíaco desciende a los niveles normales en un corto espacio de tiempo.

b.- Otras denominaciones:

La resistencia aeróbica se conoce también con los nombres de capacidad aeróbica, endurecimiento, resistencia cardiovascular, resistencia cardiorespiratoria, resistencia orgànica, resistencia general, resistencia en steady-state, fondo o resistencia de base.

c.- Objetivos para el fútbol:

Aguantar básicamente los 90 minutos (120 minutos con prórroga) de partido a ritmo medio o suave sin pérdida de eficacia en los gestos técnicos y tácticos.

d.- Metodología y características de trabajo:

- Esfuerzos prolongados o de larga duración.

- Esfuerzos de baja o mediana intensidad con suficiente aporte de oxígeno.

- Pulsaciones entre 120 y 150 pulsaciones por minuto y en ocasiones hasta 170 p/m.

- Equilibrio entre el aporte y el consumo de oxígeno (el oxígeno respirado es el que necesita el organismo).

- Interviene generalmente todo el organismo y se trabaja siempre de forma dinámica.

- Se trabaja a un ritmo medio (suave, moderado).

- Sin recuperación (no es necesaria). Únicamente es necesaria cuando se trabaja próximo a 160-170 p/m, o aspectos musculares o articulares.

e.- Efectos sobre el rendimiento físico:

- Aumenta la velocidad del ritmo de carrera manteniendo las mismas pulsaciones.

- Mejora la recuperación y eliminación de las sustancias de desecho.

- Aleja la sensación de fatiga ante este tipo de esfuerzo aeróbico

- Fortalece la voluntad y capacidad de sacrificio.

f.- Efectos sobre el organismo:

- Se produce hipertrofia de la cavidad del corazón haciendo que se pueda almacenar más sangre (aumenta y desarrolla el volumen del corazón), aumentando su capacidad para bombear sangre en cada contracción (volumen sistólico) y mejorando el riego sanguíneo de retorno.

- Aumenta la capacidad respiratoria con una mayor ventilación pulmonar más económica (aumenta el número de capilares y de alvéolos).

- Disminuye la frecuencia cardiaca, tanto en reposo como en ejercicio.

- Mejora el funcionamiento de los órganos desintoxicadores como el riñón.

- Aumenta las capacidades defensivas con incremento de leucocitos y linfocitos.

- Hace disminuir el peso corporal como consecuencia de la combustión de las grasas y el colesterol.

- Fortalece el metabolismo en general y aumentan las reservas energéticas..

- Aumenta la cantidad de glóbulos rojos y la proporción de oxígeno transportado por la sangre (más hemoglobina en sangre).

- Aumenta la vascularización del músculo

g.- Fuentes de energía:

La fuente de energía de la resistencia aeróbica se obtiene a través del metabolismo físico y respiratorio, que realizan las células musculares mediante combustiones, es decir, reacciones químicas en presencia de oxígeno. Por estas reacciones las proteínas, las grasas y el glucógeno almacenados en los músculos se oxidan (con el oxígeno que respiramos se produce la combustión de las grasas para producir la energía necesaria).

Cuando el organismo debe mantener una actividad prolongada realizando un ejercicio de más de 3 minutos, los músculos pueden utilizar tanto la glucosa como la grasa, como sustratos energético, pero siempre debe realizarse en presencia de oxígeno, y cuanto más oxígeno llegue al músculo más energía va a ser capaz de producir por esta vía.

Los músculos también pueden utilizar las proteínas como sustrato energético pero la utilización de las proteínas va a suponer en condiciones normales el 2-3 %, por lo que lo dejamos al margen, aunque también debemos saber que en situaciones de esfuerzo muy prolongado en el que se produzcan disminuciones importantes en las reservas de glucógeno muscular, la utilización de las proteínas en la formación de energía puede llegar a ser de un 10%.

El flujo energético (cantidad de energía por unidad de tiempo) que nos da la combustión de la grasa va a ser menor que el flujo energético proveniente de la combustión aeróbica de la glucosa (dado que se necesita más cantidad de oxígeno para obtener 1 ATP proveniente de la Grasa que de la Glucosa), y todo ello en función de la cantidad de oxígeno que llega al músculo.

Según va aumentando la intensidad del esfuerzo y va aumentando el consumo de oxígeno, el músculo va utilizando cada vez más glucógeno muscular y menos grasa.

El hecho de que los depósitos de glucógeno muscular sean limitados, da lugar a que en la medida de lo posible, y siempre que se genere suficiente energía, el músculo va a tender a utilizar grasa; así, cuando el nivel de intensidad de ejercicio sea bajo, y por tanto la cantidad de oxígeno que llega al músculo es relativamente alta para las necesidades que tiene, el músculo utilizará principalmente grasa.

Sin embargo, cuando aumentamos la intensidad del ejercicio, no llega comparativamente tanto oxígeno al músculo, aunque sigue siendo suficiente como para que toda la energía provenga del metabolismo aeróbico; en esta situación, hay un aumento en la utilización del glucógeno muscular con respecto a las grasas, con lo que de esta manera obtiene más energía teniendo en cuenta el oxígeno que llega.

El sistema aeróbico incluye el corazón, los pulmones y el sistema circulatorio además de algunas substancias químicas de los músculos. El sistema aeróbico emplea la grasa como el primer combustible para la generación de ATP.

El ATP es la molécula de energía química necesaria para para ser utilizado por la estructura muscular (producir la contracción muscular). Proviene de los alimentos, los cuales en sucesivas degradaciones deben transformarse en ATP (adenosíntrifosfato), que es el principal proveedor de energía en el organismo humano y se almacena luego en los músculos, principalmente.

La glucólisis es la vía metabólica encargada de oxidar la glucosa con la finalidad de obtener energía para la célula. Consiste en 10 reacciones enzimáticas consecutivas que convierten a la glucosa en dos moléculas de piruvato, el cual es capaz de seguir otras vías metabólicas y así continuar entregando energía al organismo.

Durante la glucólisis se obtiene un rendimiento neto de dos moléculas de ATP y dos moléculas de NADH. El ATP puede ser usado como fuente de energía para realizar trabajo metabólico, mientras que el NADH, si hay oxígeno, puede oxidarse en la cadena respiratoria, obteniéndose tres ATPS.

En resumen:

- La GLUCOSA (reservas de glucógeno del músculo, reservas de glucógeno del hígado y transformación de los aminoácidos por el hígado) + el OXÍGENO, a través de la glucólisis, produce ENERGIA + CO2 + H2O.

- La GRASA (ácidos grasos existentes en las reservas energéticas del organismo) + el OXÍGENO, produce ENERGIA + CO2 + H2O.

- Las PROTEINAS + el OXÍGENO produce ENERGIA + CO2 + H2O.

El flujo energético total del sistema aeróbico es bastante menor que en los sistemas anaeróbicos, pero tiene la ventaja de que es mucho más prolongado en el tiempo, ya que el factor limitante va a ser el agotamiento de las reservas energéticas, y si bien la glucosa se va a agotar, las reservas de grasa son prácticamente inagotables.

En caso de que el organismo no tuviese reservas suficientes, o estas se hubiesen gastado, aparecería la fatiga en estos esfuerzos por desequilibrios iónicos, producto en ocasiones de una importante pérdida de sales orgánicas, muy frecuente en situaciones muy calurosas.

No hay casi residuos (agua y dióxido de carbono) y son de fácil eliminación.

B.- RESISTENCIA ANAERÓBICA:

a.- Concepto:

Es la capacidad de aguantar esfuerzos intensos o anaeróbicos (en deuda de oxígeno) el máximo tiempo posible, siendo lógicamente la duración de los esfuerzos menor que en la resistencia orgánica o aeróbica.

Nos permite mantener un esfuerzo de intensidad elevada durante el mayor tiempo posible. La actividad que se intenta mantener provoca más demanda (necesidad) de oxígeno (en sangre) que la que el corazón y los pulmones son capaces de abastecer, produciéndose por lo tanto, deuda de oxígeno que se debe recuperar una vez terminada la actividad. Al cesar el trabajo, el ritmo cardíaco (pulso) tarda en volver a la normalidad, pues en los músculos continúa faltando oxígeno (deuda acumulada) para recuperarse.

Se consideran anaeróbicos aquellos ejercicios de intensidad que requieran tal intensidad que no puedan efectuarse durante más de 3 minutos (aproximadamente).

Por eso en estos esfuerzos la recuperación es más lenta que en los esfuerzos aeróbicos, pues al déficit que siempre se produce al comienzo de un esfuerzo se le habrá de sumar el déficit contraído durante su realización.

b.- Otras denominaciones:

La resistencia anaeróbica se conoce también con los nombres de capacidad anaeróbica, resistencia muscular, resistencia localizada, resistencia específica, resistencia làctica o resistencia en deuda de oxígeno.

c.- Objetivos para el fútbol:

Aguantar los esfuerzos de carrera con sus intensidades, duraciones y reiteraciones, así como los gestos que se plantean a lo largo de todo el partido.

 d.- Tipos de resistencia anaeróbica:

Según sea el predominio de la fuente energética utilizada y la duración y la intensidad de los esfuerzos podemos diferenciar dos tipos de resistencia anaeróbica:

- resistencia anaeróbica láctica:

- resistencia anaeróbica aláctica:

e.- Metodología de trabajo, características y fuentes de energía de la resistencia anaeróbica láctica:

Si la duración de los esfuerzos es superior a 15 segundos, la obtención de energía se realiza por la combustión de hidratos de carbono y se genera ácido láctico, por lo tanto, los esfuerzos de este tipo de resistencia son aquellos en los que se utiliza la degradación del glucógeno en ausencia de oxigeno, produciéndose ácido láctico.

Cuanto mayor es la intensidad del esfuerzo, mayor es el déficit de oxigeno y mayor será la producción de ácido láctico, lo que impide que siga descomponiéndose el glucógeno, por lo que o se reduce fuertemente la intensidad del esfuerzo o bien se ha de pasar del todo. Esta es la explicación de que los esfuerzos oscilen entre los 15 segundos y los 2 minutos.

Se produce por degradación del glucógeno del músculo (glucolisis) o de la glucosa proveniente del hígado en ácido láctico. Es decir, si el esfuerzo continúa una vez consumidos el ATP y el FC, entonces el organismo recurre a obtener la energía a partir de la glucosa y el glucógeno (almacenado en el hígado principalmente), cuya degradación deja un producto residual que es el ácido láctico. Este ácido láctico se convierte de nuevo en glucosa y glucógeno con el descanso y la alimentación.

En resumen:

- Se trabaja en deuda de oxígeno (el organismo necesita más oxígeno del respirado).

- Los esfuerzos, si son en carrera, se manifiestan a velocidad e interviene todo el organismo y cuando los esfuerzos son funcionales pueden intervenir grandes o reducidos grupos musculares.

- Se actúa sin recibir oxígeno y se produce ácido láctico que provoca fatiga y disminuye la función muscular.

- Velocidad prolongada y esfuerzos intensos y relativamente cortos.

- Los esfuerzos son de media duración con intensidad submáxima (de 15 segundos hasta 2  minutos a intensidad submáxima).

- Las pulsaciones son como mínimo 140 p/m, habitualmente por encima de 170 p/m pudiendo llegar a 200 p/m.

- La causa de la fatiga es la insuficiencia de oxigeno, la acumulación de ácido láctico y la  disminución de las reservas alcalinas.

- La recuperación tras el esfuerzo y dependiendo del nivel de creación de ácido láctico, puede ser de 3 a 5 minutos.

- Deja residuos de difícil eliminación (ácido láctico).

f.- Metodología de trabajo, características y fuentes de energía de la resistencia anaeróbica aláctica:

Si el esfuerzo se realiza entre los primeros segundos (hasta 15-20 segundos aproximadamente), la energía se obtiene de los almacenes del músculo. Es decir, se utilizan los productos energéticos libres en el músculo, no produciéndose por tanto residuos de ácido láctico.

Los esfuerzos son intensos y de muy corta duración (hasta 15-20 segundos) y la presencia de oxígeno es prácticamente nula o en cantidad inapreciable y al utilizar las propias energías del músculo (sustratos energéticos como el ATP y la FC (fosfato de creatina) no produce sustancias de desecho (ácido láctico).

Se utiliza en esfuerzos explosivos de intensidad máxima y en pruebas de velocidad de duración inferior a 20 segundos.

La frecuencia cardiaca en este  tipo de esfuerzos oscila alrededor de las 180 pp/mm si bien en ocasiones puede subir aún más.

En resumen:

- Se trabaja en deuda de oxígeno (el organismo necesita más oxígeno del respirado).

- Los esfuerzos, si son en carrera, se manifiestan a velocidad e interviene todo el organismo y cuando los esfuerzos son funcionales pueden intervenir grandes o reducidos grupos musculares.

- Los esfuerzos son de corta duración a máxima intensidad (de 5 segundos hasta 15 segundos, por ejemplo carrera de 50 metros o 100 metros a máxima intensidad).

- Los esfuerzos son a máxima intensidad y de corta duración.

- Las pulsaciones son 180 p/m ó más.

- La causa de la fatiga es la alteración del sistema nervioso central.

- La recuperación tras el esfuerzo puede ser de 1 a 3 minutos.

- Utiliza ATP y FC almacenados en las células musculares y es una vía de energía muy rápida.

- No deja residuos de desecho.

g.- Efectos sobre el rendimiento físico:

- Permite superar la deuda de oxígeno un mayor tiempo.

- Permite soportar el progresivo aumento de la concentración de ácido láctico en el músculo, sin pérdida apreciable de funcionalidad, el máximo tiempo.

- Recuperación ante la fatiga.

h.- Efectos sobre el organismo:

- Solicita el sistema neuromuscular, aumentando la precisión y la economía de esfuerzo.

- Se produce hipertrofia de la musculatura (hipertrofia de las paredes del corazón). Para una buena salud cardiaca, primeramente debe desarrollarse el volumen del corazón y luego la pared cardiaca, nunca a la inversa, pues la pared cardiaca, una vez desarrollada, no se puede modificar.

- Mejora la musculatura, produciéndose un aumento de la potencia del músculo, como consecuencia del engrosamiento de las fibras musculares.

- A causa del aumento del tono muscular y del engrosamiento de la fibra muscular, se provoca una disminución de oxígeno.

- Aumenta el peso corporal.

- Se produce una modificación de glóbulos rojos, blancos y plaquetas.

- Aumentan las reservas energéticas alcalinas de la sangre y mejora el recambio a nivel celular.

- Se retrasa y soporta mejor la fatiga y se acorta el tiempo de recuperación.

Objetivos y formas de trabajo de cada tipo de resistencia.

20120425205818-dsc01082.jpg

Atendiendo a la clasificación anterior, en la siguiente tabla (tomada de ARJOL SERRANO, J.L., “Metodología De la Resistencia en Fútbol” Máster Universitario de Preparación Física en Fútbol, Madrid 2004), se resumen los diferentes tipos de resistencia, así como sus objetivos y formas de entrenamiento.

A.- Resistencia de carácter general de tipo I (RGI):

a.- Objetivos:

- Mantener o recuperar la salud.

- Crear una base para el entrenamiento de otras capacidades de condición física.

- Incrementar la resistencia frente a las cargas de competición.

- Acelerar la recuperación después de los esfuerzos.

b.- Forma de trabajo:

Actividades que reúnen los requisitos de intensidad y duración adecuados para los objetivos este tipo de resistencia:

- carrera

- bicicleta,

- natación o actividad en agua.

B.- Resistencia de carácter general de tipo II (RGII):

a.- Objetivos:

- Favorecer la adaptación general del organismo a los esfuerzos específicos del fútbol

- Crear una base de entrenamiento elevada para entrenamientos más específicos y de mayor intensidad

- Producir adaptaciones musculares para acciones de alta intensidad

- Aumentar la economía de las acciones técnico tácticas

- Aumentar la tolerancia psíquica al esfuerzo.

- Aumentar la capacidad de recuperación después de esfuerzos específicos.

b.- Forma de trabajo:

Se introducen elementos coordinativos relacionados con el fútbol. Se toma como base la carrera y los diferentes tipos de desplazamientos y acciones propias del juego.

C.- Resistencia dirigida:

a.- Objetivos:

- Trabajo de interrelación de la resistencia del jugador con las necesidades del juego.

- Trabajo de los distintos tipos de resistencia que implica el juego.

- Trabajo de técnica individual de poca complejidad.

- Favorecer la toma de decisiones simples.

b.- Forma de trabajo:

Actividades donde estén presentes elementos técnicos básicos del juego con balón (pases, tiros, conducciones, regates), pero también sin balón, (desmarques, apoyos). A su vez estos contenidos deben tener relación con los requerimientos de la competición para cada jugador, por lo que adaptaremos los trabajos en función de los puestos.

D.- Resistencia específica:

a.- Objetivos:

- Trabajo orientado a superar las demandas requeridas en el deporte.

- Trabajo de los distintos tipos de resistencia que implica el juego.

- Combinación de distintos elementos de técnica individual.

- Influir en la mejora de las tomas de decisiones que se plantean en el juego.

b.- Forma de trabajo:

Principalmente formas jugadas, desde situaciones donde se reduce el nº de jugadores, trabajos en inferioridad, superioridad... etc. Siempre teniendo en cuenta que los jugadores deben desarrollar las acciones propias de su demarcación.

E.- Resistencia competición:

a.- Objetivos:

- Se trata de que el jugador sea capaz de superar las exigencias propias del partido de competición.

b.- Forma de trabajo:

Partidos o juegos de fútbol de 10 u 11 jugadores donde se incluyen los elementos propios de la competición, reglamento, táctica ..etc.

Podemos aumentar la duración de estos partidos pero manteniendo la intensidad media, o aumentar el tiempo jugado a alta intensidad, o aumentar la intensidad del juego en fases específicas.

(Este artículo “Resistencia general y específica en fútbol” es obra de Miguel Ángel Sáez Soriano (Licenciado en ciencias de la actividad física y del deporte, máster de preparación física en fútbol y preparador físico de las escuelas del Atlético de Madrid) y ha sido extraído de las jornadas técnicas de 2005 del Comité de Entrenadores de la Federación de fútbol de Madrid).

25/04/2012 20:31 entrenadordefutbol #. - la resistencia No hay comentarios. Comentar.

Clasificación de la resistencia en función de la capacidad de rendimiento específico y a las necesidades de trabajo de la resistencia en fútbol.

20120425205757-1272580605.jpg

PRIMERA CLASIFICACIÓN DE LA RESISTENCIA RELACIONADA CON EL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL

Como ya hemos mencionado antes, la definición condicional de este deporte puede resumirse como una sucesión de fases cortas de máxima intensidad, intercalándose fases de mediana intensidad y situaciones de pausa relativa con recuperaciones variables, es decir un deporte interválico y acíclico , con un elevado volumen de carga que requiere tanto de la participación del sistema aeróbico como del anaeróbico, que denominaremos resistencia de juego.

Según Zintl (1991), la resistencia de juego puede definirse como, la resistencia a la fatiga que mantiene baja la pérdida de rendimiento en los deportes de juego colectivo, donde las situaciones de trabajo no están estandarizadas y son extremadamente variables. Por ello hacemos una división de la resistencia en función de la capacidad de rendimiento específico, entendiendo que podemos dividir esta cualidad en resistencia de base (resistencia general) y resistencia específica.

A.- Resistencia de base o resistencia general:

Los elementos condicionales, coordinativos y cognitivos guardan escasa o nula relación con el fútbol. Tiene un carácter básico para desarrollar otras capacidades, además de para el desarrollo de las capacidades específico competitivas del deporte en cuestión.

Zintl distingue tres tipos de resistencia de base:

a.- Resistencia de base I: resistencia básica independiente de la modalidad deportiva

b.- Resistencia de base II: resistencia básica relacionada con las modalidades deportivas con base en la resistencia.

c.- Resistencia de base III: resistencia en deportes colectivos, con cambios acíclicos de la carga. Pretende crear las bases para el desarrollo de la técnica, la táctica y la recuperación rápida durante las fases de baja intensidad.

B.- Resistencia Específica:

Los elementos condicionales, coordinativos y cognitivos guardan una estrecha relación con los que tienen lugar durante la competición. Enfocada a la estructura de carga específica del juego. Se establece una relación óptima entre intensidad y duración de la carga.

SEGUNDA CLASIFICACIÓN DE LA RESISTENCIA RELACIONADA CON EL ENTRENAMIENTO EN FÚTBOL

Partiendo de la clasificación anterior, hacemos una adaptación más específica a las necesidades del trabajo de resistencia en fútbol, con una división intermedia. Esta clasificación es la que vamos a utilizar y se compone de resistencia general (dividida en RGI y RGII), dirigida, específica y de competición (Arjol, 2004), siendo todas ellas una sucesión a la aproximación de las exigencias en competición, donde según vamos avanzando, el grado de transferencia al juego real va creciendo.

A.- Resistencia de carácter general:

Tiene como objetivo crear una base suficiente de resistencia para el trabajo posterior de mayor intensidad y especificidad.

a.- Resistencia de carácter general de tipo I: tiene escasa o nula relación con el fútbol, carece de elementos coordinativos (técnicos) o cognitivos (tácticos) de este deporte.

b.- Resistencia de carácter general de tipo II: será aquella en la que aparezcan elementos coordinativos propios del fútbol, con o sin balón, pero sin otros elementos de tipo cognitivo o decisional.

B.- Resistencia dirigida:

Tiene como objetivo el desarrollo de esta capacidad de acuerdo a las necesidades generales del fútbol de competición, estando presentes todas las vías energéticas propias del juego y atendiendo a las necesidades generales para cada jugador según su perfil de resistencia.

C.- Resistencia específica:

Se trata de que el jugador desarrolle los diferentes tipos de resistencia necesarios para su demarcación dentro del sistema de juego.

D.- Resistencia Competitiva:

Trabajo de resistencia orientado a que el jugador y el equipo sean capaces de superar las exigencias propias del partido de competición, fundamentalmente en cuanto a la intensidad y duración del juego.

(Este artículo “Resistencia general y específica en fútbol” es obra de Miguel Ángel Sáez Soriano (Licenciado en ciencias de la actividad física y del deporte, máster de preparación física en fútbol y preparador físico de las escuelas del Atlético de Madrid) y ha sido extraído de las jornadas técnicas de 2005 del Comité de Entrenadores de la Federación de fútbol de Madrid).

25/04/2012 20:33 entrenadordefutbol #. - la resistencia No hay comentarios. Comentar.

Concepto, necesidades y objetivos.

20120425205003-4-101.jpg

INTRODUCCIÓN:

Cuando pensamos en la planificación de los entrenamientos de un determinado deporte de equipo, en el caso que nos ocupa, fútbol, lo hacemos buscando el mayor rendimiento posible, acercándonos lo máximo a su mayor potencial, siendo nuestro objetivo alcanzar este potencial y mantenerlo a lo largo de la temporada.

La estructura condicional de este deporte podría definirse como interválica y acíclica, donde se producen situaciones con esfuerzos de carácter discontinuo y de intensidades variables de forma aleatoria, respondiendo a las distintas fases y exigencias del juego. La cantidad y calidad de estos esfuerzos estará claramente influida por su capacidad física.

CONCEPTO DE RESISTENCIA:

Dentro de las definiciones de resistencia que podemos encontrar, en líneas generales, hacen referencia a la capacidad de resistir la fatiga durante un esfuerzo, manteniendo el rendimiento de forma eficaz. Cuando aplicamos esta definición al fútbol, la mayoría de los autores coinciden en definirla como la capacidad física y mental de retrasar y resistir el cansancio en esfuerzos prolongados, mejorando la capacidad de recuperación después de ellos.

Pero, esta definición no deja de ser todavía demasiado general, por ello hacemos alusión a la realizada por Massafret (1993), la cual creo más completa al caso que nos ocupa: “Capacidad condicional que nos permite soportar física y psíquicamente una carga específica de trabajo (partido, competición), a una intensidad variable, durante un periodo de tiempo determinado, manteniendo el nivel óptimo de rendimiento, tanto en la ejecución del gesto técnico (tareas coordinativas), como en la toma de decisiones (tareas cognitivas), permitiéndonos a su vez, la recuperación durante los periodos de pausa del juego”.

Cuando hablamos de resistencia, abarcamos un concepto más amplio que el meramente condicional. Nos estamos refiriendo a los componentes táctico y técnico.

CONCEPTO DE RESISTENCIA APLICADO AL ENTRENAMIENTO INTEGRADO:

En la actualidad puede decirse que se ha pasado de entrenamientos generales para la mejora de las diferentes capacidades físicas, a adaptaciones específicas de los diferentes sistemas de entrenamiento con lo que llamamos entrenamiento integrado, definido como “la preparación integral física-técnica-táctica consistente en favorecer el desarrollo de las cualidades en el contexto en que intervienen en competición (Antón 1994).”

Se trata de realizar un entrenamiento estructurado (Mombaerts, 2000 ) en el que integraremos un conjunto de tensiones psicológicas, tácticas y físicas, para reproducir con la mayor exactitud posible las características y condiciones de juego a las que el futbolista se enfrenta en competición.

Además, intentaremos que estas situaciones de entrenamiento, tengan una intensidad semejante a la competición, para poder trabajar con el futbolista la rapidez de percepción, ejecución y decisión, indispensables para optimizar el rendimiento en el partido.

El cambio constante de la densidad del juego así como la alternancia de situaciones tácticas que el jugador debe resolver, derivan en un trabajo fundamentado en la variabilidad de las tareas de entrenamiento provocando en el jugador una resolución de problemas de forma continua.

Actualmente, encontramos una clara tendencia en este deporte hacia un ritmo de juego cada vez más elevado. No se evoluciona hacia incrementos en la distancia total recorrida, sino en el aumento del número de acciones próximas a la máxima intensidad, que en definitiva son las determinantes para el juego.

NECESIDADES DEL ENTRENAMIENTO DE LA RESISTENCIA EN EL FÚTBOL ACTUAL:

Si analizamos un partido de fútbol, como norma general, hay una pérdida de rendimiento en los jugadores debido a la fatiga a lo largo de dicho encuentro (estudio de Mohr et al 2003), lo que justifica la necesidad del entrenamiento de la resistencia en el futbolista, dirigido a mantener unos niveles de rendimiento óptimos en las últimas fases del juego. Además, mejorando esta capacidad condicional, influiremos de manera positiva en la capacidad de percepción del jugador en las situaciones de fatiga (influyendo en el rendimiento técnico –táctico).

Otro aspecto importante hace referencia a la importancia del trabajo sobre acciones de máxima intensidad, que son, con normalidad las determinantes en el resultado final.

Aceptando que la capacidad perceptiva, decisional y de ejecución tienen, al menos, la misma importancia que la capacidad condicional, justificaríamos la inclusión del trabajo conjunto técnico-táctico en las sesiones de entrenamiento de la resistencia.

Si además le añadimos el componente cognitivo del principio de contextualización del entrenamiento (realizar situaciones de trabajo donde se reproduzcan situaciones similares al juego real ya que no es conveniente en el entrenamiento utilizar demasiadas tareas descontextualizadas del juego real, ya que carecen de significación), favoreceremos la velocidad y precisión en la toma de decisiones.

No obstante, no debemos olvidar el trabajo de la resistencia aeróbica, ya que si bien es cierto que las acciones más importantes son a velocidades elevadas, hay que tener en cuenta que la recuperación de esas acciones es a expensas del sistema aeróbico, por lo que un adecuado nivel de desarrollo de este sistema será importante para un rendimiento óptimo del futbolista.

OBJETIVOS DEL ENTRENAMIENTO DE LA RESISTENCIA EN EL FÚTBOL:

Podemos enumerar, citando a Weineck (1994), (recogido de Máster Universitario en Preparación Física en Fútbol (Metodología de la Resistencia en Fútbol), los objetivos del entrenamiento de la resistencia:

a.- Aumentar la capacidad física, permitiendo una participación más larga e intensa.

b.- Mejorar la capacidad de recuperación, compensando los descensos de las fuentes de energía y mejorando la recuperación en partidos y entrenamientos.

c.- Reducir el riesgo de lesiones.

d.- Aumento de la resistencia psíquica, ya que se toleran mejor los esfuerzos.

e.- Reducir el número de errores ocasionados por el cansancio.

f.- Minimizar el número de errores técnicos y tácticos, ya que se mantiene la concentración durante más tiempo.

g.- Conseguir que la velocidad de reacción sea constantemente alta, relacionado con la recuperación de los esfuerzos.

h.- Mejora de la salud.

(Este artículo “Resistencia general y específica en fútbol” es obra de Miguel Ángel Sáez Soriano (Licenciado en ciencias de la actividad física y del deporte, máster de preparación física en fútbol y preparador físico de las escuelas del Atlético de Madrid) y ha sido extraído de las jornadas técnicas de 2005 del Comité de Entrenadores de la Federación de fútbol de Madrid).

25/04/2012 20:35 entrenadordefutbol #. - la resistencia No hay comentarios. Comentar.

Documental sobre futbol base.

Excelente video escrito y dirigido por Manuel Ros y producido por mediaros.es donde se observa y analiza la realidad diaria del futbol base desde diferentes puntos de vista (padres, directivos, jugadores y entrenadores).

Este video es un documental divulgativo y didáctico sin ánimo de lucro en el que intervienen entre otros: El equipo U.E.B Santes Creus de futbol base infantil de primer año (temporada 2010/2011), los padres de los niños, el presidente del club Ramon Alabart, el coordinador LLuis Vidal, el coordinador Ignacio Rodriguez, el entrenador Santiago Martínez "Peque", el segundo entrenador Luis Castellar "Luisito", Sergi Roberto, Oriol Benito y Oliver Castaño Arbitro Colegiado.

Sinopsis: El video de 42 minutos de duración explica cómo es el futbol base, en este caso un club catalán y cómo se vive por los padres, entrenadores, directivos y jugadores. La pasión de los amantes silenciosos del futbol infantil, creadora de grandes sueños y jugadores.

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris